Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Actores

Anuncian al nuevo Rey del Imperio Británico…y del Gran Reseteo

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Por Mente Alternativa

Es muy significativo que Isabel II haya muerto el día del centenario del nacimiento de Lyndon LaRouche Jr., el economista, estadista e ideólogo estadounidense que puso en evidencia (1) a la red criptopolítica de la aristocracia anglo-veneciana que opera detrás del proyecto genocida y despoblacionista liderado por el “imperio estadounidense”, que en realidad es un brazo ejecutor de la nueva política imperial dirigida por la City de Londres, es decir la “Gran Bretaña Global” y su “Gran Reseteo”. Esta Gran Ironía hace que el mítico “God save the Queen” (Dios salve a la reina) que hoy pasa a ser, “God save the King” (Dios salve al rey), cobre un tinte siniestro tras ser pronunciado —ayer— por la nueva ministra británica Liz Truss, quien además afirmó recientemente estar “preparada y dispuesta a iniciar una guerra termonuclear” …en nombre —claro está— del Nuevo Imperio Británico.

 

Robert Ingraham: El ‘Gran Reseteo’ del Imperio Británico

 

‘Dios salve al Rey’…y a su agenda

La nueva primera ministra del Reino Unido, Liz Truss, ha sido la primera en decirlo, “God save the King” (Dios salve al rey), reconociendo así a Carlos de Gales como el nuevo Rey Carlos III del Reino Unido, durante un discurso en el Real Instituto de Asuntos Internacionales, de la corona británica, también conocido como Chatham House:

 

 

¿Cuál es la agenda del nuevo Rey? La de la Gran Bretaña Global y el Gran Reseteo, que Carlos de Gales presentó de manera oportunista —al principio de la “pandemia”— junto al ideólogo líder del Foro Económico Mundial, e hijo de colaboradores nazis, Klaus Schwab.

 

carlosd e gales y klaus schwab

Klaus Schwab y Carlos de Gales.

 

En aquella ocasión, Carlos de Gales dijo:

“Tenemos una oportunidad de oro para aprovechar algo bueno de esta crisis. Sus ondas de choque sin precedentes pueden hacer que la gente sea más receptiva a las grandes visiones de cambio”.

 

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Como advierte Robert Ingraham (2):

Los críticos del Gran Reseteo (Gran Reajuste o Gran Reinicio) lo denuncian como “socialismo”. ¡Se equivocan! Esto no es socialismo, sino una forma extrema de política económica y social imperial. La “Iniciativa del Gran Reseteo” no es más que una toma de poder por parte del Imperio Británico moderno, el mismo imperio contra el que se luchó la Revolución Americana en 1776. El problema es que muy pocas personas entienden lo que es el Nuevo Imperio Británico. Algunos piensan que ya no existe, que desapareció. Pero su intención es someter a todas las naciones soberanas a los dictados de la élite financiera y oligárquica con epicentro en Wall Street y la City de Londres. La agenda del Gran Reseteo es fascismo puro: El gobierno de una oligarquía, la eliminación de la soberanía nacional, la abolición de la libertad personal, la reducción del progreso científico e industrial, y la reducción sistemática del nivel de vida, particularmente en los Estados Unidos y Europa. En cierto sentido, el Gran Reseteo guarda un gran parecido con lo que se conoce como “corporativismo”, ya que ese término se aplicó a los regímenes de la Italia de Mussolini y la Alemania de Hitler. Otro término aplicable es el de “sinarquismo”, que define esencialmente un movimiento “nazi-comunista”, creado y dirigido por intereses oligárquicos. Es simultáneamente “izquierda” y “derecha”: la clave para entenderlo es su patrocinio oligárquico.

 

Hoja de ruta de la agenda del ‘Gran Reseteo’, desde su concepción hasta el Evento 201 y la pandemia de 2020

 

 

¿Por Qué La Gran Bretaña Global Está Dispuesta A Arriesgarse A Una Guerra Nuclear?

A medida que las economías occidentales se hunden en una espiral de colapso sistémico manufacturado, la alianza económica entre Rusia y China implica un avance hacia la plena integración euroasiática, que representa una amenaza al orden unipolar imperial y una alternativa atractiva para muchas naciones que no están dispuestas a someterse al Gran Reajuste, en el que deben sacrificar su soberanía a los bancos centrales occidentales.

Ante esta situación, la aristocracia anglo-veneciana intenta nutrir sus planes despoblacionistas a través de una Gran Guerra en la que morirían millones de seres humanos y mediante la cual las élites podrían desgravar deuda y resetear a modo su sistema financiero colapsante.

El 4 de abril, Chatham House publicó un artículo (3) en el que insiste en que la guerra en Ucrania tiene que continuar y que hay que mantener el flujo de armas.

Por su parte, Lizz Truss declaró recientemente estar preparada y dispuesta a iniciar una guerra termonuclear (4), comprometiéndose así a impulsar la agenda de la Gran Bretaña Global, que no es más que un intento patético de devolver sus días de gloria al Imperio Británico.

 

La Gran Bretaña Global: Un proyecto arcaico que puede traer la guerra nuclear global

 

¿Por qué cuesta tanto entender que el Imperio Británico todavía existe?

Muchos creen que el Imperio Británico desapareció después de la Segunda Guerra Mundial, porque así lo cuentan la historia oficial y la propaganda del imperio con el objetivo de programar y controlar a las masas; pero no hay nada más alejado de la realidad, pues lo único que hizo el imperio británico fue camuflarse para operar a través de una compleja red criptopolítica que hoy se manifiesta bajo conceptos como ultra-globalismo, neoliberalismo, etc., que no son más que readaptaciones de viejas ideas y conceptos imperialistas.

 

Del Mediterráneo al Atlántico: El nuevo imperio anglo-veneciano de la nobleza negra

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

Como advierte la Red Voltaire  (5):

“Contrariamente a la creencia mundialmente generalizada, la reina no es una figura decorativa ‎con un papel puramente folclórico. La monarquía es un sistema político que se basa ‎simultáneamente en la nobleza –propietaria de la mayoría de los bienes inmobiliarios y ‎representada por la Cámara de los Lores– y en la figura del monarca. El monarca británico es comandante en jefe y dirige la justicia militar. El monarca es también el jefe de la ‎Iglesia anglicana –también representada en la Cámara de los Lores– y ahora es además protector ‎de los demás cultos.”

 

Sobre el sistema parlamentario británico y el papel de la Reina de Inglaterra y el nuevo imperio británico en la época actual, Matthew Ehret explica que:

“En el caso de los sistemas parlamentarios modelados por Westminster, los senadores representan la Cámara de los Lores, mientras que las Cámaras de los Comunes (para los plebeyos) representan las partes elegidas del gobierno. Se supone que un primer ministro seleccionado por el partido gobernante es el líder de esa nación, pero a diferencia de las formas republicanas de gobierno, es precisamente allí donde la verdadera esfera de poder comienza a sentirse.
Aquí, los sistemas parlamentarios / cuasi democráticos proyectados para el consumo público se encuentran encerrados en un mundo mucho más sombrío y bizantino de Gobernadores Generales (que actúan como jefes de estado) que otorgan Asentimientos Reales a todos los actos y ejercen los poderes prerrogativos infinitos de la Reina (aka: la ‘Fuente de todos los honores’). En el sistema imperial británico, el poder hereditario es visto como la fuente de toda autoridad para todos los aspectos del gobierno, el ejército y la economía, mientras que en las formas republicanas de gobierno esa autoridad se considera derivada del consentimiento de los gobernados.” (6)

 

Esto es lo que Lyndon LaRouche y el Instituto Schiller han definido como el “nuevo imperio británico”, pues las políticas globalizantes se siguen estableciendo en gran medida en Londres, tanto en términos de economía como de política estratégica:

“Este imperio nos hace creer en el libre mercado, que en realidad es un flujo de fondos privatizado y no regulado, controlado por los bancos centrales, que son propiedad y están controlados por bancos privados e instituciones financieras, que están centrados en la Ciudad de Londres y sus filiales (7).

 

El segundo Imperio Británico: La verdad del dinero y la Ciudad Corporativa de Londres

 

A su vez, estas mismas redes controlan las decisiones geopolíticas, las decisiones estratégicas y la política militar, que en este momento son la guerra y el sabotaje de los objetivos de las naciones que no se someten al llamado ‘orden basado en reglas’.

Paralelamente, tenemos otro aspecto de este sistema, que es el control sobre la información, sobre la inteligencia, el papel predominante desempeñado por el GCHQ y el MI6 trabajando a través de las redes de inteligencia de los Estados Unidos (8).

 

El origen británico de la red de espionaje de los Cinco Ojos y el CSIS canadiense

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

¿Cuál es su narrativa sobre el colapso de la economía, la inflación, el aumento de los precios de la energía y la escasez? Dicen que es culpa de Putin. También dicen que debemos hacer la transición a la economía verde. Ambos puntos son falsos, son un fraude, y están diseñados para manipularte, para convencerte de que no hay alternativa y que sólo tienes que aceptarlo y tolerar el dolor.

Si dices lo que acabo de decir, te van a acusar de ser un terrorista de la información, un títere de Putin. Bueno, lo que acabo de decir es la verdad, es una verdad conocible que puedes descubrir por ti mismo si sabes dónde buscar y si sabes cómo pensar, pero la gente está renunciando a su capacidad de pensar y rindiéndose a las narrativas que salen de este cártel corporativo que controla las políticas económicas globales. El hecho es que está surgiendo una alternativa, y lo sabrías si fueras capaz de mirar más allá de los medios de comunicación occidentales.” — Harley Schlanger: The Inevitable Demise of the Unipolar Order (9).

 

El Club de Roma, la agenda de despoblación mundial y la farsa del calentamiento global ‘provocado por el hombre’

Notas a pie de página

1. Executive Intelligence Review: La caída venidera de la Casa de Windsor. Volumen 11, número 20-21, 1 de octubre de 1994.

2. Robert Ingraham, en LaRouche PAC: The British Empire’s ‘Great Reset’.

3. Executive Intelligence Review: Chatham House, de la corona británica, exige una guerra sin fin en Ucrania. Editorial EIR 11 abril 2022.

4. Will Porter, en The Libertarian Institute: British PM Hopeful Says She’s ‘Ready’ to Launch Nuclear War. 25 de agosto de 2022.

5. Red Voltaire: La reina Isabel II suspende el ‎Parlamento británico.

6. Matthew Ehret, en Strategic Culture: The Sacking of Gough Whitlam and the Royal Intention Behind the Five Eyes, y From Dodgy Dossiers to the Sacking of Whitlam: The British Empire Stands Exposed.

7. Independent POV: Telaraña: El segundo imperio Británico.

8. Matthew Ehret: CSIS and the Round Table Origins of the Five Eyes.

9. Harley Schlanger, en The LaRouche Organization: The Inevitable Demise of the Unipolar Order.

 

EIR: El Príncipe Carlos inventó y dirige el ‘Nuevo Trato’ verde

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Te puede interesar

Contenidos

Las operaciones de bandera falsa perpetradas por el imperio anglosajón, siempre traen consigo terror y alguna ‘tremenda oportunidad’ estratégica.   Por Mente Alternativa Salvo...

Contenidos

Mientras la prensa internacional aborda el sabotaje contra los gasoductos ‎‎Nord Stream y Nord Stream 2 como una especie de “crónica roja”, aquí ‎lo...

Contenidos

Por EIRNS El 26 de septiembre del 2022, día en que los dos gasoductos de Nord Stream fueron saboteados en un acto de terrorismo...

Contenidos

Según el geopolítico ruso Alexander Dugin, desde la victoria de Occidente en la Guerra Fría, los estadounidenses han pensado en términos de dos modelos...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY