Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Hoja de ruta de la agenda del ‘Gran Reseteo’, desde su concepción hasta el Evento 201 y la pandemia de 2020

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



Si bien la concepción de la agenda del Gran Reseteo es parte del proceso de larga duración dirigido por la geopolítica darwinista-maltusiana-cabalista del viejo imperio británico, su confección no quedó totalmente expuesta sino hasta el surgimiento de la crisis manufacturada del Covid-19. En este artículo, Tim Hinchliffe ofrece una visión resumida sobre cómo los planes de la oligarquía occidental para resetear la economía mundial, sólo eran posibles si el planeta era sacudido por una pandemia, que según expertos se fundamenta en un virus-quimera creado en laboratorio y sembrado estratégicamente en una nación-objetivo. La versión original de este artículo, en inglés y con enlaces, puede consultarse en The Sociable.

 

 

“Tenemos una oportunidad de oro para aprovechar algo bueno de esta crisis – sus ondas de choque sin precedentes pueden hacer que la gente sea más receptiva a las grandes visiones de cambio… Es una oportunidad que nunca hemos tenido antes y puede que nunca volvamos a tener.” — Príncipe Carlos de Gales.

“La pandemia representa una rara pero estrecha ventana de oportunidad para reflexionar, reimaginar y reajustar nuestro mundo para crear un futuro más saludable, más equitativo y más próspero” — Klaus Schwab, director del Foro Económico Mundial, cortesano del imperio británico, hijo de colaboradores nazis, y amigo íntimo del Príncipe Carlos de Gales.

 

 

Por Tim Hinchliffe

Digamos que estamos en 2014 y que hace tiempo que tienes la idea de implementar un gran reseteo tecnocrático de la economía mundial, pero que sólo podría ejecutarse si todo el planeta se viera sacudido por una pandemia. ¿Cómo podrías lograr tu cometido?

Si fueras Klaus Schwab, el fundador del Foro Económico Mundial (FEM), intentarías vender tu visión de una utopía global a través de un Gran Reseteo del orden mundial en tres simples pasos:

1. Anuncia tu intención de renovar todos los aspectos de la sociedad con una gobernanza global, y sigue repitiendo ese mensaje.

2. Cuando el mensaje no llegue, simula escenarios pandémicos falsos que muestren por qué el mundo necesita un Gran Reseteo.

3. Si los falsos escenarios pandémicos no son lo suficientemente persuasivos, espera un par de meses a que se produzca una crisis global real, y repite el primer paso.

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.
Foto: Vaclav Havel y Klaus Schwab con Su Alteza Real en el Foro Económico Mundial de 1992.

Foto: Vaclav Havel y Klaus Schwab con Su Alteza Real en el Foro Económico Mundial de 1992.

 

Schwab y la élite de Davos tardaron unos seis años en ver cómo su ideología del Gran Reseteo pasaba de ser una diminuta semilla suiza en 2014 a una superflor europea que polinizaba todo el planeta en 2020.

 

 

El llamado “Gran Reseteo” (o Gran Reinicio) promete construir “un mundo más seguro, más igualitario y más estable” si todos los habitantes del planeta aceptan “actuar conjunta y rápidamente para renovar todos los aspectos de nuestras sociedades y economías, desde la educación hasta los contratos sociales y las condiciones de trabajo”.

Pero no habría sido posible contemplar la materialización de un plan tan amplio para un nuevo orden mundial sin una crisis global, ya sea fabricada o de desafortunada casualidad, que conmocionara a la sociedad hasta sus cimientos.

“Al final, el resultado fue trágico: la pandemia más catastrófica de la historia con cientos de millones de muertos, colapso económico y convulsión social” – Simulación de pandemia de Clade X (mayo, 2018).

Así que, en mayo de 2018, el FEM se asoció con Johns Hopkins para simular una pandemia ficticia -apodada “Clade X”- para ver qué tan preparado está el mundo si alguna vez se enfrenta a una crisis de este tipo.

Poco más de un año después, el FEM volvió a asociarse con el Johns Hopkins, junto con la Fundación Bill y Melinda Gates, para organizar otro ejercicio de pandemia denominado Evento 201 en octubre de 2019.

 

 

¿De qué sirvió que 4 centros de pensamiento de la élite occidental predijeran y hasta simularan la pandemia?

 

Ambas simulaciones concluyeron que el mundo no estaba preparado para una pandemia global.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Y pocos meses después de la conclusión del Evento 201, que simulaba específicamente un brote de coronavirus, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente que el coronavirus había alcanzado la categoría de pandemia el 11 de marzo de 2020.

“La próxima pandemia grave no solo causará grandes enfermedades y pérdidas de vidas, sino que también podría desencadenar importantes consecuencias económicas y sociales en cascada que podrían contribuir en gran medida al impacto y el sufrimiento mundiales” — Simulación de pandemia Event 201 (octubre, 2019).

 

Desde entonces, han entrado en juego casi todos los escenarios contemplados en las simulaciones de Clade X y Event 201, incluyendo:

  • Gobiernos que implementan cierres en todo el mundo
  • El colapso de muchas industrias
  • La creciente desconfianza entre gobiernos y ciudadanos
  • Una mayor adopción de tecnologías de vigilancia biométrica
  • La censura de las redes sociales en nombre de la lucha contra la “desinformación”
  • El deseo de inundar los canales de comunicación con fuentes “autorizadas”
  • La falta de equipos de protección personal en todo el mundo
  • La ruptura de las cadenas de suministro internacionales
  • Desempleo masivo
  • Disturbios en las calles
  • Y mucho más.

 

Después de que los escenarios de pesadilla se materializaran por completo a mediados de 2020, el fundador del FEM declaró que “ahora es el momento de un gran reinicio” en junio de este año.

¿Fue la excelente previsión, planificación y modelización del FEM y sus socios lo que hizo que el Clade X y el Evento 201 resultaran tan proféticos, o hubo algo más?

A continuación se presenta una cronología condensada de los acontecimientos que hicieron que la agenda del Gran Reseteo pasara de “esperanza” en 2014 a una ideología globalista pregonada por la realeza, los medios de comunicación y los jefes de Estado de todo el mundo en 2020.

 

La conexión entre el coronavirus y el monopolio angloamericano de la guerra, el comercio y la cultura

 

 

2014-2017: Klaus Schwab pide un gran reseteo y el FEM repite su mensaje

Antes de la reunión del FEM de 2014 en Davos (Suiza), Schwab anunció que esperaba que el FEM pulsara el botón de reinicio de la economía mundial.

El FEM seguiría repitiendo ese mensaje durante años.

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

Entre 2014 y 2017, el FEM hizo un llamamiento para remodelar, reiniciar, reiniciar y reajustar el orden mundial cada año, cada uno de ellos destinado a resolver diversas “crisis.”

  • 2014: El FEM publica la agenda de la reunión titulada “La reconfiguración del mundo: Consecuencias para la sociedad, la política y los negocios”.
  • 2015: El FEM publica un artículo en colaboración con VOX EU titulado “Necesitamos presionar el reinicio de la economía global.”
  • 2016: El FEM celebra un panel llamado “Cómo reiniciar la economía mundial”.
  • 2017: El FEM publica un artículo que dice “Nuestro mundo necesita un reinicio en la forma de operar”

Luego, en 2018, las élites de Davos se volcaron en la simulación de falsos escenarios pandémicos para ver cómo de preparado estaría el mundo ante una crisis diferente.

 

 

2018-2019: El FEM, Johns Hopkins y la Fundación Gates simulan falsas pandemias

El 15 de mayo de 2018, el Centro de Seguridad Sanitaria de Johns Hopkins organizó el ejercicio de pandemia “Clade X” en colaboración con el FEM.

El ejercicio Clade X incluyó un simulacro de video de actores que daban informes de noticias con guiones sobre un escenario de pandemia falsa (video a continuación).

 

 

El evento Clade X también incluyó paneles de debate con responsables políticos reales que evaluaron que los gobiernos y la industria no estaban adecuadamente preparados para la pandemia mundial ficticia.

“Al final, el resultado fue trágico: la pandemia más catastrófica de la historia, con cientos de millones de muertos, colapso económico y trastornos sociales”, según un informe del FEM sobre Clade X.

“Hay grandes vulnerabilidades mundiales no cubiertas y retos del sistema internacional que plantean las pandemias y que requerirán nuevas formas sólidas de cooperación público-privada para abordarlas” – Simulación de pandemia Event 201 (octubre, 2019)

A continuación, el 18 de octubre de 2019, en colaboración con Johns Hopkins y la Fundación Bill y Melinda Gates, el FEM realizó el Evento 201.

Durante el escenario, toda la economía mundial se vio sacudida, hubo disturbios en las calles y se necesitaron medidas de vigilancia de alta tecnología para “detener la propagación.”

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

 

Se simularon dos pandemias falsas en los dos años previos a la crisis real del coronavirus.

“Los gobiernos tendrán que asociarse con las empresas de medios de comunicación tradicionales y sociales para investigar y desarrollar enfoques ágiles para contrarrestar la desinformación” – Simulación de pandemia Event 201 (octubre, 2019)

El Centro de Seguridad Sanitaria de Johns Hopkins emitió una declaración pública el 24 de enero de 2020, abordando explícitamente que el Evento 201 no pretendía predecir el futuro.

“Para ser claros, el Centro para la Seguridad Sanitaria y sus socios no hicieron una predicción durante nuestro ejercicio de mesa. Para el escenario, modelamos una pandemia ficticia de coronavirus, pero declaramos explícitamente que no era una predicción. En cambio, el ejercicio sirvió para poner de relieve los retos de preparación y respuesta que probablemente surgirían en una pandemia muy grave”.

Intencionado o no, el Evento 201 “puso de relieve” los retos “ficticios” de una pandemia, junto con recomendaciones que van de la mano de la gran agenda de restablecimiento que ha acampado en la nefasta “nueva normalidad”.

 

La crisis actual se debe al choque entre dos fuerzas políticas que representan dos corrientes opuestas de la ciencia y que luchan por moldear el mundo

 

“La próxima pandemia grave no solo causará grandes enfermedades y pérdidas de vidas, sino que también podría desencadenar importantes consecuencias económicas y sociales en cascada que podrían contribuir en gran medida al impacto y el sufrimiento mundiales” – Simulación de pandemia Event 201 (octubre, 2019)

Juntos, el Centro Johns Hopkins para la Seguridad Sanitaria, el Foro Económico Mundial y la Fundación Bill y Melinda Gates presentaron siete recomendaciones para que los gobiernos, las organizaciones internacionales y las empresas mundiales las sigan en caso de pandemia.

Las recomendaciones del Evento 201 piden una mayor colaboración entre los sectores público y privado, al tiempo que destacan la importancia de establecer asociaciones con instituciones mundiales no elegidas, como la OMS, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Organización Internacional del Transporte Aéreo, para llevar a cabo una respuesta centralizada.

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

Una de las recomendaciones pide que los gobiernos se asocien con las empresas de medios sociales y las organizaciones de noticias para censurar el contenido y controlar el flujo de información.

“Las empresas de medios de comunicación deben comprometerse a garantizar que se dé prioridad a los mensajes fidedignos y que se supriman los mensajes falsos, incluso mediante [sic] el uso de la tecnología” – Simulación de pandemia Event 201 (octubre, 2019)

Según el informe, “los gobiernos tendrán que asociarse con las empresas de medios de comunicación tradicionales y sociales para investigar y desarrollar enfoques ágiles para contrarrestar la desinformación”.

“Los organismos nacionales de salud pública deberían trabajar en estrecha colaboración con la OMS para crear la capacidad de elaborar y difundir rápidamente mensajes sanitarios coherentes.

“Por su parte, las empresas de medios de comunicación deberían comprometerse a garantizar que se dé prioridad a los mensajes fidedignos y que se supriman los mensajes falsos, incluso mediante el uso de la tecnología”.

¿Le resulta familiar?

A lo largo de 2020, Twitter, Facebook y YouTube han estado censurando, suprimiendo y marcando cualquier información relacionada con el coronavirus que vaya en contra de las recomendaciones de la OMS como una cuestión de política, tal y como había recomendado Event 201.

Las grandes empresas tecnológicas también han desplegado las mismas tácticas de supresión de contenidos durante las elecciones presidenciales de 2020 en EE.UU., poniendo en evidencia contenidos “controvertidos” que cuestionan la integridad de las elecciones.

 

 

2020: El FEM declara que “ahora es el momento de un gran reseteo

Después de pedir un gran reseteo en 2014, la multitud de Davos repitió la misma ideología durante unos años más antes de pivotar hacia la simulación de escenarios de falsas pandemias.

Unos meses después de que el FEM estableciera que nadie estaba preparado para hacer frente a una pandemia de coronavirus, la OMS declaró que había una pandemia de coronavirus.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

 

De repente, la gran narrativa del restablecimiento que el FEM había estado alimentando durante seis años, encontró un lugar para montar su tienda en el campo de la “nueva normalidad”.

“La pandemia representa una rara pero estrecha ventana de oportunidad para reflexionar, reimaginar y resetear nuestro mundo para crear un futuro más sano, más equitativo y más próspero”, declaró Schwab el 3 de junio de 2020.

Y en eso estamos hoy.

Las élites de Davos dijeron que querían un reseteo global de la economía hace muchos años
Hicieron un juego de roles sobre lo que pasaría si se produjera una pandemia
Y ahora están diciendo que la ideología del gran reseteo es la solución a la pandemia, y debe ser promulgada rápidamente
El gran reinicio es un medio para un fin.

Lo siguiente en la agenda es un cambio completo de la sociedad bajo un régimen tecnocrático de burócratas no elegidos que quieren dictar cómo se maneja el mundo desde arriba, aprovechando las tecnologías invasivas para rastrear y seguir todos tus movimientos mientras censuran y silencian a cualquiera que no se atreva a cumplir.

 

¿Pekín, los Cinco Ojos o algo más? ¿Quién es responsable de la pandemia de COVID?

 

Fuente:

Tim Hinchliffe: A timeline of the great reset agenda: from foundation to Event 201 and the pandemic of 2020; en The Sociable, 17 de noviembre de 2021.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

En este artículo, Matthew Ehret revisa la pseudiciencia al servicio de las élites en que se sustentan la Conferencia de la ONU sobre el...

Ciencia y Tecnología

En el diálogo de esta semana la señora Helga Zepp-LaRouche, fundadora del Instituto Schiller, no se anduvo con rodeos al caracterizar la verdadera naturaleza...

Ciencia y Tecnología

Por la Organización LaRouche La conferencia del Instituto Schiller, celebrada el sábado 24 de julio, fue una poderosa demostración de que las capas políticas,...

Ciencia y Tecnología

En esta presentación realizada en las audiencias del Comité de Investigación del Coronavirus del Dr. Reiner Fuellmich, Matthew Ehret presenta las raíces de la...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon