Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

Coronavirus: Bandera falsa del imperio angloamericano, rescate al cártel bancario y agenda de despoblación. La operación psicológica de oposición controlada mejor conocida como QAnon promete con optimismo que la crisis actual —protagonizada por la pandemia mundial del coronavirus, el colapso económico con rescate incluido a los bancos, y la operación militar Defender Europe 2020— es una cortina de humo para un gran movimiento de los militares para limpiar la criminalidad a nivel mundial y estimar todo tipo de arrestos y enjuiciamientos a lo grande. La realidad, advierte, la juez estadounidense Anna von Reitz, es que lo que el humo de la cortina realmente oculta es el colapso del mercado de valores y la pérdida de valor de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos, así como la agenda de despoblación mundial de la élite maltusiana.

 

por Anna von Reitz

Todos hemos escuchado a Bill Gates calificar como “comedores inútiles” a los ancianos, los discapacitados, la abrumadora generación Baby Boomer que exige (y requiere) atención médica costosa, los pobres, los de color, y en general a todas las personas que no “encajan” su visión de la realidad.

¿Acaso a alguien todavía le parece sorprendente que su Fundación haya financiado el desarrollo de la novela del coronavirus; que él y la ONU tuvieron una sesión de práctica para todo esto en octubre; que el Instituto Pirbright de la Corona Británica también estuvo involucrado (en el desarrollo del coronavirus); y que la empresa de la Corona, Qinetiq, Inc., posee las patentes tanto del virus como de la vacuna?

No, nada de esto es sorprendente.

¿A alguien todavía le parece sorprendente —o una inocente casualidad— que justo en el momento en que la Reserva Federal se dedicó a emitir más “Notas de la Reserva Federal” por la cantidad de miles de millones por semana para inyectarlas en el ya sobrevalorado mercado de valores, apareció el coronavirus “como por arte de magia”, y que todo el valor de ese “dinero inyectado” —valor de 6000 puntos— fue desviado hacia la esfera de éter como un truco de magia de David Copperfield?

Y ahora la Fed se ha visto obligada a reducir la tasa de interés a largo plazo de los Bonos del Tesoro a casi nada: un cuarto de porcentaje de pago en diez años. Chicos, ¿acaso ustedes no harían fila para comprar esas inversiones?

Pero hay, me temo, cosas peores aún.

Si bien QAnon promete con optimismo que esta es una cortina de humo para un gran movimiento de los militares para limpiar la criminalidad a nivel mundial y estimar todo tipo de arrestos y enjuiciamientos a lo grande: la realidad es que lo que el humo de la cortina realmente está ocultando es el colapso del mercado de valores y la pérdida de valor de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos.

Hay otro zapato que quitarse y arrojar, y se trata de reducir los gastos a largo plazo de la corporación que ahora maneja las cosas en DC, y eso solo podría lograrse matando a estadounidenses inocentes, y quién mejor para matar que las personas mayores que ya pasaron su mejor momento de trabajo y ahora simplemente viven sentados en sus traseros “comiendo inútilmente” —como dice Bill Gates?

¿Y qué mejor excusa que una enfermedad terrible a la que este grupo de edad es especialmente vulnerable?

Si usted tiene más de 60 años y tiene una temperatura de 99.6, se supone que debe entregarse a la Policía de Virus para hacerse la prueba. Pero no le dirán que las pruebas están manipuladas y que arrojan resultados “falsos positivos” del 50%. Pero eso sí, después anuncian suavemente y a conveniencia que “la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) está aquí para ayudar”. ¿Ah sí? ¿Y desde cuándo?

FEMA, con sus campamentos FEMA.

Reúna a todos los ancianos vulnerables, tal como lo hicieron en ese hogar de ancianos en Seattle, y, fuera de la vista en sus campos de concentración “en cuarentena”, y mátenlos con inyecciones echas pasar por “medicina” y “vacunas”.

Es por eso que lo que el gobierno actual de este país está diciendo entre líneas son tres cosas:

(1) No estamos bajo ninguna “Emergencia Nacional” (o al menos no en los términos que la oficialidad lo plantea);

(2) como la Reina y Bill Gates causaron este problema, la Reina y Bill Gates pueden pagarlo; no lo incluyan en nuestra factura, gracias;

(3) en treinta días seguramente mataremos todos los SARS y virus similares, incluido el CV y ​​lo haremos de tal manera que nunca haya otro brote.

Estamos profundamente disgustados por todo este espectáculo de perros y ponis y estamos decepcionados con el Sr. Trump y su administración que hasta ahora han permitido y se han alineado con él.

Consideramos al Papa y a la Reina personalmente y comercialmente responsables por el daño que ha causado a nuestros Estados y al Pueblo.

Nuestros ancianos no están sujetos a ninguna prueba forzada, vacunación o cuarentena. Tampoco lo es ningún otro Estado estadounidense nacional o ciudadano estadounidense. De todos modos, nuestros ancianos se quedan en casa tanto como sea posible y han marcado claramente sus hogares y otras propiedades.

No reconocemos ninguna Ley Marcial perteneciente a ninguna Asamblea del Estado ni ninguna autoridad de ningún Tribunal Especial del Almirantazgo que opere en ningún Estado en el que se proporcione una Asamblea.

Las Fuerzas Armadas de los EE.UU. y las respectivas Unidades de la Guardia Nacional serán responsables de cualquier daño causado a cualquier anciano estadounidense.

La conexión entre el coronavirus y el monopolio angloamericano de la guerra, el comercio y la cultura

 

Fuente:

Anna von Reitz — Another Bail-In, Another False Flag, A Darker Agenda Smell.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.