No tengo la intención de negar el papel de QAnon en el proceso de divulgación controlada de cara al reseteo económico, sino recordar que el fenómeno Q es una operación de inteligencia diseñada por la élite, y no precisamente destinada a “liberar a la humanidad”, sino a fomentar ciertos cambios lo suficientemente notables y populares como para distraer a la gente mientras se da tiempo y espacio a ciertas facciones de la élite para concretar agendas múltiples y cambios geoestratégicos, entre ellos el reseteo económico como proyecto de dos contornos con cambio del petrodólar a divisas respaldadas con oro, y el traslado del eje del poder del Atlantismo a la Zona Pacifica. Por “ciertas facciones” me refiero básicamente a tres proyectos globales, que de acuerdo al marco conceptual desarrollado por Daniel Estulin son: Nueva Babilonia (fariseos-Finintern), Nueva Jerusalén (Imperio Británico, Casa Windsor, Casa Rothschild, jásidas y cabalistas), y el Internacional Negro Romano-Germánico (Gran Europa). En este artículo no voy a discutir si estos tres proyectos globales son diferentes tentáculos de un mismo pulpo, lo cual es muy probable. Simplemente me gustaría advertir que todos ellos han formado alianzas a lo largo de la historia, aunque ahora mismo parezcan estar luchando entre sí. Pero la élite no juega al ajedrez (malos contra buenos) sino al bridge (política del cielo), es decir a dos, tres o más bandas, pues manejan agendas múltiples. Nunca vamos a lograr comprender el mundo si nos limitamos a creer que se trata de un espacio dual en el cual se enfrentan “malos contra buenos”, y nunca vamos a sentirnos libres si vivimos a expensas de que alguno de ellos nos “salve” de nuestra condición humana actual. Es en ese sentido que propongo a continuación el análisis de QAnon como artefacto literario para controlar a la oposición, como operación encubierta de los Caballeros de Malta y el Insituto Tavistock (según Karen Hudes y Ahuwah Zeus), y como operación psicológica del Estado Profundo (según el Dr. Alan Ned Sabrosky).

 

QAnon, el secreto del arte y la seducción

«Es muy posible que podamos hacer mejores cosas que Jesús, porque lo que de él dice la Biblia está embellecido poéticamente.» (Albert Einstein)

QAnon es una operación de inteligencia que hace uso de recursos literarios para dar sentido a sus publicaciones. Tal vez el entramado críptico de los mensajes de QAnon no posea la tersura y cadencia de la poesía, pero sí ejerce una función que está determinada por tropos literarios como la metáfora, la alegoría, la metonimia, la antonomasia, la ironía, etc. Es decir que mediante estrategias de la teoría literaria, las publicaciones de Q tienen como objetivo mantener al lector en un estado de tensión permanente que se balancea como un péndulo entre la esperanza y la angustia. Y ese es precisamente el secreto de los escritores, de los donjuanes y de las femmes fatales:

«Es preciso que cada imagen le quite algo a la realidad del mundo; es preciso que en cada imagen algo desaparezca, pero no se debe ceder a la tentación del aniquilamiento, de la entropía definitiva; es preciso que la desaparición continúe viva: este es el secreto del arte y de la seducción.» (Fuente: Jean Braudillard, El complot del arte. Ilusión y desilusión estéticas)

Las órdenes que operan detrás del monoteísmo, tanto judaico como cristiano, siempre han usado estructuras y técnicas literarias para confeccionar propaganda para el “arte” de la guerra. Los cabalistas son particularmente expertos en desarrollar operaciones hermenéuticas y criptográficas para exacerbar su fanatismo religioso a través del lenguaje.

Por eso no es descabellado plantear la hipótesis de que los descendientes de la élite judeo-egipcia que enconmendó la escritura del Nuevo Testamento a los sacerdotes del culto de Serapis en el Egipto Ptolemaico, sigan buscando mantener el control de la Tierra escenificando la agenda que impusieron hace miles de años a través de las religiones monoteístas, y dentro de la cual QAnon sería una pieza estratégica.

De este modo, las operaciones de inteligencia de las órdenes ligadas al poder usan el lenguaje para adoctrinar a través de la confusión —mediante la manipulación de la realidad embellecida y tensada con tropos literarios— como hicieron al escribir los evangelios del Nuevo Testamento copiándolos de cuentos egipcios mediante el uso de la técnica de las simetrías.

De acuerdo al Dr. Steve Pieczenic, novelista y ex-agente de inteligencia para el gobierno de los EE.UU por más de 20 años, la tesis del apocalipsis de la información que ahora mismo se vive en el planeta, significa que el hecho puede convertirse en ficción y la ficción puede ser un hecho. En la ficción, la narrativa tiene una consistencia interna que debe existir para que las narrativas tengan validez. Pero en el apocalipsis de la información, la avalancha de información es tal que ya no tienes bases para probar la realidad. El escritor de ficción ya no puede evaluar si la narración es correcta o no, porque la realidad que se presenta es tan extraña que no es creíble.

 

Insiders vinculan a QAnon con los Caballeros de Malta y el Instituto Tavistock

«QAnon es un agente del Cártel Bancario. Te he bloqueado por vincularme con QAnon», escribió Karen Hudes en su cuenta de Twitter el 7 de febrero de 2018.

Como se observa en el tuit anterior y al menos en otra de sus publicaciones, la whistleblower del Banco mundial, Karen Hudes, ha declarado abiertamente que QAnon es una operación de inteligencia de los Caballeros de Malta, que como se sabe “son ingenieros de la guerra profundamente involucrados con el servicio militar y de inteligencia de los EE.UU.”

“Muchos miembros de las familias reales y jefes de las monarquías constitucionales son miembros de la La Soberana Orden Militar de Malta (SMOM). Lo que hace al SMOM diferente de todas las demás órdenes militares es que es una entidad soberana. La Soberana Orden Militar de Malta tiene una autoridad superior a la del Vaticano, razón por la cual la mayoría de los monarcas son miembros.”

Otro insider que publica bajo el pseudónimo Ahuwah Zeus, ha descrito al fenómeno “Q” como una operación del Instituto Tavistock de control mental:

“Su objetivo es entender y controlar las mentes de la oposición. También están involucrados en el acoso electrónico. Desarrollan programas de Medios Alternativos o temas como QAnon que pretenden distraer, socavar y mal dirigir a la oposición contra la corrupción.”

En una entrevista con Alex Jones, en 2017, el autor y ex agente de contrainteligencia ruso, Daniel Estulin, se refirió de este modo a las élites que controlan a Donald Trump, y que supuestamente están luchando contra la facción Rockefeller que opera detrás de la facción demócrata:

“Los que soportan a Trump son los círculos financieros no-americanos centralizados en la ciudad de Londres, Hong Kong —centro mundial de lavado de dinero, drogas e inteligencia bajo control británico— los círculos que quedan del imperio británico, los Rothschild, la élite europea representada por la vieja aristocracia europea, la aristocracia austrohúngara, la nobleza otomana y la nobleza negra veneciana, y luego en menor medida, las agencias de inteligencia, etc. Pero son grandes grupos de personas, con mucho poder a lo largo de la historia. (…) Sólo en esta ocasión sus intereses van con los nuestros. Y en el bando enemigo están los Clinton, los Rockefeller, los banqueros trasnacionales que son la corporación ilimitada del planeta, los globalistas no estadounidenses, o los círculos de poder estadounidense, George Soros, Hollywood, etc.”

Independientemente de si este conflicto dual entre facciones de la élite esté o no prediseñado para resolverlo a través de la aplicación de la dialéctica hegeliana (tesis/antítesis/síntesis) en favor del Estado Profundo global, la apreciación de Daniel Estulin al menos deja claro que el aparato de la vieja aristocracia europea está íntimamente relacionado con la administración Trump, y como sabemos, QAnon es una operación de inteligencia trompista, por lo que la whistleblower Karen Hudes es muy congruente al relacionar a la Orden Militar de Malta con QAnon.

 

QAnon como operación psicológica del Estado Profundo

Como hemos visto, es ampliamente admitido que QAnon forma parte de una operación de la inteligencia militar. Pero veamos qué es lo que piensa un ex militar de los Estados Unidos. El Dr. Alan Ned Sabrosky es un veterano de diez años del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos que sirvió en la 1ª División de Infantería de Marina y se graduó en el US Army War College. Tiene un doctorado por la Universidad de Michigan y actualmente es Director en el Instituto de Estudios Estratégicos de la Escuela de Guerra del Ejército de los Estados Unidos.

Según el Dr. Sabrosky, QAnon es una operación psicológica (PSYOP) que está a punto de concluir. El propósito de las operaciones psicológicas de los Estados Unidos es inducir o reforzar un comportamiento favorable al objetivo de los Estados Unidos. Las operaciones psicológicas están influenciadas por emociones, motivos y razonamiento objetivo, y en última instancia por el comportamiento de los gobiernos, organizaciones, grupos e individuos.

“Desde la llegada de Trump a la presidencia de los Estados Unidos, la operación QAnon se ha dedicado a proporcionar pistas vagas pero supuestamente bien sustentadas sobre el desarrollo de acontecimientos supuestamente basados ​​en información privilegiada de insiders. Pero hace unas semanas, Q se volvió muy específico. Prometió (o predijo) que se abrirán 84 mil acusaciones selladas en un sótano en Utah, o tal vez en otro lugar. Esto podría resultar en arrestos masivos seguidos por tribunales militares, probablemente en los Estados Unidos o tal vez en la Bahía de Guantánamo, que tal vez ya se están llevando a cabo. Se aplicará justicia contra los transgresores, en su mayoría demócratas y de la izquierda.”

“Pensar que los Clinton y los Obama, George Soros y todo el equipo de “noticias” de CNN serán arrestados, así como la posibilidad de que se incluya a los Bush, a Sheldon Adelson y al equipo de “noticias” de FOX, y a gran parte de Wall Street y a todos los neoconservadores, incluyendo a Donald Trump como cereza en el pastel, es una idea que acelera el corazón de muchos seguidores de QAnon, más allá de su adscripción a la derecha o la izquierda.”

Pero como advierte el Dr. Sabrosky, cualquiera que sepa algo sobre el sistema de justicia federal y el sistema de justicia militar sabrá que nada de esto tiene sentido. En la antigua URSS esto podría haber ocurrido, pero no se habría ocultado sino que lo habrían hecho de manera oficial. Ellos lo llamaban “purga.”

“Pero si esto fuera posible en los EE.UU., Obama y sus cohortes se habrían ido hace tiempo, y Trump y su gente clave también —tomando en cuenta lo que él ha hecho y lo que no ha hecho. Sin embargo, resulta inconcebible que esto pudiera lograrse sin un golpe de estado militar con armas y fuego, y sin una catástrofe nacional que todavía no ha tenido lugar. En cambio, seguimos desangrándonos lentamente.”

“Pero no sucedió y no lo hará. Entonces, ¿por qué tantas personas inteligentes se aferran a la idea? En parte por desesperación: tenemos problemas horribles: guerras incesantes, una deuda nacional de 22 billones de dólares y una sociedad cada vez más demencial. Y en parte debido a la desesperación ante cualquiera de las instituciones constitucionales o políticas existentes que no son capaces de abordar estas cuestiones, ni mucho menos corregirlas.”

“Q (o QAnon) prometió poner fin a estas cosas, y al hacerlo cumplió su propósito principal: muchas de las personas más indignadas y activistas se negaron a hacer algo de confrontación y mantuvieron sus AR-15 en el manto en la esperanza (en última instancia, vana) para dejar que una parte del sistema se corrigiera por sí misma, como por arte de magia. Así que esperaron y esperaron, y siguieron esperando y esperando…”

“No sucederá y nunca tuvo la intención de ser nada más que un chupete dado a una población turbulenta pero aún razonablemente respetuosa de la ley, y decente. Funcionó admirablemente, y la esperanza de aquellos que se aferraron a Q ha sido como la de los pasajeros en el Titanic que se aferran a las tumbonas en las aguas heladas esperando el rescate y la muerte. Pero esos pasajeros condenados tuvieron una mejor oportunidad que las personas que se aferran a la promesa de Q. La angustia del 20 de marzo será desgarradora. Y creo que los arquitectos del fenómeno Q se reirán como locos de todo esto.”

Los pasajes sombríos del Dr. Sabrosky pueden leerse como la crónica de una divulgación controlada. Pero, sobre todo, se escuchan como el regaño de un hombre de armas a una generación que vive absorta a la espera de que algún super héroe, mesías, o un grupo de extraterrestres rubios, guapos y hermosos vengan a salvarle. Y esa es la razón principal por la que la narrativa de la liberación planetaria es incongruente y debe de leerse entre líneas.

Pero aunque estoy de acuerdo con el análisis del Dr. Sabrosky, no descarto que próximamente tengan lugar detenciones y más sacrificios de chivos expiatorios, como de hecho ya está ocurriendo con diversos cardenales pedófilos del Vaticano. Pero pienso no será una purga profunda, sino una puesta en escena para retratar una operación parcial, prediseñada y bien controlada. Y es que no debemos olvidar que es la propia élite global quien opera detrás del reseteo económico y del proceso de divulgación controlada, para bien, para mal o para ambos.

 

Karen Hudes: QAnon son Caballeros de Malta, y Nobleza Negra negoció amnistía en el reseteo económico

 

 

Fuentes:

W.I. Hermanns — «A Talk with Einstein», octubre de 1943, Archivo Einstein 55-285; de The Expanded Quotable Einstein, p. 201.

Jean Braudillard — El complot del arte. Ilusión y desilusión estéticas.

Veterans Today — QANON: Hope and Heartbreak.

Mente Alternativa — Karen Hudes: Qanon son caballeros de Malta, y nobleza negra negoció amnistía en el reseteo económico.

Ahuwah Zeus — Instituto Tavistock: Centro mundial de control mental.

Ahuwah Zeus — Ingenieros de la guerra: Los caballeros de Malta.

Mente Alternativa — Dr. Steve Pieczenik: El apocalipsis de la información de la inteligencia artificial.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion