Cómo el Vaticano y la Corona Británica se hicieron subcontratistas para gobernar EEUU

El Vaticano y la Corona Británica en EEUU. Como explica la juez estadounidense, Anna von Reitz, hay tres Constituciones originales en las que los poderes se delegaron y compartieron entre subcontratistas, incluidos dos (2) gobiernos extranjeros, involucrados en el negocio de proporcionar servicios gubernamentales. Los dos subcontratistas extranjeros fueron la Monarquía Británica y el Papa (es decir, la nobleza negra). El subcontratista estadounidense fue la original Confederación de Estados de Estados formada bajo los Artículos de la Confederación, pero la Confederación se separó en 1860 y nunca ha sido reconstruida por los Estados de la Federación de Estados (The United States of America). Esto creó un vacío de poder, y primero los británicos, y luego los Papas, usurparon esta vacante, sustituyendo sus propias franquicias de “estado de estado” por las organizaciones estadounidenses reales que se nos deben. Por lo tanto, mediante astucia, omisión y artimañas, estos subcontratistas extranjeros que se supone que operan aquí de “buena fe” para proporcionar algunos servicios enumerados, en realidad se han dedicado a comandar nuestro gobierno federal. Y han tenido gran éxito durante 150 años, hasta ahora.

 

El Vaticano y la Corona Británica en EEUU

La princesa Isabel (ahora reina Isabel II), centro, y el duque de Edimburgo, a su izquierda, con funcionarios del Vaticano en Roma, el 13 de abril de 1951.

 

El Vaticano y la Corona Británica en EEUU

por Anna von Reitz

 

Como mis lectores han aprendido:

The United States of America no es lo mismo que “the” United States of America, ni lo mismo que “the united” States of America.

El Rule of Law —«principio de legalidad», «Estado de Derecho», «supremacía del Derecho» o «imperio de la ley»— no es ley.

The State of Wisconsin tampoco es “the” State of Wisconsi, ni “the” STATE OF WISCONSIN.

Hay exactamente un (1) Estado real llamado Wisconsin —sin ningún descriptor de “State of” adjunto a ese nombre. Wisconsin es Wisconsin.

Hay tres Constituciones originales en las que los poderes se delegaron y compartieron entre subcontratistas, incluidos dos (2) gobiernos extranjeros, involucrados en el negocio de proporcionar servicios gubernamentales.

Los dos subcontratistas extranjeros fueron la Monarquía Británica y el Papa.

El subcontratista estadounidense fue la original Confederación de Estados de Estados formada bajo los Artículos de la Confederación, pero la Confederación se separó en 1860 y nunca ha sido reconstruida por los Estados de nuestra Federación de Estados —Los Estados Unidos de América (The United States of America).

Esto creó un vacío de poder, y primero los británicos, y luego los Papas, usurparon esta vacante, sustituyendo sus propias franquicias de “estado de estado” por las organizaciones estadounidenses reales que se nos deben.

Por lo tanto, mediante astucia, omisión y artimañas, estos subcontratistas extranjeros que se supone que operan aquí de “buena fe” para proporcionar algunos servicios enumerados, en realidad se han dedicado a comandar nuestro gobierno federal.

Y han tenido gran éxito durante 150 años, hasta ahora.

 

Nuevo Fascismo Mundial: El Imperio Romano-Corporativo modernizado

 

El “Gobierno Civil” (Civil Government) provisto por los Papas y el Gobierno Municipal de los Estados Unidos (Municipal United States Government), no es lo mismo que nuestro gobierno civil.

El ejército está obligado a tomar sus órdenes del gobierno civil, pero en cambio, el gobierno civil (piense en el Servicio Civil Federal) se ha estado sustituyendo a sí mismo como la autoridad civil. Esta es una población civil extranjera en el mejor de los casos, y no tiene autoridad para autoimponerse como nuestro gobierno civil.

Estos engaños semánticos usando nombres similares se han utilizado en todo:

“El” en vez de “el”,
“Estado de Estado” en vez de “Estado”,
“ESTADO DE ESTADO” en vez de “Estado”,
“Rule of Law” en vez de “Law”,
“civil government” sustituido por “civilian government” y así sucesivamente.

Para vencer a estos monstruos en su juego, debemos ser lo suficientemente agudos como para reconocer las diferencias sutiles en el lenguaje y cuestionar estas diferencias en lugar de “asumir” algo. Y requiere que aprendamos lo que se ha descrito acertadamente como “código” en la palabra Código Federal, y también saber reconocer cuando nos referimos al Gobierno Territorial y cuando nos referimos al Gobierno Municipal.

Sobre todo, nos exige saber quiénes somos, cuál es nuestro país y nacionalidad reales, y qué nos deben estos emisores, así como una comprensión práctica de su sistema judicial y por qué este no tiene jurisdicción relacionada con nosotros.

La gran mayoría de sus tribunales se ocupan del derecho contractual, exclusivamente.

Asumen que tienen contratos con uno, en parte debido a registros públicos falsificados, en parte debido a contratos de adhesión a los que uno se ve obligado, y en parte porque simplemente lo engañan a uno hasta que puedan.

Es nuestro trabajo derrotarlos en sus propósitos y exponer su corrupción y exigir reformas.

Nunca se identifique con su nombre completo. Solo el primero y el medio. Pregúntele a la corte si se trata de derecho contractual. Tendrán que admitir que sí. Luego solicite ver el contrato que somete SU NOMBRE a su jurisdicción.

Ellos se irán en el acto o traerán una variedad de registros o harán referencia a una Constitución del Estado de Estado (State of State Constitution).

Debe responder que vive en un Estado, no en un Estado de Estado, y que no es signatario de ninguna Constitución del Estado de Estado (State of State Constitution).

Y por lo demás, debe estar preparado para dar una respuesta adecuada.

Los certificados de nacimiento son contratos inconcebibles y coercitivos establecidos por terceros cuando usted solo tenía días de haber nacido.

Las licencias de todo tipo, e hipotecas, todas han sido obtenidas y aplicadas bajo condiciones de engaño y no-divulgación, para que usted cometiera un error bajo coacción y desee corregir ese error.

Mejor aún, haga su papeleo y permítase traer la evidencia del registro público de que ya hizo el esfuerzo de autocorregir el “error”.

Aparte de este tipo de cosas, estos tribunales, en general, no tienen contratos ni jurisdicción relacionada con ningún estadounidense promedio (Joe Average American).

Su única justificación real para estar aquí es brindar un servicio de buena fe, algo que seguramente les han de repetir una y otra vez hasta que finalmente despiertan y se van pensando “¡Dios mío! ¡Mira lo que he estado haciendo!”

Pero usted solo puede proporcionar esa experiencia catártica a sus servidores públicos una vez que tenga una mano firme sobre quién es usted, dónde se encuentra, quiénes son ellos, dónde se encuentran, y una vez que aprende a navegar el espacio intermedio.

Es importante mantenerse escrupulosamente honestos. Ellos están —a sabiendas o sin saberlo— participando en actividades delictivas. Por lo tanto, no debe darles ninguna excusa para quejarse contra usted, como los inmundos y culpables demócratas ahora intentan reclamar sus propios pecados contra el Presidente Trump.

Usted debe pararse sobre ellos como los acantilados sobre el mar. Y cuando llegue el día, déjelos lanzarse como olas inútiles contra la eternidad.

 

Denunciante del Banco Mundial explica cómo los impuestos recaudados por el IRS se canalizan al Vaticano y al Banco de Inglaterra

 

Fuente:

Ana von Reitz — Get Sharp, Stay Sharp, and Be Honest — 31 October 2019.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion