Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

El antihumanismo del Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



La siguiente nota editorial sobre el Príncipe Felipe fue escrita por el difunto Lyndon H. LaRouche en 1994. Es tan oportuna hoy como lo fue entonces. Viene de la introducción de LaRouche a un Informe Especial de Executive Intelligence Review (EIR) titulado “La próxima caída de la Casa de Windsor”, que está disponible aquí. Además, cabe que resaltar que la vocación antihumanista del Príncipe Felipe, es hereditaria. Pues ha sido precedida por la historia de genocidio imperial de sus ancestros, y ahora busca ser superada por el trastornado ex marido de la Princesa Diana, el Príncipe Carlos, quien es uno de los planificadores del Gran Reseteo y el Nuevo Trato Verde que tienen como objetivo la desindustrialización y despoblación del planeta bajo la bandera falsa del ecologismo pseudocientífico.

 

“En el caso de que me reencarne, me gustaría volver como un virus mortal, para contribuir en algo a resolver la sobrepoblación.” —Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, a Deutsche Presse-Agentur,
agosto de 1988.

 

Por Executive Intelligence Review

Señoras y señores del jurado internacional de lectores, les hemos traído a este tribunal para escuchar los cargos derivados de uno de los crímenes más monstruosos cometidos en toda la historia humana conocida, un crimen perpetrado a gran escala. Les presentamos aquí las pruebas de que durante los últimos treinta y cuatro años, desde su fundación en 1961, una organización malvada, que se autodenomina Fondo Mundial para la Naturaleza, se ha dedicado a cometer un genocidio deliberado contra las naciones y los pueblos de las regiones subsaharianas de África Oriental, Occidental y del Sur. Le demostraremos, que durante todo este período, el “capo” de esta conspiración criminal ha sido el Príncipe Felipe, también conocido como el Duque de Edimburgo, y como consorte de la Reina reinante del Reino Unido.

… Usted descubrirá que él ha jugado este papel con plena conciencia de la intención criminal de las políticas de su organización. Le mostramos aquí, que él ha declarado repetidamente su deseo de provocar la muerte de incontables millones de personas, a cuyo monstruoso crimen ha profesado haber sido impulsado por la misma calidad de motivo que impulsó a Adolf Hitler de la Revolución Conservadora: con el propósito de reducir drásticamente ciertas poblaciones humanas de este planeta. Les mostramos aquí la evidencia, de que él ha defendido las políticas por medio de las cuales se ha llevado a cabo este genocidio, incluyendo el que está en curso en Ruanda, Al servicio de Su Majestad, a través de la acción concertada del Fondo Mundial para la Naturaleza y la Corona Británica. Le presentamos las pruebas de que él, de su propia mano y boca, con descarada fanfarronería, ha adoptado públicamente muchos de los programas que el Fondo Mundial para la Naturaleza y sus afiliados han desplegado para provocar contra los africanos, y también contra otros, ese genocidio que era la instrucción permanente explícita y la intención documentada del Príncipe.

Estas pruebas demostrarán que él es personalmente responsable de este genocidio en curso e intentado contra los pueblos del África subsahariana y, también, de otras partes de este planeta. … Hay muchas otras partes culpables: la Casa de Windsor como institución; muchos cómplices individuales, simplemente por cuenta propia; funcionarios de gobiernos como la Ministra de Desarrollo de Ultramar del gobierno de [John] Major, Lady Lynda Chalker; familias adineradas, además de la suya; poderosos financieros y otros intereses corporativos; funcionarios altamente pagados de organizaciones benéficas y otras organizaciones privadas bien financiadas y cómplices; y muchos otros: la lista se lee, como debería, como un resumen de las categorías de criminales de los Juicios de Nuremberg bajo la rúbrica de crímenes contra la humanidad. …

Se puede calcular fácilmente y con justicia que las medidas políticas que el Príncipe y sus cómplices han adoptado y están aplicando en la actualidad reducirían, si se permite, la población de este planeta de un nivel actual de unos 5.300 millones de personas a mucho menos de 1.000 millones dentro de unas dos generaciones, principalmente a través del impacto hiperbólicamente autoacelerado del hambre y las enfermedades epidémicas de personas, animales y plantas. Bajo las condiciones producidas como subproducto de tal choque concentrado en el sistema inmunológico colectivo de todas las formas de vida superiores, no está en absoluto asegurado que exista ningún ser humano a finales del próximo siglo, si el Príncipe y sus cómplices no son detenidos, y las políticas invertidas, ahora. Podríamos esperar que tal holocausto no fuera seguro, pero no nos atrevemos a arriesgar ese deseo; en cualquier caso, el Príncipe, sus cómplices y sus malas políticas deben ser detenidos ahora….

Él no ha sido más que el instrumento defectuoso de una política de intereses que se definió milenios antes de que él naciera, y será un peligro continuo durante al menos las varias décadas inmediatamente anteriores a nosotros, después de que se haya ido….

Desde 1961, el Príncipe Felipe ha desempeñado un papel crucial en la dirección de esta conspiración criminal global, pero no originó la política subyacente. Esa política la rastreamos inmediatamente hasta los círculos Darwin-Huxley del siglo XIX y su papel en la creación de la red de eugenesia que, entre sus otras producciones, patrocinó la dictadura de Hitler en Alemania, y también su satélite, la organización Planned Parenthood de Margaret Sanger. El papel del Príncipe Felipe debe considerarse como la continuación de esa misma tradición que produjo a Hitler anteriormente, y llevar esa tradición criminal a nuevos extremos, de los que algunos aficionados a la televisión podrían decir: “Ir audazmente donde ningún hombre ha ido antes”.

 

La alternativa al imperio británico y a su proyecto de eugenesia renovada, ‘sustentabilidad’ y crecimiento cero

 

Fuente:

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Executive Intelligence Review: The Anti-Humanity of Prince Philip, Duke of Edinburgh; 16 de abril de 2021.

Te puede interesar

Contenidos

Por Richard Poe El 13 de abril de 1919, un destacamento de cincuenta soldados británicos abrió fuego contra manifestantes en Amritsar, India, matando a...

Contenidos

La influencia mundial del Reino Unido se considera habitualmente benigna, escribe Mark Curtis. Sólo de vez en cuando surge una imagen más precisa de...

Contenidos

Por Jon Levy Piden 1.000 millones de libras en concepto de restitución en el Tribunal Supremo del Territorio Británico del Océano Índico, el caso...

Contenidos

  Fuente: Executive Intelligence Review: Informe especial: Lavrov: Esto es peor que la guerra fría; 30 de abril de 2021.

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon