Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

¿Qué poderes criptopolíticos quieren que Mario Draghi forme el gobierno de Italia?

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



[Nota del editor: ¿Qué sabemos de Mario Draghi y sus concesiones criptopolíticas gracias a fuentes de investigación e inteligencia como Executive Intelligence Review (1) y Ahuwah Zeus? Mario Draghi nació en Roma, fue educado por los jesuitas en el exclusivo Instituto Massimiliano Massimo y fue uno de los banqueros más poderosos de la sociedad como presidente del Banco Central Europeo hasta 2019. Su encuentro en 1992 con los Lores de la City de Londres en el Royal Yacht Britannia, le valió el título de “Britannia Boy” por su venta de participaciones de la industria estatal italiana a precios de ganga, después de que George Soros colapsara la Lira. Draghi es pariente de las familias Borghese y Del Drago y también trabaja con las familias Massimo y Torlonia. Mario Draghi también ha formando parte de la junta directiva del Banco de Pagos Internacionales y ha sido miembro del Grupo de los Treinta. Hay tres exdirectores de la junta del Banco de Pagos Internacionales conectados a Roma, incluyendo a Mario Draghi, Fabio Panetta e Ignazio Visco.

En el siguiente artículo, publicado por Sputnik Italia, Di Alessio Trovato indaga la respuesta a preguntas como: ¿Quién sugirió el nombre de Mario Draghi a Sergio Mattarella, y por qué todos los medios de comunicación parecen tan entusiasmados o ello?; ¿cómo es que un hombre de finanzas va a ser capaz de encontrar la mayoría política entre los pentastellati y los soberanistas para crear un nuevo Gabinete?; y lo más importante, ¿quién es Mario Draghi?]

 

 

Por Alessio Trovato

Hace ya veinte años que se menciona el nombre de Draghi para la Presidencia del Consejo, y al final, vuelta y vuelta, ahí está. ¿Pero por qué? Ni siquiera es un político, nunca se ha presentado a las elecciones, nadie le ha votado. ¿Por qué deberíamos tenerlo al frente de nuestra política? En una democracia, ¿no debería el pueblo elegir a sus propios representantes?

Bueno, pero la nuestra es una democracia parlamentaria, es la objeción. Nosotros elegimos a los partidos, no a los hombres, y luego son los partidos los que eligen al gobierno. Bien, empecemos con la primera anomalía y luego con la primera pregunta real.

 

¿Quién mencionó el nombre de Draghi a Mattarella?

Precisamente porque la nuestra es una República parlamentaria, el Presidente del Consejo recibe el encargo del Presidente de la República de encontrar una mayoría, pero sólo después de haber consultado a los representantes de los partidos políticos. Porque son los partidos los verdaderos protagonistas de nuestro sistema. Se supone, por tanto, que las partes sugieren nombres al Presidente y que éste, si encuentra un mínimo común denominador, da el nombramiento. Pero aquí, ¿qué partido sugirió Draghi? No aparece en las convocatorias. Más bien parece que fue Mattarella quien nombró a Draghi por su cuenta. ¿Pero por qué?

 

Posible respuesta

Mattarella tiene su propio proyecto político. En el mejor de los casos. En el peor de los casos, tiene que poner en marcha el proyecto político de otra persona. En todo caso en nuestro sistema el Presidente debe ser sólo un garante, los partidos deben hacer la política. Pero así como Paolo Savona no le convenía el 27 de mayo de 2018 cuando fue propuesto por Giuseppe Conte como ministro de Economía, a pesar de ser apoyado tanto por el Movimiento 5 Estrellas como por la Liga, hoy por el contrario le conviene a Draghi. Savona había sido culpable de “herejía” hacia el Santo Euro, Draghi en cambio es la figura ideal para completar el proceso de integración y normalización (los euroescépticos y los verdaderos soberanistas podrían elegir el término “fagocitación”) de Italia en Europa.

 

¿Por qué los medios de comunicación parecen tan felices?

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Pero, ¿por qué hay que estar tan contentos y entusiasmado con Draghi? ¿No es Draghi el hombre que vendió el IRI a bordo del Britannia en 1992 y al que luego Goldman Sachs compensó generosamente dándole la vicepresidencia? Sí, el mismo Goldman Sachs que después desencadenó la crisis de los mercados. “No se puede nombrar Primer Ministro a alguien que ha sido contratado por Goldman Sachs (…) Es el liquidador, tras el crucero del Britannia, de la industria italiana. Ahora venderá lo que queda…”

¿No es el del famoso “Grupo de los Treinta” que promovió el uso de derivados contribuyendo a causar la crisis económica mundial?

¿No es el que como presidente del BCE también fue acusado por Savona por el tema del Spread con las palabras: “Pero para quién trabaja Draghi?”.

¿Y no fue él quien confió el juicio de fiabilidad de los bancos europeos al mayor inversor internacional en el sector bancario, el gigante estadounidense Black Rock? Es decir, el mayor adquirente del mundo de los bancos, encargado por un banquero, de decidir la fiabilidad y, por tanto, el valor de los bancos a comprar. ¿Pero más conflicto de intereses que este? Además de Berlusconi.

¿Y no es Draghi miembro de Bilderberg, la Comisión Trilateral de Rockefeller, el G30 y el Instituto Aspen? ¿Por qué hay que alegrarse tanto?

 

Posible respuesta

Estas descripciones de los medios de masas no son defectos, son todos aspectos positivos. La razón es sencilla: nuestra prensa forma parte de la misma génesis y tiene los mismos objetivos. Los medios de comunicación modernos se mantienen en pie gracias a la financiación y las cooptaciones de las altas finanzas, los periódicos de papel ya no compran a nadie, los medios estatales ya no existen y la publicidad en Internet no es suficiente para mantener a todos los periodistas. Así que algo que nace y se mantiene gracias a las altas finanzas sólo puede ser entusiasta de la sustitución de la política por las altas finanzas.

Por supuesto, en esta delicada fase no estará la corriente principal para recordarle la historia del Britannia y la venta de IRI. Pero para eso estamos nosotros, que hasta que lleguen ellos también, podemos seguir escribiendo lo que nos gusta.

 

Qué era el IRI y qué pasó en el Britannia

El IRI, que significa Istituto per la Ricostruzione Industriale (Instituto para la Reconstrucción Industrial), era un organismo público italiano de política industrial.

Creada en 1933, después de la guerra fue ampliando su campo de acción hasta convertirse en el eje de toda la intervención pública en nuestra economía. En 1980, el IRI era un grupo de unas 1.000 empresas con más de 500.000 empleados. Incluso en 1993, tras el inicio de la privatización, era el séptimo conglomerado económico del mundo y en 1992, el año de la reunión en el Britannia, cerró el año con una facturación de unos 76.000 billones de liras. Por supuesto, también tuvo unos 5.000 millones de pérdidas a pesar del volumen de negocio, pero qué más da, ¡daba de comer al menos a medio millón de italianos!

Entre las empresas del IRI privatizadas destacan Telecom Italia y Autostrade S.p.A. Tras el inicio de las privatizaciones, en una década, el IRI dejó de existir definitivamente. Ahora bien, esas empresas privatizadas siguen existiendo, pero ya no pertenecen al Estado italiano. Y no sólo eso, sino que una gran parte del capital no está en manos de italianos, sino de grandes empresas internacionales y grandes grupos financieros.

La venta, algunos la llaman “remate”, pero no sólo por los “conspiradores de siempre”, incluso el Tribunal de Cuentas en un documento publicado el 10 de febrero de 2010 tenía más que quejarse tanto del método como de los resultados obtenidos por esas privatizaciones de energía, agua, autopistas y bancos.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Pues bien, según el Tribunal, las empresas que acabaron en manos privadas habrían visto una “recuperación de la rentabilidad”, pero ciertamente no por una mayor eficiencia, sino por el aumento de las tarifas frente a cualquier inversión para mejorar los servicios.

Peor aún es el juicio sobre el método de privatización, del que se dice que tiene “una serie de puntos críticos importantes, que van desde el alto nivel de los costes incurridos y su incierto seguimiento, hasta la falta de transparencia inherente a algunos de los procedimientos utilizados en varias operaciones, desde el marco poco claro del reparto de responsabilidades entre la administración, los contratistas y los organismos asesores, hasta el uso no siempre inmediato de los ingresos en la reducción de la deuda”.

Pues bien, esta privatización, sobre la que el propio Tribunal de Cuentas parece formular una “teoría de la conspiración”, comenzó el 2 de junio de 1992, cuando Draghi acudió al yate de la Reina de Inglaterra HMY Britannia para reunirse con altos representantes de la comunidad financiera internacional.

Tras finalizar su mandato como Director Ejecutivo del Banco Mundial en 1991, Draghi pasó a ser Director General del Ministerio del Tesoro, llamado a ese puesto por el entonces Ministro del Tesoro del séptimo gobierno de Andreotti, Guido Carli. Su nombre fue sugerido por Carlo Azeglio Ciampi, entonces gobernador de Bankitalia. En 1992, las finanzas italianas estaban en un estado dramático (pero no mucho mejor), el Tratado de Maastricht se había firmado en febrero, el escándalo “Mani Pulite” estaba en pleno apogeo, el 23 de mayo, justo antes del Britannia de entonces, se produjo la masacre de Capaci, y el 16 de septiembre, poco después, el Miércoles Negro en el que Soros masacró la Lira y la Libra.
La legislatura X.ma (Goria – De Mita – Andreotti VI y Andreotti VII) terminó el 22 de abril, dando paso a la XI, la de Amato y luego la de Ciampi.

En este contexto, se decidió poner en marcha un plan de privatización de las empresas propiedad del Estado para ganar dinero y de ahí el papel de Draghi en el Britannia: encontrar inversores.

 

¿Vu cumprà?

La semana siguiente a la etapa de Capaci, los periódicos estaban demasiado ocupados siguiendo otras cosas y la atención del público estaba demasiado ocupada con otros problemas. Así que nadie prestó atención a ese acontecimiento y, tal vez, tampoco nadie tuvo mucho interés en poner el foco en él:

“Señoras y señores, queridos amigos, en primer lugar quiero felicitar a la Embajada Británica y a los Invisibles Británicos (British Invisibles = grupo de interés financiero británico) por su magnífica hospitalidad. La celebración de esta reunión en este barco es en sí misma un ejemplo de privatización de un fantástico bien público”, comenzó diciendo Draghi en un discurso que llevó a demasiados inversores extranjeros bien motivados a las manos de nuestro patrimonio familiar.
Tiempo después, el 31 de mayo de 2011 para ser exactos, el mismo Draghi, guapo, guapo, durante una conferencia a la que también asistió Ciampi, recordó aquellos tiempos con el máximo orgullo y presentándose como ‘salvador de la Patria’:

“El camino de la recuperación es viable, he recordado a menudo, en los últimos meses, la experiencia italiana de principios de los 90, cuando nuestro país se enfrentó a una gravísima crisis de confianza en la sostenibilidad de su deuda pública, y aquí tenemos a uno de los protagonistas de la salida de esa crisis, yo diría que el protagonista, el Presidente Ciampi. En aquella época, teníamos que colocar cada año en el mercado títulos por un importe equivalente, en términos reales, a 10 veces las necesidades anuales de financiación de Grecia, hoy, dos veces en porcentaje del PIB. Italia pudo salir de la crisis sin necesidad de ayuda externa, sin fondo monetario, pero gracias a un ambicioso plan de consolidación fiscal, importantes reformas estructurales y la aplicación de un programa de privatizaciones equivalente a unos 10 puntos porcentuales del PIB”.

Así que, en esencia, SuperMario el genio, el que ya nos salvó una vez vendiendo lo mejor que teníamos por 10 puntos porcentuales de producción, pero que una vez vendido en los años siguientes ya no se generó el producto, vuelve ahora a salvarnos una segunda vez. Tal vez con el mismo método espléndido. ¿Qué puede ser más hermoso? ¿No es para ponerse contento?

 

¿Por qué se inmoló Renzi por Draghi?

Otro punto interesante para analizar pero que requeriría otro artículo entero. ¿Quién obligó a Renzi a hacerlo? Con este movimiento ha caído por debajo del 3% del consenso, fuera incluso de las barras electorales. ¿Por qué ha presionado tanto? Vale, tocan en la misma banda en Bilderberg, pero ¿puede ser sólo “espíritu de equipo”?

Una posible respuesta la da el economista y bloguero Arnaldo Vitangeli, de Finanzas en la Red, que recientemente, y pronto entenderán por qué, ha visto cómo su canal ha sido desmonetizado por YouTube, lo que le ha impedido continuar con sus proyectos web de información gratuita de forma profesionalmente remunerada.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Vitangeli explica (a partir del minuto 21:40 del vídeo) que Renzi habría cometido un suicidio programado para cumplir una misión. Nacido como un ‘demoledor’ del PD, cuando llegó al Gobierno, intentó llevar a cabo el plan del banco de inversión estadounidense JPMorgan que en 2012 pidió cambiar las constituciones de los países del sur de Europa por ser demasiado poco permeables al concepto de ‘libre mercado’. Renzi intentó llevar a cabo esta tarea, pero los italianos se lo impidieron. Ahora, sin embargo, la oportunidad ha vuelto. No como protagonista, sino como asistente del nuevo delantero centro. ¿Qué ganará con poder poner a Draghi al frente de la quiebra del país?

Pues bien, dice Vitangeli, (minuto 23:44) “Considera que hace unos días fue a hablar a Arabia Saudí y le pagaron 80 mil euros por un discurso, en su inglés roto, no sabemos de qué. ¿Pero por qué razón los saudíes deberían pagar 80 mil euros para escuchar a Renzi? El fin de estos sujetos, una vez que han cumplido su mandato, es ser conferenciantes sobrepagados. ¿Qué significa eso? Sobornos diferidos”.

 

¿Por qué el Movimiento 5 Estrellas y la Liga podrían votar a Draghi?

Este es otro de los misterios tácticos de la política italiana.

“No doy confianza a una persona como tú, pero no porque seas tú. Por lo que representas. Tú representas a los bancos, a los poderes fuertes…”, dijo Grillo textualmente durante la famosa retransmisión en directo del 19 de febrero de 2014 de las consultas con Renzi.

Sólo hoy comprendemos que tal vez no estaba del todo equivocado, dado lo que Renzi está haciendo para llevar al gobierno al mejor representante de los bancos y de los poderes fuertes. Pero entonces, ¿qué sentido tiene, ahora que por fin se le podría dar la razón a Grillo, dejar que su propio movimiento le dé implícitamente la razón? ¿Cómo puede un M5S en 6 años pasar de humillar a Renzi a votar a Draghi? Se parece a esa película de Ettore Scola en la que Gassman al final admite “Queríamos cambiar el mundo, pero en cambio el mundo nos cambió a nosotros”.

En cuanto a La Liga y Salvini el misterio no es menos denso. Tienes la oportunidad de ir a votar y monetizar todas las ventajas que te han dado, ¿qué haces?

No, sino porque existe el coronavirus e incluso Mattarella dijo que ahora no es el caso. Bien, analicemos esto también entonces.

 

Países europeos donde se celebrarán elecciones en 2021

Aparte de todas las elecciones del 2020, ni las contemos, hablemos solo de las programadas este año y solo de las de nuestro continente, sino no nunca terminamos:

  • Portugal – 24 de enero – Elecciones a Presidente de la República, ya celebradas.
  • Kosovo – Los comicios se celebrarán probablemente este mes tras la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la ilegitimidad del gobierno de Hoti. También habrá elecciones presidenciales en primavera.
  • Cataluña – 12 de febrero, renovación del parlamento.
  • Bulgaria – doble elección, el 28 de marzo para el Parlamento, en otoño las elecciones presidenciales.
  • Holanda – elecciones legislativas el 17 de marzo.
  • Alemania – 6 elecciones regionales en los laender en primavera y las grandes elecciones parlamentarias federales del 26 de septiembre para decidir el sucesor de Angela Merkel.
  • Albania – 25 de abril, elecciones parlamentarias.
  • Reino Unido – Escocia, Gales y Londres votan el 6 de mayo.
  • Chipre – 23 de mayo, legislativo.
  • Noruega – 13 de septiembre, legislativo
  • Rusia – 19 de septiembre, elecciones legislativas
  • Islandia – 25 de septiembre, legislativo
  • República Checa – 15 octubre, legislativo

¿De qué estamos hablando? Todo el mundo tiene elecciones y las harán, pero nosotros no porque tenemos una pandemia. Pero esto no le parece una excusa convincente a nadie, ¿verdad?

 

¿Qué pasará?

Mi opinión y preocupación personal es que el problema no es tanto Draghi. El problema es que si hay poderes financieros supranacionales que han decidido que para ser más “aptos para los mercados” hay que aniquilar lo que queda de nuestro Estado, pues de una forma u otra lo aniquilarán. Porque no tenemos sistema de defensa. No tenemos políticos suficientemente motivados por el amor sincero al país, por lo tanto fácilmente atraídos por el dinero, no tenemos un sistema de información diseñado para advertirnos e informarnos seriamente, no tenemos una base de conciencia popular.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Así que si quieren desmantelar lo que queda del país lo harán. Y ni siquiera lo notaremos ni nos quejaremos. Acabaremos como esas familias que en algún momento lo venden todo para pasar los últimos años de su vida con ingresos. Todo el mundo es feliz, salvo que en una generación se quema todo el trabajo de tres generaciones anteriores y no queda nada para la siguiente. Pero la siguiente generación ni siquiera se dará cuenta, simplemente nacerá sin nada, sin mañana, sin posibilidad de desarrollo y, sobre todo, sin un sistema educativo y de información que le explique cómo ha ocurrido y qué hacer para recuperar lo que le corresponde.

Básicamente, acabaremos como esas maravillosas naciones tropicales a las que se va de vacaciones y toda la población local trabaja en los restaurantes y hoteles. Sólo que no son sus restaurantes y hoteles.

 

Notas

1. William Engdahl / Executive Intelligence Review — The Anglo-American strategy behind Italy’s privatization. Volume 20, Number 7, February 12, 1993.

 

El Grupo de los Treinta banqueros perversos

 

Fuente:

Sputnik Italia — Ma chissà perché… proprio Mario Draghi!

Te puede interesar

Contenidos

Todos los países miembros de la OTAN fueron conminados a presentarse de inmediato ‎ante el Consejo del Atlántico Norte y a firmar una declaración...

Contenidos

  Fuente: La Quinta Columna: Italia denuncia a su propio gobierno ante la Corte Penal Internacional.

Contenidos

Esta es una traducción automatizada. La versión original de este artículo en inglés y con enlaces puede consultarse en el blog de Matthew Ehret....

Contenidos

Por Matthew Ehret “El mundo tiene ante sí dos sistemas: el primero pretende aumentar la proporción de personas y de capital que se dedican...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon