Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Científicos italianos antimaltusianos desafían a la mafia del clima

Piden una “confrontación científica pública” entre científicos ‘catastrofistas’ y ‘anticatastrofistas’. En una carta abierta que ha recogido casi 200.000 adhesiones en Change.org, los promotores de la Petición Italiana por el Clima desafían a los promotores del Llamamiento por el Clima, a un debate público en “una sede institucional, académica o política”.

 

Por ADN Kronos

La petición está firmada por ocho profesores: Alberto Crescenti, Profesor de Geología Aplicada, ex Magnifico Rettore y Presidente de la Petición Climática Italiana, Franco Battaglia, Profesor de Química Física, Mario Giaccio, Profesor de Economía de las Fuentes de Energía, Enrico Miccadei, Profesor de Geología, Giuliano Panza, Profesor de Geofísica, Académico de los Lincei, Alberto Prestininzi, Profesor de Geología, Franco Prodi, Profesor de Física de la Atmósfera, Nicola Scafetta, Profesor de Física de la Atmósfera.

La posición de los ocho profesores firmantes de la Petición Climática Italiana -un documento “anticatastrofista” enviado a las más altas autoridades políticas en 2019 y al que se sumaron el Premio Nobel de Física Ivar Giaever y 1.200 académicos de diversas disciplinas científicas, entre ellas las Ciencias de la Tierra, Física y Química- se basa en el supuesto de que “el clima actual no difiere de los periodos cálidos del pasado histórico y geológico y que los fenómenos meteorológicos extremos, como las sequías, las inundaciones, los corrimientos de tierra, los desprendimientos, siempre han existido y deben combatirse con la prevención y la adaptación, es decir, con el cuidado y la planificación del territorio y la gestión del agua”. Para los partidarios de la Petición Italiana por el Clima, por lo tanto, “es perjudicial emprender, bajo la ilusoria pretensión de gobernar el clima, acciones para prohibir los combustibles fósiles”, que “proporcionan los recursos para el 85% de las necesidades energéticas de la humanidad: fue gracias a la disponibilidad de energía abundante y barata que la humanidad disfruta del bienestar material alcanzado hoy -subrayan-, y una menor disponibilidad de energía significa, de hecho, reducir ese bienestar, es decir, empobrecernos”.

Además, argumentan, “no existe hoy ninguna tecnología que pueda compensar, aunque sea de forma marginal e insignificante, la energía que nos ofrecen los combustibles fósiles. La tecnología electronuclear tendría un gran potencial, consolidado por más de medio siglo de uso en todos los países avanzados (en la UE es la primera fuente de generación de electricidad, y en Estados Unidos la segunda después del carbón). Sin embargo, nuestro país -único en el mundo- ha cometido el error de abandonarlo. Un error que, tarde o temprano, habrá que remediar”.

Para los científicos “anticatastrofistas”, “precisamente por este error, es cada vez más impensable que en Italia se emprendan políticas de reducción del uso de combustibles fósiles. Si insistiéramos en lo contrario, pagaríamos muy caro nuestra elección, incluso desviando recursos que podrían emplearse de forma más útil para la prevención de catástrofes naturales, por ejemplo los fuertes terremotos que sabemos con certeza que podrían golpearnos en cualquier momento. Por el contrario, como dejamos claro en nuestra Petición Italiana sobre el Clima, “el impacto climático de las emisiones antropogénicas de CO2 no es seguro, ni siquiera está cuantificado”.

Con motivo de la reciente guerra, las erróneas opciones energéticas de Italia -la renuncia a la energía nuclear y a la extracción de gas en el Adriático, y la apuesta económica por tecnologías supuestamente alternativas, costosas e ineficientes- afloran en todo su dramatismo”, subrayan, “en cualquier caso, no se justifica una política de reducción unilateral, por así decirlo, de las emisiones de CO2: aunque la Unión Europea redujera hoy sus propias emisiones a cero, ello no podría tener ninguna de las consecuencias esperadas para el clima, dado que la UE emite menos del 10% de las emisiones mundiales.

Por todo ello, los promotores de la Petición Climática Italiana desafían “a un debate científico público a los profesores Carlo Barbante, Carlo Carraro, Antonio Navarra, Antonello Pasini y Riccardo Valentini, promotores de una reciente Carta Abierta -escriben- de la que no compartimos ni la ciencia ni la propuesta política. El tema del debate propuesto será el contenido de nuestra Petición, por un lado, y de su Carta, por otro. El lugar será una sede institucional, académica o política”.

“Si los colegas convocados al debate desean aceptar el reto, se les pide que se pongan en contacto con el profesor Alberto Prestininzi, embajador italiano de la Declaración Mundial sobre el Clima: “No hay emergencia climática”, antes de finales de agosto. Después de este plazo, consideraremos a regañadientes que nuestra impugnación no ha sido aceptada”, concluyen los profesores.

 

Las raíz genocida del ‘Nuevo Trato Verde’, y la Nueva Ruta de la Seda como alternativa

 

 

Fuente:

ADN Kronos: Scienziati anti catastrofisti sfidano i promotori dell’Appello sul Clima: “Pubblico confronto”. 13 de agosto de 2022.

Contenidos

Por Claudio Celani El papel de los británicos en los asesinatos de Enrico Mattei y Aldo Moro salió ayer a la luz en el...

Contenidos

Por Mente Alternativa La ONG Global Energy Monitor, financiada por los Rockefeller y otras entidades ultraglobalistas, acaba de publicar una encuesta anual en la...

Ciencia y Tecnología

En un artículo publicado por Unlimited Hangour, los periodistas de investigación Mark Goodwin y Whitney Webb explican cómo América Latina está siendo silenciosamente forzada...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa El documental “Climate: The Movie (The Cold Truth)”, dirigido por Martin Durkin y Martin O’Toole, desafía la narrativa predominante sobre el...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram