Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Ayude a los BRICS a vencer al diablo en Wall Street

La escalada de tensiones entre Occidente y el BRICS así como las mentiras escupidas por los panfletos de propaganda de masas contra los países del BRICS y su Nuevo Banco de Desarrollo están destinadas a encubrir lo desesperados que están los oligarcas financieros de Londres y Wall Street sobre la aparición de un desafío a su orden en bancarrota. Para ellos, la guerra delegada de la OTAN contra Rusia en Ucrania no se trata de la “libertad” y la “democracia” en Ucrania, sino que es un castigo dirigido contra Rusia por su papel en la creación de una alternativa al Orden Unipolar.

 

Cobra vida la pesadilla de Wall Street

La ciudad de Riad, Arabia Saudita, fue el escenario de la 10ª Conferencia Empresarial Árabe-China el pasado martes 13 de junio, en la que Dilma Rousseff, presidente del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) del BRICS, afirmó que hay un proceso en marcha en el llamado Sur Global “hacia la remodelación de la economía global y la reducción de la dependencia en una moneda única”. Ella hizo hincapié en que esta iniciativa “necesita de la cooperación entre países, de las instituciones financieras y políticas de colaboración y de organismos como la Iniciativa de la Franja y la Ruta, el Nuevo Banco de Desarrollo, y el Banco Islámico de Desarrollo, para dar algunos ejemplos”.

Tres días antes, el sábado 10 de junio, Rousseff fue mucho más explícita en una conversación que tuvo con la Presidente de Honduras, Xiomara Castro, que estaba de visita en China: “El objetivo estratégico del NBD es convertirse en el principal banco para los mercados emergentes y los países en desarrollo, y con la ampliación del número de miembros del mismo, el NBD se propone reforzar su papel como plataforma para una colaboración más amplia entre los países en desarrollo”.

De hecho, hay una nueva arquitectura internacional de desarrollo que está conformándose, por lo que la próxima cumbre de los países del BRICS, que se llevará a cabo del 22 al 24 de agosto en Johannesburgo, capital de Sudáfrica, podría ser un punto de inflexión decisivo. Es el paradigma que está surgiendo de un nuevo sistema lo que podría sacar del juego a la City de Londres y a Wall Street. Y es la desaparición de ese sistema, de la City de Londres y Wall Street, la causa de la continua y grave escalada en el teatro de guerra de Ucrania, con el consiguiente peligro, sumamente real, de una guerra termonuclear.

Los ministros de Defensa de la OTAN se reunieron en Bruselas, los días 15 y 16 de junio, para ultimar sus planes para la cumbre de la OTAN que está programada para llevarse a cabo los días 11 y 12 de julio, en Vilna, capital de Lituania. En esa reunión, admitirán a Kiev como miembro de facto de la OTAN, aunque todavía no de pleno derecho. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, anunciaron en diversas ocasiones la “interoperativilidad” cada vez mayor de Ucrania con todos los sistemas de la OTAN; el hecho de que 300.000 soldados de la OTAN estén en “alta disponibilidad”; y el establecimiento de un Consejo OTAN-Ucrania que hará a Kiev “co-igual” en todas las decisiones de la OTAN, y que tendrá su primera reunión en ese momento y allí mismo en Vilna.

Con el Reino Unido a la cabeza, la OTAN sigue suministrando armas cada vez más sofisticadas a Kiev, las últimas de ellas aviones de combate F-16 estadounidenses. El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, declaró que si esos F-16 están estacionados en bases aéreas de países vecinos, “tendremos que estudiar cómo y dónde podemos golpear esos activos utilizados en operaciones de combate contra nosotros. Esto representa un peligro serio de arrastrar aún más a la OTAN a este conflicto armado”. El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, advirtió que esos F-16 tienen capacidad nuclear y anunció que, si se despliegan, “habrá una respuesta técnico-militar”.

Pero que no se cometa el error de evaluar estos acontecimientos, o la guerra en general, en base al armamento que cada bando despliega en el teatro de operaciones ucraniano. El armamento es sólo el vehículo para el objetivo estratégico más amplio y mucho más peligroso de los responsables políticos de Londres y Washington: forzar deliberadamente a Rusia a elegir entre iniciar un conflicto nuclear con Occidente o capitular bajo esa amenaza.

Este es el contexto de la sorprendente y abierta discusión sobre los supuestos “pros y contras” de que Rusia lance un primer ataque nuclear contra una o varias naciones de Europa, que ahora ha estallado de manera prominente en los medios informativos usos. El profesor Serguéi Karaganov, ex asesor presidencial tanto de Boris Yeltsin, como de Vladimir Putin, y actual director del Consejo de Política Exterior y de Defensa, un conocido grupo de peritos moscovita, publicó un artículo titulado, “Al utilizar sus armas nucleares, Rusia podría salvar a la humanidad de una catástrofe global”, el cual reprodujo íntegramente por RT en inglés. En este artículo, Karaganov sostiene que la crisis ha llegado a un punto en el que es necesario un ataque nuclear preventivo de Rusia contra una o varias naciones europeas.

A Karaganov le contestó otro miembro del Consejo de Política Exterior y de Defensa, Ilya Fabrichnikov, que publicó una réplica en RT titulada, “Por qué no estoy de acuerdo con el llamado a que Rusia emplee sus armas nucleares contra Occidente”. Fabrichnikov argumentó sin rodeos: “El llamado de Serguéi Karaganov a un ataque preventivo ha desatado un gran debate, pero no estoy de acuerdo en que debamos morder el anzuelo de la OTAN”.

El propio Presidente Putin intervino en la discusión, el 16 de junio en el debate abierto de la sesión plenaria del Foro Económico Internacional de San Petersburgo. “Todo el mundo está esperando que empecemos a apretar botones. No hay tal necesidad, esta es la primera consideración. No hay tal necesidad. Porque el enemigo en primera línea no tiene éxito, de eso se trata”. Cuando se le preguntó sobre la probabilidad de utilizar tales armas, Putin declaró: “¿Por qué deberíamos amenazar al mundo entero?… Ya he dicho que el uso de medidas extremas es posible en caso de que exista un peligro para el Estado ruso”. (en.kremlin.ru/events/president/news/71445).

Independientemente de que el intercambio entre Karaganov y Fabrichnikov refleje o no un debate político real en marcha en Rusia, o si más bien pretende ser una advertencia a Occidente de que están jugando con fuego, en cualquier caso el peligro es extremo, y la posibilidad de que estalle una guerra nuclear en cualquier momento es real.

El primer paso para encontrar y poner en práctica una solución a esta amenaza que acaba con la especie, es reconocer lo cerca que estamos de una guerra nuclear real. No se engañe a sí mismo con el consuelo de que: “¡Pero nunca dejarán que ocurra!”.

Armados con ese entendimiento, la solución pasa entonces por organizar internacionalmente las fuerzas suficientes para construir una arquitectura global totalmente nueva que garantice el derecho a la seguridad y al desarrollo económico de todas y cada una de las naciones del planeta, un orden que redunde en beneficio de Estados Unidos y Rusia y China, de Europa y de las naciones empobrecidas del Sur Global.

Esto requiere el tipo de planteamiento esbozado por John F. Kennedy en su discurso del 10 de junio de 1963 en la American University, razón por la cual esa presentación merece la mayor audiencia posible en todas las naciones. Y, sobre todo, es el tipo de nuevo orden económico mundial que Lyndon LaRouche diseñó y promovió a lo largo de toda su vida, razón por la cual usted haría bien en unirse rápidamente a las actividades organizativas del Instituto Schiller de Helga Zepp-LaRouche.

 

Ayude a los BRICS a vencer al diablo en Wall Street. 19 de junio de 2023

La declaración de la presidente del Nuevo Banco de Desarrollo (NDB), Dilma Rousseff, el 10 de junio en una reunión con la Presidente de Honduras, Xiomara Castro, de que “el objetivo estratégico del NDB es convertirse en el principal banco para los mercados emergentes y los países en desarrollo”, fue una señal de que se ha iniciado una batalla de la que depende significativamente la supervivencia de la humanidad: Es una carrera entre el rápido surgimiento de una nueva arquitectura crediticia y monetaria centrada en los BRICS y su NDB; y los intentos financieros y económicos de Wall Street, la City de Londres y la OTAN para destruir a las naciones BRICS.

Una semana después de la declaración de Rousseff, y dos semanas después de las cruciales reuniones de la Junta del NBD en Shanghái, donde se analizaron las solicitudes de los nuevos países miembros, el diario insignia Wall Street Journal se descargó contra el NBD y juró en el más mentiroso de los “comentarios” que el Banco de los BRICS está “luchando por sobrevivir” sin el poderoso dólar de Estados Unidos y que seguramente pronto fracasaría (fracasar en qué, los escritores temieron incluso mencionar). El odio y el miedo a la nueva estrategia de desarrollo de Rousseff en el NBD es lo que provocó esa declaración de guerra de Wall Street.

China, ya sometida a un embargo comercial parcial por parte de Estados Unidos, está en el punto de mira del paquete de sanciones Nº 11 que prepara la Unión Europea, al igual que India y Turquía. Brasil y Argentina están amenazados conjuntamente por firmar acuerdos comerciales con China y hacer de los pagos en yuanes y los préstamos para la estabilización de la moneda el centro de los mismos. Arabia Saudita, a punto de unirse y ayudar a capitalizar el NBD, fue sermoneada el 8 de junio por el secretario de Estado estadounidense Antony Blinken para que dejara de tener relaciones económicas con China.

Sudáfrica, anfitriona de la Cumbre de los BRICS del 22 al 24 de agosto, está bajo amenaza de recibir los ataques de la OTAN. Cuando el Presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, acompañaba a la delegación de paz a Ucrania y Rusia de los dignatarios africanos de Comoras (el actual presidente de la Unión Africana), Senegal, Zambia y Sudáfrica, el primer ministro de Egipto, y representantes especiales de los presidentes de la República del Congo y Uganda; en el camino, las autoridades polacas retuvieron al Presidente Ramaphosa en su avión durante 10 horas y despojaron a su equipo de seguridad antes de que entrara en Ucrania, ¡e Italia aparentemente negó a los aviones sudafricanos el derecho a sobrevolar su espacio aéreo! Hay una iniciativa en el Congreso de Estados Unidos para quitarle la certificación a Sudáfrica y excluirla de la Ley de Crecimiento y Oportunidades para África, lo que perjudicaría una octava parte de sus exportaciones, el 4% de su PIB y decenas de miles de puestos de trabajo.

El llamado proceso de “desdolarización” ya no consiste en que las naciones tomen precauciones ante la eventualidad de cruzarse con Estados Unidos, el Reino Unido y la OTAN. Se trata más bien de una carrera; las naciones en desarrollo deben concertar nuevos acuerdos monetarios basados en nuevas monedas de reserva distintas del dólar, rápido, mientras aún puedan. Las naciones en desarrollo, lideradas por los BRICS, deben organizar una nueva arquitectura financiera, para superar la guerra financiera que se intensifica rápidamente.

Pero si lo hacen, ofrecerán así los beneficios de esa nueva arquitectura a las naciones europeas y a otras naciones arrastradas a la “OTAN Global”, que se están hundiendo en arenas movedizas. Los presupuestos de economía de guerra de las naciones de la Unión Europea (UE), y el presupuesto de la propia UE, están reconocidamente sin dinero. Toda la Eurozona de 19 naciones está oficialmente en una recesión cada vez más profunda, pero el Banco Central Europeo sigue subiendo las tasas de interés porque la inflación ha resurgido hacia el 8% (y el 10% en el Reino Unido, líder de la guerra). Estados Unidos, su “aliado” de la OTAN, está desindustrializando y saqueando las economías europeas en medio de la guerra. El general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, pronostica que la actual contraofensiva ucraniana será “larga, muy violenta y muy costosa”, y puede que esa sea la opinión más optimista.

Ahora, la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, declaró públicamente el 13 de junio ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes que el dólar estadounidense “disminuirá” su participación en las reservas de divisas de los bancos centrales de todo el mundo. El predominio de ese porcentaje de reservas de los bancos centrales es la medida fundamental de una moneda de reserva mundial, porque gran parte de la conversión de divisas y la creación de suministros de divisas para el crédito comercial a corto plazo, los préstamos a la balanza de pagos y la inversión entre naciones se realiza dentro de los bancos centrales que utilizan sus reservas de divisas para esos fines.

Pero la necesidad inmediata no es destronar al dólar como moneda de reserva, sino generar crédito para proyectos de desarrollo en naciones que experimentan fuga de capitales, escasez global de alimentos, guerra financiera y la amenaza de una “Hiroshima” mundial.

Si las naciones en desarrollo pueden “vencer al diablo” en esto, entonces la profundización de la recesión económica europea y la desindustrialización permitirán a la Coalición Internacional por la Paz empujar a las mayorías populares a oponerse activamente a la guerra de la OTAN, comenzando por las naciones económicamente colapsadas de Europa.

El trabajo de Lyndon y Helga LaRouche de los últimos 35 años ha puesto la punta de lanza de esto en el pensamiento de las principales naciones del BRICS. Los “Diez principios para una nueva arquitectura internacional de seguridad y desarrollo” de Helga LaRouche ocupan ahora un lugar central.

 

No necesitamos partidos, sino diez principios estratégicos de Nicolás de Cusa para la organización política

 

Fuentes:

EIRNS: Cobra vida la pesadilla de Wall Street. 18 de junio de 2023.

EIRNS Ayude a los BRICS a vencer al diablo en Wall Street. 19 de junio de 2023.

Contenidos

En medio de esta incertidumbre, el mundo observa con cautela los movimientos de las potencias mundiales, a la espera de que se desvele el...

Contenidos

En un artículo publicado por el diario El Común, el patriota argentino Rubén Darío Guzzetti advierte cómo el sistema imperial occidental, aunque esté en...

Contenidos

Por Mente Alternativa Por primera vez en la historia, la Reserva Federal (Fed) está declarando pérdidas de miles de millones semanalmente, y sigue pagando...

Contenidos

Por Dennis Small El gambito británico-estadounidense de utilizar el avance de la OTAN a través de Ucrania para demoler a Rusia y derrocar al...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram