Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

¿Los BRICS necesitan su propia moneda?

Mucho más crucial que la especulación sobre una moneda BRICS, es la estrategia política-económico-financiera internacional para enfrentar el legado del colonialismo y el neocolonialismo impuesto a través de patrones comerciales y de inversión sesgados, escribe Pepe Escobar en un artículo para Sputnik en el que valora los puntos de vista de diversos especialistas en torno a la cuestión de si ¿los BRICS necesitan su propia moneda? En última instancia, advierte Escobar, el yuan y la moneda BRICS no son competidores directos de las monedas establecidas, pero pueden fomentar el uso de divisas alternativas (especialmente el yuan) entre los países neutrales. Dicho de otro modo: Por el momento y por temor a las represalias del sistema hegemónico en decadencia, la estrategia del BRICS parece enfocarse en equilibrar, y no precisamente en reemplazar.

 

 

Por Pepe Escobar

La nueva era abierta con el tour de force estratégico inherente a la creación de BRICS 11 implica la cuestión decisiva de establecer una nueva estrategia económico-financiera internacional.

Justo en el centro de las fervientes discusiones están los méritos de diseñar una nueva moneda BRICS.

El economista brasileño Paulo Nogueira Batista Jr., ex director del FMI que estuvo profundamente involucrado con los BRICS de 2007 a 2015, ha observado cómo una discusión sobre la moneda de reserva entre los cinco miembros originales ya era demasiado difícil. Con 11, más aún.

Una moneda tiene que ser emitida por un gobierno soberano. El indispensable Michael Hudson ha ido al grano para centrarse en lo que el presidente Putin subrayó en la cumbre de Johannesburgo: lo que se necesita es un medio de acuerdo entre los bancos centrales para mantener bajo control los desequilibrios del comercio y la inversión en sus balanzas de pagos.

Eso implica que no hay una moneda supranacional de los BRICS respaldada por oro.

El profesor Hudson ha observado que “nadie utiliza el oro como moneda. No vas al supermercado ni compras acciones, bonos o incluso casas con oro. No podrás hacerlo con nada parecido a una moneda BRICS en el futuro”.

Entonces, ¿la posible “moneda BRICS” está a distancia? – el futuro será “sólo una moneda estrecha que sólo los gobiernos pueden gastar entre sí, y se crea en una computadora. No es algo que puedas guardar en tu bolsillo para gastar”.

 

No puedes pagar tu café con esto

Michael Kumhof, asesor principal del Banco de Inglaterra, añade algunos elementos más: “No es necesario que una moneda sea emitida por un solo estado, sino que su emisión puede ser delegada por un grupo de estados a una institución común, ver la BCE [Banco Central Europeo]. Y si bien es poco probable que la gente utilice esa moneda para comprar un café (aunque quién sabe, si se le da el tiempo suficiente), las corporaciones podrían utilizarla para facturar en el comercio transfronterizo”.

Kumhof proyecta un futuro diferente: “Imagínese si entre 50 y 100 países se unieran a los BRICS, algunos de ellos con monedas bastante pequeñas y marginales. Podrían apreciar la posibilidad de facturar y liquidar en una moneda común fuerte en lugar de tener que elegir únicamente entre USD y, por ejemplo, RMB. Sin mencionar el hecho de que si los chinos quieren mantener algunos de sus controles de capital (creo que es una buena idea por ahora), el RMB realmente no podría reemplazar completamente al USD en tales transacciones.
Una moneda BRICS no estaría sujeta a tales restricciones. Este banco BRICS compraría bonos de los países miembros según una cierta cuota y luego emitiría una moneda común contra ellos, con todas sus ganancias y pérdidas compartidas por los gobiernos miembros. Eso podría crear una cantidad arbitrariamente grande de liquidez (y poder de fuego para los BRICS) sin requerir ninguna deuda para hacerlo, de hecho, reduciría enormemente la deuda al hacerlo. Y, por supuesto, estoy de acuerdo en que esto debería complementarse con un acuerdo tipo bancor para compensar los desequilibrios entre países”.

Lo que es seguro por ahora es que en el centro de lo que viene a continuación estará un papel reforzado para el Nuevo Banco de Desarrollo (NDB), el banco BRICS, con sede en Shanghai y ahora presidido por la ex presidenta brasileña Dilma Rousseff.

Sergey Glazyev, Ministro de Macroeconomía de la Comisión Económica de Eurasia, un brazo de la UEEA, ha sido muy crítico con el NBD, explicando cómo los estatutos de los bancos están vinculados al dólar estadounidense; y esa es la razón por la que el banco está ahora semiparalizado, temeroso de sanciones secundarias de Estados Unidos.

Esto pone de relieve otra cuestión destacada por Kumhof: la conexión BRICS-FMI. Kumhof observa: “Me parece que el BND es básicamente un Banco Mundial, mientras que he oído muy poco sobre el Acuerdo de Reservas Contingentes, que en un momento fue mencionado como una especie de BRICS-FMI embrionario”.

 

Lo que China realmente quiere

Este análisis, que llamó la atención de Glazyev, profundiza en por qué los BRICS no podrán convertirse en un competidor de las monedas de reserva –especialmente el dólar estadounidense y el euro– y lanzar de inmediato una desdolarización total.

La esencia del argumento es que sólo China “puede pretender crear una moneda de reserva”, ya que “la escala, la profundidad de la diversificación y el nivel de desarrollo de la economía china son suficientes para competir con Estados Unidos y la eurozona”.

El problema, según el análisis, es que “el estatus de reserva no puede surgir en condiciones de restricciones a los flujos de capital”.

Esto nos lleva al yuan convertible restringido, ya que existen “límites para las divisas que varían según la región y los destinos de inversión”; límites a la “repatriación de capital mediante dividendos e intereses”; “cuotas de retiro de capital industrial para industrias sensibles”; y “requisitos estrictos para el registro de empresas extranjeras”, entre otras cuestiones.

Así que, de hecho, el análisis se reduce al capitalismo crudo:
“No hay competidores para el dólar y el euro en el mercado internacional de capitales y no se espera que haya ninguno en el futuro cercano, porque para que el yuan salga de las sombras, China debe liberalizar la política financiera y eliminar las restricciones al control de capitales”.

Por lo tanto, “cualquier ruptura del orden mundial existente en el mercado de divisas debe verse exclusivamente a través del enfoque de China”.

Pero la cuestión es que Beijing no está interesado en que el yuan asuma el papel de moneda de reserva mundial. Y tampoco lo eran los BRICS, incluso antes de los BRICS 11.

El foco chino es aumentar el comercio de yuanes y las operaciones de efectivo y liquidación (aproximadamente entre el 4,5% y el 5% de la facturación mundial a partir de este mes).

En la siguiente etapa habrá más financiación transfronteriza (como en el caso de los préstamos en yuanes) y una mayor atracción de capital internacional en instrumentos financieros denominados en yuanes. Aún no hemos llegado a ese punto.
El análisis es correcto al identificar que las prioridades de China son “ampliar la presencia del yuan en el mercado externo y restablecer la entropía interna a través de la descentralización y la difusión internacional de la oferta monetaria del yuan”.

El análisis tampoco está fuera de lugar cuando concluye que el yuan no es un competidor del dólar estadounidense o del euro: “Están en diferentes dimensiones, en diferentes etapas de desarrollo y con una trayectoria de desarrollo diferente”.

Así que lo que seguramente sucederá a continuación es “una yuanización más pronunciada entre los países neutrales, donde China incorporará a su órbita a los países subordinados y dependientes, ampliando su influencia”.

 

No lo vamos a soportar más

La visión de Michael Hudson es mucho más sofisticada y va mucho más allá de la internacionalización del yuan o la necesidad de una moneda BRICS. Toca el meollo del problema para el Sur Global/Mayoría Global/Global Globe:

“Los países del Sur Global tienen un catéter económico en su torrente sanguíneo monetario, drenando sus superávits de balanza de pagos para pagar la carga poscolonial (o tal vez deberíamos decir neocolonial) de los ‘atrasos de dependencia’ dolarizados que no se pueden equilibrar. su comercio exterior y sus inversiones”.

Y añade: “si los países tienen que seguir pagando sus ingresos de exportación y nuevos préstamos (como el préstamo de yuanes de China a Argentina) para pagar al FMI y a otros tenedores de dólares (a menudo su propia élite cleptocrática nacional), entonces, ¿cómo pueden acumular yuanes? ¿Rublos, rupias, riales y otras monedas del Sur Global? Para que esto ocurra, tienen que decir: “Ahora que hemos expulsado a los colonialistas franceses y a las ONG estadounidenses, tenemos que anular los proyectos de ley que tienen para hacernos pagar por los patrones de inversión y comercio deformados que se nos han impuesto desde entonces”. Segunda Guerra Mundial.”

No hace falta decir que las fuerzas imperiales, incluso en su actual desorden, aceptarán eso sobre sus cadáveres. Aun así, el profesor Hudson es implacable al denunciar cómo el FMI y el Banco Mundial “desviaron la asignación de recursos de la producción interna de alimentos a la producción de cultivos de exportación, y de la sustitución de importaciones a la dependencia de las importaciones, todo ello limitado por las ventas masivas de privatizaciones de infraestructura básica”. a los extranjeros imponer precios de monopolio y fuga de capitales en lugar de proporcionar servicios básicos a precios subsidiados para hacer sus economías más competitivas, como estaban haciendo Estados Unidos y Europa con sus propias economías”.

Como subraya el profesor Hudson, ahí es donde debería centrarse el debate político. Llámelo un mensaje directo a los BRICS 11. Y eso es mucho más relevante que especular sobre una moneda BRICS lejana.

 

Los tectónicos BRICS y su desdolarización gradual

 

Fuente:

Pepe Escobar, en Sputnik: Pepe Escobar: Does BRICS Need Its Own Currency? 31 de agosto de 2023.

Contenidos

Por Mente Alternativa En la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) celebrada los días 3 y 4 de julio en Astaná,...

Contenidos

Por Mente Alternativa En un artículo publicado por Sputnik, Pepe Escobar cita un correo electrónico del miembro de la Academia Rusa de Ciencias y...

Contenidos

El Sahel africano se está rebelando contra el neocolonialismo occidental, expulsando tropas y bases extranjeras, ideando monedas alternativas y desafiando a las viejas multinacionales....

Contenidos

El gran avance puede estar literalmente llamando a la puerta de los BRICS. Sólo depende de una simple luz verde por parte del gobierno...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram