Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

La estrategia para detener la guerra en Gaza y contrarrestar el sabotaje de Londres y Wall Street contra el BRICS-11 en Oriente Medio

En un informe para EIR titulado “Putin moviliza al BRICS-11 para detener la guerra”, el geoestratega Dr. Dennis Small analiza la importancia de las visitas que Vladimir Putin realizó a los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita la semana pasada, y su reunión con el presidente de Irán a su regreso en Moscú, como parte de un marco estratégico que tiene el potencial para unificar a los nuevos miembros del BRICS para detener la guerra en Gaza y continuar la expansión del bloque multipolar para en favor de una nueva estructura de seguridad, un nuevo sistema financiero basado en economía física y un nuevo paradigma al margen la geopolítica anglo-veneciana de “dividir para conquistar.”

 

guerra gaza

 

Como indica el mapa de arriba, la guerra de Israel y Palestina, manufacturada por el Reino Unido y los Estados Unidos, estalla en el centro de una región cuyas naciones están incorporándose al BRICS: Egipto, Etiopía, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos e Irán.

El lanzamiento de esta guerra tenía el objetivo político de sabotear e imposibilitar todo lo que estaba ocurriendo con la expansión del BRICS y la nueva arquitectura internacional que el BRICS ha traído a discusión.

Y, por lo tanto, los nuevos miembros del BRICS también tienen la posibilidad de contrarrestar el intento de sabotaje a la expansión del BRICS.

El siguiente gráfico muestra nuevos datos elaborados por EIRNS sobre lo que el BRICS plus o BRICS-11 representa en términos de economía física.

 

brics oriente medio

 

El BRICS y sus seis nuevos miembros constituyen:

  • el 46% de la población mundial,
  • el 50% de la producción de trigo,
  • el 46% de la producción de petróleo,
  • el 69% del carbón,
  • el 71% por del acero,
  • el 62% de ferrocarriles electrificados,
  • sólo el 22% de la especulación en bolsas.

El potencial de infraestructura básica que muestran estos datos, el hecho de que la presidencia del BRICS estará en manos de Rusia en 2024 y que debatirá el tema de la nueva arquitectura financiera internacional que es requerida, sugieren que el papel del petróleo puede ayudar a forjar una nueva orientación financiera. Pero la base de una nueva moneda estable tiene que ser la inversión en grandes obras de infraestructura como las de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, advierte Dennis Small. Por ejemplo, es notable que ya todos los Países Árabes son miembros de la Iniciativa de la Franja y la Ruta tras la incorporación de Jordania.

Así, vemos cómo se está conformando una una agrupación política con una orientación muy interesante que va al fondo del problema y que tiene una capacidad económica muy importante.

Sin embargo, esta alianza requiere “patear el tablero” para cambiar de fondo el sistema financiero transatlántico que está en una crisis sistémica que no es transitoria, sino coyuntural sistémica. Pues las bases axiomáticas del sistema están caducas. Ya no funciona este sistema, se está hundiendo, y eso es lo que está provocando la guerra en Gaza, Ucrania y otras partes, a través del método de la geopolítica británica.

 

EEUU y el Reino Unido utilizan a Netanyahu y al Hamas para posicionar a la Hermandad Musulmana de cara a una segunda ‘primavera árabe’ —una hipótesis de Thierry Meyssan

 

Por lo tanto, la manera correcta de proceder en todo esto es buscar una nueva arquitectura de seguridad y desarrollo que reemplace el sistema transatlántico por un sistema que respete la soberanía y que reemplace a Wall Street y la City de Londres con un nuevo sistema financiero y económico.

Si eso no se logra eso, seguirá resurgiendo el problema una y otra vez. Lo importante, por lo tanto, es que las fuerzas que protestan en Occidente, Estados Unidos, Europa, y otros lados, deben vincularse estratégicamente con el avance de la iniciativa del Sur Global o mayoría Global en dirección de un nuevo sistema internacional.

 

Sobre la metodología de la geopolítica británica

Wall Street y la City de Londres utilizan problemas geopolíticos que ellos mismos han creado y han sembrado como bombas de tiempo en un centenar de lugares de todo el planeta para causar conflictos y provocar problemas precisamente para que no avance la iniciativa del cambio del sistema internacional.

Son problemas que tienen décadas o siglos pero que garantizan que no pueda haber la unidad necesaria para derrotar al enemigo común, y esto siempre es la manera británica de practicar la geopolítica, la manera veneciana de manipular a la gente para poner a otros a pelear entre sí, como lo hizo conceptualmente Yago en la obra Otelo, de Shakespeare, al manipular los celos de Otelo para que él mismo asesinara a su propia esposa —pues nadie podría derrocar a Otelo si no era el propio Otelo.

En nuestro caso, los británicos han estado manipulando con noticias falsas, programación psicológica y operaciones de bandera falsa la forma en que los “Otelos” del mundo perciben la realidad que los rodea, en vez de identificar el proceso superior que está creando el problema.

 

El desastre del sionismo talmudista israelí: la conspiración de la criptocracia ocultista aria para destruir al pueblo judío

 

Con sus diez principios de Nicolás de Cusa para la organización política, Helga Zepp-LaRouche ha planteado que si no se logra un tipo de cambio de visión filosófica o de percepción profunda, la gente seguirá pisando el “palito” como ocurrió con los católicos y con los protestantes en la Guerra de los 150 años antes del Tratado de Wesfalia, pues la gran utilidad de las guerras religiosas manufacturadas por la oligarquía británica se basa en las cosas más sentidas, más importantes, más profundas para las personas, como el concepto de soberanía nacional o cosas por las que la gente sería capaz de matarse.

Los británicos han sacrificado y delegado ejércitos, economía, y el control de las materias primas. Pero siempre mantienen el control ideológico de la manera en que la gente piensa. Por lo que si seguimos siendo aristotélicos nunca va a haber un cambio de paradigma. Y esta es la verdad más profunda de la situación estratégica que hay que tomar en cuenta.

 

El empirismo británico aristotélico impuesto por cultistas rosacruces es el origen de la crisis epistemológica de la ciencia y el mal al que nos enfrentamos hoy en día

 

Afortunadamente, con la Paz de Wesfalia, unos cuantos católicos y unos cuantos protestantes se dieron cuenta de que tenían que dejar de verse como enemigos entre sí en vez de identificar a los que los estaban manipulándolos, en vez de desenmascarar al “Yago” que estaba detrás de todo.

Y esa es la encrucijada en la que la humanidad se encuentra en este momento. Eso es lo que pasa en en Gaza y Palestina. Nunca se va a lograr una solución a no ser que sea en el contexto del desarrollo económico para ambos. Si no hay un cambio total de paradigma, los británicos y sus aliados en Washington van a salirse con las suya.

 

No necesitamos partidos, sino diez principios estratégicos de Nicolás de Cusa para la organización política

 

Fuente:

Dennis Small, en EIR: Putin moviliza al BRICS-11 para detener la guerra. 8 de diciembre de 2023.

Contenidos

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) anunció una pausa en la entrega de alimentos esenciales al norte de Gaza debido al “caos y la...

Contenidos

En un artículo publicado por Strategic Culture Foundation, la analista Sonja van den Ende analiza un informe reciente del destacado centro de pensamiento estadounidense,...

Ciencia y Tecnología

Con al menos un importante contrato clasificado y la ampliación del programa de satélites secreto Starshield para clientes de seguridad nacional, SpaceX está estrechando...

Ciencia y Tecnología

Ucrania ha encontrado componentes británicos e irlandeses en los drones iraníes utilizados por Rusia en ataques contra Ucrania, según informa The Sun. El laboratorio...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram