Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

El gobierno de Israel ayudó a crear Hamás como herramienta de contrainsurgencia bajo un libreto imperial británico

Los principales periódicos de Israel culpan a Netanyahu de la guerra actual contra el Hamás (1) y, de hecho, el gobierno israelí ayudó a crear Hamás para utilizarlo como herramienta de contrainsurgencia bajo un manual británico desarrollado por el general Sir Frank Kitson en 1960. En el momento de su creación, el Hamás estaba financiado por el Reino Unido. Pero de esto no se habla en Occidente, porque los cárteles corporativos de la región transatlántica mienten y censuran para mantener a las masas en la oscuridad, para justificar su apoyo a las guerras, para gastar cientos de miles de millones en la guerra delegada de la OTAN contra Rusia en Ucrania, y ahora para proporcionar un flujo de armas a Israel con el objetivo de desestabilizar Oriente Medio y sabotear así el proceso de pacificación e integración euroasiática del nuevo orden multipolar, en beneficio del decadente orden unipolar anglo-estadounidense. En este marco, la evolución del virus de la guerra de contrainsurgencia que está polarizando a la Tierra Santa podría evolucionar absorbiendo a otros movimientos insurgentes y desembocar en una guerra regional entre civilizaciones y, tal vez, en una guerra mundial termonuclear entre las naciones que respaldan el orden unipolar y las que impulsan el orden multipolar.

 

Hamás como herramienta de insurgencia controlada

Israel ha declarado “terrorista” a Hamás, una organización radical de resistencia palestina, y ha hecho todo lo posible por liquidarla durante su reciente operación en Gaza. Pero no mucha gente sabe que fue Israel quien contribuyó a la creación de Hamás como contrapeso a la laica y nacionalista Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en la década de 1980.

Durante las décadas de 1970 y 1980, las autoridades israelíes toleraron e incluso alentaron el ascenso de Hamás. Con el apoyo de Israel, el jeque Ahmed Yassin creó organizaciones benéficas, escuelas, clínicas y bibliotecas. El grupo islamista Mujama al-Islamiya, formado bajo el patrocinio de Yassin, fue reconocido por Israel como organización benéfica y más tarde evolucionó hasta convertirse en Hamás.

En 2010, Wikileaks, filtró una conversación de 2007 (2) entre el entonces director israelí de Inteligencia Militar, el general de división Amos Yadlin, y el embajador estadounidense en Israel, Richard Jones, la cual expone el apoyo israelí a una Franja de Gaza gobernada por Hamás, una medida destinada a declarar Gaza “entidad hostil”.

A pesar de que Hamás ganó las elecciones parlamentarias palestinas en enero de 2006, la formación de su gobierno se retrasó hasta junio de 2007 debido a los intentos del partido Fateh, apoyado por Estados Unidos, de hacerse con el poder.

En la transcripción filtrada por Wikileaks, Yadlin se mostró conforme con que Hamás gobernara Gaza, siempre y cuando carecieran de puertos aéreos o marítimos. La estrategia de Israel se desarrolló entonces según lo previsto: Hamás formó el gobierno en Gaza, lo que llevó a Israel a lanzar un importante asedio y un ataque masivo contra la región a finales de diciembre de 2008.

Sobre la paradójica relación entre Israel y Hamás, el respetado analista Thierry Meyssan escribe en un artículo reciente publicado en la Red Voltaire (3):

“Los gobernantes de Gaza son individuos que no ven en el islam una forma de espiritualidad sino un arma de conquista, son asalariados, principalmente, del Reino Unido, de Qatar, de Israel, de Turquía, Irán y la Unión Europea. Estos dos bandos palestinos han bloqueado la realización de nuevas elecciones durante los 16 últimos años. Sus dirigentes viven en un lujo que contrasta con las condiciones de miseria que caracterizan la situación de su pueblo.

En el momento de su creación, el Hamas estaba financiado por el Reino Unido y tuvo el apoyo de los servicios secretos de Israel, deseoso de utilizarlo para debilitar el movimiento creado por Yaser Arafat. Israel asesinó después al líder religioso del Hamas, el jeque Yasin, y más tarde utilizó de nuevo al Hamas para eliminar a los dirigentes de la resistencia palestina marxista. En Siria, hombres del Hamas, guiados por agentes del Mosad israelí y por yihadistas de al-Qaeda atacaron en 2012 el campamento palestino de Yarmuk, al principio de la guerra contra la República Árabe Siria. Ahora, en 2023, el Hamas lucha nuevamente contra Israel, su aliado de ayer.”

 

La estrategia imperial británica de insurgencia-contrainsurgencia

La idea de tener un grupo de contrainsurgencia (o insurgencia controlada), como Hamás, es una estrategia conocida como gang-countegang, basada en el trabajo de coordinación de operaciones especiales de Sir Frank Kitson, un general del ejército británico, Caballero Gran Cruz de la Orden del Imperio Británico y Caballero comendador de la Orden del Baño —cuyo Gran Maestro es actualmente el Rey Carlos III.

 

El gobierno de Israel ayudó a crear Hamás como herramienta de contrainsurgencia bajo el libreto imperial británico

 

El historiador revisionista Matthew Ehret describe así la estrategia desarrollada por Kitson (4):

“El oficial del ejército británico Frank Kitson (ahora nonagenario, retirado con el rango de general) elaboró un pequeño manual insidioso en 1960 llamado Insurgencia y Contrainsurgencia (Gangs and Countergangs), basado en su trabajo de coordinación de operaciones especiales contra el levantamiento Mau Mau de 1955 en Kenia que amenazaba con liberar este valioso país africano del colonialismo británico. El manual de Kitson fue una adaptación moderna de una práctica centenaria acorde con las necesidades de sofocar los movimientos independentistas y de derechos civiles que amenazaban con deshacer la era de los imperios.

Durante su trabajo en Kenia, Kitson reconoció que al enfrentarse a movimientos independentistas organizados que exceden al imperio en número, no es muy eficaz para los colonialistas poco dispersos tratar de sofocarlos directamente por la fuerza y es mucho más inteligente cambiar las reglas del juego mediante artimañas. La fórmula para cambiar el juego es cultivar uno o más grupos de fuerza de oposición que represente una amenaza para el imperio, y luego fabricar un bando contrario a ese grupo de oposición para crear un nuevo conjunto de conflictos dentro de la población objetivo (de ahí la terminología de ‘insurgencia/contrainsurgencia’).

Mientras que la sociedad objetivo se polariza por los dos movimientos de oposición en guerra (pero finalmente controlados), el movimiento de independencia genuino simplemente se pierde en el caos”.

Y existe un peligro aún mayor. Los principios de la guerra de contrainsurgencia en Palestina podrían evolucionar hasta absorber a otros movimientos insurgentes de la región, como el Hezbollah, para incorporarlos a una gran guerra entre la civilización islámica y la cripto-judeocristiana.

 

Dugin: El conflicto palestino con Israel ahora es la primera línea de un conflicto de civilizaciones

 

La relación actual entre Hamás y el Hezbollah y su disyuntiva ideológica

Aunque se han reunido durante los últimos meses en Beirut, Red Voltaire (5) considera absurdo creer que los grupos que se inspiran en las ideas del imam Khomeini, el guía histórico de la Revolución iraní, y los grupos seguidores de Hassan al-Banna, fundador de la Hermandad Musulmana, hayan llegado a establecer un estado mayor militar común, pues aunque se basan en la religión en función de la política, las ideologías desarrolladas por el imam Khomeini y Hassan al-Banna no son compatibles –de hecho más bien compiten entre sí:

“Al igual que el Hamas, el Hezbollah libanés se plantea como objetivo la liberación de Palestina. Pero una diferencia ética fundamental separa al Hezbollah y el Hamas. El Hezbollah luchó contra el Hamas durante la guerra en Siria. Posteriormente, cuando el Hamas reconoció su error… el Hezbollah restableció relaciones con ese movimiento.” […]

“El Hezbollah no se ha unido a la operación actual del Hamas contra Israel. Pero es probable que lo haga cuando el gobierno de Israel comience a aplicar los principios de la guerra de contrainsurgencia.”

 

Notas a pie de página

1. Haaretz: The disaster that befell Israel on the holiday of Simchat Torah is the clear responsibility of one person: Benjamin Netanyahu. The Netanyahu Bears Responsibility for This Israel-Gaza War. Editorial del 8 de octrubre de 2023.

2. Wikileaks: Military Intelligence Director Yadlin Comments On Gaza, Syria And Lebanon. 2007 June 13, 16:38 (Wednesday). Canonical ID:07TELAVIV1733_a

3. Thierry Meyssan, en Red Voltaire: Cambio de paradigma en Palestina. 10 de octubre de 2023.

4. Matthew Ehret, en UK Column: Gang/Counter-gang Operations: Dearlove’s Sleight of Hand and the Wuhan Lab Psyop. 26 de septiembre de 2023.

5. Red Voltaire: No existe ningún estado mayor común entre los movimientos khomeinistas y los grupos inspirados en la Hermandad Musulmana. 10 de octubre de 2023.

 

Sir Richard Dearlove y el manoteo de la inteligencia británica detrás de la operación psicológica del laboratorio de Wuhan

Contenidos

Archivos filtrados por MintPress News revelan que los servicios de inteligencia británicos y entidades financiadas por el Ministerio de Asuntos Exteriores han vigilado, infiltrado...

Contenidos

Por Mente Alternativa La historia enseña por identidad, pero sobre todo por analogía. Por ello, presentamos una selección de textos de revisionismo histórico, criptopolítica...

Contenidos

Por Mente Alternativa La guerra de Israel contra Gaza como manifestación de un “choque de civilizaciones” que utiliza a agentes sionistas armados y financiados...

Contenidos

Para los que quieran entender la obsesión de los cruzados modernos por la reinstauración de un Reino de Jerusalén. La siguiente es la Parte...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram