Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Futuro distópico, transhumanismo, dictadura digital, hackeo cerebral y data corporal

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



Dictadura digital. En la Reunión Anual del Foro Económico Mundial de 2018, el historiador israelí y profesor en el Departamento de Historia de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Yuval Harari, presentó una conferencia sobre el futuro de la humanidad y el surgimiento de las dictaduras digitales, impulsadas por las élites mediante la apropiación de los datos biométricos para el poder, el control y la construcción de un nuevo orden. Si bien Harari advierte la necesidad de regular la propiedad de la información para protegerla de peligros como las dictaduras digitales, corporativas y estatales, llama la atención que omita cualquier mención a la conciencia humana, el orden implicado y la intervención prehistórica del ADN humano. Después de todo, el Foro Económico Mundial es un evento patrocinado por globalistas para echar hacia adelante sus agendas. Y tal vez por eso mismo, el expositor considera como una “gran idea” la definición que reduce los organismos a “meros algoritmos” —comúnmente promovida por la ciencia convencional moderna y la industria del entretenimiento: “Los humanos —dice Harari— en realidad son solo algoritmos bioquímicos.” Y bajo esta tónica puede interpretarse mejor la urgencia de este foro por “regular” y “controlar” lo que ya de antemano se ha elegido como el paradigma a seguir, sobre todo si tomamos en cuenta, por ejemplo, que el plan de Elon Musk para fusionar las computadoras con el cerebro humano a partir de 2020, ya está en marcha.

 

“El reinado futurista de las máquinas, de la ‘materia muerta’ sobre la vida humana, fue inculcado por el culto papista que lo consagró, comenzando en Medici Florence con el texto de Asclepio atribuido a Hermes Trismegisto y la Oratio de hominis dignitate de Pico della Mirandola, más adelante planeado por el Astrólogo Protestante Real, Dr. John Dee. Una de las ironías más profundas en la historia de las sociedades secretas occidentales, es que la inteligencia artificial se originó en el siglo XXI con el concepto hermético y cabalístico del animismo (ensouling) de las estatuas, una doctrina alimentada por la tradición mágica renacentista del papado.” (Fuente: Michael Hoffman)

 

A continuación, traducimos los fragmentos que nos han parecido más significativos de la presentación de Yuval Harari:

Hoy quiero hablarles sobre el futuro de nuestra especie y, sobre todo, el futuro de la vida.

Probablemente somos una de las últimas generaciones de Homo sapiens.

Dentro de un siglo o dos, la Tierra estará dominada por entidades que serán más diferentes de nosotros que nosotros de los neandertales o de los chimpancés.

En las próximas generaciones aprenderemos a diseñar cuerpos, cerebros y mentes.

Estos serán los principales productos de la economía del siglo XXI. No textiles, vehículos y armas, sino cuerpos, cerebros y mentes.

 

¿Cómo serán los futuros amos del planeta?

Esto será decidido por las personas que poseen la información. Quienes controlan los datos controlan el futuro, no solo de la humanidad, sino también el futuro de la vida misma, porque hoy los datos son el activo más importante del mundo.

En la antigüedad, la tierra era el activo más importante, y si demasiada tierra se concentraba en muy pocas manos, la humanidad se dividía en aristócratas y plebeyos.

Luego, en la era moderna, en los últimos dos siglos, la maquinaria reemplazó a la tierra como el activo más importante. Y si muchas de las máquinas se concentraban en muy pocas manos, la humanidad se dividía en capitalistas y proletarios.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Ahora los datos están reemplazando a la maquinaria como el activo más importante. Y si una gran cantidad de datos se concentra en muy pocas manos, la humanidad ya no se dividirá en clases. Se dividirá en especies, en dos especies diferentes.

 

¿Por qué son tan importantes los datos?

Los datos son importantes porque hemos llegado a un punto en el que no solo podemos piratear las computadoras. También podemos hackear seres humanos y otros organismos.

En estos días se habla mucho sobre piratería informática, cuentas de correo electrónico, cuentas bancarias y teléfonos móviles. Pero en realidad estamos alcanzando la capacidad de hackear seres humanos.

 

¿Qué se necesita para hackear a un ser humano?

Se necesitan dos cosas: Mucha potencia informática y muchos datos, especialmente datos biométricos. No se trata de datos sobre lo que compro o hacia dónde voy, sino datos sobre lo que está sucediendo dentro de mi cuerpo y dentro de mi cerebro.

Hasta hoy nadie había tenido la potencia informática necesaria y los datos necesarios para hackear a la humanidad.

Incluso si alguien era espiado por la KGB soviética o la Inquisición española las 24 horas del día todavía no se contaba con la potencia informática y el conocimiento biológico necesarios para dar sentido a lo que estaba sucediendo en el interior de las personas, en su cuerpo y cerebro, para comprender cómo se sentían, qué pensaban y qué querían.

Pero esto ahora está cambiando debido a dos revoluciones simultáneas.

Por un lado, los avances en informática y especialmente el aumento del aprendizaje automático y la inteligencia artificial nos están dando la potencia informática necesaria. Y al mismo tiempo, los avances en biología y especialmente en la ciencia del cerebro nos están dando la comprensión necesaria, la comprensión biológica.

Los ciento cincuenta años de investigación biológica desde Charles Darwin podrían resumirse en la siguiente frase:

 

‘Los organismo son algoritmos’

Esta es la gran idea de las ciencias de la vida moderna, que los organismos, ya sean virus, plátanos o humanos, en realidad son solo algoritmos bioquímicos. Y estamos aprendiendo cómo descifrar estos algoritmos.

Ahora, cuando las dos revoluciones se fusionan, cuando la revolución de Infotech se fusiona con la revolución de biotecnología, lo que obtienes es la capacidad de hackear seres humanos. Y quizás la invención más importante para la fusión de Infotech y biotech es el sensor biométrico que traduce los procesos bioquímicos en el cuerpo y en el cerebro en señales electrónicas que una computadora puede almacenar y analizar.

Y una vez que tenga suficiente información biométrica y suficiente potencia informática, puede crear algoritmos que me conozcan mejor que yo mismo. Y los humanos realmente no se conocen muy bien, es por eso que los algoritmos tienen una posibilidad real de conocernos mejor.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Toda esa información valdrá miles de millones. Una vez que tengamos algoritmos que puedan comprendernos mejor de lo que nos comprendemos nosotros mismos, podrían predecir nuestros deseos, manipular nuestras emociones e incluso tomar decisiones en nuestro nombre; y si no tenemos cuidado, el resultado podría conducir al surgimiento de dictaduras digitales.

 

 

Dictadura digital

En el siglo XX, la democracia generalmente superó a la dictadura porque la aquella procesa la información de manera distribuida. Distribuye la información y el poder de tomar decisiones entre muchas instituciones e individuos. La dictadura, por otro lado, concentra toda la información y el poder en un solo lugar.

En el siglo XXI, las nuevas revoluciones tecnológicas, especialmente la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, podrían mover el péndulo en la dirección opuesta. Podrían hacer que el procesamiento centralizado de datos sea mucho más eficiente que el procesamiento distribuido de datos. Y si la democracia no puede adaptarse a estas nuevas condiciones, los humanos vendrán a vivir bajo el dominio de las dictaduras digitales.

Ahora estamos viendo la formación de regímenes de vigilancia cada vez más sofisticados en todo el mundo, no solo por regímenes autoritarios sino también por gobiernos democráticos. Estados Unidos, por ejemplo, está construyendo un sistema de vigilancia global mientras mi país de origen, Israel, está tratando de construir un régimen de vigilancia total en Cisjordania.

Pero el control de los datos podría permitir a las élites humanas hacer algo aún más radical que simplemente construir dictaduras digitales pirateando organismos. Las élites pueden obtener el poder de abarcar el futuro de la vida misma porque una vez que puedes hackear algo, generalmente también puedes diseñarlo, y si de hecho logramos hackear y diseñar la vida, esta no será solo la mayor revolución en la historia de la humanidad. Esta será la mayor revolución en biología desde el comienzo de la vida.

Ahora, este cambio científico se trata de reemplazar la evolución por selección natural con una evolución por diseño inteligente. No es el diseño inteligente de un Dios sobre las nubes sino nuestro diseño inteligente y el diseño inteligente de nuestras nubes, la nube de IBM, la nube de Microsoft. Estas son las nuevas fuerzas impulsoras de la evolución y, al mismo tiempo, la ciencia puede permitir la vida después de estar confinada al ámbito limitado de los compuestos orgánicos.

Es por eso que la propiedad de los datos es tan importante. Si no lo regulamos, una pequeña élite puede llegar a controlar no solo el futuro de las sociedades humanas, sino también la forma de las formas de vida en el futuro.

 

Cómo regular la propiedad de la información

Hemos tenido 10,000 años de experiencia regulando la propiedad de la tierra. Hemos tenido algunos siglos de experiencia en la regulación de la propiedad de la maquinaria industrial. Pero no tenemos mucha experiencia en la regulación de la propiedad de los datos, lo cual es inherentemente mucho más difícil porque, a diferencia de la tierra y la maquinaria, los datos están en todas partes y en ninguna parte al mismo tiempo. Se pueden mover a la velocidad de la luz y pueden crearse tantas copias como uno desee.

Entonces, ¿los datos sobre mi ADN, mi cerebro, mi cuerpo, mi vida, me pertenecen a mí o a alguna corporación, o al gobierno o quizás al colectivo humano?

En la actualidad, las grandes corporaciones almacenan gran parte de los datos y las personas se preocupan por ello, pero ordenar a los gobiernos que nacionalicen los datos puede restringir el poder de las grandes corporaciones solo para dar lugar a dictaduras digitales.

Al hablar sobre la regulación de datos, la mayoría de la gente piensa en la privacidad, en las compras y en las empresas y corporaciones que saben a dónde van y qué compran.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Pero esto es solo la punta del iceberg. Hay cosas mucho más importantes en juego, por lo que la discusión apenas ha comenzado y no podemos esperar respuestas instantáneas.

Es mejor que recurramos a nuestros científicos o filósofos, a nuestros abogados e incluso a nuestros poetas —especialmente a nuestros poetas— para que dirijan su atención a esta gran pregunta.

¿Cómo regular la propiedad de los datos para el futuro, no solo de la humanidad, sino de la vida misma? Nuestro destino podría depender de la respuesta a esta pregunta.

 

El día que nuestros hijos dirán: ‘Soy transhumano, voy a volverme digital’

 

Fuente:

Yuval Noah Harari / World Economic Forum 2018 — Will the Future Be Human?

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

  Podría decirse que alguien verdaderamente comprende lo que ocurre sólo cuando es capaz de relacionar los hechos con la filosofía. En el siguiente...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa La empresa de neurociencia del empresario multimillonario Elon Musk, Neuralink, ha acaba de presentar un cerdo con un pequeño chip de...

Ciencia y Tecnología

  La Dra. Carrie Madej, DO, es especialista en medicina interna en McDonough, Georgia, Estados Unidos, y tiene más de 19 años de experiencia...

Ciencia y Tecnología

Los rápidos avances en la ciencia del cerebro, respaldados por los fondos gubernamentales de miles de millones de dólares y euros, resultaron desde el...

Publicidad comprar oro
Publicidad Que es LBRY

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad servicio de VPN

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon

© Mente Alternativa · Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.