Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Andrei Fursov: Las distopías se están haciendo realidad

Por Andrei Fursov

La actitud de los líderes mundiales ante la fijación biológica de las diferencias sociales hasta la esperanza de vida y la derivación de diversas especies humanas especializadas y orientadas al servicio recuerda a la novela de H.G. Wells «La máquina del tiempo», donde la sociedad se divide en dos especies sociobiológicas: los eloi y los morlocks, y a la novela de Ivan Efremov «La hora del toro», donde en el planeta Tormance viven personas de dos categorías – «ji» («longevos») y «kzhi» («efímeros»), así como a la novela de Frank Herbert «La colmena de Hellstrom» (Hellstrom’s Hive, 1973), poco conocida en nuestro país (al menos en comparación con su ciclo «Dune»).

La trama es la siguiente. Cierto servicio secreto (llamado «La Oficina» en la novela) se ha interesado por cierta Granja que perteneció a un entomólogo, Niels Hellstorm. Un grupo de agentes es enviado a la zona de la Granja, donde descubren que se trata de un experimento social. Se ha llevado a cabo hace mucho tiempo, desde poco antes de la colonización de América, y consiste en criar especies (o razas) funcionales especializadas de seres humanos siguiendo el modelo de un hormiguero. Con el tiempo, a este «Proyecto 40» se han unido muchas grandes mentes de la humanidad. El grueso de los habitantes del Hormiguero son trabajadores. No pueden hablar, obedecen a instintos, están controlados por feromonas. Los habitantes del Hormiguero determinan a propios y extraños mediante feromonas; si alguien no tiene feromonas, es destruido. Del mismo modo, los que entran accidentalmente en el territorio del Hormiguero son automáticamente destruidos como no humanos. Tiene un grupo de intelectuales especialmente criados, su tarea es trabajar con sus cerebros, pero físicamente están discapacitados – no pueden caminar, son llevados por ayudantes especialmente entrenados con un nivel de inteligencia reducido al mínimo.

La clase alta tiene una larga vida, no sólo come alimentos vegetales, sino también animales (las masas sólo comen alimentos vegetales, proporcionados por granjas hidropónicas), y tienen un aspecto estupendo. Hellstorm tiene muchos años, pero no aparenta más de treinta. Francie Calothermi, que tiene ocho hijos, tiene 58, pero no aparenta más de veinte. Pero sólo los que son importantes para Ant-Man viven mucho tiempo. El ordinario -de 30-40 años- va al caldero. A veces se permite a los trabajadores ir no muy lejos del Hormiguero en busca de carne, desde animales hasta personas. El Hormiguero tiene un «techo»: el sheriff de la ciudad local y algunos senadores. A lo largo de varios cientos de años, se ha ido construyendo un sistema. En esencia, Herbert describió la aparición de una nueva especie sociobiológica de hombre-insecto (o insecto-hombre), biológicamente humanos, pero socialmente insectos, que poco a poco se ven arrastrados a una lucha intraespecífica de tipo darwiniano con el hombre.

El Instituto McKinsey predice que, de aquí a 2030, entre 400 y 800 millones de personas, sobre todo en el núcleo del sistema capitalista, perderán su empleo. Esto provocará una drástica caída de los ingresos: para los obreros, entre un 26% y un 56%. Si la principal víctima de la automatización serán sobre todo los obreros, el principal impacto de la robotización será algo mayor, en la parte «intelectual» del estrato medio: ingenieros, contables, operadores de máquinas. El resultado será:

a) un fuerte deterioro de la situación, el empobrecimiento de ciertos segmentos de la capa media y de la clase trabajadora, algunos de cuyos representantes pasarán sin duda a engrosar las filas del precariado (una clase de personas socialmente inestables que no tienen plena seguridad en el empleo);

b) el empobrecimiento de los ya pobres hasta la pobreza;

c) la aparición no sólo de una capa, sino, como subraya el informe del FMI, de una casta de desempleados.

Estamos viviendo una transformación del sistema mundial en la que todas las cargas recaerán sobre el 90% de la población mundial. Se acabará el mundo de la exponencial y llegará el de la asíntota. Pero la cuestión es que el mundo de la asíntota puede ser diferente. Puede ser un retorno a las formas represivas del primer capitalismo o del precapitalismo de los siglos XV-XVI. Puede estar basado en las castas. Pero puede ser relativamente igualitario. Y esto es una cuestión de lucha social. Es una cuestión de hasta qué punto las masas de la población serán capaces de entenderlo.

 

La Sociedad Fabiana, la eugenesia y las fuerzas históricas que se esconden tras el colapso sistémico actual

 

Fuente:

Andrei Fursov, en Club Izborsky: Las distopías se están haciendo realidad; 8 de mayo de 2024.

Contenidos

Por Andrei Fursov En el mundo todavía hay intereses de Estado, de etnocivilización, y de clan, que son difíciles de conciliar y que no...

Contenidos

Por Andrei Fursov He dado clases en diversas ocasiones en Estados Unidos y en Europa. Y puedo ver que tanto los jóvenes rusos como...

Contenidos

Por Andrei Fursov Las coyunturas de la historia (a las que el historiador Fernand Braudel se refería como temporalidad de “mediana duración”), son situaciones...

Contenidos

Israel se enfrenta ahora al dilema de mantener su poder de disuasión sin alienar a sus aliados árabes y occidentales. ¿Cuál es la lógica...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram