Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

La prioridad del BRICS es poner en marcha el nuevo sistema común de pagos R5 para aumentar el comercio mutuo prescindiendo del dólar estadounidense

Todas las miradas estarán puestas en Sudáfrica el mes que viene, en cómo trabajará el BRICS para resolver sus problemas internos al tiempo que organiza la expansión al BRICS+. Aunque los cinco Estados BRICS originales tienen sus diferencias geopolíticas, están encontrando enormes puntos en común en el frente geoeconómico a medida que aumentan los volúmenes de comercio y se multiplican las rutas comerciales. Pepe Escobar desestima la idea de que en la cumbre de Sudáfrica se anunciará una nueva moneda de reserva del BRICS respaldada por oro (aún en fase de discusión. Lo que está en marcha, dice, es el R5: un nuevo sistema común de pagos.

 

 

Por Pepe Escobar

A medida que los BRICS se acercan a la cumbre más importante de su historia, que se celebrará del 22 al 24 de agosto en Johannesburgo (Sudáfrica), es preciso tener en cuenta algunos aspectos fundamentales.

Las tres principales plataformas de cooperación de los BRICS son la política y la seguridad, las finanzas y la economía, y la cultura. Por lo tanto, la idea de que en la cumbre de Sudáfrica se anunciará una nueva moneda de reserva del BRICS respaldada por oro es espuria.

Lo que está en marcha, según han confirmado los sherpas de los BRICS, es el R5: un nuevo sistema común de pagos. Los sherpas están en las fases preliminares de discusión de una nueva moneda de reserva que podría estar basada en el oro o en las materias primas. En comparación, los debates en el seno de la Unión Económica de Eurasia (UEEA), dirigida por Sergey Glazyev, están mucho más avanzados.

El orden de prioridades es poner en marcha la R5. Todas las monedas actuales de los BRICS empiezan por “R”: renminbi (yuan), rublo, real, rupia y rand. El R5 permitirá a los miembros actuales aumentar el comercio mutuo prescindiendo del dólar estadounidense y reduciendo sus reservas en dólares. Este es sólo el primero de muchos pasos prácticos en el largo y sinuoso camino de la desdolarización.

Todavía se está debatiendo la ampliación del papel del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD), el banco de los BRICS. El NDB podría, por ejemplo, conceder préstamos denominados en oro de los BRICS, convirtiéndolo en una unidad de cuenta global en las transacciones comerciales y financieras. Los exportadores de los BRICS tendrán entonces que vender sus mercancías contra el oro de los BRICS, en lugar de dólares estadounidenses, tanto como los importadores del occidente colectivo tendrían que estar dispuestos a pagar en oro de los BRICS.

Eso está muy lejos, por decirlo suavemente.

Las frecuentes conversaciones con sherpas de Rusia y también con operadores financieros independientes de la UE y el Golfo Pérsico siempre tocan el problema clave: los desequilibrios y los nodos débiles dentro de los BRICS, que tenderán a proliferar en serie con la inminente expansión de los BRICS+.

Dentro de los BRICS, hay un cúmulo de graves expedientes sin resolver entre China-India, mientras que Brasil se encuentra estrujado entre una lista de dictados imperiales y el impulso natural del presidente Luiz Inácio Lula da Silva por fortificar el Sur Global. Argentina se ha visto prácticamente obligada por los sospechosos habituales a “posponer” su solicitud de admisión para formar parte del BRICS+.

Y luego está el eslabón débil por definición: Sudáfrica. Puesta entre la espada y la pared, la organizadora de la cumbre más importante de la historia de los BRICS optó por un compromiso humillante, no precisamente digno de una potencia independiente de rango medio del Sur Global.

Sudáfrica decidió no recibir al Presidente ruso, Vladimir Putin, y optó en cambio por la presencia del Ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, tal y como Pretoria sugirió primero a Moscú. Los demás miembros del BRICS validaron la decisión.

El compromiso significa que Rusia estará representada físicamente por Lavrov, mientras que Putin participará en todo el proceso -y en las decisiones subsiguientes- por videoconferencia.

Traducción: Putin puso a prueba a Pretoria y la expuso ante todo el Sur Global como un frágil nodo de la “jungla” -en realidad la Mayoría Global- fácilmente amenazable por la pandilla “jardinera” occidental y no como un verdadero profesional independiente de la política exterior.

 

San Petersburgo-Shanghai por el Ártico

Esta decisión sudafricana plantea por sí misma serias dudas sobre si la geopolítica liderada por los BRICS es sólo una ilusión.

Sin embargo, desde el punto de vista geoeconómico, el grupo ha entrado en un juego de pelota completamente diferente, ilustrado por las múltiples interconexiones de los BRICS con la Iniciativa china de la Franja y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés).

El comercio chino con los países de la BRI aumentó un 9,8% en el primer semestre de 2023, en comparación con el mismo periodo del año anterior. Esto contrasta fuertemente con la contracción global del 4,7% del comercio entre China y el conjunto de países occidentales: Con la UE, un 4,9% menos, y con EE.UU., un 14,5% menos.

Por su parte, el comercio chino con Rusia, junto con las exportaciones a Sudáfrica y Singapur, aumentó exponencialmente en un 78 por ciento. Como ejemplo, a finales de la semana pasada zarpó de San Petersburgo un cargamento chino cargado de fertilizantes, productos químicos y papel. Cruzará el Ártico y llegará a Shanghai a principios de agosto.

Zhou Liqun, presidente de la Cámara de Comercio China en Rusia, fue directo al grano: esto es sólo el comienzo de la “operación rutinaria de la ruta marítima de carga ártica entre China y Rusia”. Se trata de “la seguridad de los canales logísticos” incorporada a la asociación estratégica Rusia-China.

La Ruta de la Seda del Ártico, a partir de ahora, será cada vez más estratégica. Los chinos pueden mantenerla abierta al menos de julio a octubre de cada año. Además, el calentamiento del Ártico permitirá un mejor acceso a los recursos de petróleo y gas. No es de extrañar que, desde 2017, el desarrollo de la Ruta de la Seda del Ártico forme parte de la BRI.

Todo lo anterior muestra un brusco cambio en el impulso comercial chino hacia el Sur Global. El comercio con los socios chinos de la BRI representa ahora el 34,3% del comercio mundial total de China en términos de valor, y esa cifra va en aumento.

 

Del ferrocarril del UAP a la Gran Bahía

En el frente ruso, todas las miradas están puestas en el Corredor Internacional de Transporte Norte-Sur (INSTC), de 7.200 km de longitud y carácter multimodal, que alarma al colectivo occidental como sustituto de facto del Canal de Suez. El INSTC reduce los costes de transporte marítimo en un 50% aproximadamente y ahorra hasta 20 días de viaje en comparación con la ruta de Suez.

El comercio a través del INSTC -por barco, ferrocarril y carretera, uniendo Rusia, Irán, Azerbaiyán, India y Asia Central- debería triplicarse en los próximos siete años, como señaló el ministro ruso de Transportes, Vitaly Saveliev, en el reciente foro de San Petersburgo. Rusia invertirá más de 3.000 millones de dólares en el INSTC hasta 2030.

El aumento del comercio entre Rusia, Irán e India a través del INSTC conecta con algo que hasta hace poco se consideraba un ovni: el ferrocarril transafgano.

El Transafgano surgirá como continuación de algo muy importante que ocurrió la semana pasada, cuando Pakistán, Uzbekistán y Afganistán firmaron un protocolo conjunto para conectar las redes uzbeka y pakistaní a través de Mazar-i-Sharif y Logar, en Afganistán.

Bienvenidos al ferrocarril UAP -que podría ser aclamado no sólo como un BRI, sino también como un proyecto de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS)-, donde Tashkent e Islamabad son miembros de pleno derecho, y Kabul es un observador. Se trata de un corredor comercial muy necesario que también es una plataforma china clásica de “intercambio entre personas”.

Los uzbekos calculan que los 760 km de vía férrea reducirán el tiempo de viaje en cinco días y los costes en al menos un 40%. El proyecto podría estar terminado en 2027.

El posterior ferrocarril transafgano, de 573 km, ya tiene su hoja de ruta: conectará la intersección de Asia Central y Meridional con los puertos del Mar Arábigo.

Todo lo anterior expande el comercio chino en varias direcciones. Lo que nos lleva a una fascinante simbiosis en curso entre el sur de China y Asia Occidental, simbolizada por la Gran Área de la Bahía.

A medida que el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman turbo-carga su inmensamente ambicioso proyecto de modernización Visión 2030, la Gran Área de la Bahía está siendo aclamada por los saudíes nada menos que como “el futuro de Asia.”

Todos los inversores, desde Jeddah hasta Hong Kong, saben que Pekín pretende convertir la Gran Área de la Bahía en un centro tecnológico mundial de primer orden, centrado en Shenzhen, con Hong Kong desempeñando el papel de privilegiado centro financiero mundial y Macao como centro cultural.

La Gran Área de la Bahía, no por casualidad, es un pilar clave de la BRI. En su conjunto, las nueve ciudades de Guangdong, más Hong Kong y Macao (más de 80 millones de habitantes, el 10% del PIB chino), se configurarán como una asombrosa potencia económica de primer orden en 2035, superando ampliamente a la Bahía de Tokio, el área metropolitana de Nueva York y el área de la Bahía de San Francisco.

Arabia Saudí aspira a convertirse en miembro de pleno derecho tanto de la BRI como de la OCS, por lo que Pekín y Riad impulsarán su cooperación tecnológica, además de la energética y la de infraestructuras.

Todas las miradas estarán puestas en Sudáfrica el mes que viene, en cómo trabajará el BRICS para resolver sus problemas internos al tiempo que organiza la expansión al BRICS+. ¿Quién entrará en el club? ¿Arabia Saudí? ¿Los EAU? ¿Irán? ¿Kazajstán? ¿Argelia? Los dos principales países BRICS, China y Rusia, siguen invirtiendo en un rodillo geoeconómico al que decenas de países hacen cola para unirse.

 

Elon Musk quiere convertir X en ‘la mitad del sistema financiero mundial’

 

Fuente:

Pepe Escobar, en The Cradle: BRICS problems, BRI solutions.

Contenidos

En un artículo publicado por el diario El Común, el patriota argentino Rubén Darío Guzzetti advierte cómo el sistema imperial occidental, aunque esté en...

Contenidos

El Sahel africano se está rebelando contra el neocolonialismo occidental, expulsando tropas y bases extranjeras, ideando monedas alternativas y desafiando a las viejas multinacionales....

Contenidos

China aparece como el principal financiador del proyecto de integración logística de América del Sur en el contexto de la “Nueva Ruta de la...

Contenidos

El 26 de marzo, cinco ciudadanos chinos murieron en un atentado suicida con vehículo bomba en el norte de Pakistán, que se hizo eco...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram