Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Filtran los ‘escandalosos’ contratos internacionales de Pfizer para manufactura y adquisición de la vacuna COVID-19

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes nos afecta mucho. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Por el Dr. Joseph Mercola

Los compradores de la vacuna deben “indemnizar, defender y eximir de responsabilidad a Pfizer … de cualquier y todos los juicios, reclamaciones, acciones, demandas, pérdidas, daños, responsabilidades, acuerdos, sanciones, multas, costos y gastos … que surjan de, en relación con, o como resultado de la vacuna.”

  • Un documento filtrado y desglosado por el usuario de Twitter Ehden revela los escandalosos términos de los acuerdos internacionales de Pfizer sobre la vacuna COVID-19.
  • Los países que compran la vacuna COVID-19 de Pfizer deben reconocer que “los esfuerzos de Pfizer para desarrollar y fabricar el producto” están “sujetos a riesgos e incertidumbres significativas.”
  • En caso de que aparezca un fármaco u otro tratamiento que pueda prevenir, tratar o curar la COVID-19, el acuerdo se mantiene, y el país debe cumplir con su pedido de vacunas.
  • Aunque las vacunas contra el COVID-19 son “gratuitas” en Estados Unidos, se pagan con el dinero de los contribuyentes a razón de 19,50 dólares por dosis; Albania, según revela el contrato filtrado, pagó 12 dólares por dosis.
  • El comprador de la vacuna COVID-19 de Pfizer también debe reconocer dos hechos que se han ocultado en gran medida bajo la alfombra: tanto su eficacia como sus riesgos son desconocidos.
  • Los compradores también deben “indemnizar, defender y eximir de responsabilidad a Pfizer … de cualquier y todos los juicios, reclamaciones, acciones, demandas, pérdidas, daños, responsabilidades, acuerdos, sanciones, multas, costes y gastos … que surjan de, en relación con, o como resultado de la Vacuna”.

 

Los fabricantes de vacunas no tienen nada que perder con la comercialización de sus vacunas experimentales COVID-19, incluso si causan lesiones graves y la muerte, ya que disfrutan de una indemnización completa contra las lesiones que se producen por las vacunas COVID-19 o cualquier otra vacuna pandémica en virtud de la Ley de Preparación Pública y de Emergencia (PREP), aprobada en los EE.UU. en 2005.

Sin embargo, el alcance total de sus acuerdos de indemnización por la vacuna COVID-19 con los países es un secreto muy bien guardado, que ha permanecido altamente confidencial, hasta ahora. Un documento filtrado y desglosado por el usuario de Twitter Ehden revela los escandalosos términos de los acuerdos internacionales de Pfizer sobre la vacuna COVID-19.

 

“Estos acuerdos son confidenciales, pero por suerte un país no protegió lo suficiente el documento del contrato, así que conseguí hacerme con una copia”, escribió. “Como vais a ver, hay una buena razón por la que Pfizer luchaba por ocultar los detalles de estos contratos”.

 

Un acuerdo férreo, todo en los términos de Pfizer

El supuesto acuerdo de indemnización, supuestamente entre Pfizer y Albania, fue publicado originalmente en fragmentos en Twitter, pero Twitter los tiene ahora marcados como “no disponibles”. Sin embargo, las copias de los tweets están disponibles en Treadreader (copia de seguridad).

El acuerdo con Albania parece muy similar a otro contrato, publicado en línea, entre Pfizer y la República Dominicana. Cubre no sólo las vacunas COVID-19, sino cualquier producto que mejore el uso o los efectos de dichas vacunas.

Los países que compran la vacuna COVID-19 de Pfizer deben reconocer que “los esfuerzos de Pfizer para desarrollar y fabricar el Producto” están “sujetos a riesgos e incertidumbres significativos”.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Y en el caso de que aparezca un medicamento u otro tratamiento que pueda prevenir, tratar o curar la COVID-19, el acuerdo se mantiene, y el país debe cumplir con su pedido. La ivermectina, por ejemplo, no sólo es segura, barata y está ampliamente disponible, sino que se ha comprobado que reduce la mortalidad por COVID-19 en un 81%. Sin embargo, se sigue ignorando en favor de tratamientos más caros, y menos eficaces, y de la vacunación experimental masiva.

“Si te preguntabas por qué se suprimió la #Ivermectina”, escribió Ehden, “bueno, es porque el acuerdo que los países tenían con Pfizer no les permite escapar de su contrato, que establece que incluso si se encuentra un medicamento para tratar el COVID19 el contrato no puede ser anulado”.

Aunque Pfizer no entregue las dosis de vacunas dentro del periodo de entrega estimado, el comprador no puede cancelar el pedido. Además, Pfizer puede hacer ajustes en el número de dosis contratadas y en su calendario de entrega, “basándose en los principios que determine Pfizer”, y el país que compra las vacunas debe “aceptar cualquier revisión”.

No importa si las vacunas se entregan con mucho retraso, incluso cuando ya no son necesarias, ya que se aclara que “bajo ninguna circunstancia Pfizer estará sujeta o será responsable de ninguna penalización por entrega tardía”. Como se puede sospechar, el contrato también prohíbe las devoluciones “bajo cualquier circunstancia”.

 

El gran secreto: Pfizer cobró a EE.UU. más que a otros países

Aunque las vacunas COVID-19 son “gratuitas” en Estados Unidos, se pagan con el dinero de los contribuyentes a razón de 19,5011 dólares por dosis. Albania, según reveló el contrato filtrado, pagó 12 dólares por dosis, mientras que la UE pagó 14,70 dólares por inyección. Aunque cobrar precios diferentes a distintas compras es habitual en la industria farmacéutica, suele estar mal visto.

En el caso de la disparidad de precios entre EE.UU. y la UE, se dice que Pfizer dio una rebaja de precios a la UE porque apoyó financieramente el desarrollo de su vacuna COVID-19. Aun así, Ehden señaló que “los contribuyentes estadounidenses se vieron perjudicados por Pfizer, y probablemente también Israel”. Además, Pfizer hace hincapié en que los países no tienen derecho a retener el pago a la empresa por ningún motivo.

Aparentemente, esto incluye en el caso de recibir bienes dañados. Los compradores de las vacunas COVID-19 de Pfizer no tienen derecho a rechazarlas “basándose en quejas sobre el servicio”, a menos que no se ajusten a las especificaciones o a la normativa sobre buenas prácticas de fabricación de la FDA. Y, añade Ehden, “este acuerdo está por encima de cualquier ley local del estado”.

Aunque el comprador no tiene prácticamente ninguna posibilidad de cancelar el contrato, Pfizer puede rescindir el acuerdo en caso de “incumplimiento material” de cualquiera de los términos de su contrato.

 

EEUU encarga vacuna anti-COVID a Pfizer/BioNTech, otra dupla controlada por Bill Gates y los Rothschild

 

La seguridad y la eficacia ‘no se conocen actualmente’

El comprador de la vacuna COVID-19 de Pfizer también debe reconocer dos hechos que se han ocultado en gran medida: Tanto su eficacia como sus riesgos son desconocidos. Según la sección 5.5 del contrato

“El Comprador reconoce que la Vacuna y los materiales relacionados con la misma, así como sus componentes y materiales constitutivos, se están desarrollando rápidamente debido a las circunstancias de emergencia de la pandemia de COVID-19 y seguirán siendo estudiados tras el suministro de la Vacuna al Comprador en virtud del presente Contrato.”

“El Comprador reconoce además que los efectos y la eficacia a largo plazo de la Vacuna no se conocen actualmente y que puede haber efectos adversos de la Vacuna que no se conocen actualmente”.

La indemnización por parte del comprador también se exige explícitamente en el contrato, que establece, en el apartado 8.1:

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

“El comprador se compromete a indemnizar, defender y eximir de responsabilidad a Pfizer, BioNTech, cada una de sus Afiliadas, contratistas, subcontratistas, licenciantes, licenciatarios, sublicenciatarios, distribuidores, fabricantes por contrato, proveedores de servicios, investigadores de ensayos clínicos, terceros a los que Pfizer o BioNTech o cualquiera de sus respectivas Afiliadas pueda deber directa o indirectamente una indemnización basada en la investigación …”

“de y contra cualquier y todos los juicios, reclamaciones, acciones, demandas, pérdidas, daños, responsabilidades, acuerdos, sanciones, multas, costos y gastos (incluyendo, sin limitación, los honorarios razonables de los abogados y otros gastos de una investigación o litigio … que surjan de, en relación con, o como resultado de la Vacuna …”

Mientras tanto, el comprador también debe mantener la confidencialidad de los términos del contrato durante un periodo de 10 años.

 

Los compradores deben proteger y defender a Pfizer

No sólo Pfizer tiene una indemnización total, sino que también hay una sección en el contrato titulada “Asunción de la defensa por parte del comprador”, que establece que en el caso de que Pfizer sufra pérdidas por las que solicite una indemnización, el comprador “asumirá sin demora la dirección y el control de la defensa de dichas reclamaciones indemnizadas en nombre del indemnizado con un abogado aceptable para el/los indemnizado/s, independientemente de que la reclamación indemnizada se haya interpuesto o no”. Ehden señala:

“Pfizer se asegura de que el país pague por todo: ‘Los costos y gastos, incluyendo… los honorarios y desembolsos de los abogados, incurridos por el(los) Indemnizado(s) en relación con cualquier Demanda Indemnizada serán reembolsados trimestralmente por el Comprador’”.

Enterrado en el Registro Federal del 17 de marzo de 2020 – el diario del gobierno de los EE.UU. – en un documento titulado, “Declaración en virtud de la Ley de Preparación Pública y de Emergencia para las contramedidas médicas contra el COVID-19”, está el lenguaje que establece un nuevo tribunal de vacunas COVID-19 – similar al tribunal federal de vacunas que ya existe.

En Estados Unidos, los fabricantes de vacunas ya disfrutan de una indemnización completa contra las lesiones producidas por esta o cualquier otra vacuna pandémica en virtud de la Ley PREP. Si usted resulta lesionado por una vacuna COVID (o por un grupo selecto de otras vacunas designadas en la ley), tendría que presentar una reclamación de indemnización ante el Programa de Compensación de Lesiones por Contramedidas (CICP), financiado por los contribuyentes estadounidenses a través de una asignación del Congreso al Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS).

Aunque es similar al Programa Nacional de Indemnización por Lesiones Causadas por Vacunas (NVICP), que se aplica a las vacunas no pandémicas, el CICP es aún menos generoso en cuanto a la indemnización. Como informó la Dra. Meryl Nass,25 el pago máximo que puede recibir -incluso en casos de discapacidad permanente o muerte- es de 250.000 dólares por persona; sin embargo, tendría que agotar su póliza de seguro privada antes de que el CICP le dé un centavo.

El CICP también tiene un plazo de prescripción de un año, por lo que hay que actuar con rapidez, lo que también es difícil ya que se desconoce si los efectos a largo plazo pueden producirse más de un año después.

 

Pfizer acusado de abuso de poder

Tal y como se desprende del contrato confidencial de Pfizer con Albania, el gigante farmacéutico quiere que los gobiernos garanticen que la empresa será compensada por cualquier gasto derivado de las demandas por daños y perjuicios contra ella. Pfizer también ha exigido que los países pongan activos soberanos, incluyendo reservas bancarias, bases militares y edificios de embajadas, como garantía para las demandas por lesiones que se esperan de su vacuna COVID-19.

World Is One News (WION), con sede en Nueva Delhi, informó en febrero de 2021 que Brasil rechazó las demandas de Pfizer, calificándolas de “abusivas”. Las demandas incluían que Brasil:

“Renuncie a la soberanía de sus activos en el extranjero a favor de Pfizer”.
No aplique sus leyes internas a la empresa.
No penalice a Pfizer por los retrasos en la entrega de las vacunas.
Exima a Pfizer de toda responsabilidad civil por los efectos secundarios.
STAT News también se refirió a las preocupaciones de los expertos legales, que también sugirieron que las demandas de Pfizer eran un abuso de poder. Mark Eccleston-Turner, profesor de derecho sanitario mundial en la Universidad de Keele (Inglaterra), declaró a STAT:

“[Pfizer] está tratando de obtener el máximo beneficio y minimizar su riesgo en cada coyuntura con el desarrollo de esta vacuna y luego con su lanzamiento. El desarrollo de la vacuna ya ha sido fuertemente subvencionado. Así que el riesgo para el fabricante es mínimo”.

 

Aumentan los indicios de fracaso de la vacuna COVID y sus efectos adversos

Pfizer sigue firmando lucrativos contratos de vacunas secretas en todo el mundo. En junio de 2021, firmó uno de sus mayores contratos hasta la fecha: con el gobierno filipino por 40 millones de dosis.

Mientras tanto, los “casos de ruptura” de COVID-19, que solían llamarse fallos de la vacuna, están aumentando. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU., hasta el 19 de julio, 5.914 personas que habían sido completamente vacunadas contra la COVID-19 fueron hospitalizadas o murieron a causa de la misma.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

En el Reino Unido, hasta el 15 de julio, el 87,5% de la población adulta había recibido una dosis de la vacuna COVID-19 y el 67,1% había recibido dos. Sin embargo, los casos sintomáticos entre los vacunados parcial y totalmente están aumentando, detectándose una media de 15.537 nuevas infecciones al día, lo que supone un aumento del 40% respecto a la semana anterior.

En un informe del 19 de julio de los CDC, la agencia también informó de que el Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS) había recibido 12.313 informes de muerte entre personas que recibieron la vacuna COVID-19, lo que supone más del doble de los 6.079 informes de muerte de la semana anterior.

Sin embargo, poco después del informe, revirtieron el número a los 6.079 de la semana anterior, indicando por defecto que no se había producido ninguna muerte por la vacuna esa semana,34 lo que plantea serias dudas sobre la transparencia y la seguridad de la vacuna.

 

También están apareciendo muchos otros efectos adversos, que van desde los riesgos de la proteína biológicamente activa del SARS-CoV-2 utilizada en la vacuna hasta los coágulos de sangre, la toxicidad reproductiva y la miocarditis (inflamación del corazón). Sin embargo, como se puede ver en los acuerdos confidenciales de indemnización, incluso si la vacuna resulta ser un fracaso estrepitoso -y un riesgo para la salud a corto y largo plazo- los países no tienen ningún recurso, ni tampoco nadie que haya recibido las inyecciones experimentales.

Una pregunta que todos deberíamos hacernos es la siguiente: Si las vacunas COVID-19 son, de hecho, tan seguras y eficaces como afirman los fabricantes, ¿por qué exigen este nivel de indemnización?

 

Pfizer pidió activos soberanos a Sudáfrica como garantía de inmunidad legal por efectos de la vacuna

 

Fuentes:

Joseph Mercola, en Global Research: Leaked Document Reveals ‘Shocking’ Terms of Pfizer’s International Vaccine Agreements.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

El hecho de que el Instituto Australiano de Política Estratégica (ASPI), una entidad ligada a la red de inteligencia británica de los Cinco Ojos,...

Ciencia y Tecnología

Según tres denunciantes del Departamento de Defensa (DOD) de EE.UU., se han producido preocupantes picos de incidencia de cáncer, miocarditis y abortos tras la...

Contenidos

Por Project Veritas El vídeo grabado por la fuente muestra a los empleados de Nueva York contratados por el proveedor médico DocGoAmbulnz, discutiendo cómo...

Ciencia y Tecnología

La periodista de investigación búlgara especializada en armas biológicas, Dilyana Gaytandzhieva, ha hecho públicos los documentos que exponen los experimentos biológicos de Estados Unidos...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon