Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Eugenista vinculado a Epstein postulado para nuevo puesto científico en el gabinete de Biden

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes nos afecta mucho. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



El experto en edición genética CRISPR Eric Lander, director de la Oficina de Política Científica y Tecnológica de Biden, está a la espera de ser confirmado por el Senado para ocupar un nuevo puesto a nivel de gabinete en la administración Biden. Jeffrey Epstein, el pedófilo eugenista y traficante sexual, se jactó de financiar la investigación de Lander y fue fotografiado participando en al menos una reunión con él.

 

Por Whitney Webb

Poco antes de tomar posesión de su cargo, el Presidente Joe Biden anunció que elevaría el cargo de director de la Oficina de Política Científica y Tecnológica a nivel de gabinete, lo que significa que su candidato a dirigir esa oficina, el genetista Eric Lander, necesitaría la confirmación del Senado estadounidense. Lander es actualmente el director de esa oficina, pero aún no ha desempeñado un cargo a nivel de gabinete a la espera de su confirmación.

Los principales medios de comunicación describieron la decisión de Biden de incluir a Lander en su gabinete como “una forma de resaltar su compromiso con la ciencia”, lo que se ha utilizado para contrastar su enfoque con el de Trump, a quien se acusó de secundar a las voces “autorizadas” del mundo académico y del establishment médico. Se considera que Lander es una de esas voces “autorizadas”, ya que anteriormente fue copresidente externo del Consejo de Asesores sobre Ciencia y Tecnología del ex presidente Obama.

Sin embargo, el hecho de que Biden coloque a Lander en este puesto plantea la cuestión de qué tipo de ciencia promoverá exactamente en su nuevo cargo, ya que el eugenista y pedófilo vinculado a la inteligencia Jeffrey Epstein se jactó en su sitio web de haber “tenido el privilegio [sic] de patrocinar” la investigación de Lander a través de la Fundación Jeffrey Epstein VI. El portavoz de Lander dijo al New York Times en 2019 que “el señor Epstein parece haber inventado muchas cosas y esto parece estar entre ellas”, en relación a si Lander había recibido efectivamente financiación de Epstein.

Además de la cuestión de la financiación de Epstein, se sabe que Lander, que también es profesor de biología en el MIT, se reunió con Epstein al menos una vez, ya que fue fotografiado participando en una reunión de 2012 con Epstein en la oficina de Martin Nowak de Harvard, un biólogo matemático que recibió millones de financiación de Epstein. Tras la detención de Epstein en 2019, Lander afirmó que había sido invitado a la reunión por Nowak y que no sabía quién iba a asistir al evento. Además, declaró que “más tarde se enteró de la historia más sórdida [de Epstein]” y negó haber tenido una relación con Epstein.

Sin embargo, sigue existiendo la cuestión de que el propio Epstein incluyó a Lander en una lista de científicos que patrocinaba, y que los demás científicos de esa lista sí habían recibido algún tipo de apoyo de Epstein. Si hemos de creer a Lander, sigue sin estar claro por qué Epstein, antes de que se hiciera tan infame, afirmaría falsamente que financiaba a Lander y por qué Lander esperaría a negar cualquier asociación hasta después de la detención de Epstein. Dado que los otros científicos que figuran junto a Lander en el sitio web de Epstein sí recibían financiación de su fundación, parece poco probable que Epstein incluyera engañosamente el nombre de Lander entre una lista de otros científicos a los que financiaba en un momento, sobre todo, en el que aún no era públicamente controvertido y no representaba un riesgo tan grave para la reputación de sus asociados.

Sin embargo, los desmentidos de Lander parecen haber sido más que suficientes para algunos medios de comunicación de masas tras su nombramiento para servir en la administración de Biden, con algunos medios de comunicación que ahora afirman que no se informó de que Lander recibiera financiación de Epstein, a pesar de las propias afirmaciones de Epstein en sentido contrario. Por ejemplo, BuzzFeed escribió el 19 de enero de 2021 que Lander “no ha sido informado de haber recibido ningún dinero de Epstein”.

 

epstein y lander

Jeffrey Epstein y Eric Lander.

 

El Instituto Broad, Silicon Valley y la inteligencia

A pesar de que Lander negó tener una relación personal, Epstein también tenía vínculos muy estrechos con el empleador de Lander, el MIT. Epstein donó cientos de miles de dólares a la institución y el multimillonario Bill Gates también utilizó a Epstein como canal para hacer donaciones al MIT. Gates aún no ha explicado por qué canalizaría sus donaciones a través de Epstein en lugar de donar públicamente a través de su conocida fundación “filantrópica”. La financiación de Epstein al MIT Media Lab, en particular, llevó a la dimisión de su antiguo director Joi Ito en septiembre de 2019 tras la detención y posterior “suicidio” de Epstein.

Además, Epstein era especialmente cercano a uno de los nombres más importantes del MIT, el fallecido pionero de la inteligencia artificial Marvin Minsky. Minsky organizó una vez un simposio de dos días sobre inteligencia artificial en la isla privada de Epstein en 2002 y las víctimas de Epstein han alegado que fueron obligadas por Epstein a participar en actos sexuales con Minsky. Tanto Minsky como Eric Lander fueron compañeros de empresa de la corporación Thinking Machines, un contratista de DARPA que fabricaba superordenadores a finales de la década de 1980 y principios de la de 1990. Los diversos componentes de esa empresa fueron adquiridos por una red de empresas vinculadas a la inteligencia, como Oracle e IBM, vinculadas a la CIA, mientras que muchos de sus antiguos ingenieros se marcharon a Sun Microsystems, donde el futuro director general de Google, Eric Schmidt, ocupaba entonces el puesto de director de tecnología.

Más recientemente, Lander ha vuelto a estar estrechamente relacionado con empresas tecnológicas profundamente vinculadas al estado de seguridad nacional de Estados Unidos como director fundador del Instituto Broad, una institución independiente de investigación genómica asociada al MIT y a Harvard. Por cierto, el MIT y Harvard son las dos instituciones académicas más estrechamente vinculadas a la “filantropía” de Epstein, sobre todo en el campo en el que se especializa el Instituto Broad.

El Instituto Broad depende en gran medida de la “filantropía privada”, según su página web, y su consejo de administración incluye al presidente de Apple, Arthur Levinson; al presidente del McKinsey Global Institute, James Manyika; al actual presidente y ex director general de IBM, Louis Gerstner Jr; y al ex director general de Google y actual presidente de la Comisión de Seguridad Nacional sobre la IA, Eric Schmidt. También forma parte del consejo Seth Klarman, propietario del Times of Israel y uno de los principales donantes del DNC en el último ciclo electoral. La fundación familiar de Klarman ha realizado importantes donaciones al Instituto Broad. Además, Klarman anunció su rechazo al ex presidente Trump en un impulso coordinado de relaciones públicas junto a Leslie Wexner, el principal patrocinador de Epstein que fue parte integral de sus actividades de inteligencia y operación de tráfico sexual, en 2018. Más recientemente, fue revelado como la principal fuente de financiación de la disfuncional aplicación del Caucus de Iowa en las más recientes primarias del DNC.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Justo antes de que Lander se uniera a la administración de Biden, el Instituto Broad anunció una nueva asociación con los gigantes tecnológicos Microsoft y Verily, filial de Google, lo que refleja aún más los vínculos del Instituto Broad con Silicon Valley. Como parte de esa asociación, Microsoft y Google compartirán los datos en la nube y las tecnologías de IA de las empresas con una “red global de más de 168.000 socios de salud y ciencias de la vida” para acelerar la plataforma Terra. Terra, desarrollada originalmente por el Instituto Broad y Verily de Google, es un “ecosistema de datos abiertos” centrado en la investigación biomédica, concretamente en los campos de la genómica del cáncer, la genética de poblaciones y la genómica viral. Los datos biomédicos que Terra acumula incluyen no sólo datos genéticos, sino también imágenes médicas, señales biométricas e historiales médicos electrónicos.

En el caso de Google, los datos a los que se acceda a través de esta asociación probablemente servirán para sus evidentes ambiciones en materia de inteligencia artificial en el ámbito de la salud, algunas de las cuales se están llevando a cabo en colaboración con el ejército estadounidense. Google ha anunciado recientemente una asociación con el Pentágono para “diagnosticar de forma predictiva” el cáncer y el COVID-19 utilizando la IA. Los lazos de Google con el ejército estadounidense se han hecho patentes en los últimos años y la empresa está bien representada en la Comisión de Seguridad Nacional sobre la IA (NSCAI), presidida por el antiguo director general de Google, Eric Schmidt. En el caso de Microsoft, el Pentágono le adjudicó recientemente el contrato masivo de la nube JEDI, aunque un litigio podría cambiar esto pronto. Microsoft también ha lanzado recientemente un nuevo servicio “secreto” en la nube para los sistemas de inteligencia y datos clasificados del gobierno de Estados Unidos y, al igual que Google, también está bien representada en el NSCAI.

Además, tanto Microsoft como el ex director general de Google, Eric Schmidt, tienen vínculos con la inteligencia israelí, en particular con la Unidad 8200 de Israel. Los lazos de Microsoft con la Start-Up Nation Central, los frentes de la Unidad 8200, e Isabel Maxwell (la hermana de Ghislaine Maxwell) se han discutido ampliamente en artículos anteriores. Eric Schmidt, entre otras conexiones, ayudó a financiar y a lanzar Team8, la aceleradora de start-ups para ex alumnos de la Unidad 8200 creada por el antiguo comandante de la unidad Nadiv Zafrir. Team8 contrató de forma controvertida a Mike Rogers, ex director de la agencia de inteligencia estadounidense NSA, y también está asociada a la empresa privada IronNet Security de otro ex director de la NSA, Keith Alexander.

Estos lazos de inteligencia entre Estados Unidos e Israel son notables dadas las conexiones de Epstein exploradas anteriormente en este artículo, ya que muchas de las actividades de Epstein -desde el tráfico sexual y el chantaje sexual hasta el lavado de dinero- se realizaron en nombre de las agencias de inteligencia de Estados Unidos e Israel, específicamente de facciones dentro de ambas comunidades de inteligencia que comparten vínculos con el mismo sindicato del crimen organizado.

Esas mismas facciones están íntimamente involucradas en las actividades de Silicon Valley, por lo que no es una coincidencia que, tras su primera detención en 2007, Epstein intentara renombrarse como inversor en alta tecnología y mecenas de las ciencias relacionadas con el “transhumanismo”, lo que demuestra que el interés de sus benefactores había pasado del chantaje sexual y la trata de personas a las formas electrónicas de chantaje y el tráfico de datos.

Unos meses antes de su detención en 2019, Epstein se jactaba de haber chantajeado a destacadas figuras de Silicon Valley y se sabe que entretuvo al fundador de LinkedIn, Reid Hoffman, y al cofundador de Google, Sergey Brin. Ghislaine Maxwell, estrecha colaboradora de Epstein, había dirigido igualmente su atención a Silicon Valley tras la primera detención de Epstein y sus hermanas, Isabel y Christine, han estado íntimamente relacionadas con Silicon Valley y con contratistas de alta tecnología para la inteligencia estadounidense durante décadas.

 

Elogiar a los eugenistas por “empujar las fronteras de la ciencia”

Además de las conexiones de inteligencia a través de Silicon Valley y Jeffrey Epstein, Lander también ha cortejado la polémica por un controvertido brindis que dirigió en honor del eugenista James Watson en 2018. En el 90º cumpleaños de Watson, Lander alabó a Watson por “inspirarnos a todos a empujar las fronteras de la ciencia para beneficiar a la humanidad.” Watson, aunque es más recordado por ser el codescubridor de la estructura de la doble hélice del ADN, fue también un notorio eugenista que declaró en numerosas ocasiones su creencia de que las personas de ascendencia africana tienen una inteligencia genéticamente inferior. Watson comenzó a retirarse de la vida pública en 2007, cuando declaró a la BBC que los proyectos de los gobiernos occidentales en África probablemente fracasarían porque “todas nuestras políticas sociales se basan en que su inteligencia es igual a la nuestra, mientras que todas las pruebas dicen que no es así”.

Después de ofrecer el brindis, Lander se vio obligado a disculparse por sus elogios públicos a James Watson. Sin embargo, desde su nombramiento para formar parte de la administración de Biden, centrada en la diversidad, algunos de los antiguos críticos de los elogios de Lander a Watson se han acercado al genetista del MIT, citando el hecho de que su adjunta, Alondra Nelson, es una mujer afroamericana.

La relación de Lander con James Watson se remonta al extenso trabajo de Lander como parte del Proyecto del Genoma Humano, un proyecto en el que Watson también estuvo íntimamente involucrado. Aunque el Proyecto Genoma Humano se atribuye normalmente a tres científicos que, de forma “independiente”, tuvieron la misma idea en 1990, la convocatoria original del Proyecto Genoma Humano fue publicada por primera vez en 1986 por el genetista Walter Bodmer. Bodmer se unió de joven a la Sociedad Eugénica, hoy llamada Instituto Galton, en los años 60 y poco después empezó a trabajar con el biólogo/genético de Stanford Joshua Lederberg. Lederberg fue un asesor científico clave para los presidentes y el ejército de EE.UU. a lo largo de sus décadas de carrera. Posteriormente, Bodmer fue presidente de la Sociedad de Eugenesia/Instituto Galton de 2008 a 2014. Uno de los actuales directivos de la organización, David J. Galton, escribió que el Proyecto del Genoma Humano que Bodmer propuso originalmente había “aumentado enormemente… el alcance de la eugenesia… debido al desarrollo de una tecnología muy poderosa para la manipulación del ADN”.

Una vez que el Proyecto del Genoma Humano estuvo en marcha, James Watson fue puesto a cargo del esfuerzo financiado por el gobierno estadounidense que respaldaba el proyecto, a través del Centro Nacional para la Investigación del Genoma Humano. Watson utilizaría ese puesto para financiar siete centros del genoma que participaban en proyectos de mapeo genético a gran escala, incluido el MIT. Gran parte de la secuenciación del Proyecto del Genoma Humano fue realizada por el Instituto Whitehead, afiliado al MIT, donde Lander trabajó en el proyecto de secuenciación de genes y en otros proyectos hasta que el Instituto Broad se escindió del Centro de Investigación del Genoma del Instituto Whitehead y se puso en marcha formalmente en 2004.

El Instituto Whitehead fue cofundado por David Baltimore, que fue su director fundador y pasó a ser presidente de la Universidad Rockefeller. Baltimore está actualmente en el Instituto Broad de Lander. Como curiosidad, Joshua Lederberg fue otro de los antiguos presidentes de la Universidad Rockefeller y Jeffrey Epstein ya formó parte del consejo de la universidad tras ser nombrado personalmente por David Rockefeller. Los vínculos de la familia Rockefeller con la eugenesia se discuten ampliamente en este documental y la obsesión de Epstein con la eugenesia se ha detallado en varios informes desde su detención y “suicidio” en 2019.

Dadas las asociaciones con eugenistas como Jeffrey Epstein y James Watson, es esencial difundir estos vínculos mientras Lander espera la confirmación del Senado, ya que el Senado podría ser presionado por el público para plantear estas cuestiones en la próxima audiencia de confirmación de Lander. Sin embargo, el hecho de que Lander haya sido nominado para este puesto, especialmente tras el escándalo de Epstein, es sorprendente, ya que debería haber sido investigado y, como mínimo, incluido en la lista negra de los cargos públicos. El nombramiento de Lander para un puesto tan importante es una confirmación inquietante de la influencia y el poder continuos de la red que no sólo creó a Jeffrey Epstein, sino que financió y protegió sus nefastas actividades durante décadas.

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

Fuente:

Whitney Webb / The Last American Vagabond — Biden’s Nominee For New Cabinet-Level Science Position Is Epstein-Linked Geneticist.

Te puede interesar

Contenidos

La cuestión de la guerra y la paz depende ahora de que el presidente Biden lo entienda, mientras negocia con Putin en vísperas de...

Contenidos

¿Será posible que exista en esta etapa tardía en algún lugar dentro de los EE.UU. en crisis, una fuerza política lo suficientemente competente y...

Ciencia y Tecnología

Por Unlimited Hangout Revisión sobre los esfuerzos por instalar condiciones de aplicación para la identidad digital recogiendo beneficios multimillonarios, planes piloto expuestos y la...

Contenidos

Se suspendió la aplicación del controvertido mandato de vacunación contra el Covid-19 del presidente Joe Biden para los grandes empleadores, 11 días después de...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon