Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Está en marcha un realineamiento mundial que abre la posibilidad de romper para siempre con los juegos geopolíticos

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Las personas que estaban en peligro de morir de hambre este año ya eran más de 200 millones de personas, pero un economista chino del Instituto Chongyang de Estudios Financieros señaló que con las sanciones económicas, ahora el número subirá a mil millones.
Las políticas maltusianas de Estados Unidos y la Unión Europea están empujando al resto del mundo a realinearse, a actuar juntos para el desarrollo, porque no quieren seguir la política de guerra impuesta por el eje transatlántico. Estados Unidos y el Reino Unido querían meter a India en el mentado “Quad”, una OTAN global en el Indo-Pacífico. Pero India quiere mantenerse neutral, y trabajar con Rusia y con China. Este realineamiento del eje Rusia-China-India es un gran avance.

 

 

Por Executive Intelligence Review

Reproducimos enseguida un extracto editado de la videoconferencia estratégica semanal de Helga Zepp-LaRouche.

Helga Zepp-LaRouche: Hay un concepto que ha promovido el Presidente de China, Xi Jinping, que es absolutamente adecuado para desempeñar un papel mediador en la crisis de Europa, y es la idea de una comunidad con un futuro compartido para la humanidad. Este es un concepto que ha venido articulando Xi Jinping muchas veces. Es la idea de que una sola humanidad, que tenemos un solo futuro, y que, o ajustamos nuestras cuentas de manera pacífica o no existimos. Estamos en un momento de grave peligro de guerra, incluso del peligro de una Tercera Guerra Mundial. O se utiliza a Ucrania como una herramienta, como un instrumento para debilitar a Rusia, como lo proponía Brzezinski por mucho tiempo, que decía que “con Ucrania, Rusia es una superpotencia, pero sin Ucrania, es solo una mediocre potencia regional”. En este momento, no la utiliza Rusia, sino la OTAN, manteniendo las sanciones y empujando a Rusia contra la pared.

Debemos encontrar cuanto antes una salida a esto, para que haya una arquitectura de seguridad internacional, que incluya a cada una de las naciones del planeta. Ese es el tema de nuestra próxima conferencia del Instituto Schiller el 9 de abril, que encaja exactamente con la idea de la comunidad compartida de una sola humanidad, es decir, que si decimos que tenemos una arquitectura de seguridad internacional que incluya a todos los países, incluida Rusia y China, entonces tiene que haber una política económica que apuntale a eso, mediante la integración de Europa y Estados Unidos a la Iniciativa de la Franja y la Ruta, que tiene mucho sentido porque tenemos muchos problemas urgentes, la hambruna mundial, la pandemia no ha terminado, nuevas pandemias que se avecinan, y la pobreza que va en aumento.

Así que tendría todo el sentido del mundo que dejásemos este juego geopolítico, y que integremos económicamente al continente euroasiático, que desarrollemos juntos América Latina y África, y que dediquemos nuestros esfuerzos a los objetivos comunes de la humanidad. Ahora bien, en ese caso, Ucrania no sería un instrumento de la contención geopolítica, sino que sería el puente entre Europa y el resto del continente euroasiático. Creo que esa es la concepción que debemos promover absolutamente.

Hay mucha gente que está tomando nota de las implicaciones de la agresiva presión de Estados Unidos, del Reino Unido y la Unión Europea en materia de sanciones y del robo de activos, primera a Afganistán y ahora a Rusia. Ya nadie menciona que Estados Unidos y los europeos han confiscado básicamente más de $300.000 millones de dólares en activos extranjeros de Rusia. Naturalmente, todos los países del mundo tienen que considerar ahora que si tienen sus activos en dólares y en euros, no están seguros. Por lo tanto, hay un impulso enorme hacia la construcción de un nuevo sistema financiero; la rupia, el rublo, el renminbi y otras monedas nacionales se están utilizando para el comercio entra los países. Está claro que eso va muy rápidamente en la dirección de crear un nuevo sistema financiero. Pero tampoco nadie debería desearlo, porque si se produce un desacoplamiento total entre la zona del dólar y del euro por un lado y los demás países por otro lado, eso iría mucho en detrimento de Occidente, porque el valor de las inversiones occidentales está, por desgracia, muy centrado en valores monetarios, en la especulación, mientras que Rusia, China y los países que trabajan con la Iniciativa de la Franja y la Ruta están más enfocados en los valores físicos y en las inversiones físicas; así que, aunque sería doloroso para todos, creo Occidente sería el más sufriría por mucho.

Vladimir Putin ha insistido en que los países “hostiles”, que han secundado las sanciones a Rusia, deben pagar su gas y petróleo en rublos y no en otras monedas. La Unión Europea se ha negado hasta ahora a hacerlo; esto tendrá consecuencias extraordinarias para la industria alemana. Hay que preguntarse ¿por qué Europa se muestra tan obstinada en este asunto? Francamente, creo que es porque han perdido el contacto con la realidad. Creo que están sentados en su burbuja, llenos de sí mismos. Son arrogantes, se creen mejores. Creen que su “orden basado en reglas” es superior a los valores de otras culturas, lo que muchas otras culturas del mundo están percibiendo como la arrogancia absoluta de una visión eurocéntrica del mundo, ¡y están totalmente fuera de la realidad!

Hay una manía absoluta entre algunas personas que insisten en que Alemania debe reducir su dependencia del gas ruso (naturalmente, Estados Unidos y los británicos están ejerciendo la máxima presión sobre Alemania y Europa en este sentido) pero también hay personas que están alarmadas por lo que esto ocasionaría.

¡Ya estamos en una crisis terrible! Encima de la pandemia, que tuvo un fuerte impacto, ahora tenemos estas sanciones, el corte de las importaciones de gas debido a las sanciones. Los precios del gas, de la energía, de los alimentos, todo está por las nubes. El director ejecutivo de BASF, Martin Brudermüller, dijo que estamos ante el colapso total de la economía alemana, que especialmente las pequeñas y medianas empresas, muchas de ellas no podrán sobrevivir. Advertencias similares provienen de Siemens Energy. Estamos ante el peligro de un colapso económico de Europa, si no se da marcha atrás a estas medidas. Ya ahora, desde el año 2000, la porción de la Unión Europea en el PIB mundial se ha desplomado del 26% que era a solo el 18%, y si se mantienen estas medidas, podríamos ver un colapso y un caos social, la pobreza absoluta, y el malestar social. Es una política demente.

Las personas que estaban en peligro de morir de hambre este año ya eran más de 200 millones de personas, pero un economista chino del Instituto Chongyang de Estudios Financieros señaló que con estas sanciones, ahora el número subirá a mil millones. ¡Mil millones de personas que se enfrentan a la inanición este año!

Y luego ahí tienen a los cabilderos verdes que presionan para que no se aumente la producción de alimentos, porque dicen, “No no debemos aumentar la producción de alimentos, eso crea CO2; debemos de dejar de alimentar a los animales con cereales, no debemos producir más carne”. Se trata de una política maltusiana verde que se tiene que rechazar con toda firmeza. El principal economista de Rusia, que es ahora ministro para la Integración y la Macroeconomía de la Comisión Económica Euroasiática (CEE), Serguéi Glazyev, señaló hace unos días que el mundo podría producir fácilmente alimentos para 20.000 millones de personas, que es más del doble de la población actual. Creo que ese es exactamente el camino correcto a seguir: tenemos que duplicar la producción de alimentos. ¿Por qué habría de morir de hambre alguien si podemos remediarlo fácilmente?

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Creo que hay que terminar con esta hipocresía, acusar a Rusia, China y a todos los demás, de violaciones a los derechos humanos, ¡cuando las mismas políticas económicas impulsadas por esas entidades suponen muertes en masa y hambruna en masa!

Mientras tanto, hubo una conferencia en Anhui, una hermosa provincia de China, con todos los países vecinos de Afganistán. El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, estuvo ahí, y se reunió con el canciller chino, Wang Yi, y con otros, para organizar la ayuda humanitaria y en especial el fortalecimiento económico de Afganistán. Huno una delegación grande del Talibán que elogió las relaciones entre Afganistán y China; dijo que China es el único país importante que está abordando la crisis con una política económica seria. Así que esto es muy bueno.

Antes de esa reunión, hubo en Islamabad, Pakistán, una conferencia de la Organización de Cooperación Islámica (OCI), para hablar sobre Afganistán. La OCI destacó que su relación con China está mejorando mucho y que quieren trabajar juntos para bordar todo tipo de problemas.

Así que, como pueden ver, hay todo un realineamiento total, y esto es lo que ni Estados Unidos ni los europeos se dan cuenta, que sus políticas están empujando al resto del mundo a realinearse, a actuar juntos para el desarrollo, porque no quieren esa política de guerra. Un realineamiento de Rusia, China e India. Estados Unidos y el Reino Unido querían jalar a India en el mentado “Quad”, una OTAN global en el Indo-Pacífico. Pero India quiere mantenerse neutral, y trabajar con Rusia y con China. Este es un gran avance que se ha producido. ¡Tiene el desarrollo de un nuevo sistema! Todavía no se ha hecho, y habrá que dar algunos pasos más, con base en la Organización de Cooperación de Shanghái, el BRICS, y habrá otra cumbre este año de Rusia, India y China. El Sur Global en general se está orientando hacia esa combinación que ofrece inversiones de infraestructura y desarrollo económico.

Solo puedo decir que los europeos y Estados Unidos deberían recapacitar: ¿no hay alguien que entienda que si se apuesta por la confrontación para intentar reprimir el ascenso de China, no es posible? ¡Son 1.400 millones de personas! Ahora bien, la relación entre China e India, que tiene otras 1.400 millones de personas, eso es la mayoría de la humanidad que ahora mismo va en otra dirección. Y a Estados Unidos y a Europa les iría mejor si dijeran, “vamos a dejar la confrontación geopolítica y vamos a cooperar, porque tenemos muchos problemas que resolver”. Si se tiene en cuenta que hay mil millones de personas, de un total de 8 mil millones, que están amenazados de morir de hambre ese año, ¡esto debería ser realmente una razón para decir que tenemos que cambiar la política!

Y por supuesto, necesitamos un sistema de salubridad mundial, tenemos que combatir la pobreza. Tenemos tantos problemas juntos, que creo que debe haber un enfoque diferente.

Esta próxima Conferencia del Instituto Schiller el 9 de abril, es probablemente la más importante que el Instituto Schiller ha celebrado, o que haya celebrado en mucho tiempo. La gente sabe que el mundo está al borde de la Tercera Guerra Mundial, y mucha gente está asustada. Por lo tanto, en lo que se va a concentrar la conferencia es en hace un llamado, muy pronto, a una conferencia internacional en el espíritu de la Paz de Westfalia, para que haya una arquitectura de seguridad internacional que se ocupe de los intereses de cada uno de los países de ese planeta. Esto naturalmente debe ir acompañado del establecimiento de un nuevo orden económico mundial. Estamos al borde de un colapso del sistema financiero transatlántico, y tiene que hacer un nuevo sistema de Bretton Woods, una política crediticia que permita las inversiones a largo plazo para el desarrollo del sector subdesarrollado para superar la pobreza y el subdesarrollo para siempre. Porque debido a la combinación de factores, las sanciones, además de la pandemia, nos enfrenta ahora con el peligro de que mil millones de personas mueran de hambre este año.

Así que vamos a reunir a una extraordinaria combinación de ponentes de Rusia, de China, de Estados Unidos, de India, de África, de Iberoamérica, de Europa. Deben participar en esta conferencia definitivamente, y organizar para que otros participen, porque es el único lugar en donde se ofrecen soluciones productivas y positivas. Y si ven a la combinación de personas que van a hablar, pueden ver que no se trata solo de palabras bonitas, sino que vamos en serio al intentar reunir una coalición que ponga en el orden del día, para todo el mundo, un nuevo paradigma, que permita la supervivencia de toda la humanidad.

 

¿Por qué el establishment angloestadounidense se arriesga a provocar una guerra nuclear para defender su orden mundial que se derrumba?

 

 

Fuente:

Executive Intelligence Review: Está en marcha un realineamiento mundial que abre la posibilidad de romper para siempre con los juegos geopolíticos. 3 de abril de 2022.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Te puede interesar

Contenidos

Stepan Bandera fue agente de la Gestapo y sólo dejó el recuerdo –que algunos creen ‎positivo– de las masacres que organizó. Pero Dimitro Dontsov...

Contenidos

En un artículo previo, Kit Klarenberg documentó las actividades antidemocráticas del célebre periodista Paul Mason, asociado con la inteligencia británica, para atacar a los...

Contenidos

En este vídeo, grabado el 13 de junio de 2022 y extraído de la conferencia del Instituto Schiller del 18 y 19 de junio,...

Contenidos

Por Red Voltaire Decae el apoyo de Occidente a Ucrania Doyle McManus, editorialista del diario estadounidense Los Angeles Times, estima que el rápido ‎‎empeoramiento...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY