Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Doconomy: La tarjeta de crédito que denegará tus transacciones cuando excedas tu límite de emisiones de CO2

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes nos afecta mucho. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



¿Sabías que ya existe una tarjeta de crédito sueca que vincula todas tus transacciones con tu supuesta huella de carbono? La propaganda impulsada sobre el supuesto peligro del cambio climático “provocado por el hombre y el CO2”, además de fraudulenta, es peligrosa y podría conducir a la eliminación de nuestros derechos y libertades.

 

Doconomy: La tarjeta de crédito que denegará tus transacciones cuando excedas tu límite de emisiones de CO2

¡Transacción denegada! Has excedido tu límite de emisiones de CO2.

 

Por Makia Freeman

Doconomy es una tarjeta de crédito para controlar el CO2

Respaldada por la ONU (Organización de las Naciones Unidas), el FEM (Foro Económico Mundial) y Mastercard, esta tarjeta promete hacer un seguimiento de tu gasto en carbono y desconectarte cuando alcances el máximo de carbono permitido. Bienvenidos a la inminente distopía verde de la Agenda 2030. Como mencioné en mi artículo anterior, un nuevo estudio analiza la aplicación de la Agenda 2030 de asignaciones personales de carbono, la agenda del cambio climático provocado por el hombre sigue siendo impulsada rápidamente mientras los controladores del NWO (Nuevo Orden Mundial) ven cuánto kilometraje pueden exprimir de la locura del Culto COVID. Es muy posible que en algún momento pasen de la falsa emergencia del COVID a la falsa emergencia climática y traten de convencer a la población de que siga con reglas igualmente estrictas en algún tipo de escenario de bloqueo climático.

 

‘Cuando el COVID se apague, nos enfocaremos en la propaganda del cambio climático’, confiesa director de CNN a Proyecto Veritas

 

Independientemente de si eso ocurre o no, el objetivo de ambas operaciones es el mismo: la segregación (castigar a los que se niegan a aceptar) y el control. El plan tecnocrático a largo plazo de la Agenda 2030 es introducir un sistema de crédito social en todas las naciones occidentales, y luego en todo el mundo, basado en los créditos de carbono y modelado según el sistema autoritario de créditos de sésamo en China, que ya bloquea a los disidentes de la plena participación económica. Exactamente lo mismo, sólo que a menor escala, fue propuesto recientemente por el primer ministro de Victoria, Dan Andrews, cuando abogó por una economía vacunada.

 

Absolute Zero: Informe para el Gobierno británico de 2019 revela que la agenda de cierres se planeó en nombre de la reducción de emisiones y la desindustrialización —y no precisamente por el Covid-19

 

Doconomy, la tarjeta de crédito para controlar el CO2 y el clima 13

Doconomy (abreviado DO) es una empresa registrada en Suecia, pero cuenta con el pleno respaldo y apoyo de organizaciones del Nuevo Orden Mundial, como la ONU. La tarjeta ya está disponible en Suecia. Están en una asociación con Mastercard, una empresa atrincherada de la Corporatocracia. Esto es lo que el WEF (la misma organización globalista cuyo jefe Klaus Schwab promueve el Internet de los Cuerpos) escribe en apoyo de su tarjeta de crédito de monitoreo de CO2 en el sitio web Doconomy.com

“Aunque muchos de nosotros somos conscientes de que debemos reducir nuestra huella de carbono, los consejos para hacerlo pueden parecer nebulosos y llevar una cuenta es difícil. DO controla y corta el gasto cuando llegamos a nuestro máximo de carbono”.

La tarjeta lleva el lema “DO. Everyday Climate Action” y también tiene un trozo de propaganda en el reverso que dice “Me hago responsable de cada transacción que hago para ayudar a proteger el planeta”, lo que parece un lavado de cerebro de segundo grado. Obsérvese el simbolismo del ojo que todo lo ve en el reverso de la tarjeta en la imagen de arriba, tomado de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) de la ONU, concretamente el objetivo nº 13, que dice: “Tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos”.

 

El CO₂ no es un contaminante: Profesor emérito de Princeton expone el fraude detrás del Gran Reseteo y el Nuevo Trato Verde

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

La tarjeta de crédito para controlar el CO2 afianzará aún más la mentira del carbono

El objetivo de Doconomy es afianzar aún más la demonización del carbono. Se trata de engañarte para que asocies cada compra -literalmente cada una de tus transacciones económicas- con un supuesto coste del carbono según la defectuosa ciencia del cambio climático creada por el hombre. Al imponer un límite artificial al número de transacciones que puedes hacer, un sistema sintético de este tipo estaría muy alejado de la realidad biológica del ciclo del carbono, de la necesidad del carbono en todas las formas de vida aquí y de la naturaleza vivificante del dióxido de carbono. El sitio web de Doconomy se pregunta: “Con los niveles de grasa, azúcar y sal etiquetados en los alimentos que compramos, ¿por qué no deberían ser igual de visibles nuestras emisiones de CO2?”. Y continúa: “Este tipo de información no debería ser una prima o un lujo por el que los consumidores pagaran, sino una parte esencial de cada viaje de compra”. Quieren que te tragues toda la idea propagandística de la huella de carbono, que te sientas culpable por consumir energía y servicios, y que consientas restricciones arbitrarias bajo la ilusión de que eso ayudará de alguna manera a la Tierra.

Comienzan las operaciones de succión de carbono: ¿parte de la terraformación de la Tierra?

Si crees que toda la demonización del carbono es una locura, la cosa se pone peor. Echa un vistazo a esto. El líder del NWO, Bill Gates – que sólo “cenó” con el pedófilo y agente del Mossad Jeffrey Epstein, aunque Gates está en los registros de vuelo del Lolita Express – ha hablado en entrevistas sobre la tecnología de secuestro de carbono o succión de carbono que está financiando. La tecnología también se conoce como captura directa del aire. Están apareciendo empresas en todo el mundo, como ésta en Canadá y ésta en Islandia, que están sacando activamente el dióxido de carbono de la atmósfera, para luego bombearlo a las piedras, el suelo o el océano con el fin de eliminarlo permanentemente de la atmósfera.

Como con el NWO en general, hay muchos niveles en esto. Por un lado, las compañías petroleras promueven la succión de carbono porque es una salida fácil; es una forma de aliviar su culpa al tratar de contrarrestar o compensar su producto increíblemente sucio y contaminado (el petróleo crudo) con la afirmación de que están cuidando el medio ambiente. Sin embargo, no está del todo claro que la reducción del CO2 tenga alguna relación con lo contaminantes que pueden ser el petróleo y sus derivados. En otro nivel, la succión de carbono refuerza la construcción de una economía sintética -una economía del carbono- en la que el carbono es la nueva moneda y medida de la actividad económica.

 

El Club de Roma, la agenda de despoblación mundial y la farsa del calentamiento global ‘provocado por el hombre’

 

En otro nivel, creo que es prudente ser muy escéptico sobre la succión de carbono en términos de cómo afectará a la atmósfera. Dado que las plantas necesitan y prosperan con el CO2, y nosotros los humanos a su vez prosperamos con la ecologización del planeta, ¿qué tipo de mundo estamos creando al eliminar deliberadamente este gas de vida dióxido de carbono del ciclo natural O2-CO2 de la respiración y la fotosíntesis? Los expertos y los estudios han demostrado que las plantas se desarrollan mejor con concentraciones elevadas de ppm (partes por millón) de carbono -aquí hay un estudio de los muchos que muestran cómo las plantas crecían de forma óptima con concentraciones entre 915-1151 ppm, muy por encima del objetivo de 300 ppm fijado por las organizaciones del cambio climático. ¿Existe un motivo ulterior que implique la terraformación del planeta para hacerlo menos apto para la vida humana y más para otras formas de vida? Esta cuestión requiere más investigación, pero por ahora, miro con profunda sospecha cualquier intento de eliminar el CO2 de la atmósfera.

Reflexiones finales

Las tarjetas de crédito para controlar el CO2 y la succión de carbono forman parte de la misma iniciativa para inventar un nuevo enemigo: esta vez el elemento carbono, indispensable para la vida humana. Desvía la atención de las verdaderas formas de contaminación. Crea una nueva forma de medición y una nueva economía artificial basada en lo que ya controla el NWO, que puede decidir arbitrariamente cuál será el límite máximo de carbono de una persona o la asignación de carbono. Se trata de una propaganda más insidiosa que, si un número suficiente de personas cae en ella, se convertirá en otro pretexto para la eliminación generalizada de nuestros derechos y libertades. Mantente alerta y consciente.

 

Lyndon LaRouche: No hay límites para el crecimiento

 

Fuente:

Makia Freeman, en The Freedom Articles: Welcome to the CO2 Monitoring Credit Card that Cuts You Off at Your Carbon Max.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

¿Cómo fue que Estados Unidos, la tierra de la libertad, renunció voluntariamente a sus instituciones democráticas en favor de un nuevo sistema de gobierno...

Contenidos

Por Matthew Ehret Durante la 76ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 20 de septiembre de 2021, el Secretario General...

Ciencia y Tecnología

No hay crisis climática y no nos hemos quedado sin carbón ni petróleo. Un grupo de oligarcas globalistas intenta crear escasez artificial para facilitar...

Contenidos

Aunque hay una creciente oposición internacional al Gran Reseteo y al Nuevo Acuerdo Verde (Green New Deal), las políticas globalistas contra el crecimiento, que...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon