Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

¿De qué se trata esta guerra, realmente?

El mundo se despertó el 29 de octubre con la noticia de que el Ministro de Defensa de Rusia anunció que habían repelido un ataque aéreo y marítimo con drones contra la base naval de Sebastopol en la península de Crimea, que fue ejecutada por unidades militares ucranianas bajo el control y supervisión directa de la Armada británica. El Ministro de Defensa de Rusia lo calificó de “ataque terrorista” y que “se llevó a cabo bajo la supervisión de especialistas británicos en la ciudad de Ochakov, en la región de Nikolayev, en Ucrania”. Además, “representantes de esta unidad de la Armada británica estuvieron involucraos en la planificación, organización y ejecución del atentado terrorista en el Mar Báltico el 26 de septiembre de este año para volar los gasoductos Nord Stream 1 y Nord Stream 2”. Entonces, ¿de qué se trata esta guerra, que amenaza con desencadenar un holocausto termonuclear al que nadie sobreviviría? Está bastante claro para la mayoría de las personas reflexivas que lo que está ocurriendo en el escenario de Ucrania no es una especie de guerra entre Rusia y Ucrania por territorios o recursos. Tampoco es una simple guerra sustituta entre la OTAN (utilizando sus armas y las tropas ucranianas, complementadas por fuerzas especiales extranjeras) contra Rusia, aunque eso se acerca más a la verdad. La verdadera cuestión es el peligroso estertor de muerte del sistema financiero transatlántico en proceso de implosión, y el despliegue de la casta financiera bancaria de la OTAN Global para impedir que Rusia, China y otros creen una nueva arquitectura financiera internacional que los sustituye. Las ideas sobre cómo llevar a cabo esta transición, sin guerra, están siendo objeto de un debate y escrutinio intenso en todo el mundo.

 

 

Por EIRNS

30 de octubre de 2022 (EIRNS) — El mundo se despertó ayer con la noticia de que el Ministro de Defensa de Rusia anunció que habían repelido un ataque aéreo y marítimo con drones contra la base naval de Sebastopol en la península de Crimea, que fue ejecutada por unidades militares ucranianas bajo el control y supervisión directa de la Armada británica. El Ministro de Defensa de Rusia lo calificó de “ataque terrorista” y que “se llevó a cabo bajo la supervisión de especialistas británicos en la ciudad de Ochakov, en la región de Nikolayev, en Ucrania”. Además, “representantes de esta unidad de la Armada británica estuvieron involucraos en la planificación, organización y ejecución del atentado terrorista en el Mar Báltico el 26 de septiembre de este año para volar los gasoductos Nord Stream 1 y Nord Stream 2”.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, reiteró las acusaciones del Ministerio de Defensa sobre la complicidad británica tanto en el sabotaje del Nord Stream como en el ataque a Sebastopol, y añadió que Rusia llevaría urgentemente el asunto al Consejo de Seguridad de la ONU.

Aunque EIR no tiene confirmación independiente al momento de escribir este informe, de las acusaciones que hace el Ministerio de Defensa de Rusia, tres especialistas europeos en seguridad y asuntos militares consultados por EIR, coincidieron en que era muy poco probable que Rusia inventara tales acusaciones a menos que tuviera pruebas fehacientes que lo respaldaran. Señalaron además que el ensordecedor silencio gubernamental sobre los resultados de las investigaciones del sabotaje a los oleoductos Nord Stream, plantea ciertamente la interrogante de qué se está encubriendo. Y el ex analista de la CIA y especialista en Rusia, McGovern, tuiteó el sábado temprano: “No es probable que Rusia culpe al Reino Unido por ‘supervisar’ el ataque con drones de hoy a los barcos rusos en Crimea Y del sabotaje a los gasoductos Nord Stream SIN PRUEBAS”. Y este servicio informativo ha subrayado en repetidas ocasiones el papel protagonista de Gran Bretaña en la conducción de la crisis hacia una escalada bélica, desde el viaje del entonces Primer ministro Boris Johnson a Kiev en abril para sabotear el proceso de negociación, hasta su visita en mayor a Suecia y Finlandia para asegurar su adhesión a la OTAN.

A estos acontecimientos de las últimas 24 horas hay que agregar la publicación, el 27 de octubre, de los nuevos documentos de la estrategia de defensa del gobierno de Biden, entre ellos su Revisión de la Postura Nuclear, que reduce el umbral para el uso de armas nucleares por parte de Estados Unidos. El viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Alexander Grushko, dijo a la agencia noticiosa rusa RIA Novosti el 29 de octubre que Rusia estaba alarmada porque los nuevos documentos de defensa prevén “un aumento en el número de escenarios, incluso fuera del contexto nuclear, que permiten el uso de armas nucleares”. El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Wang Wenbin, fustigó sin rodeos la nueva doctrina como un “chantaje nuclear que no funcionará con China”, y señaló que “reduce el umbral para el uso de armas nucleares”. (media.defense.gov/2022/Oct/27/2003103845/-1/-1/1/2022-NATIONAL-DEFENSE-STRATEGY-NPR-MDR.PDF).

Entonces, ¿de qué se trata esta guerra, que amenaza con desencadenar un holocausto termonuclear al que nadie sobreviviría?

Está bastante claro para la mayoría de las personas reflexivas que lo que está ocurriendo en el escenario de Ucrania no es una especie de guerra entre Rusia y Ucrania por territorios o recursos.

Tampoco es una simple guerra sustituta entre la OTAN (utilizando sus armas y las tropas ucranianas, complementadas por fuerzas especiales extranjeras) contra Rusia, aunque eso se acerca más a la verdad.

La verdadera cuestión es el peligroso estertor de muerte del sistema financiero transatlántico en proceso de implosión, y el despliegue de la casta financiera bancaria de la OTAN Global para impedir que Rusia, China y otros creen una nueva arquitectura financiera internacional que los sustituye. Las ideas sobre cómo llevar a cabo esta transición, sin guerra, están siendo objeto de un debate y escrutinio intenso en todo el mundo, como se refleja en las propuestas que presentó el 27 de octubre el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, en la conferencia del Club de Discusión Valdai; las que presentó el 25 de octubre la fundadora del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche en una conferencia internacional organizada por el Comité Nacional de Investigación del BRICS de Rusia; y la amplia gama de propuestas que se analizaron en el segundo seminario de funcionarios y ex funcionarios electos de todo el mundo, organizado por el Instituto Schiller el 27 de octubre, “Paremos el peligro de una guerra nuclear”.

Al agradecer a la señora Zepp-LaRouche su intervención en el evento del BRICS de Rusia, la doctora Irina Yarygina, una de las organizadoras del acto y directora del Departamento de Economía del Instituto de Relaciones Internacionales de Moscú, del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, dijo a los expertos ahí reunidos: “Estamos muy agradecidos por la participación de la fundadora y presidente del Instituto Schiller en nuestra conferencia. Y a pesar de las tensiones políticas, hay una gran posibilidad de cooperación en los campos de la ciencia, la tecnología y la innovación, y esperamos trabajar en forma concertada. Será sumamente importante que hayan puesto atención en los principales problemas y desafíos a los que nos enfrentamos en este momento”. (youtu. be/B0m5-v0etmE?t=7402s).

Y al concluir su intervención en el seminario del 27 de octubre, que se llevó a cabo en una sala del Palacio Legislativo de México, así como en línea, el diputado mexicano Benjamín Robles Montoya hizo un llamado a “la formación de un grupo de legisladores que representen a todos en todos los continentes, de ser posible de todas las nacionalidades, para ir al diálogo directamente con los gobiernos de todos los países interesados en la paz mundial… así como en un Nuevo Orden Económico que incorpore los nuevos principios a favor de la humanidad”. Concluyó: “Estamos muy contentos de unirnos a ustedes, desde aquí en la Cámara de Diputados, en esta gran cruzada por la paz”.

Con el peligro de una guerra nuclear, y de un estallido financiero que aumenta cada día y cada hora, no se puede perder tiempo en esa tarea organizativa, que incluye la organización del próximo tercer seminario internacional de funcionarios y ex funcionarios electos y otros dirigentes políticos, ahora programada para la tercera semana de noviembre.

 

Hasta los expertos occidentales creen que Estados Unidos y Reino Unido están detrás del sabotaje a Nord Stream

Fuente:

EIRNS: ¿De qué se trata esta guerra, realmente? Editorial EIR 01 noviembre 2022.

Contenidos

Por Mente Alternativa Se especula que Donald Trump podría elegir a un neoconservador como vicepresidente, a pesar de haber criticado a los “neocons” y...

Contenidos

Por Spydell Finance Estados Unidos no refleja particularmente la pérdida del predominio del dólar en los pagos comerciales, porque la base de la estabilidad...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa China ha lanzado el mayor fondo de inversión en la historia del país para impulsar la industria nacional de chips semiconductores...

Contenidos

Por Mente Alternativa El gabinete tailandés aprobó una carta de intención para que Tailandia se una a los BRICS, dijo el martes un portavoz...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram