Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Geopolítica

Cuando la OTAN se organiza para la guerra mundial, el BRICS y el Sur Global trabajan por la paz y el desarrollo

La casta dominante angloamericana se prepara para la cumbre de la OTAN con el objetivo de salvar la guerra en Ucrania y expandir el tratado del “Atlántico Norte” a Asia. Mientras tanto, el resto del mundo critica a las antiguas potencias coloniales por su enfoque belicista y su falta de atención al desarrollo. Los líderes del Sur Global demandan recursos y proyectos de desarrollo real en lugar de promesas vacías sobre el cambio climático. El surgimiento de las naciones del BRICS como una alternativa viable ha debilitado la posición de las potencias coloniales. China está desempeñando un papel destacado en el desarrollo de África a través de la Iniciativa de la Franja y la Ruta. Rusia también busca fortalecer sus lazos con África a través de un foro económico y humanitario. Mientras tanto, en Estados Unidos, se cuestiona si la población está lo suficientemente educada para comprender conceptos fundamentales y si está dispuesta a superar el tribalismo y trabajar hacia un enfoque global. La lectura de documentos históricos y principios de una nueva arquitectura internacional puede proporcionar una base sólida para abordar esta crisis existencial.

 

Por EIRNS

La casta dominante angloamericana se está alistando para su cumbre de la OTAN, la semana próxima, que tiene la intención de salvar la guerra contra Rusia que se desintegra en Ucrania, al tiempo que amplían el tratado del “Atlántico Norte” a Asia. Ya hay una efervescencia en los medios occidentales que han roto filas por los informes sobre el fracaso de la tan anunciada “contraofensiva” ucraniana, y ahora el debate abierto sobre un conflicto nuclear entre Estados Unidos y Rusia está sustituyendo a la alegre charla sobre la “victoria” ucraniana en una guerra imposible de ganar.

La OTAN tendrá su cumbre en Lituania los días 11 y 12 de julio, en la que espera incorporar a Ucrania (y a Suecia) al club nuclear contra Rusia y China, y también espera ampliar el concepto de la “OTAN Global” para incorporar a Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda a su conflicto con China. Los mandatarios de estos cuatro países de Asia asistirán a la cumbre mencionada y tienen planeado ampliar su relación con la maquinaria de guerra.

Pero el resto del mundo se está burlando de las antiguas potencias coloniales por sus desvaríos sobre el cambio climático y su belicismo, y exigen un desarrollo verdadero si quieren que el Sur Global les guarde algo de respeto. En la mal llamada “Cumbre para un Nuevo Pacto Financiero Global” que se llevó a cabo en Francia la semana pasada, en la que los dirigentes occidentales querían llegar a un acuerdo sobre un impuesto global para recaudar 1 billón de dólares para el cambio climático (¡!), los dirigentes africanos dejaron claro que lo que sus países necesitan es desarrollo. El Presidente de Brasil, Lula da Silva, lo dejó muy claro: “Si no hablamos de esta cuestión de la desigualdad, y si no le damos tanta prioridad como [se le da] al tema del cambio climático, podremos tener un clima muy bueno pero la gente va a seguir muriéndose de hambre en muchos países del mundo”.

El Presidente Ramaphosa de Sudáfrica, aleccionó al Presidente Macron de Francia, y a sus colegas halcones de la guerra de la OTAN, cuando les dijo que no habría ninguna razón para que los africanos asistieran a estos foros, en los que nunca se cumplen promesas vacías, a menos que Occidente proporcione los recursos para construir la represa Grand Inga en el río Congo, que proporcionaría electricidad a la mayoría de los 600 millones de africanos que ahora carecen por completo de ella.

Los líderes del Sur Global se manifiestan en gran medida porque saben que las antiguas potencias coloniales ya no son la única alternativa, puesto que las naciones del BRICS representan ahora un nuevo polo en el mundo, que ofrece desarrollo verdadero además de amistad. La 3ª Exposición Económica y Comercial China-África, que se está celebrando en Changsha, capital de la provincia de Hunán en China, está presentando exposiciones de 29 países y se prepara la firma de 120 proyectos por valor de más de $10.000 millones de dólares, que se suman a la Iniciativa de la Franja y la Ruta, que ya está desarrollando activamente proyectos de infraestructura en toda África.

A finales del mes de julio, Rusia auspiciará en Moscú el II Foro Económico y Humanitario Rusia-África por la Paz, la Seguridad y el Desarrollo, en el que se espera que estén representados todos los países de África. Esto desmiente la línea repetida a menudo por el secretario de Estado, Tony Blinken, el jefe de la CIA, William Burns, y otros, de que Rusia está “aislada” en el mundo y desintegrándose al interior.

Esta semana Estados Unidos celebra el 247 aniversario de su Declaración de Independencia. Si los estadounidenses se tomaran el tiempo de leer esa Declaración, les serviría para darse cuenta de que la nación se ha extraviado enormemente. La lectura de la “Declaración de los Derechos Inalienables del Hombre”, documento fundacional del Instituto Schiller, el cual es una expresión internacional de los principios que se contienen en la Declaración de Independencia de EU, serviría al mismo propósito. Lo mismo puede decirse del famoso discurso pronunciado por el Presidente John F. Kennedy el 10 de junio de 1963, poco después de que la Crisis de los Misiles de Cuba estuviera a punto de desencadenar una guerra nuclear, y poco antes de que fuera asesinado por el partido de la guerra por atreverse a afirmar que Estados Unidos y Rusia (entonces la Unión Soviética) debían trabajar juntos para evitar una guerra nuclear y establecer la paz y el desarrollo para toda la humanidad.

Cabe preguntarse ¿está la población estadounidense lo suficientemente alfabetizada como para leer estos documentos históricos, o se ha estupidizado tanto que ya no es posible que comprenda estos conceptos fundamentales? Todos y cada uno de los ciudadanos deben examinar su propio pensamiento en este momento de crisis existencial de la civilización. ¿Podemos pensar como “ciudadanos del mundo”, o estamos tan habituados al tribalismo, al “uno contra todos” de la ideología británica que estamos dispuestos a precipitarnos a los infiernos?

La lectura de los Diez Principios de una Nueva Arquitectura Internacional de Seguridad y Desarrollo, de Helga Zepp-LaRouche, es una base sólida para responder a esta pregunta.

 

¿Por qué la Gran Bretaña Global está dispuesta a arriesgarse a una guerra nuclear?

 

 

Fuente:

EIRNS: Cuando la OTAN se organiza para la guerra mundial, el BRICS y el Sur Global trabajan por la paz y el desarrollo. 3 de julio de 2023.

Contenidos

En medio de esta incertidumbre, el mundo observa con cautela los movimientos de las potencias mundiales, a la espera de que se desvele el...

Contenidos

En un artículo publicado por el diario El Común, el patriota argentino Rubén Darío Guzzetti advierte cómo el sistema imperial occidental, aunque esté en...

Contenidos

Por Dennis Small El gambito británico-estadounidense de utilizar el avance de la OTAN a través de Ucrania para demoler a Rusia y derrocar al...

Contenidos

Por José Luis Preciado En su 75 aniversario, el futuro y credibilidad disuasiva de la OTAN dependen de la victoria contra Rusia en Ucrania,...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram