Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

¿Qué está provocando una guerra mundial y qué puede detenerla?

En Oriente Medio, la guerra entre las fuerzas armadas de Israel y el grupo Hamás de Palestina ha desencadenado el riesgo inminente de expansión por toda la región. Esta crisis evoca los patrones históricos de conflicto donde Estados Unidos ha insinuado el uso de armas nucleares como táctica de disuasión. En medio del conflicto, Estados Unidos ha desplegado un grupo de ataque de portaaviones y enviado tropas, mientras que China y Rusia, como parte del BRICS, están organizando una conferencia internacional de paz para poner fin a las guerras en Oriente Medio y Europa, utilizando créditos para el desarrollo. El BRICS incluye naciones clave de Oriente Medio y el Norte de África, con un enfoque en transferencia de tecnología, energía nuclear y desarrollo económico a través de la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China. Este panorama destaca la creciente importancia de un orden mundial multipolar, aunque Estados Unidos y algunas naciones europeas parecen seguir impulsando una postura unipolar, incluso amenazando con el desarrollo de armas nucleares en medio de tensiones con Rusia y China.

 

 

Por EIRNS

La agrupación del BRICS en expansión, incluye a cinco importantes naciones de la región de Oriente Medio y el Norte de África, entre ellas tres de los mayores productores mundiales de combustibles fósiles, a saber, Irán, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, además de Egipto y Etiopía. Entre estas naciones se está desarrollando el grueso de la transferencia de tecnología a nivel mundial, de energía nuclear, de transporte rápido y de tecnologías espaciales, con la generación de crédito productivo por medio de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (IFR) de China. Ahí está el futuro desarrollo de la economía mundial, si Estados Unidos y las naciones europeas se suman a ella.

En medio de esta región, se ha desatado una guerra que tiene todas las posibilidades de extenderse, entre las fuerzas armadas de Israel y el grupo Hamás de Palestina. China y Rusia, naciones del BRICS, han comenzado a organizar para llevar a cabo una conferencia internacional de paz que ponga fin a las guerras tanto en el Sudoeste de Asia como en Europa, y para conseguirlo utilice el crédito para el desarrollo.

Helga Zepp-LaRouche, fundadora y directora del Instituto Schiller, quien está organizando el apoyo mundial a este tipo de iniciativas de paz, advirtió el 11 de octubre: “El peligro ahora es que se desencadene un conflicto muy sangriento con el potencial de extenderse más allá de la región y desembocar en una guerra mundial, porque si implica a Irán, creo que estamos fuera de los límites”.

Pero Estados Unidos ha enviado a la zona de conflicto un grupo de ataque de portaaviones y al secretario de Estado Antony Blinken. ¿Qué le dicen Blinken y demás altos oficiales militares y de seguridad estadounidenses a los gobiernos de Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Jordania, Qatar, Bahréin, Turquía y a los gobiernos de Irán y Siria?

La declaración del gobierno de Biden a los medios informativos ha sido que está advirtiendo a la región (en particular, a Irán y a Siria) que no extiendan la guerra. El Asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, habló el domingo en la mañana de una “comunicación secreta” que le pasaron a Irán.

Pero si nos basamos en la historia militar de Estados Unidos desde alrededor de 1944 y 1945, es peligrosamente posible que esta comunicación secreta lleve consigo una amenaza de ataque a Irán y a Siria con “todos los medios militares habidos” (por ejemplo, incluyendo armas nucleares tácticas) si esos países participan en la guerra en contra de las Fuerzas de Defensa Israelí o respaldan al Hezbolá libanés para que lo haga.

 

Informe del Congreso de EU pide un refuerzo militar significativo y preparativos nucleares para la guerra con Rusia y China

 

El Poder Ejecutivo de Estados Unidos ha transmitido, usualmente en secreto, este tipo de amenazas que suponen que serán los primeros en utilizar el armamento nuclear, contra otras potencias nucleares o potencias no nucleares, en más de 25 conflictos bélicos diferentes desde que Estados Unidos lanzó las bombas nucleares sobre Hiroshima y Nagasaki. De forma continua, desde que se desarrollaron las armas nucleares, los Presidentes de Estados Unidos han hecho amenazas concretas de ser los primeros en utilizar las armas nucleares: desde que Truman utilizó las bombas atómicas en 1945 para amenazar a Rusia; su declaración pública de 1950, “siempre se ha considerado activamente su utilización” contra Corea; a las amenazas nucleares que George W. Bush y Dick Cheney lanzaron contra Irán en el 2006; y a las muy públicas amenazas que hizo Donald Trump en el 2018 de destruir a Corea del Norte con armas nucleares.

Toda la historia bélica estadounidense de 75 años está documentada en el estremecedor libro del 2017 del fallecido Daniel Ellsberg, The Doomsday Machine: Confessions of a Nuclear War Planner (La máquina del juicio final: confesiones de un estratega de la guerra nuclear). La guerra entre Israel y Hamás se asemeja a los 25 o 30 conflictos bélicos desde 1945 en los que el Ejecutivo estadounidense ha utilizado, insinuado públicamente o amenazado en secreto con ser el primero en utilizar las armas nucleares contra potencias nucleares y no nucleares por igual, con el fin de adelantarse a las acciones de los “adversarios”.

La afirmación del Presidente Joe Biden de que pretendía cambiar la política de armamento nuclear de Estados Unidos para que solo tuviera un uso exclusivamente disuasorio, simplemente se desechó desde que asumió el cargo. Y ahora, la Comisión del Congreso sobre la Postura Estratégica de Estados Unidos ha emitido un informe en el que pide que se desarrolle más el armamento nuclear y la capacidad de lanzamiento para que permita librar una guerra nuclear tanto contra Rusia como contra China. El informe amenaza a Rusia y a China con una guerra nuclear alegando falsamente que de algún modo la provocarán.

De nuevo, como advirtió Helga Zepp-LaRouche, el peligro es “una guerra mundial, porque si involucra a Irán, creo que estamos más allá de los límites”.

La inmensa mayoría de los estadounidenses, y la mayoría de los demás habitantes de las naciones de todo el mundo, rara vez se han percatado de las amenazas de los bombardeos nucleares “preventivos” que hacían el Ejecutivo y los oficiales militares de Estados Unidos. El informe de la Comisión del Congreso nos advierte que ahora tenemos la responsabilidad de actuar para evitar que esta tragedia se convierta en una guerra mundial. La ampliación del grupo de naciones del BRICS, en medio de las cuales se ha desatado esta guerra, son nuestros aliados en esto, ya que están asumiendo esa responsabilidad, tanto en lo que respecta a la paz como al financiamiento del desarrollo físico-económico real.

 

Los que quieren una guerra total en el Oriente Medio, no están en el Oriente Medio

 

Fuente:

EIRNS: ¿Qué está provocando una guerra mundial y qué puede detenerla?

Contenidos

Por Mente Alternativa El principal tribunal de las Naciones Unidas ha dictaminado que las políticas de asentamiento de Israel y el uso de recursos...

Contenidos

Por Stewart Battle Ha habido mucha hiperventilación sobre los recientes comentarios realizados por Donald Trump en una entrevista con Bloomberg el 16 de julio....

Contenidos

Por Eva Panina Reuters entrevistó a expertos sobre el tema del despliegue de misiles terrestres de mediano y corto alcance en Europa. Todos llegan...

Contenidos

Por Eva Panina Las crecientes posibilidades de Donald Trump de ganar las elecciones presidenciales de Estados Unidos han intensificado los rumores de negociaciones encubiertas...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram