Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Israel utiliza mercenarios de países occidentales en su genocidio contra Gaza

La comunidad internacional guarda silencio ante el genocidio en Gaza y envía mercenarios extranjeros para unirse a las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF). Estos mercenarios reciben altos salarios y se reclutan de diversas nacionalidades, incluidos británicos, franceses, alemanes, españoles, estadounidenses, albaneses y kurdos. A pesar de las violaciones legales y éticas, los países occidentales no han tomado medidas para detener a sus ciudadanos de unirse a las FDI. De hecho, Estados Unidos intenta convertir a los kurdos en socios de Israel.

 

 

Por Steven Sahiounie

La comunidad internacional no sólo calla ante el genocidio de Israel, sino que envía mercenarios extranjeros a luchar junto a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) en Gaza.

Las FDI convocaron a cientos de soldados de reserva para reforzar sus filas en preparación de su ataque terrestre contra la Franja de Gaza. Para reforzar sus filas israelíes, las IDF promovieron una afluencia de personas con pasaporte israelí y residentes en países extranjeros.

Sin embargo, el diario español El Mundo informó de que Tel Aviv se puso en contacto con contratistas internacionales de seguridad para que le proporcionaran combatientes que realizaran tareas militares durante su guerra en curso en Gaza.

Pedro Díaz Flores Corrales, de 27 años, es un antiguo soldado del ejército español y había combatido anteriormente como mercenario tanto en Ucrania como en Irak. Además, es conocido por pertenecer a un grupo político fascista, el llamado movimiento neonazi, según el sitio web de Oriente Próximo «Monitor».

El grupo está implicado en el tráfico ilícito de armas, así como en la explotación mercenaria.

Corrales justificó su decisión de luchar junto a las FDI, y dijo que cada participante en los combates recibe unos 3.900 euros (4.187 dólares) semanales de salario, además de prebendas asociadas a las tareas que desempeñan.

El Mundo informó de que había visto fotos de Corrales rodeado de mercenarios de distintas nacionalidades, entre ellos franceses, alemanes y albaneses, e incluso marines estadounidenses o miembros de las Fuerzas Especiales que combatieron en Irak, Afganistán, Malí o Kosovo.

El pasado mes de octubre, los medios de comunicación franceses difundieron la noticia de que un gran número de combatientes franceses se unirían a la lucha junto a las FDI.

Un informe del Observatorio Euromediterráneo reveló en el pasado la presencia de cientos de mercenarios europeos que se presentan voluntarios para prestar servicio militar en las filas de las FDI, como parte de las fuerzas especiales, especialmente en la Franja de Gaza.

Organizaciones directamente vinculadas a grupos judíos y cristianos de derechas dentro de Europa están organizando proyectos y campañas para invitar a los europeos a unirse a las FDI, así como a sumarse a campañas de apoyo a las operaciones ilegales de los colonos contra los palestinos en Cisjordania.

Con la intención de utilizarlos en los túneles de Hamás, Israel ofrece a los terroristas kurdos del PKK 2.200 dólares para que se unan a la primera línea en su guerra genocida contra los palestinos con miles de terroristas y mercenarios ya transportados a Israel.

El gobierno israelí hizo un contrato con los terroristas del PKK, con los que acordó un salario de 9 mil shekels israelíes ( 2.200 dólares ) además de 25.000 dólares de indemnización en caso de muerte o lesiones.

Israel pretende utilizar a los terroristas del PKK en su ataque terrestre contra Gaza, ya que no quiere enviar a sus propios soldados a los túneles de Hamás. Cerca de 2.000 terroristas y mercenarios de Europa, Irak, Siria y Estados Unidos se han desplazado a Israel. También se han enviado fuerzas peshmerga del norte de Irak a los frentes de Israel.

Se están haciendo llamamientos para reclutar militantes que luchen por Israel, y muchas organizaciones han estado llevando a cabo amplias actividades, como: la «Unión de Amistad Kurdo-Israelí» fundada por Mordehay Zaken, el «Instituto Kurdo» y la organización «Kurdos Judíos Israelíes».

Las organizaciones israelíes han estado negociando con los peshmerga el envío de kurdos del norte de Irak a Israel, recordándoles el apoyo que el régimen de Tel Aviv les presta desde 1958.

En Ayn al-Arab, un coronel israelí y su equipo de siete personas han estado llevando a cabo actividades para encontrar personas experimentadas en la guerra urbana. A los mercenarios reclutados en Irak y Siria se les dieron identidades de ciudadanía israelí. A continuación fueron transportados a Israel en tres aviones. El último vuelo despegó el 29 de octubre de Erbil. Ocho de los que Israel envió al frente murieron en Gaza.

El cantante y actor kurdo Idan Amedi, que actúa en la serie de Netflix «Fauda», anunció que se había alistado voluntariamente en las FDI y compartió imágenes desde la Franja de Gaza. Las FDI están utilizando a personas influyentes en las redes sociales como Amedi. En la televisión israelí se emiten imágenes de Amedi llamando a los kurdos a matar palestinos. Mientras tanto, Duran Kalkan, uno de los cabecillas del PKK en Qandil, culpó a Hamás e hizo declaraciones a favor de Israel.

 

¿Por qué cientos, si no miles, de británicos sirven actualmente en las Fuerzas de Defensa de Israel?

 

Hay un total de 4.600 voluntarios extranjeros en las filas de las fuerzas israelíes, además de muchos ciudadanos con doble nacionalidad de todo el mundo, en servicio activo o en la reserva.

Israel recurre a contratistas privados de seguridad, entre los que destaca la empresa local Global CST. Los mercenarios que trabajan para esta empresa están acusados de cometer crímenes contra la humanidad en los conflictos en los que participaron en América Latina, Osetia del Sur y África.

El Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) declaró haber enviado 2.000 mercenarios a Israel para luchar en Gaza. El PKK es una organización terrorista reconocida internacionalmente que ha matado a más de 30.000 personas en Turquía a lo largo de tres décadas.

Las Fuerzas de Defensa de Israel tienen miedo de entrar en los túneles excavados por Hamás y temen no salir con vida de ellos, por eso utilizan al PKK y a otros mercenarios para este fin, y han llegado a Israel combatientes mercenarios de países europeos, Irak, Siria y Estados Unidos.

Los miembros kurdos del PKK enviados a Israel proceden principalmente del norte de Irak, y fueron enviados con la ayuda de Masoud Barzani. Se calcula que hay unos 200.000 kurdos en la zona, algunos de los cuales han sido enviados.

 

Crímenes de guerra y genocidio

Los extranjeros que luchan para Israel en Gaza son criminales de guerra y mercenarios junto con las FDI.

En diciembre, Thomas Portes, miembro de la Asamblea Nacional francesa (Parlamento) reveló una carta que había enviado al Ministro de Justicia, Eric Dupond-Moretti , pidiéndole que investigara a unos 4.185 ciudadanos franceses que se cree que han estado luchando con las FDI. La carta, publicada en X, pide que se investiguen los crímenes de guerra en los que podrían haber participado los voluntarios franceses mientras combatían en Gaza, donde se han denunciado ampliamente crímenes de guerra.

Los voluntarios franceses representan alrededor del 45 % del total de voluntarios extranjeros que se unen a las IDF como mercenarios. Por el contrario, el pueblo francés se ha volcado, por centenares de miles, en las calles en apoyo de Palestina y exigiendo un alto el fuego.

Según el informe del Ministerio de Defensa de Israel, publicado en 2016, los estadounidenses contribuyen con el 29 % de los extranjeros que se unen anualmente a las FDI, seguidos de los británicos, con el 5 %. Unos 100 británicos sirven actualmente en las FDI mientras continúan su guerra genocida en Gaza.

El 80% de los mercenarios suelen servir durante 18 meses en las filas de las FDI y reciben la misma paga y el mismo trato que el personal regular de las FDI. La mayoría de ellos se unen a la infantería de combate de las FDI, responsable de la matanza diaria de palestinos en Cisjordania, Jerusalén Este y Gaza. Además de sus sueldos mensuales normales, reciben casi 7.000 dólares tras completar su formación.

 

 

Al menos 80 ciudadanos británicos sirven en el ejército de Israel o viven en asentamientos ilegales, en posible contravención a la Cuarta Convención de Ginebra

 

Los países occidentales hacen la vista gorda

Ni un solo país europeo, ni EE.UU. ni el Reino Unido, han advertido públicamente a sus propios ciudadanos de que no se unan a las FDI. Los combatientes extranjeros han participado en los crímenes de guerra que tienen lugar en Gaza.

Según un estudio publicado en la revista Sociological Forum en junio de 2022, al menos 1.200 estadounidenses sirven en las FDI en un momento dado. El estudio descubrió que, en un año cualquiera, unos 3.500 soldados judíos extranjeros han estado sirviendo en las FDI durante las dos últimas décadas.

21 soldados estadounidenses murieron cuando las FDI sufrieron su mayor derrota en un solo día en Gaza a manos de los combatientes de la Resistencia palestina, que mataron a un total de 24 soldados de las FDI invasoras.

Aunque se desconoce el número exacto de ciudadanos estadounidenses que luchan en Gaza, se cree que son cientos. Desde que comenzó el ataque israelí contra Gaza el 7 de octubre, al menos 10.000 personas residentes en Estados Unidos han recibido avisos de reclutamiento del ejército israelí para presentarse a filas. Muchos de ellos tienen doble nacionalidad israelí, por lo que la rendición de cuentas por posibles crímenes de guerra es una cuestión jurídica delicada, a pesar de que la Ley de Neutralidad de Estados Unidos, que se remonta a la época de la fundación del país, prohíbe a cualquier ciudadano estadounidense participar en una guerra extranjera o crear una milicia con ese fin. Sin embargo, la Ley no se ha reforzado recientemente, ya que cientos de estadounidenses han participado en guerras en Ucrania, en Libia en 2011 y, ahora, en Gaza.

Además de Estados Unidos, los combatientes extranjeros que se unen a las FDI proceden de al menos cinco países europeos, entre ellos Italia, Francia, Bélgica, Países Bajos y Reino Unido. Según el ministro de Asuntos Exteriores italiano, Antonio Tajani, había unos 18.000 ciudadanos italianos trabajando y viviendo en Israel cuando empezó la guerra, entre ellos 1.000 que trabajan para las FDI.

Ni un solo gobierno occidental ha tomado hasta ahora medida alguna para castigar a sus ciudadanos que luchan por Israel mientras éste lleva a cabo un genocidio en Gaza.

 

Relación kurdo-israelí

Israel se ha convertido en el único país que apoya abiertamente un Estado kurdo independiente, fruto de los buenos lazos entre kurdos y judíos.

En septiembre de 2017, Israel se convirtió en el primer y hasta ahora único país en manifestar abiertamente su apoyo a «los legítimos esfuerzos del pueblo kurdo por conseguir un Estado propio», como dijo el primer ministro Benjamin Netanyahu.

Los kurdos han sido y seguirán siendo aliados fiables y a largo plazo de Israel, ya que son, como nosotros, un grupo minoritario en la región, según los analistas kurdo-israelíes.

La relación entre Israel y el PKK, y también con las fuerzas Peshmerga del norte de Irak, no es nada nuevo. Uno de los mayores partidarios del fallido referéndum de independencia de Massoud Barzani en 2017 fue Israel. Mientras se establecía Israel, muchos kurdos judíos emigraron a Palestina. Actualmente hay más de 200 mil kurdos judíos viviendo en Israel. Mickey Levy, que en su día fue elegido presidente del Parlamento israelí, es uno de ellos.

El Gobierno Regional del Kurdistán (GRK), en el norte de Irak, ha guardado silencio ante la escalada bélica de Israel en Gaza. Con delicados vínculos políticos y económicos con Estados Unidos, Israel e Irán, espera evitar verse arrastrado a un conflicto regional.

La región del Kurdistán es una isla proamericana en un mar de sentimientos antiamericanos. Si la guerra se recrudece, recibirá presiones de ambos bandos.

Los dos principales partidos son el Partido Democrático del Kurdistán (PDK) y la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK), y el principal poder político reside en el primer ministro del GRK, Masrour Barzani, que ha evitado cuidadosamente hacer comentarios sobre la guerra en Gaza.

Aunque el GRK no tiene vínculos oficiales con Israel, ambos gobiernos mantienen lazos económicos e Israel ha apoyado la creación de un Estado kurdo independiente.

Si las autoridades kurdas se inclinan a favor de Estados Unidos e Israel en la guerra contra Gaza, los partidos respaldados por Irán en Bagdad podrían decidir aumentar la presión sobre el GRK, y por este motivo los kurdos están intentando evitar posicionarse.

Quieren mantener un equilibrio en el medio y parecer neutrales en la guerra actual, al tiempo que expresarán su simpatía por los palestinos como una cuestión moral y considerarán que la Región del Kurdistán y su pueblo no están implicados, afirman los analistas regionales.

Por el contrario, los dos partidos islamistas de la región del Kurdistán -la Unión Islámica del Kurdistán (KIU) y el Grupo de Justicia del Kurdistán (KJG)- han condenado enérgicamente el bombardeo israelí de Gaza.

También hay consideraciones económicas. Hasta que se suspendieron las exportaciones independientes de petróleo de la región del Kurdistán en marzo de 2023, Israel fue uno de los principales destinos del crudo kurdo a partir de 2014. Según los medios de comunicación, en febrero recibió 183.000 barriles diarios, aunque la cantidad fluctuó de un mes a otro.

 

Conclusión

Estados Unidos intenta convertir a los kurdos en socios de Israel. Pero muchos kurdos están del lado de la población de Gaza y de la resistencia palestina.

Algunos han advertido de que los kurdos, que se ponen del lado de Israel en Gaza, se convertirían en un nuevo objetivo en el mundo islámico junto con Israel.

Para otros kurdos, existe un sentimiento de empatía con el sufrimiento palestino, pero también sienten que hay un inmenso doble rasero contra los kurdos. Esto lleva a los kurdos a abstenerse de mostrar cualquier apoyo público a los palestinos.

 

Conozca al teniente coronel británico del ejército de ocupación israelí que promueve el genocidio en Gaza

 

Fuente:

Steven Sahiounie, en Strategic Culture Foundation: Israel uses foreign mercenaries in Gaza. 27 de abril de 2027.

Contenidos

La teniente coronel retirada de la USAF, Karen Kwiatkowski, considera que los únicos factores que unen hoy al Congreso de los Estados Unidos son...

Contenidos

Por Mente Alternativa La Corte Internacional de Justicia (CIJ) ordenó este viernes a Israel detener inmediatamente su ofensiva en Rafah, al sur de la...

Contenidos

Por Mente Alternativa En las últimas 48-72 horas previas al trágico accidente de helicóptero en el que murió el presidente iraní Ibrahim Raisi, Irán...

Contenidos

Por Mente Alternativa Después de que el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI) solicitó una orden de arresto contra el primer ministro...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram