Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Potencias de Occidente aceleran la preparación de la Guerra Mundial. OTAN-UE firman 3ª declaración conjunta. ¿Qué hacer al respecto?

El anuncio realizado el 10 de enero por los dirigentes de la UE y la OTAN de una “Declaración Conjunta” de asociación compromete ahora a todas las naciones de las dos instituciones a enfrentarse militarmente a Rusia y China. Es hora de movilizarse, porque los gobiernos occidentales están actuando en tu nombre, sin tu consentimiento, para comprometer a las naciones a la guerra. No se trata de “asustar” a nadie, sino de decir la verdad. No es momento de reposo en la movilización para dar la voz de alarma en todas partes, y más aún para organizar la alternativa de paz por medio del desarrollo. El Instituto Schiller en el mundo y los movimientos de LaRouche en muchos países han lanzado una campaña durante las próximas seis semanas para catalizar un movimiento de masas internacional, que se extienda desde el llamado Occidente hasta el Sur Global, en torno a la exigencia de que se emprendan de inmediato negociaciones para resolver el conflicto entre Ucrania y Rusia, antes de que estallemos todos en una guerra nuclear. Está movilización singular y continua durante las próximas seis semanas se enfocará en una serie de conferencias para debatir las ideas necesarias para crear una “revolución mundial” por la paz y el desarrollo, que desembocará en una jornada de concentraciones internacionales contra la guerra el 19 de febrero.

 

 

Por EIRNS

¿En dónde estamos, y qué hacemos al respecto?

10 de enero de 2023 (EIRNS) — El Instituto Schiller en el mundo y los movimientos de LaRouche en muchos países han lanzado una campaña durante las próximas seis semanas para catalizar un movimiento de masas internacional, que se extienda desde el llamado Occidente hasta el Sur Global, en torno a la exigencia de que se emprendan de inmediato negociaciones para resolver el conflicto entre Ucrania y Rusia, antes de que estallemos todos en una guerra nuclear. Está movilización singular y continua durante las próximas seis semanas se enfocará en una serie de conferencias para debatir las ideas necesarias para crear una “revolución mundial” por la paz y el desarrollo, que desembocará en una jornada de concentraciones internacionales contra la guerra el 19 de febrero.

Los países de la OTAN alegan que no puede haber negociaciones de paz sino hasta que Rusia haya sido derrotada en el campo de batalla. La mentalidad lunática de la actual dirigencia ucraniana que la OTAN está desplegando para conseguirlo, se expresó en la impactante entrevista que le dio a la revista estadounidense Newsweek hace tres días el embajador de Ucrania en Londres, Vadym Pyrstaiko, en la que afirma que la misión de Ucrania es la de destruir a Rusia, a costa de la nación y de su pueblo si es necesario. Estamos “perdiendo gente a diestra y siniestra”, reconoció, y el número de militares, civiles y ciudades enteras perdidas es “enorme”. Pero, agregó sin desparpajo, “somos” la mejor oportunidad de la OTAN para derrotar a Rusia, porque “no hay muchas naciones en el mundo que se permitan sacrificar tantas vidas, territorios y décadas de desarrollo con el propósito de derrotar al archienemigo”.

Eso es locura, simple y llanamente. Se necesita un movimiento de masas ya para detener esa locura. ¿Cómo podemos despertar a tiempo a un número suficiente de personas para derrocar a quienes están detrás de ese compromiso demente?

Para empezar, únanse a las decenas de miles de personas que ahora ven el intercambio entre el franco ex inspector de armamento, oficial retirado de la Armada, Scott Ritter, la candidata independiente al Senado de EU por Nueva York, Diane Sare, y la presidente del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche, que se llevó a cabo el domingo 8 de enero durante el debate programático y estratégico organizado por Sare, con el tema “¿Se puede evitar la guerra nuclear?”

Este debate demostró el principio de cómo este proceso de diálogo puede conducir a la “revolución mundial de las ideas” que se necesita, en especial el intercambio entre estos tres ponentes, que se publicó (en inglés) por separado con el provocativo título de “Prove me wrong!” (¡Demuéstrame que me equivoco!). Vale la pena verlo.

Ritter describió el escenario en el que se libra esta batalla del modo siguiente: “¡La muerte cabalga en un caballo pálido, cabalga hacia nosotros, mientras hablamos! Y si no lo reconoces, si no eres consciente de ello, entonces vas felizmente hacia el abismo, al Armagedón del que habla Helga. Estamos en la cúspide de la guerra termonuclear”, expresó. Explicó, paso a paso, cómo hemos llegado a donde estamos hoy:

“Tenemos los dos arsenales nucleares más grandes del mundo, y la gente responsable de idear mecanismos para controlar estos arsenales, y para que ojala se reduzcan esos arsenales, es la misma gente responsable de modernizar estos arsenales y hacer que esas armas sean más relevantes para sus respectivas posturas de seguridad nacional.

“¡Esto es una locura! Literalmente, ¡la definición de locura! No se me ocurre un camino más rápido hacia el suicidio global que el que acabo de describir. Nadie habla de desarme. Todo el mundo habla de carrera armamentista”.

Ritter argumenta que no ve otro resultado posible que una victoria rusa en el campo de batalla, y que solo puede esperar que la OTAN, en ese caso, no “se enfurezca, se enfurezca contra l muerte de su luz”, y acabe con la civilización humana. Elogió el trabajo de Helga Zepp-LaRouche y del Instituto Schiller para forzar una solución negociada, pero dijo que no creía que ese enfoque fuese ya posible. Sin embargo, Ritter instó a Helga Zepp-LaRouche a que, por favor, “demuestra que me equivoco”.

Helga, que se proclama realista y “eterna optimista”, respondió exponiendo su convincente argumento de que la humanidad, como especie creativa, es capaz de catalizar un bien mayo a este mal al que nos enfrentamos ahora.

Invitó a la gente a que escuhe lo que tiene que decir Ritter sobre el peligro; tiene razón. Pero este es un momento de cambio de época y hay elementos de esperanza. El Papa Francisco ha ofrecido el Vaticano como foro para esas negociaciones incondicionales, y el Instituto Schiller está movilizando a la gente para que respalde ese ofrecimiento. Se ha planteado también la idea de que Brasil, bajo el nuevo gobierno de Lula, junto con otras naciones prominentes del Sur Global, como India, Indonesia, Sudáfrica, Turquía, etc., podría facilitar negociaciones incondicionales para llegar a un acuerdo pacífico. Todos estos esfuerzos crean el potencial para un gran avance.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Helga reiteró que el camino hacia la revolución mundial para la nueva arquitectura internacional de seguridad y desarrollo que merece la humanidad, que eliminará el peligro de la guerra nuclear, es difundir por todas partes la discusión de “la idea de que el hombre es bueno, su naturaleza es buna, y que todo el mal en el mundo proviene de la falta de desarrollo, y por lo tanto puede superarse… Porque, detener la guerra es el primer paso, pero somos seres humanos creativos, que podemos decidir cuál es el orden bajo el que podemos vivir juntos en el siglo 21, y ojalá los muchos milenios más adelante”.

Una conclusión final: el domingo pasado, desde un rincón insólito, llegó una hermosa visión de lo que puede ser el futuro de la humanidad. Hablando de los últimos avances en el desarrollo de la energía de fusión, el escritor científico Mark Whittington señaló que esos avances acercan mucho más a la humanidad a los cohetes propulsados por energía de fusión, “que marcarán la diferencia entre los viajes ocasionales al espacio profundo para la exploración científica, y convertir al sistema solar, con todos sus abundantes recursos, en un reino de la civilización humana”.

Y eso lo dijo antes del anuncio de ayer, del nuevo hito que logró China en el confinamiento de fusión con su programa del EAST Tokamak.

 

Escalada en la militarización en occidente; esto hay que detenerlo ya

8 de enero de 2023 (EIRNS) — Para la primera semana del año, la escalada de la militarización y la confrontación en Occidente dio un salto, no solo en Ucrania, con lo que el peligro de guerra general se hace más probable. No es momento de reposo en la movilización para dar la voz de alarma en todas partes, y más aún para organizar la alternativa de paz por medio del desarrollo.

Para el 20 de enero está programada la próxima reunión del llamado Grupo de Contacto en Defensa de Ucrania, en la base militar estadounidense de Ramstein, en Alemania. Esta es la octava de esas reuniones, que son todo un espectáculo para presionar a los “aliados” a seguir prometiendo más armas para Ucrania y fijarse “objetivos”. El Departamento de Defensa de Estados Unidos hizo su propia exhibición el 6 de enero para anunciar otro cargamento de equipo militar estadounidense para Ucrania por un valor de $3.000 millones de dólares, y dio a conocer una Ficha Técnica con una larga lista de las entregas de armas hasta la fecha y las que hay por venir. Francia, por su parte, se comprometió a enviar vehículos blindados de transporte de personal. El mismo día, el Asesor de Seguridad Nacional de Biden, Jake Sullivan, llamó a las autoridades italianas para presionarlas a que envíen más armamento a Ucrania. Y el secretario de Defensa, Lloyd Austin, habló por teléfono con su homóloga de Alemania, Christine Lambrecht, a quien elogió por la decisión de su país de “proporcionar más capacidades militares a Ucrania, entre ellas una batería de defensa antiaérea Patriot y vehículos de combate de infantería Marder”.

Para la presidente de la Comisión de Defensa del parlamento alemán, Marie-Agnes Strack-Zimmerman (del Partido Demócrata Lliberal), eso no es suficiente. Le declaró al periódico alemán Neue Osnabrücker Zeitung que el suministro de los Marders no es suficiente. “Los socios europeos esperan que Alemania se prepare también para aportar algunos carros de combate Leopard”.

Otro de los lunáticos belicistas que salió a promover la Tercera Guerra Mundial fue el orate John Bolton, el ex Secretario de Seguridad Nacional que hasta Trump consideró “extremista”; Bolton anunció su candidatura presidencial para las elecciones de 2024, muy oportunamente, en el programa “Good Morning, Britain” de la televisión británica. El plan de Bolton consiste en exigir a la OTAN que se ponga mucho más dura con Rusia y con China también.

Al mismo tiempo, los voceros de la OTAN Global en Estados Unidos informaron que públicamente que van a seguir con el entrenamiento a los militares ucranianos y el apoyo a “nuevas operaciones coordinadas”. El 6 de enero, tanto el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, como la subsecretaria de Defensa para Eurasia, Laura Coopera, dieron sendos informes a la prensa sobre los planes para elevar la capacidad de las fuerzas armadas de Ucrania.

Kirby declaró que el envío a Ucrania de vehículos de combate de infantería Bradley ayudará a seguir con una “guerra de maniobras con armas combinadas”, Explicó que “recordarán que el Pentágono acaba de decir que va a empezar a entrenar, a nivel de batallón, a tropas ucranianas fuera del país en maniobras de armas combinadas”.

Cooper declaró que el nuevo paquete de armas para Ucrania “cambiará la dinámica en el campo de batalla”, ya que “estas capacidades complementarán y trabajarán con el entrenamiento ampliado dirigido por Estados Unidos que comienza este mes y que desarrollará la capacidad de Ucrania para llevar a cabo maniobras conjuntas y operaciones combinadas”.

La premisa de estos planes es mantener el combate en Ucrania por tiempo indefinido. Cuánto de esto es pura ficción, y cuánto realidad es una pregunta pertinente. Pero de cualquier modo, esa política es pura locura. Más aún, la misma locura se está llevando a cabo en la concentración de fuerzas militares y los ejercicios militares en Asia, enfocados contra China y contra Rusia como objetivos.

Le preguntaron el 6 de enero al portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, en el Centro de Prensa Extranjera, que si la nueva política de militarización de Japón no es una amenaza en el Pacífico. Price se esforzó todo lo que pudo para negarlo, y repitió una y otra vez “no hay ninguna amenaza”. Dijo que la intención de Tokio es avanzar hacia “un Indo-Pacífico libre y abierto”, algo que comparte Estados Unidos plenamente.

Pero esta semana se van a conversar el 11 de enero compromisos militares mutuos en Washington, DC, en el formato 2+2 entre los ministros de Defensa y de Asuntos Exteriores de Japón y de Estados Unidos. Luego el 13 de enero el Primer ministro de Japón, Fumio Kishida, visitará al Presidente Joe Biden en la Casa Blanca.

La embajada de Rusia en Berlín sacó un comunicado en el que expresa que nos encontramos en los “límites morales” de cómo puede seguir la militarización y el envío de armas de Alemania a Ucrania. Pero este concepto se aplica ahora a muchas localidades.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Los diálogos y conferencias que ha organizado el Instituto Schiller y sus redes y colaboradores en todas partes juegan un papel histórico mundial decisivo para forzar un cambio drástico de última hora en este escenario del fin del mundo.

El impacto del Instituto Schiller se reconoce también de manera negativa en el hecho de ser una de las entidades prominentes, junto a otras personalidades, así como al “Movimiento LaRouche” en la lista negra que publicó ahora el diario insignia de la casta financiera, el Wall Street Journal, en un artículo editorial del 6 de enero firmado por un individuo que forma parte integral de las redes que despliegan a la operación de la lista de asesinatos de la Comisión para Contrarrestar la Desinformación (CCD) del régimen de Kiev, y financiada por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

El artículo se titula “Putin’s American Cheerleaders”(Los porristas estadounidenses de Putin) firmado por Adrian Karatnycky, miembro del Consejo Atlántico, el centro de estudios de la OTAN en Estados Unidos. El tipo da una lista de personas a las que denuncia por “cooperar con propagandistas oficiales [rusos] que baten el tambor a favor de un Estado que perpetra crímenes de guerra y atrocidades en masa”, entre las cuales menciona a la ex congresista demócrata Tulsi Gabbard, el presentador de Fox News Tucker Carlson, a Jeffrey Sachs, a la representante republicana Marjorie Taylor Greene, y a otros. Dice que “la mayoría de los invitados estadounidenses en los medios rusos provienen de la periferia, como el ex senador estatal de Virginia Richard Black, que se asocia con el Instituto Schiller del movimiento de Lyndon LaRouche, y Scott Ritter, un ex oficial de inteligencia estadounidense amargado y caído en desgracia convertido en crítico de la guerra en Iraq”. Notablemente, el tipo no menciona a la fundadora del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche, que encabeza la lista negra del CCD ucraniano..

Precisamente hoy 8 de enero, Helga Zepp-LaRouche dará la conferencia inaugural en un panel internacional por internet, organizado por Diane Sare en Nueva York, candidata al Senado de EU por Nueva York para el 2024. Zepp-LaRouche señaló hoy que “nos encontramos en una situación muy preocupante”, dada la determinación de quienes siguen desplegándose para desatar una guerra. No se trata solo de Ucrania. Urge que la gente se despierte y no se limite a “seguir”, sino a movilizarse y hacer oír su voz.

8 de enero a las 2 PM (hora del Este de EU). Discusión programática y estratégica de Diane Sare, “¿Se puede evitar la guerra nuclear? Solo si Estados Unidos se vuelve digno de confianza”, con Scott Ritter, el coronel (ret.) Richard Black, Steve Starr, Helga Zepp-LaRouche y otros.

10 de enero a las 11 AM (hora del este de EU). Debate por internet, “¿Señora Merkel: le importa en algo el derecho internacional?”, con Ray McGovern, Scott Ritter, Helga Zepp-LaRouche, general Dominique Delawarde (ret.), coronel Alain Corvez (ret.) y otros.

14 de enero a las 10 AM (hora del este de EU): “Para detener la guerra mundial de la OTAN, hay que desmantelar el Buró Internacional de Asesinatos que mato a Kennedy”, con Garland Nixon, Helga Zepp-LaRouche, Ray McGovern.

Difunde la Carta Abierta al Papa Francisco de dirigentes políticos y sociales del mundo, en apoyo al llamado a las negociaciones de paz de inmediato.

 

China: Xi se prepara para la cuenta atrás hacia la gobernanza del corazón terreste

 

 

Fuentes:

EIRNS: Escalada en la militarización en occidente; esto hay que detenerlo ya. 8 de enero de 2023.

EIRNS: ¿En dónde estamos, y qué hacemos al respecto? 10 de enero de 2023.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

Te puede interesar

Contenidos

Como advierte la fundadora Helga Zepp-LaRouche, viajar a China revela una realidad muy diferente a la retratada en los medios occidentales. China es retratada...

Contenidos

Por EIRNS Adrian Bird, Jefe de la Inteligencia de Defensa del Reino Unido, declaró que Rusia y China son los enemigos actuales y futuros...

Ciencia y Tecnología

Por EIRNS Lin Xiqiang, subdirector de la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China, presentó el 30 de mayo en una conferencia de prensa...

Contenidos

Por Mente Alternativa Treinta bancos rusos ya se han adherido al sistema de pagos CIPS. Decenas más están a la espera de que se...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY