Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Paz con Rusia, cooperación con China, un nuevo paradigma de crecimiento: ¿qué nos deparará 2022?

La oligarquía financiera-militar-informativa angloamericana no tiene intención de permitir que su sistema de dominación sea derrocado por el meteórico ascenso económico (y cada vez más político) de China y la soberanía comprometida e independiente de Rusia. Su paradigma destructivo contra el crecimiento exige sacrificar la civilización, ahora en el altar de supuestos dioses verdes para evitar un rumoreado cataclismo en el futuro.

Por Executive Intelligence Review

2 de enero de 2022 (EIRNS)-El Año Nuevo tiene el potencial de comenzar con un cambio significativo en la dirección de la cordura, con la serie de reuniones que se celebrarán la próxima semana con EE.UU., la OTAN y la OSCE para discutir directamente con Rusia sus preocupaciones de seguridad enfáticamente declaradas. La fundadora del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche, ha hecho un llamamiento a EE.UU. y a la OTAN para que firmen los acuerdos propuestos por Rusia, con el fin de cambiar por completo la trayectoria estratégica mundial, que de otro modo conduce inexorablemente a lo que se convertiría invariablemente en una guerra nuclear de dimensiones globales.

¿Por qué el mundo se encuentra en un camino tan mortífero, y por qué no hay enormes protestas en las ciudades de todo el transatlántico para oponerse a este curso mortal?

La oligarquía financiera-militar-informativa angloamericana no tiene intención de permitir que su sistema de dominación sea derrocado por el meteórico ascenso económico (y cada vez más político) de China y la soberanía comprometida e independiente de Rusia. Su paradigma destructivo contra el crecimiento exige sacrificar la civilización, ahora en el altar de supuestos dioses verdes para evitar un rumoreado cataclismo en el futuro. Con la negativa de naciones como India, Rusia, China y Nigeria a “seguir la sesión” celebrando acuerdos suicidas durante la conferencia sobre el clima COP26 en Glasgow, se están llamando a la palestra medios más directos y brutales.

Lo más sensato sería disolver la OTAN, cuya razón de ser desapareció hace varias décadas, o al menos limitar y deshacer su expansión hacia el Este. Pensemos en Finlandia, que tiene frontera con Rusia y con Noruega, miembro de la OTAN, y cuyo Presidente, Sauli Niinistö, se ofreció la primavera pasada a acoger en Helsinki una conferencia para 2025 con motivo del 50º aniversario de la Conferencia de Seguridad y Cooperación en Europa, como foro para hablar de las tensiones estratégicas. Niinistö, en comentarios de los que se ha hecho eco el primer ministro de ese país, ha anunciado que Finlandia no descartaría entrar en la OTAN.

Esta oligarquía angloamericana, empeñada en mantener un orden basado en normas en el que ella misma establece las reglas, es cínicamente indiferente al sufrimiento humano que causa, ya sea a través de la guerra, la negligencia médica o el tratamiento brutal y genocida de Afganistán, al que se le niega el acceso a sus propios recursos. Pero este modelo oligárquico, tan poderosamente criticado en forma dramática por Verdi en su ópera Rigoletto, puede ser superado.

A medida que el centro del poder económico en el mundo se desplaza a Asia, el mundo transatlántico debe desarrollar un nuevo papel. Como Lyndon LaRouche expresó la necesidad de un nuevo tipo de cooperación ya en 2007, el “legado medieval del poder depredador de la usura ha adquirido tal poder que no puede ser derrotado sino a través de un concierto de intereses mutuos claramente definidos entre una combinación de poderosos estados-nación”.

“Ese es el interés común que compartimos en esta coyuntura los Estados Unidos y China. Esa es la importancia crucial de quienes, dentro de EE.UU., tipifican ese interés común de los pueblos de EE.UU. y Asia. Es nuestra conciencia de este interés común, que es por lo tanto un factor crucial en la historia del mundo en esta coyuntura”.

Los destellos de la oportunidad de esa cooperación pueden estallar, impulsando un poderoso motor de crecimiento. ¿Cómo va a catalizar ese cambio?

¿Haremos de 2022, el centenario del nacimiento de Lyndon LaRouche, el “Año de LaRouche”?

 

Los primeros usureros en la historia moderna temprana fueron los banqueros papales, no los judíos ni los protestantes

 

Fuente:

Executive Intelligence Review: Peace with Russia, Cooperation with China, a New Paradigm of Growth—What Will 2022 Bring?; EIR LEAD EDITORIAL FOR SATURDAY, JANUARY 1, 2021.

Contenidos

Por el Instituto Schiller Durante la noche del miércoles y la mañana del jueves [22 y 23 de mayo], aviones no tripulados ucranianos atacaron...

Contenidos

Por Mente Alternativa El periódico alemán Bild informó sobre el despliegue de tropas occidentales en Ucrania, con Reino Unido, Francia, Polonia, Canadá, Lituania y...

Contenidos

Por Mente Alternativa La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, advirtió que Moscú atacará objetivos británicos si Ucrania utiliza armas...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa Un informe de 66 páginas escrito y publicado en 1997 en la Revista Fidelio por el editor de la Revista Executive...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram