Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Los bancos de todo el mundo están sufriendo grandes apagones, dejando a millones de clientes a la deriva en el peor momento posible

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes nos afecta mucho. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Nota del editor: Un colapso sistémico ha sacudido el mundo financiero la semana pasada, ya que decenas de bancos han empezado a sufrir repetidos cortes en todo el mundo. Algunos analistas financieros sostienen que los apagones están relacionados con un ciberataque planeado por “organizaciones ilegales altamente profesionales”, algo que se parece al escenario de “Ciberpandemia” advertido por el Foro Económico Mundial, que de cualquier forma sólo beneficiaría las mismas élites financieras de Davos, Wall Street y Londres, que buscan alimentar la crisis global y resetear el sistema financiero para instaurar una dictadura de la banca centralizada.

 

 

Por Epic Economist

(3 de octubre de 2021) Esta misma semana, el sistema de los bancos se ha caído en siete países de los cinco continentes, dejando a decenas de millones de clientes muy frustrados. En EE.UU., miles de clientes informaron de cortes en la aplicación del Bank of America el 1º de octubre, justo cuando el alquiler, los servicios públicos y otras facturas suelen vencer. Muchos de ellos revelaron que, incluso después de que supuestamente se restableciera el sistema, algunas operaciones no funcionaban, lo que les hizo retrasarse en varias facturas y les obligó a pagar los intereses de las tarjetas de crédito.

Pero a pesar de los grandes inconvenientes, las cosas podrían ser mucho peores. Por ejemplo, en Nueva Zelanda, que se encuentra en su séptima semana de bloqueo nacional, millones de personas se quedaron sin acceso a su dinero, ya que los servicios bancarios no funcionaban en el momento en que todas las sucursales locales estaban cerradas. Uno de los mayores prestamistas del país, Kiwibank, se enfrentó a una gran interrupción el martes después de que un ataque DDoS contra el tercer proveedor de Internet de Nueva Zelanda provocara la caída de las tecnologías de la información en varios prestamistas, como el Commonwealth Bank y el Anz Bank.

Por supuesto, Nueva Zelanda y Estados Unidos no son los únicos países que se han enfrentado a cortes masivos en sus sistemas bancarios en las últimas semanas. En bancos del Reino Unido, Sudáfrica, Venezuela, Japón y México también se registraron recientemente fallos operativos.

Al menos 24 millones de titulares de cuentas del mayor banco de México, BBVA México, no pudieron utilizar los cajeros automáticos del banco, su aplicación móvil o realizar pagos en las tiendas durante más de 20 horas a partir de la mañana del 12 de septiembre. Curiosamente, menos de una semana después del apagón de BBVA, Santander México también enfrentó una caída operativa que dejó a los clientes de todo el país sin poder usar sus tarjetas de débito en el cajero o en las tiendas. Una vez más, se dijo que el problema estaba relacionado con fallos internos.

Algunos analistas financieros sostienen que los apagones están relacionados con un ciberataque planeado por organizaciones ilegales altamente profesionales. El robo cibernético se ha convertido en algo habitual en el país debido a la falta de aplicación de las leyes existentes y a la ausencia de herramientas legales adecuadas para responsabilizar a los atacantes de sus acciones. Mientras tanto, en el Reino Unido, donde la Autoridad de Conducta Financiera dijo estar “profundamente preocupada” por el creciente número de interrupciones tecnológicas a lo largo de los años, la directora ejecutiva de supervisión del regulador, Megan Butler, reveló que el número de “incidentes de ruptura de la resistencia de las operaciones” reportados en 2021 se ha disparado en un 300 por ciento interanual. Butler argumentó que se trata de una “tendencia creciente” y que el número de fallos informáticos notificados sigue aumentando.

A finales de julio, los sitios web de seis grandes bancos -Lloyds, HSBC, TESCO Bank, Bank of Scotland, Halifax y Barclays- se colapsaron supuestamente debido a una interrupción global de Internet causada por un fallo de actualización de software en el servicio de alojamiento Akamai. Un mes después, las aplicaciones de cinco de los seis bancos se cayeron durante días. Varios clientes se enfrentaron a graves pérdidas financieras y, en consecuencia, vieron cómo se deterioraba su calificación crediticia. Millones de personas no pudieron pagar sus hipotecas y se retrasaron en el pago de sus facturas. Más de 1.300 clientes fueron víctimas de robos de identidad.

En Venezuela, 16 millones de clientes del mayor banco del país, el Banco de Venezuela, sufrieron recientemente una interrupción de cinco días por la caída de la plataforma en línea del banco. Al mismo tiempo, en Japón, el Banco Mizuho, uno de los tres megabancos del país, sufrió el 30 de septiembre su octavo fallo consecutivo del sistema informático, registrando casi una interrupción al mes. Durante el último incidente, un error del sistema provocó un gran retraso en las transacciones de divisas.

“Otro banco que se ha visto afectado por repetidos problemas en su sistema informático es el mayor prestamista de Sudáfrica, Standard Bank. A finales de abril, el banco sufrió “problemas de hardware” que dejaron fuera de servicio sus canales de Internet, móviles y cajeros automáticos durante más de una semana, dejando a los clientes sin poder pagar sus facturas o acceder al dinero en efectivo”, informó el escritor. “Si eres un gran banco minorista, probablemente estés lidiando con sistemas heredados”, dijo el subdirector ejecutivo de la Autoridad de Regulación Prudencial, Lyndon Nelson, durante la investigación. Nelson mencionó que cuando las empresas fintech añaden nuevas funciones a sus aplicaciones, los grandes bancos suelen hacer lo mismo aunque no tengan suficiente apoyo técnico para hacerlo bien. Necesitan lanzar servicios similares “por razones de competencia”, argumentó.

Lo cierto es que los fallos de las aplicaciones bancarias o una caída repentina de los sistemas informáticos son una receta para el caos. Si las cosas se ponen turbulentas cuando las interrupciones colapsan los servicios informáticos durante un par de días, imagínese lo que ocurriría cuando estas interrupciones se prolongan durante semanas. Ahora más que nunca, es esencial asegurar tus activos en un lugar seguro, porque tanto si se trata de un corte de luz como de un apagón bancario, un ciberataque o una caída de la bolsa, tus activos pueden desaparecer en un chasquido de dedos.

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Del Evento 201 a Ciber Polygon: ¿Planean las élites una ciberpandemia para resetear el sistema financiero y alimentar la crisis global?

 

Fuente:

Epic Economist: Banks Around World Are Suffering Big Outages: Millions Of Customers In Lurch At Worst Possible Time.

Te puede interesar

Contenidos

Por The LaRouche Organization y Executive Intelligence Review Una vez más, un informe fraudulento ha sido producido por la inteligencia británica para empujar a...

Contenidos

Por Executive Intelligence Review 21 de enero de 2022 (EIRNS) — El portavoz de la milicia de la República Popular de Donetsk, Eduard Basurin,...

Ciencia y Tecnología

Los datos oficiales de los gobiernos de todo el mundo sugieren ahora que todas las personas doble y triplemente vacunadas están desarrollando alguna nueva...

Contenidos

Por Executive Intelligence Review 18 de enero de 2022 (EIRNS) — En un mal momento para el partido de la guerra británico y estadounidense,...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon