Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

LaRouche alerta sobre operación psicológica para preparar a los estadounidenses para la guerra con China

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



La campaña del Russiagate fue la primera fase de un esfuerzo por romper con el compromiso del presidente Trump de “poner fin a las guerras sin fin”. “No somos los policías del mundo”, dijo a los graduados de West Point hace dos meses. Sin embargo, ya está en marcha una nueva y peligrosa locura planificada para seguir impulsando los esfuerzos de los Halcones de Guerra para preparar a los estadounidenses para involucrarse en más guerras. ¿Por qué están haciendo esto? Para defender el modelo globalista fallido de la City de Londres, contra el cual Trump hizo campaña en 2016. Ese modelo debe ser desechado, y reemplazado por el sistema estadounidense de un estado nacional soberano y físicamente productivo, pues esta es la base de la moral y la fortaleza real de los Estados Unidos.

 

 

 

por Harley Schlanger

No hay otra forma de describir la situación actual que esta: Ahora mismo estamos viendo el despliegue de una serie locuras peligrosas por parte de representantes del partido de guerra, la facción de halcones de guerra tanto dentro como fuera de la administración Trump, personas que representan al complejo militar industrial, el Estado Profundo (o lo que se conoce más apropiadamente como el Imperio Británico), y la pandilla de agentes que están comprometidos con la confrontación geopolítica, con las guerras y conflictos interminables. Lo que todos ellos están haciendo con respecto a la política estadounidense hacia China es manufacturar la imagen de una nación enemiga para justificar una nueva guerra.

En 2016, Trump triunfó frente a Hillary Clinton porque esta representaba al mencionado partido de guerra. Su enfoque era belicista, y por eso quería una zona de exclusión aérea sobre Siria para enfrentar a Rusia. Es por eso que apoyó el cambio de régimen golpista en Libia y es por eso que sus redes en el departamento de estado apoyaron el cambio de régimen golpista en Ucrania y también la guerra civil en Siria.

Donald Trump estaba en contra de eso. Dijo repetidamente que quiere poner fin a las guerras interminables y, en cambio, entablar negociaciones y diplomacia de manera amistosa, cooperativa con Rusia y China, y eso es lo que estaba tratando de perseguir cuando llegó a la presidencia.

Incluso, hace menos de dos meses, mientras entregaba el discurso de graduación a los cadetes en West Point, Trump volvió a decir que debemos poner fin a las guerras interminables, y no somos los policías del mundo.

Cuando trató de sacar a las tropas de Siria de Afganistán, se le opuso la facción de guerra en ambas partes. Así que cuando digo que ahora mismo estamos viendo a un grupo de locos peligrosos presionando para ir a la guerra contra China, lo que significa es que esta operación es una continuación del intento de sabotear la presidencia.

El Rusiagate falló, el Ucraniagate fracasó, al igual que cualquier otra cantidad de operaciones que se han ejecutado contra Trump. No han podido deshacerse de él. Pero le han impedido seguir las políticas con las que se comprometió para llevar a cabo su cargo presidencial, y por eso es importante reconocer que el tipo de declaraciones peligrosas que procuran los halcones de guerra están diseñadas no solo para crear un consenso dentro del establishment sino para hacer que ese consenso sea aceptado por el pueblo estadounidense para que siempre estemos en guerra, para que fomentemos el caos, para que siempre lo financiemos a través de nuestro tesoro y para que sigamos perdiendo hombres y mujeres jóvenes y creando enemigos en todo el mundo en nombre de un cartel globalista que está ligado a lo que se conoce como el complejo militar-industrial.

Y lo que están haciendo ahora con respecto a China es crear una imagen enemiga para cortar el potencial de diálogo que el presidente ha intentado llevar a cabo.

La operación está dirigida por la misma pandilla que estuvo detrás del Rusiagate. Y ellos están tratando de prepararnos para la guerra a través de la confección de un pensamiento de grupo, es decir, una narrativa a la cual adherirse.

Este es un método clásico de la inteligencia británica, que fue expuesto por George Orwell en su novela “Rebelión en la granja” (Animal Farm). En la novela, los animales de la Granja Solariega son alentados por el Viejo Mayor, un cerdo que antes de morir les explicó a todos sus ideas para llevar a cabo una revolución para expulsar al granjero Howard Jones y crear sus propias reglas, entre las que figuran reduccionismos infantiles como que: “todo lo que camina sobre dos pies es un enemigo” o “todo lo que camina sobre cuatro patas, nade, o tenga alas, es amigo”.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Eso es exactamente lo que vimos ayer y anteayer en una conferencia en Washington DC, donde los halcones de guerra se reunieron para presentar el caso de guerra contra China.

Acusan a China de propagar el coronavirus. Acusan a China de estar detrás de la violencia en las ciudades de Estados Unidos. Según el senador Blackburn se trata de una revolución cultural, y otros dicen que los chinos son alentadores y están involucrados en provocar a los manifestantes, es decir, a los violentos vándalos que están destrozando las ciudades estadounidenses. Sin embargo, lo que no advierten es quién está financiando todo esto.

Esto está siendo financiado por las mismas personas que financiaron los disturbios en Hong Kong. Se trata de las redes vinculadas a George Soros y la Fundación Ford, que son las que construyen las tropas de choque en los Estados Unidos que están atacando los edificios federales y a la policía. Estas son las mismas personas que están proporcionando los fondos a los manifestantes en Hong Kong para destruir dicha ciudad. ¿Con qué propósito?

Ellos argumentan que China está haciendo todo esto para reemplazar a los Estados Unidos como la potencia número uno. Pero ese argumento los delata, pues significa es están comprometidos con la política de unilateralismo, que concibe a los Estados Unidos como la única superpotencia posible y, como resultado, de no ser así, debemos mantenernos en estado de guerra permanente para defender el unilateralismo al servicio del imperio angloamericano.

 

Matthew Ehret: El verdadero EEUU es compatible con la Iniciativa del Camino y Ruta de la Seda china

 

Fuente:

Harley Schlanger / LaRouche PAC — Psy-Op Campaign Underway to Prepare Americans for War with China.

Te puede interesar

Contenidos

  Anfitrión: Dennis Speed, LaRouchePAC NYC Invitado: Dennis Small, Editor de la Revista Executive Intelligence Review (EIR) Como dijo alguna vez el gran estadista...

Colapso Económico

El 30 de julio el diario chino Global Times publicó un artículo de opinión de Liang Haiming y Feng Daxuan, del Instituto de Investigaciones...

Colapso Económico

No servirán de mucho la suspensión y la anulación de la deuda por sí mismas, advierte LaRouche PAC, pues estas no generan masas de...

Contenidos

Una larga llamada telefónica de Donald Trump con el presidente Vladimir Putin el 23 de julio, abarcó muchas áreas críticas, y lo más importante:...

Publicidad comprar oro
Publicidad Que es LBRY

Archivos

Facebook

Publicidad servicio de VPN

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon

© Mente Alternativa · Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.