Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

La Policía italiana frustra un complot mortal de neonazis vinculados al batallón ucraniano Azov

La detención de neonazis italianos afiliados al Batallón Azov ucraniano pone de manifiesto el aterrador potencial de retroceso de la guerra delegada de Estados Unidos, Reino Unido y la OTAN contra Rusia en Ucrania.

 

Por Alexander Rubinstein

La policía italiana anunció una serie de redadas contra la organización neonazi Orden de Hagal. Acusada de almacenar armas y planear atentados terroristas, el grupo ha establecido vínculos operativos con el Batallón Azov ucraniano.

 

La Policía italiana frustra un complot mortal de neonazis vinculados al batallón ucraniano Azov

 

Cinco miembros de una organización neonazi italiana conocida como la “Orden de Hagal” fueron detenidos el 15 de noviembre, mientras que otro miembro sigue siendo buscado por las autoridades. Resulta que se encontraba en Ucrania, luchando contra las fuerzas rusas junto al Batallón Azov, que se ha integrado formalmente en el ejército ucraniano.

Los miembros de “Hagal” están acusados de tramar atentados terroristas contra objetivos civiles y policiales. Un sexto miembro del grupo “Hagal”, que ahora se considera fugitivo, se encuentra en Ucrania y está integrado en el Batallón Azov, un grupo paramilitar neonazi que se ha incorporado a la Guardia Nacional ucraniana.

Los miembros de la Orden de Hagal habrían mantenido contactos “directos y frecuentes” a través de Telegram no solo con el Batallón Azov, sino también con las formaciones militares neonazis ucranianas Sector Derecho y Centuria, “probablemente con vistas a un posible reclutamiento en las filas de estos grupos de lucha”, según los medios italianos.

La investigación policial se inició en 2019 y ha incluido amplios registros informáticos y escuchas telefónicas; tácticas que han revelado la intención de los miembros del grupo de llevar a cabo actos violentos en Italia.

 

 

“Asociación subversiva de neonazis, negacionistas y supremacistas descubierta, detenciones y registros en la operación #Digos en Nápoles con la colaboración de la Dirección Central de Policía de Prevención #DCPP e Servizio #Poliziapostale #essercisempre #15novembre” – Polizia di Stato (@poliziadistato) 15 de noviembre de 2022.

 

Uno de los miembros detenidos, Giampiero Testa, habría estado “peligrosamente cerca de grupos nacionalistas ucranianos de extrema derecha” y planeaba un ataque a una comisaría de policía en Marigliano, en Nápoles, según las escuchas telefónicas. El combatiente fugitivo de Azov, Anton Radomsky, es un ciudadano ucraniano que ha vivido en Italia pero que actualmente lucha en nombre de las fuerzas armadas ucranianas. Las autoridades dicen que Radomsky planeaba atacar el centro comercial “Volcano Buono” de Nápoles.

En una escucha telefónica de enero de 2021, Testa dijo que “haría una masacre como la de Nueva Zelanda, pero no iría a los negros, sino al cuartel de Marigliano”. Se refería al tirador de la mezquita neozelandesa que dijo haber visitado Ucrania y que llevaba un Sonnenrad nazi, o parche de “sol negro”, en su chaleco antibalas mientras mataba a 51 fieles. El símbolo, como señaló el New York Times en 2019, es “comúnmente utilizado por el Batallón Azov, una organización paramilitar neonazi ucraniana.”

 

La mano escondida detrás del terrorismo: ¿Quién está detrás de los atentados contra Abe. Dugina, Kirschner, y las masacres de Buffalo, Nueva Zelanda y Ucrania?

 

En febrero de 2021, Testa dijo por teléfono, afirmando “Como [el tirador de masas racista de Christchurch] Tarrant… tututututu”. En el cuartel de Marigliano. Boom boom, los maté a todos”.

Alrededor de la misma época, la policía que vigilaba a la organización Order of Hagal incautó de “armas de aire blando” que podían ser “fácilmente modificadas para disparar balas auténticas”, munición, equipo táctico e incluso un lanzagranadas. También se acusa al grupo de realizar entrenamientos paramilitares en Nápoles y Caserta, así como seminarios que promueven la supremacía blanca y la negación del Holocausto.

Las imágenes de las detenciones difundidas por el canal de noticias Sky Tg24 muestran cuchillos largos, un hacha de estilo nórdico, un bate con las palabras “Líder Mussolini”, una bandera con la esvástica, una máscara antigás, una camiseta del Batallón Azov y “Valhalla Express”, las memorias de un combatiente de Azov.

 

orden de hagal

 

El reportaje de TG24 se encuentra a continuación.

 

Pero Ucrania no es el único país que han visitado los miembros de la Orden de Hagal; “algunos miembros” también viajaron a Israel para entrenarse en Krav Maga y en el uso de armas largas y cortas”, según los funcionarios policiales. De hecho, incluso se les entregaron diplomas por haber completado la formación.

La operación policial ha abarcado trece provincias de Italia y ha incluido “26 registros personales, domiciliarios e informáticos”, según el comunicado de prensa de la policía que anuncia las detenciones.

Entre los detenidos por “el delito de asociación con fines terroristas o de subversión del orden democrático” están Maurizio Ammendola, fundador del grupo, su vicepresidente Michele Rinaldi, y los miembros Giampiero Testa y Massimiliano Mariano.

El quinto miembro detenido, Fabio Colarossi, está acusado de difundir propaganda neonazi.

Aunque el nazismo ha encontrado un espacio seguro en las fuerzas armadas ucranianas, las detenciones y las órdenes de arresto contra los miembros de la Orden de Hagal que planearon atentados terroristas sugieren la posibilidad de que se produzca un retroceso en la guerra por delegación de la OTAN en Ucrania, a medida que los veteranos curtidos en mil batallas e ideológicamente extremistas, alentados por los gobiernos occidentales y apoyados con la ayuda de Estados Unidos y la UE, regresen a sus hogares en ciudades de toda Europa.

“La gran disponibilidad de armas durante el conflicto actual dará lugar a la proliferación de armas ilícitas en la fase posterior al conflicto”, ha advertido el secretario general de Interpol, Juergen Stock.

Como ha informado The Grayzone, un documento del Departamento de Seguridad Nacional de 2022 reconocía que “los grupos nacionalistas ucranianos, incluido el Movimiento Azov, están reclutando activamente a supremacistas blancos violentos con motivación racial o étnica para unirse a varios batallones de voluntarios neonazis en la guerra contra Rusia”, pero señalaba una laguna de inteligencia clave: “¿Qué tipo de entrenamiento están recibiendo los combatientes extranjeros en Ucrania para que puedan proliferar en las milicias y grupos nacionalistas blancos con sede en Estados Unidos?”

 

La alianza entre el MI6, la CIA y los banderistas: El ‎resurgimiento del racialismo nazi en Ucrania

 

Fuente:

Alexander Rubinstein, en The Grayzone: Blowback: Italian police bust Azov-tied Nazi cell planning terror attacks.

Contenidos

Por Mente Alternativa El 9 de abril el ministro de exteriores británico, barón Lord David Cameron, anunció que el Reino Unido seguirá armando a...

Contenidos

Empresas militares privadas de Estados Unidos (bajo la dirección la Administración Federal Antidrogas y FBI) están reclutando en las cárceles a representantes de los...

Contenidos

Los conflictos en Ucrania y Gaza representan derrotas de Occidente y el fin de la hegemonía occidental sobre un mundo que ahora se contiene...

Contenidos

Por Dennis Small El gambito británico-estadounidense de utilizar el avance de la OTAN a través de Ucrania para demoler a Rusia y derrocar al...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram