Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

La OTAN y el Imperio del Caos

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, admitió recientemente algo que ya sabíamos: “La OTAN se ha venido preparando para una confrontación con Rusia desde 2014.” En este artículo, originalmente publicado en 2014, el geoestratega Pepe Escobar ya explicaba cómo la Organización del Tratado del Atlántico Norte —que no es otra cosa que el “Consejo de Seguridad del Imperio del Caos”— de alguna manera, ya estaba en Ucrania —con su megalómana ambición de convertirse en el Robocop global— preparando el conflicto que hoy está en boca del mundo entero y través del cual dicha organización busca desatar una Tercera Guerra Mundial contra Rusia, que no es más que una forma cobarde y desesperada de resetear el sistema en bancarrota del Imperio del Caos y de sabotear la integración eurasiática alternativa al orden unipolar anglosajón.

 

Por Pepe Escobar

Lo primero que hay que hacer es acabar con todos los mitos. La Organización del Tratado del Atlántico Norte no es más que el Consejo de Seguridad del Imperio del Caos.

No se necesita ser una especie de neo-Foucault enganchado a prácticas panópticas-orwellianas para identificar el “anillo de acero” hiperdemocrático que atraviesa las carreteras, los parques y que incluso rodea las murallas de los castillos para “proteger” a decenas de jefes de Estado y ministros de la OTAN, a 10.000 personajes secundarios y a 2.000 periodistas del mundo real en Newport, Gales, y más allá.

La cumbre de la OTAN en Gales también ofrece al secretario general saliente, Anders “Nube de Guerra“ Rasmussen, la oportunidad de mostrar todo su repertorio de perros de ataque. Es como si estuviera haciendo una audición para un papel protagonista en un remake de la épica “Mars Attacks” de Tim Burton.

“Nube de Guerra“ Rasmussen está por todas partes, hablando de “preposicionamiento de suministros y equipos”, eufemismo para referirse a las armas; potenciando las bases y los cuarteles generales en los países anfitriones; y pregonando una fuerza de reacción rápida de 10.000 efectivos como “punta de lanza” para responder a la “agresión” rusa y desplegable en un máximo de cinco días.

Mientras tanto, en una rutina de policía malo-policía malo, el presidente saliente de la Comisión Europea, el destacado mediocre José Manuel Barroso, filtró que el presidente ruso Vladimir Putin le dijo por teléfono la semana pasada que tomaría Kiev en quince días si quería.

Bueno, Putin podría hacerl, si así lo quisiera. Pero no lo quiere. Lo que importa es lo que dijo a la televisión estatal Rossiya: que Kiev debería promover conversaciones inclusivas sobre el futuro estatuto de Ucrania oriental. Una vez más, el giro occidental fue que estaba abogando por el nacimiento de un estado de Novorossiya. Aquí [https://web.archive.org/web/20150316142942/http://www.vineyardsaker.blogspot.fr/2014/09/novorussia-independent-associated-or.html], The Saker analiza en detalle las implicaciones de lo que Rusia realmente quiere, y lo que las fuerzas de Novorossiya realmente quieren.

Con la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, diciendo —como era de esperar— que que Rusia está “en guerra con Europa”, y con el primer ministro británico, David Cameron, evocando al Múnich de 1938 (Chamberlain apaciguando a Hitler), “Nube de Guerra“ Rasmussen ha tenido toda la munición que necesitaba para vender sus Einsatzgruppen. Los cínicos tienen la excusa de creer que la fuerza de punta de lanza de la OTAN es en realidad los matones del IS del Califa que están armando un infierno en “Syraq”.

Sin embargo, el belicismo no es fácil de vender en una UE golpeada por la crisis en estos días. No sólo Alemania, sino también Francia, Italia, España, Rumanía, Hungría e incluso Polonia han expresado su “reticencia” a respaldar la estrategia de la OTAN de una presencia más “robusta” en Europa del Este y el Báltico. Además, el Imperio del Caos y su socio menor británico en la “relación especial” quieren que todos desembolsen más dinero (un mínimo del 2% del PIB). Incluso cuando la UE se enfrenta nada menos que a su tercera recesión en cinco años.

La conclusión es que no habrá más rotación en el frente oriental de la OTAN. Jurídicamente, la configuración no puede definirse como “permanente”, porque irá en contra de un pacto OTAN-Rusia de 1997. Pero será permanente. Eso se aplica a Szczecin, en Polonia, cerca del Báltico, y al llamado Cuerpo Multinacional del Noreste, por tierra, aire y mar. Estonia y Letonia, a todos los efectos prácticos, están siendo promocionadas como “los próximos objetivos de Putin”. Y defenderlos de la “agresión rusa” es la nueva línea roja de la OTAN.

Además, Finlandia y Suecia pueden firmar acuerdos de nación anfitriona de la OTAN. Esto implica que las fuerzas de la OTAN podrán utilizar el territorio sueco y finlandés en el futuro en lo que se denomina vagamente “operaciones”. Al menos, el despliegue de tropas extranjeras sigue necesitando la aprobación parlamentaria, y los suecos y finlandeses seguro que levantan las cejas.

 

No hay R2P para ti, amigo

Incluso con toda esta histeria de Mars Attacks!, la OTAN en tesis no discutirá a fondo sobre Ucrania en Gales – o una inminente R2P (“responsabilidad de proteger”) Ucrania del remezclado “Imperio del Mal” (copyright Ronnie Reagan). Pero habrá “consultas militares” y un poco de dinero desembolsado para los militares de Kiev, a quienes las fuerzas federalistas/separatistas del este de Ucrania están pateando solemnemente su trasero (en bancarrota) tanto como a la OTAN le patearon el suyo un grupo de pashtunes con Kalashnikovs en Afganistán.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Por cierto, los últimos 1.400 millones de dólares que el Fondo Monetario Internacional desembolsó a Ucrania -los intereses al estilo mafioso llegarán mucho más tarde- serán utilizados por una Kiev ya en bancarrota sobre todo para pagar un montón de tanques T-72 que compró a Hungría. Dinero a cambio de nada, tanques gratis.

Hay que subrayar que Ucrania no es miembro de la OTAN. Técnicamente, todos los burócratas de la OTAN en Bruselas admiten que un país candidato debe solicitar el ingreso. Y los países con regiones sumidas en una disputa internacional no son aceptados. Así que Ucrania sólo sería considerada si Kiev renunciara a Crimea. Eso no va a ocurrir.

Aun así, el obsesivo juego de Washington para anexionar a Ucrania a la OTAN seguirá marchando (en materia de adhesión, por cierto, la Unión Europea emitiría un firme “no”). El primer ministro saliente, Arseniy “Yats” Yatsenyuk, así como el presidente Poroshenko, están desesperados por una intervención de la OTAN, o al menos por que Ucrania sea aceptada como algún tipo de aliado privilegiado. Yats espera “decisiones monumentales de nuestros socios occidentales en la cumbre”. En vano.

La OTAN, de alguna manera, ya está en Ucrania. Un grupo del centro cibernético de la OTAN ha estado en Kiev desde marzo, operando en el edificio del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa. Así que es un grupo de burócratas de la OTAN quienes realmente determinan la agenda de noticias en Ucrania – y la demonización incesante de todas las cosas de Rusia.

Ucrania es ahora todo sobre Alemania. Berlín quiere una solución política. Rápido. Berlín quiere que el gas ruso vuelva a fluir a través de Ucrania. Rápido. Berlín no quiere la defensa antimisiles de EE.UU. en Europa del Este – no importa lo que griten los estados bálticos. Por eso el último “¡Invasión! ¡Invasión! Invasión!” no es más que pura desesperación de un vasallo rastrero y en bancarrota del Imperio del Caos. Por supuesto, eso no impide que “Nube de Guerra“ Rasmussen -que consiguió el puesto en la OTAN porque fue un entusiasta animador de la violación de Irak- siga gritando “¡Invasión!” hasta que todos los perros daneses vuelvan a casa.

 

Un trato real

Y luego está el historial reciente de la OTAN. Una ignominiosa derrota en Afganistán. Un bombardeo “humanitario” que redujo a la otrora estable Libia a un miserable estado fallido inmerso en la anarquía total y asolado por milicias rabiosas. No son precisamente unas relaciones públicas fabulosas para el futuro de la OTAN como cadena de montaje de coaliciones con “vocación” global, capaz de llevar a cabo guerras expedicionarias en todo el mundo creando la apariencia de un consenso militar y político unificado por -qué otra cosa- una doctrina del Imperio del Caos: El “concepto estratégico” de la OTAN aprobado en la cumbre de Lisboa de 2010. (Véase US a kid in a NATO candy store, Asia Times Online, 25 de noviembre de 2010).

Desde aquellos años de “Bubba” Clinton, pasando por la era “preventiva” de Dubya, y ahora bajo la demencia de la R2P de las Medusas guerreras de Obama (Rice, Power, Hillary), el Pentágono sueña con la OTAN como Robocop global, dominando todos los papeles que encarnan la ONU y la UE en materia de seguridad. Esto no tiene absolutamente nada que ver con la defensa colectiva original de los signatarios de la OTAN contra posibles ataques territoriales. Oh, perdón; nos olvidamos de los ataques de esos (inexistentes) misiles nucleares desplegados por el malvado Irán.

El campo de batalla de Ucrania tiene al menos el mérito de mostrar que la alianza está desnuda. Para el Pentágono del Dominio de Espectro Completo, lo que realmente importa por encima de todo es algo que ha estado sucediendo realmente desde la caída de la Unión Soviética: la expansión ilimitada de la OTAN hasta las fronteras más occidentales de Rusia.

El verdadero asunto de este mes de septiembre no es la OTAN. Es la cumbre de la OCS. En la próxima reunión de la Organización de Cooperación de Shanghai se producirán los proverbiales cambios tectónicos de las placas geopolíticas, un cambio tan trascendental como cuando el imperio otomano fracasó a las puertas de Viena en 1683. Por iniciativa de Rusia y China, en la cumbre de la OCS se invitará a India, Pakistán, Irán y Mongolia a convertirse en miembros permanentes. Una vez más, las líneas de batalla están dibujadas. La OTAN contra la OCS. OTAN vs BRICS. OTAN vs Sur Global. Por lo tanto, ¡la OTAN ataca!

 

Fuente:

Pepe Escobar, en The Roving Eye: NATO attacks! 3 de septiembre de 2014.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

Los ambiciosos proyectos de conectividad de Eurasia, liderados por China y Rusia, se adentran en el corazón de Asia, superando los obstáculos de Occidente....

Ciencia y Tecnología

Mucha gente sigue confundida sobre la naturaleza de la alianza multipolar liderada por Rusia y China. ¿Se trata de una oposición controlada que da...

Ciencia y Tecnología

La Operación Especial Militar de Rusia en Ucrania es una batalla por el significado del fin de la historia. Una gran batalla filosófica. Es...

Contenidos

El presidente ruso revivió una política de la era soviética que premia a las mujeres que tengan 10 ó más hijos, en un intento...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY