Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

La Gran Bretaña ‘global’ declara que la guerra global es el nuevo ‘cambio de paradigma a la escala del 11 de septiembre’

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



En su discurso del 10 de marzo ante el bastión del partido de la guerra, mejor conocido como el Consejo Atlántico, la ministra de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Liz Truss dejó al descubierto la intención británica de utilizar la actual guerra contra Rusia como el crisol de una nueva arquitectura de seguridad global imperial y una estructura económica, diametralmente opuesta a la idea de la humanidad común de todos los pueblos.

 

Por La Organización LaRouche

11 de marzo: La ministra de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Liz Truss, se desplazó a Washington esta semana para asegurarse de que nadie “se tambalee” en la creciente guerra mundial en la que la Gran Bretaña imperial lleva la voz cantante. En su discurso del 10 de marzo ante ese bastión del partido de la guerra, el Consejo Atlántico, Truss dejó al descubierto la intención británica de utilizar la actual guerra contra Rusia como el crisol de una nueva arquitectura de seguridad global imperial y una estructura económica, diametralmente opuesta a la idea de la humanidad común de todos los pueblos por la que se está movilizando el Instituto Schiller.

Los años de complacencia contra Rusia han terminado, declaró. “El mundo ha despertado…. La invasión de Ucrania es un cambio de paradigma de la magnitud del 11-S, y la forma en que respondamos hoy marcará la pauta de esta nueva era. Si dejamos que el expansionismo de Putin quede sin respuesta, se enviaría un peligroso mensaje a posibles agresores y autoritarios de todo el mundo, y simplemente no podemos permitir que eso ocurra. Tenemos que partir del principio de que lo único que entienden los agresores es la fuerza”.

El Imperio Británico ha tomado la delantera: Fue el primero en enviar ayuda letal a Ucrania, está exigiendo sanciones económicas aún más estrictas y ha establecido “una nueva unidad de información” para asegurarse de que los aliados “tengan absolutamente clara la verdad”, se jactó.

“Pero permítanme ser claro. Todavía no estamos haciendo lo suficiente. Tenemos que redoblar la apuesta y aumentar la presión global sobre Putin. Tenemos que ir más allá en las sanciones para apretar el vicio, incluyendo una prohibición total del SWIFT, congelando todos los activos bancarios rusos, y animando a más países a unirse al esfuerzo. Queremos una situación en la que no puedan acceder a sus fondos, no puedan compensar sus pagos, su comercio no pueda fluir, sus barcos no puedan atracar y sus aviones no puedan aterrizar. Y debemos trabajar juntos para garantizar que se haga justicia en la CPI, y que Putin rinda cuentas por sus terribles acciones. Y debemos hacer más para entregar armas defensivas…. Haremos todo esto y daremos forma a esta nueva era global para la seguridad mundial”.

El gasto en defensa debe aumentar en todas las naciones “aliadas”; el 2% de los presupuestos nacionales no es suficiente. Las alianzas como la OTAN, AUKUS, los esfuerzos del Reino Unido y Canadá para impulsar la “seguridad” en el Ártico son modelos; hay que prestar una atención similar a zonas “olvidadas” como África y el Golfo. Hay que imponer “reglas” globales para el espacio, la tecnología y el ciberespacio.

“No sabemos dónde pueden surgir las próximas amenazas y sabemos que los conflictos en cualquier lugar amenazan la seguridad en todas partes. La seguridad euroatlántica e indopacífica son indivisibles. China ocupa un lugar destacado en este debate. Pekín está aumentando su asertividad y expandiendo sus fuerzas armadas a una velocidad vertiginosa. Afirman una política de no injerencia. Afirman respetar la soberanía y se han negado a apoyar la agresión de Rusia en la ONU. Queremos ver cómo cumplen esas afirmaciones”.

En el centro de este nuevo paradigma: la vieja y podrida relación especial. “Gran Bretaña y Estados Unidos siempre han estado en el centro de la seguridad europea y mundial…. Nos mantenemos unidos para hacer frente a las agresiones en todo el mundo, desde el Mar del Sur de China hasta Europa del Este”.

“Sé duro, consigue la paz. En esta nueva era para la seguridad global, dejemos que ese sea nuestro llamamiento a la acción”, concluyó.

 

China y Rusia anuncian un Nuevo Paradigma Mundial; los británicos quieren iniciar la Tercera Guerra Mundial

 

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Fuente:

‘Global’ Britain Declares Global War the New ‘Paradigm Shift on the Scale of 9/11’.

Te puede interesar

Contenidos

Stepan Bandera fue agente de la Gestapo y sólo dejó el recuerdo –que algunos creen ‎positivo– de las masacres que organizó. Pero Dimitro Dontsov...

Contenidos

En un artículo previo, Kit Klarenberg documentó las actividades antidemocráticas del célebre periodista Paul Mason, asociado con la inteligencia británica, para atacar a los...

Contenidos

En este vídeo, grabado el 13 de junio de 2022 y extraído de la conferencia del Instituto Schiller del 18 y 19 de junio,...

Contenidos

Por Red Voltaire Decae el apoyo de Occidente a Ucrania Doyle McManus, editorialista del diario estadounidense Los Angeles Times, estima que el rápido ‎‎empeoramiento...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY