Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

La dinámica de la diplomacia del poder nuclear: Rusia y China contra los neomaltusianos

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



El Green New Deal actual y la visión anti-BRI de los Verdes del G7 son benignos sólo en apariencia, pues en su epicentro, entretejida en su programación, reside una profunda visión misantrópica de la humanidad.

Misántropo.- Persona que siente gran aversión hacia otras personas.

 

Por Matthew Ehret

En 1975, un influyente biólogo de Stanford llamado Paul Ehrlich (autor del misántropo Population Bomb de 1968) declaró que, en su opinión, la adquisición de energía de fusión por parte de la humanidad era “como darle una ametralladora a un niño idiota”. Las opiniones de Ehrlich eran ampliamente compartidas por la peculiar secta de científicos que han llegado a conocerse como neomaltusianos. El colega de Ehrlich, John Holdren, rumiaba que el desarrollo de la energía de fusión era indeseable porque sólo avivaría la mentalidad de la humanidad de “pavimentar el planeta y pintarlo de verde”.

 

Las raíz genocida del ‘Gran Tratado Verde’, y la Nueva Ruta de la Seda como alternativa

 

El autor de la Tercera Revolución Industrial y activista marginal convertido en asesor climático internacional de la ONU llamado Jeremy Rifkind declaró que “la perspectiva de una energía de fusión barata es lo peor que le podría pasar al planeta”.

A través de las muchas voces de este paisaje neomaltusiano, el mantra ha sido el mismo: la energía de fusión está siempre a 30-40 años de distancia y, puesto que el mundo hervirá mucho antes de que llegue este día de todos modos, ¿por qué molestarse en soñar con ella cuando podríamos empezar a cubrir el globo con paneles solares ahora para descarbonizar la sociedad y detener el nuevo Armagedón?

El actual Green New Deal y la visión anti-BRI de los Verdes del G7 tienen en su corazón esta profunda visión misantrópica de la humanidad entretejida en su programación. Aunque muchos se sienten atraídos por el concepto de una tierra limpia, las consecuencias de la descarbonización global a niveles preindustriales, tal y como la perfilan los tecnócratas modernos, implican la desafortunada, aunque planificada, muerte de una gran parte de la población mundial… a menos que una energía nuclear limpia y abundante, centrada en los procesos de fisión y fusión, impulse esa transición energética global.

Desgraciadamente, el poder del efecto Pigmalión es muy fuerte entre la raza actual de ideólogos maltusianos.

En cuanto un maltusiano alcanza una posición de influencia en la política económica o científica, estos ideólogos no pierden tiempo en sabotear el apoyo gubernamental a todos los programas energéticos que harían irrelevante y errónea su permanente fe en la “superpoblación humana”.

El propio Holdren no perdió tiempo en cancelar las escasas iniciativas de investigación sobre la fusión en Estados Unidos durante el tiempo que dirigió la Política Científica de Estados Unidos con Barak Obama. Pero Holdren no hizo más que seguir una larga tradición de sabotaje.

Por ejemplo, el recorte de la investigación sobre la energía de fusión que comenzó bajo la presidencia de Jimmy Carter, controlada por la Comisión Trilateral, y que ha continuado sin cesar hasta la actualidad.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

annual budget

 

No sólo la financiación real quedó muy por debajo de los requisitos mínimos para construir y activar prototipos de nuevos diseños, sino que a partir de 1977 la financiación se reorientó cada vez más hacia formas de energía de “crecimiento tecnológico cero” como la tecnología de molinos de viento y células fotovoltaicas. Incluso los ámbitos convencionales de la investigación en energía nuclear, como el cierre del ciclo del combustible mediante reactores reproductores rápidos que Estados Unidos defendió en su día, fueron eliminados por orden ejecutiva y enterrados bajo moratorias durante la década de 1970. Una de las figuras clave en este ataque a la fusión fue el zar de la energía de RAND Corp, James Schlesigner, que amplió las leyes reguladoras y recortó la financiación de la fusión a pesar de los hitos alcanzados en Los Álamos y Princeton en 1976. La visión del mundo de Schlesinger como sacerdote de la fatalidad fue definida en un libro de 1960 donde decía:

“La economía es la ciencia de la elección en un mundo de recursos limitados…. Hemos ido por todo el mundo difundiendo el ‘evangelio de la abundancia’ elevando el nivel de expectativas… [pero] en la naturaleza de las cosas, estas expectativas crecientes nunca pueden ser satisfechas…. En nuestra política estratégica debemos volver a los días anteriores a la Revolución Industrial … [y] prepararnos para librar guerras limitadas”.

Esta nueva era de guerras limitadas fue inaugurada por el NSSM-200 de Kissinger en 1974, que pedía convertir la política exterior de Estados Unidos a favor del desarrollo, ejemplificada por Átomos para la Paz de Eisenhower y Nuevas Fronteras de Kennedy, en un programa de despoblación.

El informe de Kissinger no tenía pelos en la lengua: “La economía estadounidense necesitará grandes y crecientes cantidades de minerales del extranjero, especialmente de los países menos desarrollados. Este hecho hace que Estados Unidos tenga un mayor interés en la estabilidad política, económica y social de los países proveedores. Siempre que una disminución de las presiones demográficas mediante la reducción de las tasas de natalidad pueda aumentar las perspectivas de dicha estabilidad, la política demográfica pasa a ser relevante para el suministro de recursos y para los intereses económicos de Estados Unidos…. Aunque la presión demográfica no es obviamente el único factor implicado, este tipo de frustraciones son mucho menos probables en condiciones de crecimiento demográfico lento o nulo.”

Mientras tanto, el colega de Kissinger en la Comisión Trilateral, Zbigniew Brzezinski, hizo realidad este mundo de fantasía mediante el patrocinio de las perversiones radicales yihadistas del Islam que desataron una nueva era de guerra asimétrica interminable.

 

La alternativa al imperio británico y a su proyecto de eugenesia renovada, ‘sustentabilidad’ y crecimiento cero

 

Los líderes de las naciones musulmanas que se resistieron a esta agenda y que deseaban desarrollar la energía nuclear (incluidos el Sha de Irán, el presidente Sedat de Egipto y el presidente Bhutto de Pakistán) fueron asesinados sumariamente o derrocados. Otras naciones del sur global que anhelaban la independencia energética y la energía atómica fueron Argentina, Brasil, México, Filipinas y la India, y todas vieron un sabotaje desde arriba de sus programas nucleares durante los años 1980s y 90s.

Otro sacerdote de la Comisión Trilateral llamado Paul Volcker acababa de ser nombrado director de la Reserva Federal a pesar de sus repetidos llamamientos a una “desintegración controlada” de la economía estadounidense cuando, en 1979, sus subidas del 20% de los tipos de interés hicieron que las inversiones de capital en construcciones nucleares de varios años fueran financieramente imposibles para los inversores —especialmente cuando se combinaban con la montañosa burocracia de impacto medioambiental que añadía años a los tiempos de espera de las nuevas construcciones. En estas condiciones, los pagos de intereses superaron el coste real de producción y a mediados de los años 80 se cancelaron más de 130 proyectos de construcción de nuevos reactores. Aunque es popular la creencia de que fue la fusión de Three Mile Island en 1979 la que provocó la mala prensa y la cancelación de nuevas construcciones, el hecho es que incluso antes de ese acontecimiento, se habían cancelado 46 construcciones de reactores entre 1972 y 1979.

En Canadá, el Gobierno Federal detuvo toda nueva construcción nuclear a mediados de la década de 1980 y cortó la financiación de todas las iniciativas federales de fusión en 1997. El Tokamak de Varennes, con sede en Quebec, que había producido plasmas supercalientes en confinamiento magnético, fue desmantelado por consideraciones puramente políticas en 1998, después de haber ganado premios mundiales por ser el diseño más avanzado de su tipo.

Los prototipos de Stellarators que utilizaban efectos de pellizco magnético para concentrar el flujo de plasmas en zonas controladas de alta densidad propicias para las reacciones de fusión también fueron cancelados por consideraciones presupuestarias a lo largo de la década de 1990-2010, dejando a los científicos desmoralizados y sin medios para construir máquinas que pusieran a prueba sus ideas, o incluso el uso de máquinas ya existentes para investigar las ideas de otros.

En la Unión Soviética, donde el famoso Instituto Kurchatov había convertido a Rusia en el líder mundial de la investigación sobre la fusión durante la Guerra Fría, se aplicó una política maltusiana bajo la máscara de la “terapia de choque” durante los oscuros años del saqueo y las privatizaciones de 1992-1999. Bajo la mirada de los economistas del Banco Mundial, se canceló toda la investigación de fusión avanzada mientras la nación era absorbida por el orden zombi neoliberal del feudalismo post-industrial. Una generación de científicos nucleares se perdió en la fuga de cerebros de Occidente, ya que sus habilidades matemáticas se utilizaron en los nuevos algoritmos de supercomputación financiera para el comercio de alta frecuencia y las apuestas de derivados (ver Quants).

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

Lyndon LaRouche: No hay límites para el crecimiento

 

A medida que el colapso emergente del orden neoliberal occidental se hacía cada vez más evidente para muchos en el momento del colapso del mercado inmobiliario de 2007, la comprensión de que la misión de la humanidad de superar finalmente las exigencias maltusianas de entropía y decrecimiento comenzó a despegar entre las naciones euroasiáticas. Mientras la comunidad científica se organizaba para un nuevo proyecto internacional centrado en el sur de Francia conocido como ITER, los científicos chinos y rusos se esforzaban por recuperar el tiempo perdido en sus propias naciones. Después de realizar la ingeniería inversa del tokamak T-7 de Rusia (desechado en un montón de basura con la disolución de la Unión Soviética en 1992), China comenzó a adquirir serias habilidades en la física del plasma convirtiéndose en miembros cada vez más respetados del equipo del ITER.

Pronto se empezó a trabajar en el tokamak autóctono de China en 1998 con el Experimental Advance Superconducting Tokamak en Hefei y en 2014 se inició un reactor de demostración llamado “China Fusion Engineering Test Reactor” (CFETR) que estará listo para aplicar los resultados del reactor EAST de China y del ITER en un reactor oficial.

A pesar de las constantes afirmaciones de “robo de propiedad intelectual” de la ciencia occidental machacadas repetidamente en las cabezas de los tontos crédulos, China batió todos los récords mundiales en mayo de 2021, creando un plasma de 120 millones de grados Celsius durante 2 minutos, seguido de un plasma de 160 millones de grados Celsius durante 20 segundos. Aunque parezcan intervalos cortos, estos tiempos y temperaturas nunca se habían acercado a la realidad acercando a la humanidad al objetivo de generar más energía de la que se introduce.

El programa de tokamak paralelo de Rusia, denominado T-15 MD, comenzará a producir plasmas este año.

Además, Rusia está a punto de finalizar el primer reactor híbrido de fisión-fusión del mundo en la Universidad Politécnica de Tomsk, que utiliza neutrones creados a partir de reacciones de fusión para crear combustible fisible de U-233. Por su parte, el Presidente Putin ha subrayado en numerosas ocasiones que la investigación sobre la fusión será una de las principales prioridades nacionales de Rusia en los próximos años.

Rusia y China han llevado la diplomacia de la energía nuclear a un nivel completamente nuevo en los últimos meses, ya que tanto Xi Jinping como Putin fueron los anfitriones de las ceremonias del 19 de mayo en las que se inauguró la construcción de cuatro nuevos reactores nucleares en China, construidos con tecnología rusa, con un total de 37.600 millones de kilovatios hora de potencia. Por primera vez en la historia, los países africanos tienen acceso a dos grandes potencias que se muestran entusiastas a la hora de ofrecer al maltratado continente transferencias de tecnología y financiación para la energía nuclear, ya que Rosatom ha firmado acuerdos nucleares activos con siete países africanos y ha abierto negociaciones activas con 15 países subsaharianos para la construcción de centrales nucleares.

Las ofertas anti-maltusianas, que no se veían desde los días de John F. Kennedy, se están extendiendo con la Iniciativa del Cinturón y la Ruta por todo el mundo, e incluso a las naciones desarrolladas occidentales, que están destinadas a la desintegración bajo un Gran Reseteo, se les está ofreciendo la oportunidad de trabajar en nuevos avances energéticos que Rusia y China están impulsando.

Y lo que es más importante, el nuevo compromiso de Rusia y China de construir conjuntamente una base lunar durante la próxima década, así como el ambicioso compromiso de China de extraer helio-3 en la Luna, no pueden considerarse como algo independiente de esta perspectiva política creativa y con visión de futuro que está definiendo cada vez más la Gran Asociación Euroasiática.

La mejor expresión de este llamamiento a una nueva era de cooperación y diplomacia en materia de energía de fusión, necesaria para revertir nuestro deslizamiento internacional hacia la guerra nuclear, fue expuesta por el presidente Putin durante una Cumbre de Industrialización Global celebrada en julio de 2019, que citaré extensamente al considerar qué caminos son necesarios para superar la lógica misantrópica del sistema cerrado de aquellos profetas de la fatalidad que se sientan en el altar del Foro Económico Mundial y suspiran por una era tecnocrática distópica de despoblación y entropía.

“Sólo tendremos éxito en la energía de fusión y en otras tareas fundamentales si establecemos una amplia cooperación e interacción internacional entre el gobierno y las empresas, y unimos los esfuerzos de los investigadores que representan a diferentes escuelas y áreas científicas; si el desarrollo tecnológico se vuelve verdaderamente global, y no se divide, ni se ve frenado por los intentos de monopolizar el progreso, limitar el acceso a la educación y poner nuevos obstáculos al libre intercambio de conocimientos e ideas.

Por cierto, el Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER) es un ejemplo de cooperación científica y tecnológica abierta. Los científicos están planeando utilizarlo para lograr la fusión termonuclear controlada. Nuestro país participa activamente en este proyecto y ahora está dispuesto a sugerir el uso de la infraestructura científica de Rusia para la investigación conjunta, para los equipos científicos internacionales que trabajan en tecnologías similares a la naturaleza y otros avances, incluyendo instalaciones únicas de mega ciencia.

Con su ayuda, los científicos podrán ver literalmente los procesos de creación de la naturaleza. Me gustaría señalar que dicha instalación se ha convertido en una parte esencial del centro interdisciplinario de tecnologías convergentes similares a la naturaleza, que funciona desde hace más de una década en uno de los mayores centros científicos de Rusia, el Instituto Kurchatov…

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Para los equipos de investigación internacionales que quieran trabajar en Rusia, y para acoger proyectos interdisciplinarios de gran envergadura y establecer agrupaciones científicas internacionales, nos proponemos crear las condiciones más cómodas y los mecanismos de apoyo…

Para lograr estos objetivos, tenemos la intención de utilizar el potencial de nuestras principales empresas, parcialmente propiedad del gobierno. Como sabrán, recientemente visité Italia y hablé con nuestros socios; nuestros colegas, allí, utilizan empresas parcialmente estatales. Puede parecer extraño, pero estamos siguiendo la misma dirección: en primer lugar, porque se trata de una tarea internacional, y en segundo lugar, porque existen recursos estatales que podemos utilizar en áreas de desarrollo clave…

Creo que en esta época de cambios tectónicos y, lamentablemente, de creciente incertidumbre, los valores absolutos -es decir, la creación de mejores condiciones de vida y oportunidades para liberar el potencial humano- deben ser una prioridad. El impresionante desarrollo tecnológico debe servir a este propósito. Aquí es donde reside la gran responsabilidad para el futuro de nuestra nación y del mundo en general-, y definitivamente debemos trabajar juntos”.

En la próxima entrega, examinaremos con más detalle la diplomacia espacial chino-rusa como la otra cara de este programa antimaltusiano que requiere avances recíprocos tanto en microfísica como en macrofísica.

 

 

La administración Biden reactiva el Quad para convertirlo en una alianza bélica contra China

 

 

Fuente:

Matthew Ehret: The Dynamics of Nuclear Power Diplomacy: Russia and China vs the Neo-Malthusians.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

Para ganar esta lucha, los ciudadanos de todas las naciones deben abandonar la mentalidad de víctimas y deshacerse de la creencia de que los...

Contenidos

Hasta el momento la vacunación obligatoria a toda la población sólo ha sido impuesta en tres países: Tayikistán, Turkmenistán y la Ciudad del Vaticano....

Ciencia y Tecnología

El relativismo cultural sostiene que no hay verdades morales universales, sino que todas las verdades morales son relativas a las culturas particulares. Sin duda...

Ciencia y Tecnología

Por Peter Gariaev   ABSTRACT Para crear un organismo, se requieren dos programas genéticos. El primero es geométrico, es decir, un esquema, de cómo...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon