Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

EE.UU. y Noruega destruyeron los gasoductos Nord Stream, según informe del galardonado periodista estadounidense Seymour Hersh

El New York Times lo calificó de “misterio”, pero Estados Unidos ejecutó una operación marítima encubierta que se mantuvo en secreto… hasta ahora.
El bombardeo de los gasoductos submarinos Nord Stream en el mar Báltico fue una operación encubierta ordenada por la Casa Blanca y llevada a cabo por la CIA, según un informe de Seymour Hersh, reportero de investigación galardonado con el Premio Pulitzer. Seymour Hersh afirma que buzos de aguas profundas estadounidenses, utilizando como tapadera un ejercicio militar de la OTAN, colocaron minas a lo largo de los gasoductos que posteriormente fueron detonadas a distancia. En septiembre, una serie de potentes explosiones destruyeron los gasoductos Nord Stream 1 y 2, que atraviesan el mar Báltico desde Rusia hasta Alemania y suministran gas barato a la Europa continental. Pronto se supo que el ataque había sido deliberado, pero aún no se ha identificado al culpable.

 

Por Tyler Durden

El famoso periodista y ganador del premio Pulitzer Seymour Hersh, que durante décadas fue un reportero estrella escribiendo para The New York Times y New Yorker, publicó el miércoles una nueva bomba de investigación como su primer post en Substack, lo que provocó una rápida respuesta de la Casa Blanca.

Tras llevar a cabo su propia investigación sobre quién saboteó los gasoductos Nord Stream mediante una serie de explosiones submarinas el 26 de septiembre, Hersh ha llegado a la conclusión de que Estados Unidos voló el gasoducto de gas natural de Rusia a Alemania como parte de una operación encubierta bajo el disfraz del ejercicio de la OTAN BALTOPS 22.

Hersh, basándose en fuentes de seguridad nacional anónimas, describe meses de discusiones y de idas y venidas entre la Casa Blanca de Biden, la CIA y el Pentágono. Según el informe, la planificación se inició en diciembre de 2021, con la creación de un grupo de trabajo especial bajo los auspicios del consejero de Seguridad Nacional de EE.UU., Jake Sullivan.

“La Marina propuso utilizar un submarino recién puesto en servicio para asaltar directamente el oleoducto. La Fuerza Aérea discutió lanzar bombas con espoletas retardadas que pudieran activarse a distancia. La CIA argumentó que, se hiciera lo que se hiciera, tendría que ser encubierto. Todos los implicados comprendieron lo que estaba en juego”, se lee en el informe, titulado Cómo Estados Unidos acabó con el gasoducto Nord Stream (How America Took Out The Nord Stream Pipeline).

“La Administración Biden estaba haciendo todo lo posible para evitar filtraciones, ya que la planificación se llevó a cabo a finales de 2021 y en los primeros meses de 2022″, continúa.

En las semanas siguientes, los miembros del grupo de trabajo de la CIA comenzaron a elaborar un plan para una operación encubierta que utilizaría buzos de profundidad para provocar una explosión a lo largo del oleoducto”, escribe Hersh.

Sin embargo, la comunidad de inteligencia se mostró muy reticente, pero las reservas se superaron en el período previo y posterior a la invasión rusa de Ucrania en febrero de 2022. Según el informe de investigación:

A lo largo de “toda esta maquinación”, dijo la fuente, “algunos trabajadores de la CIA y del Departamento de Estado decían: ‘No hagas esto. Es estúpido y será una pesadilla política si sale a la luz'”.

Sin embargo, a principios de 2022, el grupo de trabajo de la CIA informó al grupo interagencias de Sullivan: “Tenemos una manera de volar los oleoductos”.

Lo que vino después fue asombroso. El 7 de febrero, menos de tres semanas antes de la aparentemente inevitable invasión rusa de Ucrania, Biden se reunió en su despacho de la Casa Blanca con el canciller alemán Olaf Scholz, quien, tras algunos titubeos, estaba ahora firmemente en el equipo estadounidense. En la rueda de prensa posterior, Biden afirmó desafiante: “Si Rusia invade… ya no habrá Nord Stream 2. Le pondremos fin. Le pondremos fin”.

Veinte días antes, la subsecretaria Nuland había transmitido esencialmente el mismo mensaje en una sesión informativa del Departamento de Estado, con escasa cobertura de prensa. “Quiero ser muy clara con ustedes hoy”, dijo en respuesta a una pregunta. “Si Rusia invade Ucrania, de un modo u otro Nord Stream 2 no seguirá adelante”.

 

 

 

En cuanto a los motivos de Washington en una misión encubierta de sabotaje tan arriesgada, Hersh escribe: “Mientras Europa siguiera dependiendo de los gasoductos para obtener gas natural barato, Washington temía que países como Alemania se mostraran reacios a suministrar a Ucrania el dinero y las armas que necesitaba para derrotar a Rusia.”

Biden en febrero del año pasado: “Ya no habrá Nord Stream 2, le pondremos fin”.

 

 

Noruega desempeñó un importante papel logístico y de inteligencia al ayudar a un equipo de élite de submarinistas de la Marina estadounidense con base en Ciudad de Panamá a llevar a cabo la operación:

En algún momento de marzo, algunos miembros del equipo volaron a Noruega para reunirse con el Servicio Secreto y la Marina noruegos. Una de las preguntas clave era dónde exactamente en el Mar Báltico era el mejor lugar para colocar los explosivos. Nord Stream 1 y 2, cada uno con dos conjuntos de tuberías, estaban separados en gran parte del trayecto por poco más de un kilómetro y medio en su recorrido hacia el puerto de Greifswald, en el extremo noreste de Alemania.

La armada noruega no tardó en encontrar el lugar adecuado, en las aguas poco profundas del mar Báltico, a pocas millas de la isla danesa de Bornholm. Los oleoductos estaban separados por más de una milla a lo largo de un fondo marino de sólo 260 pies de profundidad. Los buzos, que operaban desde un cazaminas noruego de la clase Alta, se sumergirían con una mezcla de oxígeno, nitrógeno y helio que salía de sus tanques y colocarían cargas de C4 en los cuatro conductos con cubiertas protectoras de hormigón. Sería un trabajo tedioso, lento y peligroso, pero las aguas de Bornholm tenían otra ventaja: no había grandes corrientes de marea, que habrían dificultado mucho la tarea de buceo.

Las fuentes de Hersh subrayan que la orden procedía directamente de la oficina del presidente Biden:

El C4 fijado a las tuberías se activaría mediante una boya de sonar lanzada por un avión con poca antelación, pero el procedimiento implicaba la más avanzada tecnología de procesamiento de señales. Una vez colocados, los dispositivos de temporización retardada fijados a cualquiera de los cuatro oleoductos podrían activarse accidentalmente por la compleja mezcla de ruidos de fondo del mar Báltico, muy transitado, procedentes de barcos cercanos y lejanos, perforaciones submarinas, fenómenos sísmicos, olas e incluso criaturas marinas. Para evitarlo, la boya sonar, una vez en su lugar, emitiría una secuencia de sonidos tonales de baja frecuencia únicos -muy parecidos a los emitidos por una flauta o un piano- que serían reconocidos por el dispositivo de temporización y, tras unas horas de retardo preestablecidas, activarían los explosivos.

…El 26 de septiembre de 2022, un avión de vigilancia P8 de la Marina noruega realizó un vuelo aparentemente rutinario y dejó caer una boya sonar. La señal se propagó bajo el agua, inicialmente hasta Nord Stream 2 y luego hasta Nord Stream 1. Unas horas más tarde, se activaron los explosivos C4 de alta potencia y tres de los cuatro gasoductos quedaron fuera de servicio. A los pocos minutos, los charcos de gas metano que quedaban en los gasoductos cerrados podían verse esparciéndose por la superficie del agua y el mundo se enteró de que había ocurrido algo irreversible.

Dado que era Hersh -que destapó historias tan conocidas como la masacre de My Lai y el escándalo de Abu Ghraib, y que durante mucho tiempo ha sido conocido por sus impecables fuentes internas- quien estaba detrás del nuevo informe “whodunnit” bomba, los principales medios de comunicación no podían ignorarlo esta vez (del mismo modo que los MSM ignoraron a Jeffrey Sachs y otros).

 

 

Las acusaciones fueron rápidamente recogidas por The Times (Reino Unido), Reuters y otros medios de comunicación, incluidos los estatales rusos, lo que llevó a la Casa Blanca a emitir rápidamente una refutación:

La Casa Blanca dijo el miércoles que una entrada de blog de un periodista de investigación estadounidense que alegaba que Estados Unidos estaba detrás de las explosiones de los gasoductos Nord Stream “es totalmente falsa y una completa ficción”.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia dice que el informe de Hersh revela nuevos hechos a los que hay que responder, sin embargo, con la portavoz Maria Zakharova subrayando: “Hemos declarado en repetidas ocasiones la posición de Rusia sobre la participación de Estados Unidos y la OTAN, señalando que no lo ocultaron, jactándose ante el mundo entero de su intención de destruir la infraestructura civil a través de la cual Europa recibió los recursos energéticos rusos.”

Y añadió: “También hemos subrayado regularmente la reticencia de Dinamarca, Alemania y Suecia a llevar a cabo una investigación abierta y la oposición a que Rusia participe en ella. Y ello a pesar de que nuestro país ha sufrido enormes costes. Ahora, la Casa Blanca debería comentar todos estos hechos”.

 

El poder marítimo anglosajón, principal beneficiario de los ataques a los gasoductos Nord Stream

 

Fuentes:

Tyler Durden, en Zero Hedge: Nord Stream Sabotage Was CIA, US Navy Covert Op: Seymour Hersh Bombshell Prompts White House Response.

Contenidos

Por Mente Alternativa La Cámara de Representantes aprobó la Ley de Autorización de la Defensa Nacional (NDAA, por sus siglas en inglés), que obliga...

Contenidos

Por Mente Alternativa El 13 de junio, en el marco de la cumbre anual del G7 en Italia “Biden y Zelenskyy firmaron un acuerdo...

Contenidos

Por Bill Jones A la luz de las últimas sanciones, Rusia cerró el mercado de divisas a cualquier transacción en dólares, euros o dólares...

Contenidos

Por Malek Dudakov A Canadá le asusta la perspectiva de una guerra civil en Estados Unidos después de las elecciones. Los politólogos canadienses piden...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram