Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

‘El mayor perpetrador de desinformación durante la pandemia es el gobierno de Estados Unidos’, declaran ante el Congreso expertos en ciencias médicas de Harvard, Johns Hopkins y Stanford

El 28 de febrero declararon ante el Congreso el Dr. Jay Bhattacharya (Profesor de Medicina de la Universidad de Stanford), el Dr. Martin Kulldorff, (Profesor de Medicina de la Universidad de Harvard), el Dr. Marty Makary (Profesor de Cirugía de la Universidad Johns Hopkins), y el Dr. Georges C. Benjamin (Director Ejecutivo de la Asociación Americana de Salud Pública). El testimonio de los expertos confirma lo que hemos venido documentando desde el principio de la pandemia —y por lo que hemos sido censurados: “El mayor difusor de desinformación durante la pandemia fue el gobierno de los Estados Unidos.”

 

Por Mente Alternativa

El 28 de febrero de 2023, la Comisión Covid sobre Vigilancia de Pandemias del Congreso de Estados Unidos escuchó a tres científicos -expertos en medicina y salud pública- criticar duramente al gobierno estadounidense.

Entre los expertos que testificaron se encontraban el Dr. Jay Bhattacharya, profesor de medicina en la Universidad de Stanford; el Dr. Martin Kuldorf, profesor de medicina en Harvard; el Dr. Marty Macari, jefe de cirugía de trasplantes y profesor de cirugía en la Universidad Johns Hopkins.

 

 

Bhattacharya describió las políticas del gobierno como una “violación generalizada de las libertades civiles”. Se refirió a un “metaanálisis de la Universidad Johns Hopkins que concluye que los encierros no han logrado frenar la propagación del COVID”.

“En el mejor de los casos, [los cierres patronales] protegieron temporalmente a la ‘clase del portátil’ que podía trabajar desde casa sin perder su empleo, tal vez el 30% de la población, la clase trabajadora era atendida”, añadió.

Bhattacharya cuestionó por qué “las autoridades de salud pública ignoran las claras pruebas científicas de que la infección por Covid y la inmunidad adquirida son tan fuertes o más que la inmunidad adquirida por la vacuna”.

“Los mandatos de vacunación han obligado a muchos trabajadores de primera línea (…) a elegir entre sus carreras y una vacuna que proporciona menos protección que la inmunidad natural que ya tenían”, afirmó.

Según Macari, “los jóvenes sanos se salvaron esencialmente de esta pandemia”, con “una tasa de mortalidad por infección no peor que la de la gripe”. Sin embargo, dijo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) negaron tener conocimiento de estudios que confirmaran estos resultados.

Macari adoptó una postura diferente al afirmar que “el mayor responsable de la desinformación durante la pandemia fue el gobierno de Estados Unidos”, al afirmar que “la inmunidad de las vacunas es mucho mayor que la inmunidad natural” y que “las mascarillas son eficaces”.

Macari se refirió al metaanálisis Cochrane recientemente publicado que demuestra que las mascarillas no previenen la propagación del Covid-19, al tiempo que señaló que la miocarditis es “de 4 a 28 veces más común después de la vacuna”, pero que el gobierno dijo que “los jóvenes deberían ponerse un refuerzo”.

Kuldorf se refirió al ejemplo de Suecia, describiéndolo como “el único país occidental que lo hizo muy bien durante la pandemia” y que tuvo “medidas mayoritariamente voluntarias” y un “enfoque muy ligero” en lugar de cierres y mandatos.

 

Bajo la presión de la Casa Blanca, Facebook censuró información precisa sobre la vacuna Covid, descubre el fiscal general de Missouri

 

“Suecia, junto con otros países escandinavos, tuvo la tasa de mortalidad excesiva más baja del mundo”, afirmó Kuldorf.

Mariannette Miller-Meeks, miembro del Congreso, dijo: “Sólo cuando llegué al Congreso me di cuenta de que la inmunidad adquirida por infección era un concepto nuevo”. Kuldorf le contestó: “Supongo que lo sabíamos desde el 430 a.C., la peste ateniense, hasta 2020, y luego no lo supimos durante tres años y ahora lo volvemos a saber.”

Macari dijo que desde la época de la plaga ateniense ha existido una inmunidad natural, “y sin embargo se consideraba una teoría conspirativa o algo en lo que no podíamos confiar o creer porque no conocíamos la protección a largo plazo. Bueno, tampoco conocíamos la protección a largo plazo de las vacunas”.

“Muchas personas enfrentadas a estas decisiones contrarias a la ciencia no volverán a confiar en las autoridades de salud pública”, dijo Bhattacharya. “Los burócratas de la sanidad pública actuaron más como dictadores que como científicos durante la pandemia, aislándose de las críticas externas creíbles”.

Como resultado, dijo Bhattacharya, “he observado un aumento de las dudas sobre las vacunas básicas, como el sarampión y la DPT”, y lo describió como “bastante alarmante”.

Kuldorf se mostró de acuerdo. “Al obligar a los niños a ponerse una vacuna que no necesitan porque ya tienen la enfermedad, se socava la credibilidad de otras vacunas”, dijo, caracterizando esto como “muy, muy grave”.

“Llevará décadas reconstruir parte de esa confianza dañada” en las autoridades de salud pública, añadió Makary.

Kuldorf afirmó que “estos fracasos se deben al abandono de principios básicos de salud pública”, entre ellos la atención exclusiva a una enfermedad a expensas de todas las demás y “un intento de suprimir o erradicar el Kovid, que era imposible”.

“Los CDC y la FDA y la gente de los NIH [Institutos Nacionales de Salud] tomaron una decisión antes de que terminaran los ensayos”, dijo Macari. “Decidieron que los bebés recibieran vacunas antes de que terminara el ensayo. Y luego [no] encontraron ninguna diferencia estadísticamente significativa en la eficacia entre los dos grupos, y lo decidieron de todos modos.”

“¿Por qué hacemos ensayos? ¿Por qué tenemos la FDA?”, preguntó Macari.

Bhattacharya dijo que “bajo la bandera de la lucha contra la desinformación, las agencias gubernamentales de salud están utilizando su poder para colaborar con las empresas de medios sociales para controlar la conversación pública sobre la ciencia y la política sobre Kovid”, señalando que como resultado fue colocado en una “lista negra” por Twitter, lo que llevó a su participación en una demanda contra la administración Biden basada en acusaciones de censura.

“Yo personalmente me enfrenté a la censura”, dijo Bhattacharya, “de fuentes gubernamentales durante la pandemia, incluyendo calumnias y difamación.”

“¿Cómo recuperarán su reputación los científicos cuyas carreras fueron destruidas?”, preguntó.

El vídeo completo de la audiencia puede verse en el sitio web del Congreso de Estados Unidos.

 

El Senado de EEUU aprueba un proyecto de ley para desclasificar todos los documentos relacionados con los orígenes del COVID

 

Notas a pie de página

1. Committee On Oversight and Accountability: Preparing For the Future By Learning From the Past: Examining COVID Policy Decisions. Dr. Jay Bhattacharya, M.D., Ph.D. (Professor of Medicine, Stanford University), Dr. Martin Kulldorff, Ph.D. (Professor of Medicine, Harvard University), Dr. Marty Makary, M.D., M.P.H. (Chief, Islet Transplant Surgery & Professor of Surgery, Johns Hopkins University), Dr. Georges C. Benjamin, M.D., MACP (Executive Director, American Public Health Association). Roundtable Date: February 28, 2023 2:00 pm, 2247 Rayburn House Office Building.

 

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa Se han notificado enfermedades desmielinizantes inflamatorias del sistema nervioso central (IDD del SNC) relacionadas con la vacuna COVID-19. En un estudio...

Ciencia y Tecnología

Masanori Fukushima, profesor emérito de la Universidad de Kioto, ha descrito así el programa de vacunación masiva contra el Covid: “Me atrevo a decir...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa La vacuna contra el Covid de Oxford-AstraZeneca está siendo retirada a nivel mundial, meses después de que el gigante farmacéutico admitiera...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa La Comisión Europea ha accedido a la solicitud de AstraZeneca para retirar la autorización de comercialización de su vacuna COVID-19, “Vaxzevria”,...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram