Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

EEUU desarrolla un arma biológica de ingeniería genética ‘universal’, concluye informe final de la Comisión Parlamentaria de Rusia que investigó las actividades de los biolaboratorios estadounidenses en Ucrania

Los legisladores rusos acaban de concluir una investigación (1) sobre las actividades biológicas de Washington relacionadas con fines militares en laboratorios de toda Ucrania, basándose en los hallazgos hechos públicos por las Tropas de Defensa Radiológica, Química y Biológica de Rusia durante el año pasado. Según la investigación, Washington está trabajando en un arma biológica “universal” de ingeniería genética diseñada para causar graves daños a los enemigos comparables a los de un “invierno nuclear”.

El 11 de abril, la vicepresidenta de la Duma Estatal, Irina Yarovaya, presentó el informe final (2) sobre los resultados de las actividades de la Comisión Parlamentaria para la Investigación de las Actividades de los Laboratorios Biológicos de EE.UU. en Ucrania. Los miembros de la Duma Estatal aprobaron por unanimidad el informe de resultados (3). El documento se enviará al Presidente, al Gobierno, a la Fiscalía General, a la Comisión de Investigación y al Comisario de Derechos Humanos.

El reporte de la investigación puede consultarse en este enlace (en ruso). La presentación completa de la vicepresidenta Yarovaya puede leerse en el portal de la Duma Estatal, y puede verse en el canal de YouTube de Russia News (4).

 

 

Esta es la nota periodística sobre la investigación de la Comisión Parlamentaria que Ilya Tsukanov escribió para Sputnik:

Los legisladores rusos han concluido una investigación sobre las actividades biológicas de Washington relacionadas con fines militares en laboratorios de toda Ucrania, basándose en los hallazgos hechos públicos por las Tropas de Defensa Radiológica, Química y Biológica de Rusia durante el año pasado.

Washington está trabajando en un arma biológica “universal” de ingeniería genética diseñada para causar graves daños a los enemigos comparables a los de un “invierno nuclear”, según ha concluido una comisión parlamentaria rusa que investiga los biolaboratorios estadounidenses en Ucrania.

“Estados Unidos pretende desarrollar un arma biológica universal de ingeniería genética capaz de infectar no sólo a personas, sino también a animales y cultivos agrícolas. Su uso implica, entre otras cosas, el objetivo de infligir daños económicos a gran escala e irreparables al enemigo”, escribió la comisión en su informe final.

“El uso encubierto y selectivo de tal arma en previsión de una inevitable confrontación militar directa podría crear una ventaja significativa para las fuerzas estadounidenses sobre el adversario, incluso contra aquellos que posean otros tipos de armas de destrucción masiva”, añadió la comisión. “La posesión de tales armas biológicas altamente eficaces crea, en opinión de los militares estadounidenses, los requisitos previos reales para cambiar la naturaleza de los conflictos armados contemporáneos”.

El informe de la comisión indicaba que, por desgracia, los avances científicos contemporáneos en los campos de la ingeniería genética, la biotecnología, la toxicología y la biología sintética han aumentado la posibilidad de su uso para crear agentes de armas biológicas avanzadas de nueva generación, al tiempo que se ha hecho extremadamente difícil detectar e identificar su uso mediante las herramientas de diagnóstico tradicionales. “La situación se ve agravada por el hecho de que la producción de tales agentes biológicos puede dispersarse fácilmente por diversas empresas industriales, disfrazándolos de productos utilizados con fines pacíficos”, señalaba el documento.

La creación de nuevos agentes biológicos cada vez más avanzados no elimina los peligros que plantean las armas biológicas tradicionales, subraya el informe. Entre ellos figuran agentes como “la viruela, el carbunco, la tularemia y la peste, todos los cuales pueden modificarse para potenciar sus propiedades mortíferas”. A esto se añade la dificultad objetiva de determinar la verdadera causa de los brotes de enfermedades infecciosas, que pueden ser tanto naturales como artificiales”.

 

El peligro de las armas biológicas estadounidenses

El informe de la comisión de la Duma citaba los programas de armas biológicas estadounidenses que salpican el planeta como el mayor peligro claro y presente para la seguridad biológica tanto de Rusia como del mundo.

“El programa biológico militar estadounidense no sólo no se ha reducido, sino que ha adquirido un carácter a gran escala en los últimos años, centrándose en acciones ofensivas, llevadas a cabo bajo la apariencia de actividades permitidas por la Convención sobre Armas Biológicas, así como en proyectos antiterroristas. Estados Unidos está apoyando y desarrollando la capacidad de producir armas biológicas y, en caso necesario, de utilizarlas. Sin embargo, se han producido cambios en la visión estratégica de Washington con respecto al papel de las armas biológicas en la competición geopolítica, y a los medios de su posible uso”, señala el informe.

Los programas estadounidenses de armas biológicas son de larga duración, y sus raíces se remontan a los crueles experimentos llevados a cabo en civiles y prisioneros de guerra por el Japón Imperial durante la Segunda Guerra Mundial, incluso contra ciudadanos de la URSS. En nuestro país, los militaristas japoneses capturados fueron llevados ante la justicia en el marco del Proceso de Jabárovsk; sin embargo, en EE.UU., a esos “especialistas” se les proporcionó seguridad, y su trabajo sigue de hecho vivo hasta nuestros días en los programas estadounidenses contemporáneos de desarrollo de armas biológicas”, señala el informe.

Según la comisión parlamentaria, una diferencia clave entre los programas tradicionales de armas biológicas y los contemporáneos que persigue el Pentágono es la propensión al uso de patógenos de infecciones naturales poco estudiados, con una alta tasa de mortalidad, un largo periodo de incubación y síntomas típicos de enfermedades comunes. Esto complica la capacidad de los adversarios para descubrir el uso de tales armas e identificar rápidamente al atacante, indica el informe.

Entre las mayores amenazas, según la comisión, se encuentra la investigación biológica militar basada en el trabajo con el genoma humano descodificado, que amenaza con cambiar “radicalmente” toda la situación geopolítica y militar del mundo, y es comparable en importancia al inicio de la “era atómica” en los años cuarenta y cincuenta.

 

El “papel clave” desempeñado por los subcontratistas

Basándose en las pruebas aportadas por los militares rusos durante el pasado año sobre las actividades biológicas militares estadounidenses en Ucrania, Kazajstán, el Cáucaso y países de África y Asia, la comisión señaló el “papel clave” que desempeñan las instalaciones en el extranjero en la ejecución de los programas de armas biológicas del Pentágono.

“Washington está creando sistemáticamente una extensa red de laboratorios biológicos fuera de su jurisdicción nacional, lo que le permite llevar a cabo una amplia gama de investigaciones biológicas de orientación militar bajo la apariencia de proyectos médicos biológicos”, afirmaba el informe. “Esto se traduce de hecho en la ‘ocupación militar-biológica’ de toda la planta, lo que abre a EE.UU. un acceso sin restricciones a la información sobre el estado de la infraestructura sanitaria, microbiológica y biológica de los países anfitriones”.

Los países extranjeros sirven efectivamente de ‘campo de pruebas’ para que los investigadores biológicos militares estadounidenses estudien los agentes infecciosos en las condiciones climáticas de su hábitat, controlen su distribución y mutación y determinen las perspectivas de reforzar sus propiedades peligrosas”, indicó la comisión. “La falta de control internacional sobre tales trabajos brinda a Estados Unidos la oportunidad de actuar en otros países sin verse limitado por las normas morales y legales y los principios humanistas, y de ignorar las demandas de la opinión pública”. Según el informe, estos esfuerzos se ocultan aún más a la opinión pública mediante la transferencia de programas a ministerios civiles y empresas privadas.

El informe señalaba la especial atención que la investigación estadounidense sobre armas biológicas ha dedicado a la transmisión de patógenos que atacan al ser humano mediante insectos, mamíferos y aves silvestres, incluido el estudio y la identificación de sus rutas migratorias.

“Los resultados de esta investigación proporcionaron a los biólogos militares estadounidenses no sólo la capacidad de simular los escenarios de propagación de epidemias en una región concreta, sino la oportunidad de controlarlas. También están elaborando las ‘rutas biológicas’ de la probable inyección de enfermedades atípicas a través de terceros países hasta un territorio de interés”, declaró la comisión.

“El análisis de los documentos estratégicos estadounidenses en el ámbito de la defensa y la seguridad indica que las actividades de los biolaboratorios bajo su control se centran en proporcionar posibles ventajas militares al ejército estadounidense y en la realización de operaciones militares utilizando microorganismos patógenos con propiedades deseadas creados mediante biología sintética”, señala el informe.

La comisión cree que la elección de los países donde se lleva a cabo la infraestructura estadounidense de investigación sobre armas biológicas se realiza en función de consideraciones geopolíticas, y está diseñada para escenarios en los que los países anfitriones sirven como potencial “cabeza de puente” contra los enemigos en caso de conflicto.

Esto es especialmente cierto en relación con las actividades biológicas militares estadounidenses en el espacio postsoviético, afirma la comisión, donde su presencia “permite al Pentágono abordar una amplia gama de tareas: desde la recogida selectiva de patógenos de enfermedades infecciosas especialmente peligrosas y el estudio de la reacción de los sistemas inmunitarios de las poblaciones locales hasta la preparación de los territorios de las antiguas repúblicas soviéticas en sentido antiepidémico para el despliegue de grandes contingentes militares estadounidenses en ellos”.

El informe considera que la aplicación continuada de los programas biomilitares del Pentágono en el espacio postsoviético constituye un riesgo clave para la seguridad, dado el libre flujo de personas y mercancías a través de la región, incluso dentro de la Comunidad Económica Euroasiática, la Comunidad de Estados Independientes o la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, así como la migración laboral, la migración de animales y aves, los flujos aéreos y flujos fluviales.

 

Recomendaciones

A la luz de las actividades de EE.UU., la comisión destaca la necesidad de desarrollar y aplicar un “conjunto de medidas urgentes y eficaces destinadas a reforzar el sistema de seguridad biológica del país y adecuarlo a las realidades contemporáneas”. Esto incluye una reexaminación propuesta de los actos reguladores y legales del gobierno en el campo de la seguridad biológica, incluso para la “sincronización de las actividades de vigilancia existentes” y la “creación de una red única de vigilancia del riesgo biológico.”

El informe propone la elaboración de un informe anual presentado al presidente y al parlamento sobre el “estado de la seguridad biológica en la Federación Rusa”, y la clarificación de las sanciones por incumplimiento de los requisitos obligatorios en materia de seguridad biológica, así como medidas para facilitar la identificación y evaluación del impacto a largo plazo de las enfermedades infecciosas y las vacunas para ellas en la salud humana. La comisión recomienda la creación de un registro de productos necesarios para garantizar la seguridad pública y una lista de empresas capaces de producirlos.

“La comisión señala que la seguridad biológica nacional debe estar centralizada y disponer de capacidades sistémicas de detección, diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades infecciosas”. El informe destaca la necesidad de crear, probar y certificar vacunas contra virus no endémicos “lo antes posible tras el reconocimiento de la amenaza de una epidemia”, y de crear herramientas que permitan “la rápida modificación de estas vacunas para adaptarlas a nuevos patógenos”.

También propone la creación de un “mecanismo de control” de la investigación en biotecnología y biología sintética y disciplinas afines cuyas actividades se lleven a cabo con la participación de capital extranjero, incluida la financiación mediante subvenciones, y el refuerzo de los controles de exportación de materiales biológicos procedentes de Rusia. El documento subraya la necesidad de “intensificar los trabajos para reducir la dependencia tecnológica de Rusia de los fabricantes extranjeros de productos farmacológicos y la formación de un segmento nacional para la producción de equipos médicos y de protección” y medicamentos.

 

Notas a pide de página

1. Comisión Parlamentaria: Informe final de la Comisión Parlamentaria de Investigación sobre el establecimiento de laboratorios biológicos en el territorio de Ucrania por especialistas estadounidenses. Moscú, 2023.

2. The State Duma: Irina Yarovaya presented the outcome report of the Parliamentary Commission on Investigation into Activities of the US Biological Laboratories in Ukraine. 11 de abril de 2023.

3. The State Duma: The Federal Assembly approved the outcome report of the Parliamentary Commission on Investigation into Activities of the US Biological Laboratories in Ukraine. 11 de abril de 2023.

4. Russian News: United States Bioweapons Laboratories in Ukraine. Report of RUSSIA | Irina Yarovaya. 12 de abril de 2023.

5. Sputnik: US Working on ‘Universal’ Genetically Engineered Bioweapon: Russian Parliamentary Investigation – 12.04.2023.

 

Contenidos

En un artículo publicado por Badlands Media, el historiador Matthew Ehret recuerda cómo, en 1997, el actual presidente de los Estados Unidos y entonces...

Contenidos

Por Mente Alternativa Un creciente número de miembros del Congreso de EE.UU. abogan por permitir que Taiwán produzca sistemas de armas estadounidenses para contrarrestar...

Contenidos

Por Mente Alternativa A pesar de pregonar su apoyo a una solución de dos Estados entre Israel y Palestina, la Casa Blanca presionó discretamente...

Contenidos

Por Mente Alternativa Estados Unidos vetó la resolución del Consejo de Seguridad que recomienda conceder al Estado observador de Palestina la condición de miembro...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram