Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Defienda su derecho a deliberar, si quiere detener la guerra mundial

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Por EIRNS

9 de agosto de 2022 (EIRNS)- La “OTAN global” está avanzando en su empeño por controlar “la narrativa” en todo el mundo. Ya no se permite ninguna opinión que no sea la “narrativa” oficial; se está amenazando con tomar medidas contra aquellos que violen estas órdenes. Estas son medidas de preguerra, advirtió hoy la fundadora del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche. Deben ser derrotadas.

Revise los siguientes elementos del panorama mundial:

El Centro para Contrarrestar la Desinformación de Ucrania, creado y dirigido por la OTAN, Estados Unidos, la Unión Europea y el Reino Unido, insiste en que más de 70 destacados académicos, oficiales militares, líderes políticos y periodistas de muchos países del mundo sean juzgados como “criminales de guerra”, “propagandistas rusos”. ¿Su delito? Proponer el diálogo y una resolución pacífica de la guerra entre Ucrania y Rusia. Sin embargo, ningún gobierno occidental ha protestado, hasta la fecha. Rusia es “nuestro enemigo” y a nadie se le permite decir lo contrario.

Luego, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, vuela a Taiwán, en un flagrante acto de provocación que desencadenó el resultado previsto: los preparativos para el conflicto entre Estados Unidos y China. Las élites gobernantes de Estados Unidos y Europa están intensificando la propaganda antichina, al tiempo que publican estudios y proyectos de ley para el “desacoplamiento” de las economías occidentales de China. La desvinculación de Rusia ha traído el caos económico a muchas partes del mundo, Europa incluida, pero el caos y la austeridad actuales parecerán un picnic comparados con los resultados de la desvinculación de China. Es una política demencial, pero China es “nuestro enemigo”, nos dicen.

Los funcionarios del Departamento de Estado de Estados Unidos y del Ministerio de Asuntos Exteriores británico siguen recorriendo el mundo, instruyendo a las naciones de que Rusia y China son amenazas para “el sistema internacional”, y que todas las naciones tienen que mantenerse unidas contra ellas. El Secretario de Estado Tony Blinken, actualmente en una gira por tres países de África para transmitir este mensaje, tuvo la audacia el lunes de decir a sus anfitriones sudafricanos con cara de piedad, que las naciones africanas tienen que unirse para romper con Rusia y China, porque no pueden “permitir que un país grande intimide a uno más pequeño, que simplemente lo invada y tome su territorio”.

¿Vietnam? ¿Afganistán? ¿Irak? ¿Libia? ¿Siria?

Ahora el FBI ha llevado a cabo una redada sin precedentes en la casa de un ex presidente de Estados Unidos, saqueando sus papeles y su caja fuerte. ¿Cuál es el delito de Donald Trump que ha provocado esta acción? Que podría presentarse a la presidencia en 2024, ¡y “podría ganar”! Cuatro días antes, el diario londinense The Guardian publicaba un llamamiento urgente para que el Departamento de Justicia de Estados Unidos acusara y condenara a Trump rápidamente. “El objetivo debe ser asegurar una condena antes de noviembre de 2024, y en cualquier caso, no más tarde del 20 de enero de 2025, cuando comience el próximo mandato presidencial”.

Esto no es una cuestión de Donald Trump. Se trata de un mensaje a los estadounidenses de que nuestro derecho a elegir a nuestros candidatos y a participar en un debate electoral abierto se considera un obstáculo para la intención de la OTAN Global de establecerse como gobierno mundial, a través de la guerra global. Es lo mismo que la lista negra ucraniana; no se permite ninguna opinión diferente, ninguna deliberación, ninguna búsqueda de la verdad.

La creación de este “fascismo con rostro democrático” comenzó con la acusación, la caza de brujas en los medios de comunicación, la condena y el encarcelamiento del estadista estadounidense Lyndon LaRouche en la década de 1980. LaRouche no se dejó intimidar, sino que luchó por el derecho de los estadounidenses a tener opiniones y deliberar. En el extraordinario tribunal de dos días celebrado con líderes del movimiento de derechos civiles de Estados Unidos y otros en agosto de 1995 sobre las violaciones del Departamento de Justicia en su caso y en muchos otros, el Sr. LaRouche advirtió que no podría haber justicia y democracia en Estados Unidos, hasta que se limpiara la podredumbre de la burocracia permanente:

“Tenemos un Departamento de Justicia fuera de control, en mi opinión, donde la podredumbre no está en los designados, tanto como en la burocracia permanente. Tenemos una enfermedad permanente, en la burocracia permanente de parte de nuestro gobierno…. Siempre está esa agencia dentro del Departamento de Justicia, que trabaja por un contrato, como un sicario, cuando alguien con las credenciales y contraseñas correctas entra, y dice, ‘queremos atrapar a este grupo de personas’, o ‘queremos atrapar a esta persona’. …. Hasta que no eliminemos, de nuestro sistema de gobierno, la podrida y permanente burocracia que actúa como asesinos a sueldo, utilizando la autoridad del sistema judicial para perpetrar asesinatos, este país no es libre, ni nadie en él”.

Ese es el aparato que ahora se despliega contra todos los estadounidenses, y que Trump no logró limpiar. La medida más eficaz que podría haber tomado como presidente para remediar ese mal habría sido exonerar a Lyndon LaRouche (en lugar de indultar a Steve Bannon), con el fin de abrir las compuertas para desmantelar la burocracia fascista permanente en el Departamento de Justicia y en otras partes del gobierno, y lo más importante para fomentar la deliberación en torno a las alternativas políticas programáticas de LaRouche al actual descenso hacia el genocidio maltusiano y la guerra mundial.

Ahora es el momento de utilizar la “carta de LaRouche” para acabar con el impulso de la guerra. El establishment financiero de Wall Street y la City de Londres han lanzado sus sabuesos de guerra contra Helga Zepp-LaRouche, el Instituto Schiller, la candidata del Partido LaRouche Diane Sare, todos los que se unieron a nosotros para deliberar sobre estos asuntos en las conferencias del Instituto Schiller, y cualquier voz independiente, porque temen más que nada el poder de la razón, de la deliberación, que Lyndon LaRouche desató con su trabajo en todo el mundo.

 

Veinticinco prominentes personalidades denuncian ser señalados como agentes de Putin por Ucrania, Estados Unidos y la OTAN

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Fuente:

EIRNS: Defend Your Right To Deliberate, If You Want To Stop World War. Editorial Principal Del Miércoles 10 De Agosto De 2022.

Te puede interesar

Contenidos

Las operaciones de bandera falsa perpetradas por el imperio anglosajón, siempre traen consigo terror y alguna ‘tremenda oportunidad’ estratégica.   Por Mente Alternativa Salvo...

Contenidos

Mientras la prensa internacional aborda el sabotaje contra los gasoductos ‎‎Nord Stream y Nord Stream 2 como una especie de “crónica roja”, aquí ‎lo...

Contenidos

Por EIRNS El 26 de septiembre del 2022, día en que los dos gasoductos de Nord Stream fueron saboteados en un acto de terrorismo...

Contenidos

Según el geopolítico ruso Alexander Dugin, desde la victoria de Occidente en la Guerra Fría, los estadounidenses han pensado en términos de dos modelos...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY