Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

El 22 de abril, la Casa Blanca puso fin a las dispensas que aún permitían a ciertos países seguir ‎comprando petróleo iraní a pesar de las sanciones estadounidenses contra la República Islámica. ‎Los 8 países autorizados por Washington a mantener por 6 meses sus compras de petróleo iraní ‎eran China, Corea del Sur, Grecia, la India, Italia, Japón, Taiwán y Turquía. ‎A partir del 1º de mayo, Estados Unidos castigará toda compra de petróleo a Irán. Aunque ‎Washington sabe perfectamente que el petróleo se paga en el momento de la entrega en el punto ‎de destino y que el transporte exige generalmente varias semanas, el embargo estadounidense ‎se aplica también a los envíos que ya están en camino. ‎El general Ali Reza Tangsiri, de los Guardianes de la Revolución, ha declarado que ‎si Estados Unidos impide el tránsito de los petroleros iraníes a través del Estrecho de Ormuz, Irán ‎está dispuesto a cerrar esa vía marítima, lo cual provocaría una crisis mundial del suministro de ‎hidrocarburos. ‎En Pekín, el vocero del ministerio de Exteriores de China, Geng Shuang, ya hizo saber que su país ‎no se considera obligado a respetar el embargo estadounidense contra Irán, medida que ‎no tiene valor legal a la luz del derecho internacional.

 

El Departamento de Estado estadounidense clasificó al cuerpo de los Guardianes de la Revolución ‎iraníes como «Organización Terrorista Extranjera» (Foreign terrorist organization o FTO). Con ‎esa decisión, anunciada el 8 de abril de 2019, es la primera vez que el Departamento de Estado ‎califica clasifica como terrorista a un cuerpo armado oficial de un Estado. ‎

El 21 de abril, el Guía de la Revolución iraní, ayatola Ali Khamenei, nombró al general Hossein ‎Salami comandante en jefe de los Guardianes de la Revolución.‎

El 23 de abril, el Departamento de Estado reconoció que para clasificar a los Guardianes de la ‎Revolución como organización terrorista tuvo que adoptar previamente una serie de dispensas, ‎por demás muy poco claras. ‎

La explotación del petróleo iraní está en manos de los Guardianes de la Revolución. ‎

El 22 de abril, la Casa Blanca puso fin a las dispensas que aún permitían a ciertos países seguir ‎comprando petróleo iraní a pesar de las sanciones estadounidenses contra la República Islámica. ‎Los 8 países autorizados por Washington a mantener por 6 meses sus compras de petróleo iraní ‎eran China, Corea del Sur, Grecia, la India, Italia, Japón, Taiwán y Turquía. ‎

A partir del 1º de mayo, Estados Unidos castigará toda compra de petróleo a Irán. Aunque ‎Washington sabe perfectamente que el petróleo se paga en el momento de la entrega en el punto ‎de destino y que el transporte exige generalmente varias semanas, el embargo estadounidense ‎se aplica también a los envíos que ya están en camino. ‎

El general Ali Reza Tangsiri, de los Guardianes de la Revolución, ha declarado que ‎si Estados Unidos impide el tránsito de los petroleros iraníes a través del Estrecho de Ormuz, Irán ‎está dispuesto a cerrar esa vía marítima, lo cual provocaría una crisis mundial del suministro de ‎hidrocarburos. ‎

En Pekín, el vocero del ministerio de Exteriores de China, Geng Shuang, ya hizo saber que su país ‎no se considera obligado a respetar el embargo estadounidense contra Irán, medida que ‎no tiene valor legal a la luz del derecho internacional. ‎

El precio del petróleo Brent registró un leve aumento mientras que el Departamento de Estado ‎afirma estar coordinando medidas con Arabia Saudita y con Emiratos Árabes Unidos para ‎garantizar el aprovisionamiento al mercado mundial. ‎

Según Barclays, la posible salida de Irán del mercado internacional provocaría poco cambio. Según ‎Goldman Sachs, los precios del barril de crudo se situarían entre 70 y 75 dólares. ‎

 

Trump e Israel bajo órdenes del Estado Profundo, preparan campaña coordinada contra Irán

 

Fuente:

Red Voltaire — Estados Unidos contra Irán, un paso ‎adelante y un paso atrás‎.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.