Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Pepe Escobar: El 11-S fue el preludio. El 1/6 es el Santo Grial

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



La llegada de la guerra civil dependerá del grado de estoicismo que prevalezca entre las multitudes deplorables.

 

Por Pepe Escobar

El 11-S fue el preludio. 1/6 es el Santo Grial.

El 11-S abrió las puertas a la Guerra Global contra el Terrorismo (GWOT), más tarde suavizada por el Equipo Obama al estatus de Operaciones de Contingencia en el Extranjero (OCO), incluso cuando se expandió suavemente al bombardeo, abierto o encubierto, de siete naciones.

El 11-S abrió las puertas a la Ley Patriota, cuyo núcleo ya había sido escrito en 1994 por un tal Joe Biden.

1/6 abre la puerta a la Guerra contra el Terrorismo Doméstico y la Ley Patriota del Infierno 2.0 con esteroides (aquí está el borrador de 2019[https://www.govtrack.us/congress/bills/116/hr4192/text]), con 20.000 páginas completas surgiendo casualmente un día después del evento, listas para rodar inmediatamente.

Y como compañero inevitable del Patriot Act 2.0, habrá guerra en el extranjero, con el regreso con toda la fuerza, libre de cargas, de lo que el ex analista de la CIA Ray McGovern bautizó memorablemente como el complejo MICIMATT (Militar-Industrial-Congreso-Inteligencia-Medios-Academia-Tanques de Pensamiento).

Y cuando MICIMATT comience la próxima guerra, cada protesta será calificada como terrorismo doméstico.

 

El falso golpe

Lo que realmente ocurrió el 1/6 en el militarizado Valhalla de una superpotencia que gastó incalculables billones de dólares en seguridad desde el comienzo del milenio, el elaborado circo psico-fotográfico, con un actor vikingo estratégicamente fotogénico de MAGA, nunca podría haber ocurrido si no se hubiera permitido.

El debate continuará hasta que el reino decida si la irrupción fue orgánica —una iniciativa de unos pocos cientos entre al menos 10.000 manifestantes pacíficos alrededor del Capitolio— o más bien una revolución de color del libro de jugadas de bandera falsa instigada por una infiltrada y profesional Quinta Columna de agentes provocadores.

Lo que importa es el resultado final: el producto manufacturado —o “insurrección trampista” para todos los propósitos prácticos— enterró la presentación, ya en curso, de la evidencia del fraude electoral en el Capitolio, y redujo la masiva manifestación precedente de medio millón de personas a un acto de “terrorismo doméstico”.

Eso no fue ciertamente un “golpe”. El principal estratega militar Edward Luttwak, que ahora asesora al Pentágono en la ciberguerra, tweeteó: “nadie da un golpe de estado durante el día”. Eso fue sólo “un espectáculo, gente expresando emociones”, un golpe realmente falso que no implicó incendios o saqueos generalizados, y relativamente poca violencia (compárese con Maidan 2014). O quién llama “insurrectos” a gente que camina dentro del Capitolio respetando las cuerdas de terciopelo.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Una semana antes del 1/6, un disidente, pero aún muy conectado con la inteligencia del Estado Profundo, ofreció esta fría y desapasionada visión del Gran Cuadro:

“Tel Aviv traicionó a Trump con un nuevo trato con Biden y lo echaron a los perros. Sheldon Adelson y la Mafia no tienen problemas en cambiar de bando para el ganador por gancho o por ladrón. Pence y McConnell también traicionaron a Trump. Fue como si Trump entrara como Julio César en el Senado Romano para ser apuñalado hasta la muerte. Cualquier trato que Trump haga con el sistema o con el Estado Profundo no se mantendrá y están hablando en secreto de acabar con él para siempre. Trump tiene la carta de triunfo. La ley marcial. Tribunales militares. La Ley de Insurrección. La pregunta es si él la jugará. La guerra civil vendrá tarde o temprano, independientemente de lo que le suceda”.

La llegada de la guerra civil dependerá del grado de estoicismo que prevalezca entre las multitudes deplorables.

Alastair Crooke ha esbozado brillantemente los tres temas principales que dan forma a la “Epifanía” de la América Roja: elecciones robadas; bloqueo como estrategia premeditada para la destrucción de pequeñas y medianas empresas; y la terrible perspectiva de la “cancelación” por un nuevo “totalitarismo blando” orquestado por el Big Tech.

Enfoque a un cadáver leyendo un teleprompter, también conocido como El Presidente Electo, y sus propias palabras ominosas después del 1/6: “No se atrevan a llamarlos manifestantes. Eran una turba alborotada. Insurrectos. Terroristas domésticos”. Algunas cosas nunca cambian. George W. Bush, inmediatamente después del 9/11 dijo: “O están con nosotros, o con los terroristas”.

Esa es la narrativa hegemónica, grabada en piedra, que ahora está siendo implementada con mano de hierro por el Big Tech. Primero van por POTUS. Luego irán por ti. Cualquiera, en cualquier lugar, que no siga el dictado tecno-feudalista de Big Tech será cancelado.

 

Adiós, Miss American Pie

Y por eso el drama es enorme, mucho más grande que un mero POTUS desordenado.

Todas las instituciones controladas por la clase dirigente, desde las escuelas a los medios de comunicación, hasta la forma en que se regulan los lugares de trabajo, irán sin piedad tras los Deplorables.

El asesino profesional de la CIA y mentiroso John Breenan, conceptualizador clave del totalmente desacreditado Russiagate, twiteó sobre la necesidad de establecer, en la práctica, campos de reeducación. Los medios de comunicación llamaron a “limpiar el movimiento”.

Políticamente, los Deplorables sólo tienen triunfos. Y es por eso que el Trumpismo, con una posible vía para convertirse en un tercero establecido, debe ser aplastado. Por mucho que el 0,0001% esté más aterrorizado por la posibilidad de una secesión o una revuelta armada, necesitan una acción preventiva urgente contra lo que es, por ahora, un movimiento nacionalista de masas, por muy incipientes que sean sus propuestas políticas.

La “incógnita”, para evocar al famoso neoconservador Donald Rumsfeld, es si la exasperada plebe llegará a las horcas y hará ingobernable la hacienda feudal del 0,0001%. Y luego hay un elemento literalmente humeante —esos 500 millones de armas de fuego que hay.

El 0,0001% sabe con seguridad que Trump, después de todo, nunca fue un agente de cambio revolucionario radical. Increíblemente, canalizó las esperanzas y los temores de la América Roja. Pero en lugar del prometido palacio brillante adornado con oro, lo que entregó fue una choza en el desierto.

Mientras tanto, la América Roja, intuitivamente, comprendió que Trump al menos era un conducto útil. Puso al descubierto cómo se mueve realmente el pantano corrupto. Cómo estas “instituciones” son meras marionetas corporativas —e ignoran completamente al hombre común. Cómo la judicatura es completamente corrupta cuando ni siquiera Potus puede conseguir una audiencia. Cómo el Big Pharma y el Big Tech realmente expandió el MICIMATT (a MICIMAPTT?) Y sobre todo, cómo el paradigma de los dos partidos es una mentira monstruosa.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Entonces, ¿a dónde irán 75 millones de votantes privados del derecho al voto, u 88 millones de seguidores de Twitter?

Tal y como están las cosas, estamos metidos de lleno en la Guerra de Clases Dura. La pandilla de los estafadores tiene el control total. Los restos de la “Democracia” se han convertido en la Cibercraciaa. A continuación, no vendrá más que una purga despiadada, una represión prolongada, censura, vigilancia general, aplastamiento de las libertades civiles, una sola narrativa, una (in)cultura de cancelación general. Y lo que es peor: el 20 de enero, este aparato paranoico se fusiona con la impresionante maquinaria del Gobierno de los Estados Unidos (USG).

Cui bono? El Tecno-Feudalismo, por supuesto —y los tentáculos entrelazados del Gran Reseteo trans-humanista. Desafíalo, y serás cancelado.

Adiós, Miss American Pie. Ese es el legado de 1/6.

 

EIR: Quién se beneficia de lo que realmente sucedió en el Capitolio de EEUU

 

Fuente:

Pepe Escobar — 9/11 Was the Prelude. 1/6 Is the Holy Grail.

Te puede interesar

Contenidos

Las administraciones de Trump y Biden se han basado en el trabajo de un religioso de extrema derecha, Adrian Zenz, para su acusación de...

Contenidos

El 31 de diciembre, México publicó un decreto final que exige la eliminación progresiva del uso de glifosato y el maíz genéticamente modificado (GE)...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa Hay evidencia de que al menos cuatro centros de pensamiento de tres facciones de la élite occidental llevaron a cabo conferencias,...

Contenidos

Tanto la OTAN como la Unión Europea son hijas del Plan Marshall. De hecho, son las ‎dos caras de una misma moneda. Pero la...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon