‘Litio-golpe’ en Bolivia ocurrió días después que Evo cancelara acuerdo de litio con multinacional

Litio golpe en Bolivia. Bolivia tiene del 50% al 70% de las reservas mundiales de litio en las salinas del Salar de Uyuni, y se espera que la demanda mundial de litio aumente más del doble para 2025. La cancelación del acuerdo de ACISA por parte de Evo Morales abrió la puerta a una renegociación del acuerdo con términos que brinden más beneficios a la población del área o la nacionalización directa de la industria boliviana de extracción de litio. Como informó Telesur en junio, el gobierno de Morales anunció que en ese momento que estaba “decidido a industrializar Bolivia y ha invertido grandes cantidades para garantizar que el litio se procese dentro del país para exportarlo solo en forma de valor agregado, como en baterías”. El diario rosarino El Ciudadano informó que mientras Bolivia tendió puentes con China para la explotación del llamado “oro blanco”, una comitiva de Trump buscó acceder a la ruta del litio a través del gobierno jujeño. Por lo pronto, no está claro cuáles son los próximos pasos para la industria en una Bolivia posterior al golpe de estado.

 

Actualización del 28 de noviembre: El ‘Triángulo de litio’ en Sudamérica

La mayor concentración de litio se encuentra en el llamado ‘Triángulo del litio’, conformado por Bolivia, Chile y Argentina.

Estos tres países concentran alrededor del 68 % de las reservas globales del mineral.

Bolivia posee el 30 % de las reservas mundiales de litio, seguido de Chile, con 21 %, y Argentina, con 17 % del total, según el estudio ‘El mercado mundial del litio y el eje asiático. Dinámicas comerciales, industriales y tecnológicas (2001-2017)’, realizado por Julián Zícari, Bruno Fornillo y Martina Gamba.

Más atrás se encuentra Australia con 7 %, que pese a poseer uno de los mayores yacimientos en forma de pegmatita, sus números caen considerablemente al procesar dichas rocas y convertirlas en carbonato de litio, la forma estándar de comercialización del mineral con fines industriales.

La región de Norteamérica también alberga algunos yacimientos de litio, aunque en menor magnitud.

En este sentido, Canadá y México poseen cada uno el 3 % de las reservas globales de litio, seguidos de EE.UU. que cuenta con el 2 % del total.

litio

 

‘El litio de Bolivia pertenece al pueblo boliviano, no a los gabinetes corporativos multinacionales’

El golpe militar del domingo en Bolivia estableció un gobierno que parece revertir una decisión del presidente Evo Morales, quien acaba de cancelar un acuerdo con una empresa alemana para desarrollar depósitos de litio en el país latinoamericano para baterías como las de los autos eléctricos.

“El litio de Bolivia pertenece al pueblo boliviano”, tuiteó el colaborador de Washington Monthly David Atkins. “No a las corporaciones multinacionales”.

La medida de Morales el 4 de noviembre para cancelar el acuerdo de diciembre de 2018 con ACI Systems Alemania (ACISA), de Alemania, se produjo después de semanas de protestas de los residentes del área de Potosí. La región tiene del 50% al 70% de las reservas mundiales de litio en las salinas del Salar de Uyuni.

Entre otros clientes, ACISA proporciona baterías a la corporación Tesla. Las acciones de Tesla subieron el lunes después del fin de semana del golpe de estado. El dueño de Tesla es Elon Musk, el globalista que quiere fusionar el cerebro humano con la Inteligencia Artificial a partir de 2020, y que está lanzando satélites al espacio para implementar la tecnología 5G, que básicamente es un arma electromagnética silenciosa que ya ha sido prohibida en ciudades como Ginebra y Bruselas debido al riesgo que representa para la salud.

Como ha advertido el Movimiento LaRouche, desde que Morales asumió la Presidencia en el 2006, ha sido una piedra en el zapato para los partidarios del viejo orden colonialista y neoliberal que hoy se está desmoronando. Sus programas dirigistas iniciaron toda una era de prosperidad económica, una impresionante reducción de la pobreza, y la aplicación de la ciencia y la tecnología avanzada para generar un gran orgullo y optimismo entre la población. Esto fue algo que los financieros imperialistas de la City de Londres y de Wall Street no iban a tolerar, y desde hace tiempo decidieron que Morales tenía que salir de la Presidencia.

 

 

Por eso es que el gobierno de Evo Morales no sólo ponía en aprietos a Elon Musk, sino a todo el sistema neocolonial y al cártel bancario del imperio británico.

Como señaló Bloomberg News en 2018, su riqueza de litio ha hecho que Bolivia se perfile como una nación increíblemente importante en la próxima década:

“Se espera que la demanda de litio aumente más del doble para 2025. El mineral blando y ligero se extrae principalmente en Australia, Chile y Argentina. Bolivia tiene un montón, 9 millones de toneladas que nunca se han extraído comercialmente, la segunda cantidad más grande del mundo, pero hasta ahora no ha habido una forma práctica de extraerlo y venderlo.”

La cancelación del acuerdo de ACISA por parte de Morales abrió la puerta a una renegociación del acuerdo con términos que brinden más beneficios a la población del área o la nacionalización directa de la industria boliviana de extracción de litio.

Como informó Telesur en junio, el gobierno de Morales anunció que en ese momento que estaba “decidido a industrializar Bolivia y ha invertido grandes cantidades para garantizar que el litio se procese dentro del país para exportarlo solo en forma de valor agregado, como en baterías”.

No está claro cuáles son los próximos pasos para la industria en una Bolivia posterior al golpe, según la firma de análisis de inteligencia global Stratfor:

“A largo plazo, la continua incertidumbre política dificultará que Bolivia aumente su producción de metales estratégicos como el litio o desarrolle un sector de valor agregado en el mercado de baterías. El pobre clima de inversión llega en un momento de expansión de oportunidades globales en la producción de baterías de iones de litio para satisfacer la creciente demanda de la fabricación de vehículos eléctricos”.

ACISA le dijo a la emisora ​​alemana DW la semana pasada que la compañía estaba “segura de que nuestro proyecto de litio se reanudará después de una fase de calma política y aclaración”.

 

El trasfondo de la tensión entre Bolivia y Estados Unidos por el litio

La explotación e industrialización del litio significó la apertura a importantes acuerdos comerciales para Bolivia en el último año pero también estimuló el aumento de tensiones con Estados Unidos. Durante septiembre, Ivanka Trump arribó a tierras jujeñas junto a funcionarios de gobierno estadounidense para anunciar el financiamiento de una ruta que incluye en su itinerario la denominada ruta del litio.

China y Alemania se convirtieron en socios estratégicos de Bolivia a partir de uno de las reservas más importantes a nivel mundial de ese recurso ubicado en el salar de Uyuni. Mientras el país que en ese entonces presidía Evo Morales optó por tender sus lazos comerciales con el gigante asiático y una de las principales potencias europeas, Estados Unidos no quiso quedar afuera.

Previo a las elecciones presidenciales en Bolivia y ante la creciente tensión política con el país norteamericano, durante septiembre, Ivanka Trump, la hija del primer mandatario estadounidense Donald Trump, llevó adelante una visita a la localidad jujeña de Purmamarca junto a una comitiva que fue recibida por el gobernador Gerardo Morales.

El arribo de la “misión” norteamericana a la ciudad que limita con Bolivia, contó con la presencia del Subsecretario de Estado, John J. Sullivan, la viceministra de Defensa, Lisa Hershman, y el Jefe de la agencia USAID -dependiente del Pentágono.

Durante su estadía en Purmamarca, Ivanka Trump anunció una inversión de 400 millones de dólares destinada a obras viales, cuya traza, según explicaron empresarios ligados al gobernador jujeño, debería incluir un itinerario por la denominada ruta del litio.

Mediante un informe para el medio La Tinta, el periodista Jorge Elbaum dio a conocer que dicha inversión se canalizaría a través de la Compañía de Inversiones Privadas en el Extranjero (Opic, por su sigla en inglés), agencia gubernamental autárquica con sede en Washington.

La Opic sería la encargada de canalizar los aportes para construir rutas cuyos beneficiarios prioritarios serían automotrices trasnacionales, con un financiamiento a costas de los impuestos de cada ciudadano argentino.

El triángulo del litio, territorio donde la Opic busca desembarcar con sus inversiones, se trata nada menos que de la zona donde limitan Argentina, Bolivia y Chile, que concentra el 75 por ciento del mineral existente en todo el mundo.

 

La reserva más grande del mundo

Los intereses económicos del mundo están puestos en Bolivia, un territorio que posee una de las mayores reservas de litio, un componente clave para el desarrollo de baterías para autos eléctricos. De acuerdo a un estudio reciente, Uyuni cuenta con casi 21 millones de toneladas de ese recurso.

Si bien el plan para industrializar su propio litio se retrasó en el último tiempo, la firma Yacimientos de Litio Boliviano (YLB) tendió lazos con distintos socios estratégicos. Ya en 2018 el país sudamericano había generado un acuerdo con la firma alemana ACI Systems que posibilitó la explotación del salar de Uyuni.

Luego el gobierno boliviano generó una nueva instancia de negociación con un consorcio de empresas chinas. Las firmas Xinjiang Tbea Group y Boacheng acordaron con el entonces gobierno de Evo Morales obtener un 49% de participación en el proyecto que demandó unos 2,3 millones de dólares.

En ese momento Xinjiang Tbea venció a seis rivales que también buscaron asociarse con Bolivia en Coipasa y Pastos Grandes, incluidos ACI, Uranium One, una subsidiaria de la compañía nuclear estatal rusa Rosatom, y la compañía irlandesa Clontarf Energy Plc.

En su momento, Evo Morales destacó que “hay un mercado garantizado en China para la producción de baterías”. A su vez, el embajador chino en Bolivia, Liang Yu, reconoció que necesitará 800000 toneladas de metal por año para 2025 para apoyar su floreciente industria de automóviles eléctricos.

El denominado “oro blanco” se convirtió en un activo de crecimiento económico para el país del altiplano a partir de su creciente demanda a nivel mundial. A su vez, su utilización significó decisiones que marcaron una postura estratégica, ya sea con quienes el gobierno democrático decidió tender puentes, como con quienes no.

 

Grabois denunció “apoyo logístico” de Gerardo Morales

El integrante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, deslizó sus sospechas sobre Gerardo Morales como supuesto cómplice por la situación en Bolivia. El referente sindical acusó al gobernador Jujeño de prestar “apoyo logístico” para el golpe de Estado contra Evo Morales.

En declaraciones radiales, Grabois afirmo: “Tengo la sospecha, no pruebas, de que por lo menos ha habido un apoyo logístico por parte de Gerardo Morales y eso me resulta raro que haya sido sin la venia de Macri. Es bastante evidente y se tendrá que investigar cuál fue el nivel de este apoyo, cuánta injerencia hubo en el asunto boliviano”.

Más tarde, el referente de la CTEP asoció esta postura con la visita de la hija del primer mandatario estadounidense a Jujuy durante septiembre. En ese sentido explicó: “En septiembre, nuestro pais, con la excusa de los incendios, justo cuando casualmente llegaba Ivanka Trump, mandó brigadistas, militares y dinero a Santa Cruz de la Sierra”.

De hecho detalló sobre su versión de los hechos y contó: “Justo el día de la visita de Ivanka Trump a Jujuy, Gerardo Morales volvía de Santa Cruz de la Sierra después de haber llevado unas cajas en aviones de la Fuerza Aérea, con la excusa de combatir incendios forestales. Mis amigos en Bolivia, incluso funcionarios del Gobierno que en este momento están refugiados, ya planteaban dudas sobre si realmente había buenas intenciones”.

Por último el dirigente social insistió con que “se va a tener que investigar el rol que tuvo Argentina en este proceso” y afirmó que actualmente “hay dos proyectos geopolíticos económicos distintos que no están viviendo democráticamente en Latinoamérica”.

 

Revelan plan de EEUU para el golpe en Bolivia: nombres y apellidos, rol de Embajada y países vecinos

 

Fuentes:

Common Dreams — Bolivian Coup Comes Less Than a Week After Morales Stopped Multinational Firm’s Lithium Deal.

El Ciudadano — El trasfondo de la tensión entre Bolivia y Estados Unidos por el litio.

Mente Alternativa — Revelan plan de EEUU para el golpe en Bolivia: nombres y apellidos, rol de Embajada y países vecinos.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion