Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Líneas de Células de Fetos Humanos en Vacunas

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



 

El Dr. Stanley Plotkin, reconoce bajo declaración jurada, el uso de líneas de células de fetos humanos abortados en vacunas en donde se hicieron 74 abortos con este propósito.

Las vacunas contra la varicela, la rubéola (vacuna MMR, en Argentina llamada Trivírica o SRP), la vacuna contra hepatitis A y una preparación de la vacuna contra la rabia se obtienen mediante el cultivo de virus en células de fibroblastos de embriones fetales humanos. Estos se obtuvieron por primera vez a partir de la interrupción de dos embarazos a principios de la década de 1960. Estas mismas células embrionarias han seguido creciendo en el laboratorio y se utilizan para fabricar vacunas en la actualidad.

Existen varias líneas celulares comúnmente utilizadas en el desarrollo de las vacunas que se originaron con fetos humanos e incluyen las siguientes:

  • Células HEK293: Línea celular embrionaria humana derivada del tejido renal obtenido de un feto femenino abortado en los Países Bajos en 1972
  • Células MRC5: Línea celular embrionaria humana derivada del tejido pulmonar de un feto masculino de 14 semanas abortado en 1966
  • Células PER.C6: Línea celular embrionaria humana derivada de la retina de un feto masculino de 18 semanas abortado en los Países Bajos en 1985
  • Células WI38: Línea celular embrionaria humana derivada del tejido pulmonar de un feto femenino de 12 semanas abortado en 1961
  • Ver para confirmar ver la lista de Excipientes de Vacunas del Centro de Control de Enfermedades, CDC, de EE.UU. : https://www.cdc.gov/vaccines/pubs/pinkbook/downloads/appendices/B/excipient-table-2.pdf
  • ANMAT lo ha publicado, ver copia en imagen siguiente:

 

ANMAT, copia de respuesta a solicitud de información

ANMAT, copia de respuesta a solicitud de información.

Los medios masivos intentan descalificar este hecho

Algunos periodistas dicen que esta información es “Fake” porque el nombre de la línea celular fetal era incorrecto en uno de los casos y en otros porque las vacunas no “contienen” estas células, sino que se utilizaron como medio de crecimiento del virus durante la fase de producción o porque las líneas celulares no son las células originales sino clones de las mismas.

De todas maneras utilizar fetos en la investigación y en el desarrollo de la medicina es una cuestión que tiene que ser considerada sobre todo a partir de los abusos para desarrollar algunas de estas vacunas. Etiquetarlo cómo “falso” a través de un juego entre falaz y semántico, sucede porque los medios masivos se financian con la publicidad de los laboratorios que utilizan estas líneas de células fetales humanas.

 

Cómo se utilizan las líneas celulares fetales para desarrollar las vacunas

La siguiente ilustración demuestra la función de estas líneas celulares. Estas células se utilizan como medio de crecimiento del virus, ya que este necesita una célula viva para infectar y multiplicarse. Luego, los virus se recolectan y se purifican (e inactivan en el caso de vacunas inactivadas) antes de añadirse a la vacuna final como uno de los muchos ingredientes. Pero restos de ADN fetal quedan sin filtrar y estos causan cáncer y mutagénesis como veremos a continuación.

“COVID Vaccines & Fetal Cell Lines”, creada por el Instituto Charlotte Lozier https://s27589.pcdn.co/wp-content/uploads/2020/09/09.17.20-Fetal-Cell-Line-Fact-Sheet.pdf

“COVID Vaccines & Fetal Cell Lines”, creada por el Instituto Charlotte Lozier
https://s27589.pcdn.co/wp-content/uploads/2020/09/09.17.20-Fetal-Cell-Line-Fact-Sheet.pdf

 

Principios de las líneas celulares fetales

Para muchas personas, el problema no es que la vacuna contenga células reales de un feto abortado, sino el hecho de que se hayan provocado abortos con el fin de usar sus células para producir vacunas. Esto es lo único que importa para algunos.

Los verificadores de información están tratando de disuadir a las personas de tener un debate público sobre usar fetos abortados para desarrollar vacunas. El hecho es que se utilizan células fetales para producir ciertas vacunas y algunos quieren oponerse a recibir dichas vacunas porque se oponen al aborto o sienten que no es ético abortar fetos para utilizarlos bajo ningún propósito pero ahora los gobiernos de varios países coaccionados por los laboratorios están imponiendo que las vacunas sean obligatorias bajo falsos argumentos como el de la inmunidad colectiva y el bien común.

La censura a los científicos no corruptos también esta financiada por las compañías farmacéuticas y no les corresponde a ellos decidir si se puede o no compartir esta información sobre el fraude en el relato de las vacunas.

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Las líneas celulares fetales pueden contaminar la vacuna

 

Vacunas con residuos de DNA de fetos humanos abortados causan mutagénisis y cáncer
https://cienciaysaludnatural.com/estudio/autoinmunidad-y-mutagenesis-causada-por-residuos-de-fetos-humanos-en-vacunas/

En el 2015 se publicó un estudio sobre las consecuencias para la salud de las vacunas fabricadas con líneas celulares fetales humanas. Estos autores también enfatizan que las líneas celulares fetales utilizadas para desarrollar las vacunas pueden contaminarlas con ADN humano, lo que ha sucedido con ciertas Vacunas MMR, (SRP en Argentina) por lo que esta contaminación puede ser un factor importante en el aumento de autismo y enfermedades autoinmunes. De acuerdo con los autores:

“El ADN monocatenario y el ADN bicatenario en la Meruvax II fue de 142.05 ng/vial y 35.00 ng vial, así como 276.00 ng/vial y 35.74 ng/vial en la Havrix. El tamaño de los fragmentos del ADN fetal en la Meruvax II fue de casi 215 pares de bases.

Se registró una captación espontánea de ADN celular y nuclear en las células HFF1 y NCCIT. Los genes que se han relacionado con el autismo (AAG, por sus siglas en inglés) tienen una mayor susceptibilidad a los daños de la estabilidad genómica en comparación con el grupo de todos los genes en el genoma humano.

Las vacunas fabricadas con líneas celulares fetales contienen niveles muy altos de fragmentos de ADN fetal. El genoma humano contiene regiones que son susceptibles a la formación de daños de doble cadena y mutagénesis por inserción del ADN”.

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26103708/ – https://www.soundchoice.org/open-letter-to-legislators/ Decargar: https://citeseerx.ist.psu.edu/viewdoc/download?doi=10.1.1.1048.3974&rep=rep1&type=pdf

El argumento sobre los ‘clones’

Creer que las células fetales no se usan para desarrollar vacunas porque son clones, es quizás la justificación falaz que usan los verificadores de información. Eso es como decir que no hubo aborto con este fin porque las células usadas son copias de las del feto abortado. El hecho es que se hicieron abortos con el propósito de usarlas en vacunas como demuestra la declaración jurada del Dr. Stanley Plotkin, en donde reconoce el uso de líneas de células de fetos humanos abortados en vacunas en donde se hicieron 74 abortos con este propósito. Ver video al principio:

Las células crecen y se multiplican de forma natural. Es decir se usan células que son “clones” de las originales. Han estado creciendo, multiplicándose, muriendo y siendo reemplazadas. Pero todo comenzó con el aborto para este fin de un feto humano.

 

Carta Abierta Theresa A. Deisher, Ph.D. 

Theresa A. Deisher, Ph.D.
Instituto Farmacéutico Sound Choice
11 abril 2019

Dr. Theresa Deisher, científica principal del Sound Choice Pharmaceutical Institute, obtuvo su doctorado en la Universidad de Stanford en Fisiología Molecular y Celular en 1990 y completó su trabajo postdoctoral en la Universidad de Washington:

“Estoy escribiendo sobre hechos científicos no refutados acerca de los contaminantes del ADN fetal en la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola, que deben ser conocidos por los legisladores y el público.

La vacuna MMR II de Merck (SRP, triple viral) (así como la varicela, Pentacel y todas las vacunas que contienen Hep-A) se fabrican utilizando líneas celulares fetales humanas y están muy contaminadas con ADN fetal humano del proceso de producción.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Los niveles en nuestros niños pueden alcanzar hasta 5 ng/ml después de la vacunación, dependiendo de la edad, el peso y el volumen sanguíneo del niño.  Se sabe que ese nivel activa el receptor Toll-like 9 (TLR9), que puede causar ataques autoinmunes.

Para ilustrar la capacidad autoinmune de cantidades muy pequeñas de ADN fetal, considere esto: el trabajo de parto es provocado por el ADN fetal del bebé que se acumula en el torrente sanguíneo de la madre, lo que desencadena un rechazo inmune masivo del bebé.

Funciona así: fragmentos de ADN fetal [ i] de un bebé con aproximadamente 300 pares de bases de longitud se encuentran en el suero de una madre embarazada. Cuando alcanzan entre 0,46 y 5,08 ng/ml en suero, desencadenan el parto a través del mecanismo TLR9 [ ii] .
Los niveles sanguíneos correspondientes son 0.22 ng/ml y 3.12 ng/ml.

Los niveles de ADN fetal en un niño después de ser inyectado con vacunas fabricadas por el feto alcanzan el mismo nivel que desencadena el rechazo autoinmune del bebé por parte de la madre.

Cualquiera que diga que el ADN fetal que contamina nuestras vacunas es inofensivo o no sabe nada sobre la inmunidad y los receptores tipo Toll o no está diciendo la verdad.

Theresa A. Deisher, Ph.D.

Si el ADN fetal puede desencadenar el parto (una reacción autoinmune deseada naturalmente), esos mismos niveles en las vacunas pueden desencadenar la autoinmunidad en un niño.

El ADN fetal fragmentado contenido en las vacunas es de tamaño similar, ~ 215 pares de bases. [ iii]

Esta es una evidencia biológica directa de que los contaminantes del ADN fetal en las vacunas no están en cantidades bajas e inocuas. Son un desencadenante proinflamatorio muy fuerte.

La administración de fragmentos de ADN no propio del feto humano (primitivo) a un niño podría generar una respuesta inmune que también reaccionaría de forma cruzada con el propio ADN del niño, ya que el ADN contaminante podría tener secciones de superposición muy similares al propio ADN del niño.

Los niños con trastorno autista tienen anticuerpos contra el ADN humano en su circulación que los niños no autistas no tienen. Estos anticuerpos pueden estar involucrados en ataques autoinmunes en niños autistas. [ iv]

La Universidad de Duke demostró en un estudio realizado recientemente que se observaron mejoras significativas en el comportamiento cuando los niños con trastorno del espectro autista fueron tratados con su propia sangre de cordón autólogo almacenado [ v] .

Este tratamiento muestra claramente que la mayoría de los niños con autismo no nacen con él, ya que las enfermedades genéticas como el síndrome de Down o la fibrosis muscular no pueden tratarse con células madre autólogas.

Por lo tanto, un desencadenante ambiental, o desencadenantes, introducido en el mundo alrededor de 1980 cuando el autismo comenzó a aumentar, debe ser identificado y eliminado o reducido en el medio ambiente.

Existe una fuerte correlación de punto de cambio entre el aumento de las tasas de autismo y el cambio en la fabricación de vacunas en los Estados Unidos de líneas celulares derivadas de animales para la vacuna contra la rubéola a líneas celulares abortadas en humanos a fines de los años 70 [ vi]

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

En los EE.UU, el autismo ha aumentado en 3 años distintos, llamados puntos de cambio. El primer punto de cambio ocurrió en 1981, el segundo en 19881, y el tercero en 1996. Estos picos coinciden con la introducción de vacunas que se producen en células fetales humanas. En 1979, la célula fetal humana producida MMR II (SRP – tripleviral, contra Sarampión, Rubeola, Paperas). Las campañas de MMR II se elevaron de un 49% para los niños nacidos antes de 1987 a más del 82% para los niños nacidos en 1989 y posteriores. También se introdujo una segunda dosis de MMR II en el calendario de vacunación de los niños nacidos en 1988 y posteriores. El tercer punto de cambio corresponde a la aprobación de Varivax (viruela) producida con células fetales humanas en 1995 (véase la figura a arriba). https://www.soundchoice.org/autism/ https://www.soundchoice.org/wp-content/uploads/2012/08/Regressive_Autism_Prevalence.pdf.

En los EE.UU, el autismo ha aumentado en 3 años distintos, llamados puntos de cambio. El primer punto de cambio ocurrió en 1981, el segundo en 19881, y el tercero en 1996. Estos picos coinciden con la introducción de vacunas que se producen en células fetales humanas. En 1979, la célula fetal humana producida MMR II (SRP – tripleviral, contra Sarampión, Rubeola, Paperas). Las campañas de MMR II se elevaron de un 49% para los niños nacidos antes de 1987 a más del 82% para los niños nacidos en 1989 y posteriores. También se introdujo una segunda dosis de MMR II en el calendario de vacunación de los niños nacidos en 1988 y posteriores. El tercer punto de cambio corresponde a la aprobación de Varivax (viruela) producida con células fetales humanas en 1995 (véase la figura a arriba). https://www.soundchoice.org/autism/
https://www.soundchoice.org/wp-content/uploads/2012/08/Regressive_Autism_Prevalence.pdf.

 

El primer punto de cambio para el año de nacimiento del trastorno autista (EA) se identificó para 1981 para los datos de California y EE. UU., Precedido por un cambio en el proceso de fabricación:
En enero de 1979, la FDA aprobó el cambio de fabricación del virus de la rubéola de origen animal (virus de alto paso, HPV-77, crecido, por ejemplo, en células de embriones de pato) a la línea celular fetal humana WI-38 utilizando la cepa del virus RA27 / 3 [ vii] . Tanto la vacuna contra la rubéola monovalente aprobada recientemente como la vacuna contra las paperas, el sarampión y la rubéola trivalente utilizan la línea celular fetal WI-38 para la fabricación de la porción de vacuna contra la rubéola.

Antes de 1980, el trastorno del espectro autista era una enfermedad muy rara, casi desconocida. Según las cifras de los CDC, la tasa de autismo en 2014 fue de 1 en 59 niños, un aumento muy pronunciado desde solo 2000, cuando era de 1 en 150. CDC: “Los costos totales por año para niños con TEA en los Estados Unidos Los estados se estimaron entre $ 11.5 mil millones – $ 60.9 mil millones (2011 dólares estadounidenses) [ viii] “.
Recientemente, se han reconocido duplicaciones y deleciones de novo en hasta el 10% de los trastornos del espectro autista simple, corroborando los desencadenantes ambientales en la genética de los trastornos del espectro autista [ ix] .

La porción de rubéola de la vacuna MMR contiene contaminantes de ADN fetal derivados de humanos de aproximadamente 175 ngs, más de 10 veces por encima del umbral recomendado por la OMS de 10 ng por dosis de vacuna [ x] .

Ningún otro medicamento en el mercado recibiría la aprobación de la FDA sin un perfil completo de toxicidad (la FDA sigue las pautas internacionales de ICH) -> esto nunca fue realizado por la industria farmacéutica para la contaminación del ADN en la vacuna MMR (SRP).

Las vacunas producidas con líneas celulares fetales humanas contienen restos celulares y ADN humano residual contaminante, que no puede eliminarse completamente durante el proceso de purificación posterior del virus [ xi] .

Además, el ADN no solo se caracteriza por su secuencia (ATCG), sino también por su modificación epigenética (por ejemplo, patrón de metilación del ADN, etc.). Esta decoración es altamente específica de la especie, por lo que se eliminará el ADN no humano, mientras que este no es necesariamente el caso con el ADN humano fetal.
Inyectar a nuestros niños contaminantes de ADN fetal humano conlleva el riesgo de causar dos patologías bien establecidas:

1) Mutagénesis por inserción : el ADN humano fetal se incorpora al ADN del niño causando mutaciones. La terapia génica con recombinación homóloga de fragmentos pequeños ha demostrado que tan bajo como 1.9 ng / ml de fragmentos de ADN resulta en la inserción en el genoma de las células madre en el 100% de los ratones inyectados [ xii] . Los niveles de fragmentos de ADN fetal humano en nuestros niños después de la vacunación con MMR, Varivax (varicela) o vacunas que contienen hepatitis A alcanzan niveles superiores a 1.9 ng / ml.

2) enfermedad autoinmune : el ADN humano fetal activa el sistema inmunitario de un niño para atacar su propio cuerpo.

 

Una preocupación adicional: la contaminación por retrovirus.

El retrovirus K endógeno humano (HERVK) es un contaminante en la vacuna contra el sarampión / paperas / rubéola [ xiii] .

HERVK puede reactivarse en humanos [ xiv] . Codifica una proteína (integrasa) especializada en integrar ADN en el genoma humano.
Varias enfermedades autoinmunes se han asociado con la actividad HERVK [ xv] .
También pertenece a la misma familia de retrovirus que el virus MMLV utilizado en un ensayo de terapia génica, en el que la inserción inapropiada de genes (mutagénesis insercional) condujo a posteriores mutaciones somáticas adicionales y cáncer en 4 de 9 niños pequeños [ xvi] .

Por lo tanto, es posible que el fragmento del gen HERVK presente en la vacuna MMR esté activo, codifique la integrasa o la proteína de la envoltura y, por lo tanto, tenga el potencial de inducir la inserción del gen, fomentando la mutagénesis insercional y la autoinmunidad.

La presencia tanto del ADN fetal contaminante de alto nivel como de la contaminación HERVK en la vacuna MMR es un riesgo no estudiado con enormes implicaciones y peligros para la salud individual y pública.

Solución: presionar a los fabricantes para que vuelvan a las vacunas contra la rubéola derivadas de la línea celular animal como se hizo con éxito en Japón :

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Basado en cepas de Takahashi del virus de la rubéola atenuado vivo, producido en células de riñón de conejo.

Recientemente se ha demostrado que una dosis única de esta vacuna retiene la inmunidad durante al menos 10 años cuando la rubéola estaba bajo control regional [xvii].

Divida la vacuna MMR en tres opciones ofrecidas individualmente como se hizo en Japón.
El proceso de fabricación de la vacuna MMR debe cambiarse para abordar y eliminar los riesgos anteriores para el público.

Gracias por su consideración. Estaré encantado de responder cualquier pregunta que pueda tener sobre lo anterior.

Sinceramente,

Theresa A. Deisher, PhD.

 

Efectos adversos re-nombrados para minimizar los problemas de falta de seguridad

De manera inquietante, están manipulando a las personas para que consideren los efectos secundarios de la vacunación como algo natural al nombrar las reacciones adversas como “respuestas inmunes”. Un artículo de CNBC publicado el 1 de diciembre de 2020, que analizó la frecuencia de las reacciones adversas, señaló que entre el 10 % y el 15 % de los participantes en los ensayos de Pfizer y Moderna reportaron efectos secundarios “considerables”.

En la última parte del artículo se encuentra una sugerencia de un antiguo miembro del comité asesor, que propone cambiar el término de “reacción adversa grave” a “respuesta inmunológica”, esto con el fin de que las personas cambien su impresión sobre estos efectos secundarios, aunque puedan haber quedado dañados gravemente debido a ellos.

 

Referencias del estudio de Theresa Deisher PhD.:

[i] Lo et al. Am J Hum Genet. 1998 Apr;62(4):768-75

[ii] Enninga et al. Front Immunol. 2015 Aug 26;6:424

[iii] Deisher et al. Issues Law Med. 2015 Spring;30(1):47-70

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

[iv] Mostafa et al. 2014, J Neuroimmunol , Vol. 272, pp. 94–98; Mostafa et al. 2015, J Neuroimmunol , Vol. 280, pp. 16–20

[v] Dawson et al. Stem Cells Transl Med. 2017 May;6(5):1332-1339

[vi] Deisher et al. Issues Law Med, 2015 Vol. 30, pp. 25-46

[vii] https://www.cdc.gov/vaccines/pubs/pinkbook/rubella.html; Plotkin, SA. 2006, Clinical Infectious Diseases, Vol. 43, pp. S164–168;

[viii] https://www.cdc.gov/ncbddd/autism/data.html

[ix] Sebat et al. 2007, Science., Vol. 316, pp. 445-449; Sanders et al. 2011, Neuron, Vol. 70, pp. 863-885

[x] Series, WHO Technical Report. WHO EXPERT COMMITTEE ON BIOLOGICAL STANDARDIZATION 941; Deisher et al. Issues Law Med. 2015 Spring;30(1):47-70

[xi] Kramberger et al. Hum Vaccin Immunother. 2015;11(4):1010-21.

[xii] McNeer, N A et al. “Systemic delivery of triplex-forming PNA and donor DNA by nanoparticles mediates site-specific genome editing of human hematopoietic cells in vivo.” Gene therapy vol. 20,6 (2012): 658-69. doi:10.1038/gt.2012.82

[xiii] Victoria et al. J Virol. 2010, Vol. 84, pp. 6033-6040

[xiv] Lee et al. PLoS Pathog. 2007 3(1):e10; Dewannieux et al. Biologicals, Vol. 38, pp. 366-70

[xv] Taietal.9,Nov2008, Mult Scler, Vol. 14, pp. 1175-80; Dickerson et al. 2008, Schizophr Res. 2008 Sep;104(1-3):121-6, Vol. 104, pp. 121-6

[xvi] Hacein-Bey-Abina et al. J Clin Invest. 2008 Sep;118(9):3132-42

[xvii] Jpn J Infect Dis. 2016 May 20;69(3):221-3

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

Fuente:

Ciencia y Salud Natural — Líneas de Células de Fetos Humanos en Vacunas.

Te puede interesar

Contenidos

El gigante farmacéutico también insiste en que se le indemnice por su propia negligencia en las duras negociaciones con los países latinoamericanos. En Argentina...

Contenidos

  Fuente: Jorge Guerra — La vacuna obligatoria y el gran negocio de los caciques de Galicia.

Ciencia y Tecnología

Estos son los efectos visibles a corto plazo de la operación eugenésica emprendida por las élites globalistas maltusianas que están desesperadas por reducir la...

Ciencia y Tecnología

Un segundo artículo del New York Times cita a médicos que afirman que la tecnología de ARNm utilizada en las vacunas COVID puede causar...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon