Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

El culto detrás de los cultos de la muerte: La Orden de San Juan de Jerusalén (Caballeros de Malta)

Por Mente Alternativa

Un reportaje especial de 1978 elaborado por un equipo de investigadores encabezado por Jeffrey Steinberg, editor de Contrainteligencia y Terrorismo de la revista Executive Intelligence Review, revela la identidad de quienes están detrás de los “cultos de la muerte” en los Estados Unidos y otras partes del mundo, instalados a través de la inteligencia británica y relacionados con el uso de drogas, la eutanasia, el terrorismo, la guerra psicológica y el cultismo a la muerte en general. El culto que opera detrás de todos estos cultos es La Orden de San Juan de Jerusalén, también conocida como Caballeros de Malta o Caballeros Hospitalarios, la organización “secreta” más prestigiosa de la oligarquía de Europa Occidental, que se remonta a los Caballeros Templarios y a las clínicas de muerte para enfermos terminales del siglo XI fundadas por la Orden en sus fortalezas de Chipre y Rodas. Con frases como el “derecho a morir”, “testamento vital” y “muerte digna”, la Orden ha asumido el liderazgo público de un movimiento que se remonta al siglo XI. La “preocupación por los moribundos” es el pretexto para forzar no sólo la aceptación e incluso el abrazo de la muerte, sino los corolarios del uso de drogas que matan la mente y la destrucción de la asistencia sanitaria moderna y todas las demás formas de tecnología odiada por las élites maltusianas que promueven la despoblación mundial.

El reportaje de EIR es extenso, por lo que en este artículo nos limitamos a seleccionar algunos fragmentos que describen las bases ideológicas y la función que tiene este culto y sus afiliados en la sociedad, para que el lector pueda relacionarlas con las crisis manufacturadas que atraviesa el mundo dirigido por el eje ultraglobalista en la actualidad. El lector que quiera profundizar en detalles como la conformación de los cultos, los nombres de los implicados y sus acciones específicas en el proceso de implementación, el financiamiento, subtramas, etc., puede revisar el reportaje completo en inglés en el portal de Executive Intelligence Review.

La metodología de la investigación abarca el análisis de cuatro ejes que convergen entre sí: 1). El expediente de Jones y su Templo, que traza la trayectoria personal de Jones hasta su reclutamiento en el Fellowship of Reconciliation, fundado por los fabianos británicos. 2). La red de agencias privadas y oficiales que participaron en el proyecto MK-Ultra de la CIA, el proyecto piloto de LSD que puso en marcha la contracultura y donde muchos de los controladores de Jones se formaron por primera vez en la ciencia de la creación de cultos. 3). El movimiento hospitalario o “de hospicio”, el “derecho a morir” en multitud, y su vínculo a la Orden de San Juan de Jerusalén y la filosofía de culto de “abrazar la muerte.” 4). El caso de California, donde todo este tejido de conspiración se instaló como gobierno del estado con consecuencias que ahora producen titulares escabrosos en todo el mundo.

 

versión digital original

Versión digital original.

 

Fragmento extraído de la Introducción

“El siguiente informe proporcionará al ciudadano medio y al investigador capacitado la evidencia para identificar a los criminales detrás del ‘movimiento’ del culto a la muerte, desde los controladores inmediatos hasta la cúspide. Muchos tienen nombres familiares: Ted Kennedy, el gobernador de California, Jerry Brown, el secretario de Salud, Educación y Bienestar, Joseph Califano, Henry Kissinger, Zbigniew Brzezinski. Una larga lista de instituciones privadas y agencias gubernamentales contaminadas, que actúan como centros efectivos de la subversión de la SOE [ Dirección de Operaciones Especiales británica ] en los EE.UU., pusieron años de esfuerzo sistemático y coordinado en el pequeño culto del reverendo Jones, y ahora están cosechando los frutos.
Pero la ‘madre’ de toda esta red se encuentra en el Instituto Tavistock de Londres, en la SOE, la rama más reservada de la inteligencia británica, y en la ‘orden caballeresca’ oficial de la monarquía británica, la Muy Venerable Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén (Caballeros de Malta). Estos oligárquicos, compartiendo su devoción al culto centenario de Isis. y de su perspectiva mágica y feudal, se han duplicado en microcosmos en los zombis del reverendo Jones y otros grupos de chiflados a través de lavado de cerebro.”

 

Fragmentos extraídos del capítulo: El movimiento de los hospicios de Kennedy: ‘muerte digna para todos’

“La Orden de San Juan en sí, no es un culto marginal como el Templo del Rev. Jones. Al contrario. La Muy Venerable Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén es la organización ‘secreta’ más prestigiosa de la oligarquía de Europa Occidental. Entre sus miembros se encuentran los banqueros londinenses más prominentes que respaldan la política del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional en favor de los narcóticos como cultivo comercial de exportación para el Tercer Mundo, altos funcionarios de los servicios de inteligencia británicos y canadienses, y los principales defensores de la política británica en Estados Unidos.”

“El movimiento de los hospicios, que remonta sus orígenes directamente a las clínicas del siglo XI para enfermos terminales de la Orden de San Juan de Jerusalén, prescribe el siguiente programa de atención sanitaria para los estadounidenses: uso generalizado de drogas duras analgésicas como la heroína y la cocaína ; destrucción de las prácticas médicas avanzadas de preservación de la vida y de la investigación ; y aceptación de la eutanasia como primer paso hacia un genocidio generalizado contra los ancianos, los enfermos graves. y otros ‘comedores inútiles’.”

 

El nuevo culto de Isis (transcripción completa del capítulo)

La glorificación de la muerte que hace el movimiento de los hospicios lo convierte en el heredero actual del antiguo culto egipcio de Isis y Osiris. El culto egipcio reunía a sus miembros en torno a una celebración de la muerte y un juramento de muerte contra la facción constructora de la ciudad de Egipto.

El principal ideólogo del renacimiento de este antiguo culto a la muerte es Sandol Stoddard, autor de The Hospice Movement: A Better Way of Caring for the Dying.

La idea central que subyace a los programas del movimiento de los hospicios es que la experiencia de morir debe ser el centro de atención de los vivos. y que todas las personas vivas incluidos los niños. deben experimentar alguna faceta de la muerte de la forma más primitiva y “directa” para vivir una vida más gratificante. Según Stoddard. Estados Unidos es una “sociedad que niega la muerte”. “El concepto de hospicio es la constatación de que todo nuestro planeta se ha convertido en una aldea que busca ser curada”, escribe. “Con el concepto de hospicio en nuestra cultura. muchos de nosotros podemos descubrir que estamos aprendiendo de los enfermos a estar bien de nuevo y de los moribundos a vivir .”

Stoddard y los demás creadores de este nuevo culto a Isis han desarrollado un programa completo de lavado de cerebro para inculcar el culto a la muerte en la sociedad. empezando por la familia de un enfermo terminal. La familia es guiada a través de una serie de sesiones de asesoramiento, incluyendo “control de confort” para el enfermo, educación y apoyo al paciente y a la familia, cuidados paliativos durante el proceso de la muerte y asesoramiento en el duelo. Un ejemplo del “asesoramiento” practicado por los lavacerebros de los hospicios es animar a los niños pequeños a adaptarse a la pérdida de un ser querido metiéndose en la cama con el difunto para expresarle su último adiós. La Sociedad de Entierros y Asesoramiento St. Inc . – de Washington. D.C.. una de las organizaciones de asesoramiento que participan en el movimiento de los hospicios. también sugiere que la persona compre “un ataúd sencillo y lo utilice para otros fines antes de su servicio final”.

 

La red criptopolítica de familias de la aristocracia europea implicadas en el narcoterrorismo y la estrategia de la tensión en la Guerra Fría

 

Ciertos “cristianos” están reelaborando la teología para apoyar el culto a la muerte y los hospicios, y para acercarse a la aceptación de la eutanasia. El número de marzo de 1978 de la revista u.s. Catholic se dedicó a esta cuestión, señalando que “la mayoría de los moralistas cristianos” están de acuerdo en reformular el quinto mandamiento como “No matarás”, pero no tienen por qué esforzarse oficiosamente en mantener la vida.”

Las enfermeras de los hospicios tienen instrucciones de “implicarse personalmente” con sus pacientes moribundos, abrazándolos y acariciándolos. En un centro de cuidados paliativos proyectado para Connecticut, las enfermeras y el personal dispondrán de una sala alfombrada y sin ventanas llamada “sala de los gritos”, donde el personal puede “enfriar la psique”, en palabras del arquitecto.

Bajo su apariencia de preocupación por la agonía de los moribundos, el propósito del hospicio es socavar toda aplicación tecnológica avanzada a la práctica médica, a la ciencia médica y a la sociedad en su conjunto. Stoddard lo dice claramente:

“El hospicio enseña una nueva actitud”, explica el Dr. Liegner. “con la realización y aceptación consciente del morir y de la muerte como parte del nacer y parte de la lucha de la vida. “Si el paciente moribundo puede ser percibido primero como una persona. y como un individuo que cumple una parte importante de un ciclo vital completo, entonces los cuidadores pueden concentrarse en dar lo que realmente se necesita en la situación. Pueden evitar activamente la interferencia de trucos tecnológicos sin sentido y, en su lugar, proporcionar alivio del dolor físico y emocional. Pueden ofrecer, en lugar de reanimación mecánica, un lugar hospitalario en el que el crecimiento personal y espiritual del individuo pueda continuar durante el proceso de la muerte .”

 

simbología oculta

 

Stoddard compara la atención hospitalaria moderna y avanzada con una zona de guerra en la que los pacientes son prisioneros de los equipos de mantenimiento de la vida :

“Hay una mística en esta lucha contra la muerte que nos hace apartar la mirada de los enfermos incurables y sin esperanza, y también de los que están conscientemente dispuestos a morir. Éstos son los que perturban nuestra imagen de cómo deberían ser las cosas. De hospes (anfitrión, huésped en latín) a hospital, la psicología ha pasado de ser una psicología del amor a una psicología del amor. En la psicología de la guerra, la fuerza es imprescindible. Por eso llegamos al extraño y nuevo abrazo que sujeta el cuerpo inerte de un hombre o una mujer, enfermos terminales, a una máquina que obliga al cuerpo de esa persona a respirar sin siquiera saber su nombre.”

Y Stoddard arremete contra la “alienación” del individuo por parte de la sociedad industrial avanzada:

“La nueva unidad de la sociedad es el hombre económico. El propósito de los hospitales en una sociedad industrial es reparar las máquinas-herramienta, o encerrar por separado a los huérfanos, dementes o contagiosos que puedan resultar útiles más adelante: los hospitales como almacenes de las piezas de recambio de la sociedad… la vida humana es sólo una máquina”.

Pretendiendo caracterizar la visión que la sociedad industrial tiene del hombre, Stoddard revela su propia ideología.

El modelo para los hospicios estadounidenses es el St. Christ opher’s Hospice de Londres. Christopher’s fue el primer hospicio “moderno” en incorporar todas las técnicas de guerra psicológica desarrolladas por el Instituto Tavistock durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, la historia de los hospicios se remonta al siglo XI, cuando los Hermanos Pobres del Hospital de San Juan organizaron el primer hospicio de la isla de Chipre.

Los Hospitalarios, más tarde Orden de San Juan de Jeru salem, se trasladaron a la isla de Rodas, donde establecieron uno de los mayores hospicios existentes. Allí, por primera vez, “los pacientes con enfermedades incurables fueron separados de todos los demás . “Hasta el día de hoy, los Caballeros de San Juan controlan y despliegan el movimiento de los hospicios.

Desde el principio, los Caballeros se especializaron en el uso de “pociones” y elixires para “aliviar el dolor” de sus pacientes -y enemigos- de forma permanente. En la actualidad, uno de los principales objetivos del movimiento de los hospicios es aumentar el consumo de drogas y sustituir la medicina orientada a la tecnología por el consumo de drogas. Una de las principales aportaciones malignas de la Orden es la llamada Mezcla Brompton, desarrollada en St. Christopher’s en 1967. La mezcla se administra cada tres o cuatro horas, día y noche, hasta que el paciente muere.

 

La guerra de la nobleza negra anglo-veneciana y los Caballeros de Malta contra el Estado-nación moderno

 

Fuente:

Jeffrey Steinberg et al, en Executive Intelligence Review: The big names behind the death cult. Reportaje especial de EIR. Diciembre 5-11 de 1978.

Contenidos

Por Mente Alternativa Fuentes diplomáticas de Oriente Medio informan de que Londres está utilizando a sus agentes para prolongar aún más el conflicto palestino-israelí...

Contenidos

La entidad sionista de “Israel” es un oscuro legado del arrogante y depredador colonialismo británico que, desde el día de su injusta declaración como...

Contenidos

Por Mente Alternativa El 9 de abril el ministro de exteriores británico, barón Lord David Cameron, anunció que el Reino Unido seguirá armando a...

Contenidos

Los conflictos en Ucrania y Gaza representan derrotas de Occidente y el fin de la hegemonía occidental sobre un mundo que ahora se contiene...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram