Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Actores

Daniel Estulin: La organización criminal de la masonería a partir de sus documentos

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



Del mismo modo en que el historiador Dr. Paul Kindlon descubrió —de boca de un masón del rito escocés— que el primer intento de revolución en diciembre de 1825 fue realizado por masones rusos bajo órdenes del Príncipe de Gales; en esta ocasión el Dr. Daniel Estulin ofrece un ejercicio de revisionismo histórico sobre la masonería rusa como sucursal política e ideológica de la masonería occidental, según documentos de los archivos masónicos secretos a los que tuvo acceso en su carrera como agente de contrainteligencia. La conclusión es la misma: la masonería es una organización secreta de naturaleza criminal y conspiratoria anti-nacional cuya tarea principal es lograr la influencia política y el dominio de las fuerzas oscuras que operan detrás de escena para alienar el sistema de naciones e instaurar un orden mundial totalitario. El sistema masónico promete a cada constructor del templo de Salomón una recompensa basada en la contribución realizada. ¿Os suena familiar? La historia no enseña por identidad, sino por analogía; por lo que cualquier similitud estructural, funcional, metodológica o simbólica con cualquier otra nación del mundo no es una casualidad, sino una evidencia.

 

 

Por Daniel Estulin

Este podcast se trata sobre la masonería secreta y Rusia. Este podcast está hecho sobre la base de documentos masónicos originales almacenados en archivos masónicos secretos y no sujetos a publicación. Los secretos masónicos rusos estaban guardados bajo mil llaves de criptonita, y si la Segunda Guerra Mundial no hubiese sucedido, lo más probable es que no hubiéramos aprendido nada hasta ahora.

El hecho es que los archivos de las Logias Masónicas y las Logias Masónicas rusas eran sucursales de las occidentales, y varias organizaciones secretas y servicios de inteligencia fueron incautados por Hitler durante la ocupación de Europa. Y después de la victoria de la Unión Soviética, terminaron en manos del Ejército Rojo. Como triunfo. Fueron llevadas a Moscú, donde permanecieron bajo estricto secreto hasta mil 991, utilizados principalmente como material operativo de la KGB.

Yo he tenido acceso a algunos de estos documentos cuando estaba en los servicios de inteligencia: Cientos de miles de casos desde mediados del siglo dieciocho hasta 1939; y en ellos las actas de las reuniones de las logias masónicas, documentos, cartas, circulares, instrucciones, informes financieros y correspondencia, lo que permite hablar con total certeza sobre la naturaleza criminal y conspiratoria de esta organización secreta que hace que su tarea principal pretenda lograr la influencia política y el dominio de las fuerzas a oscuras detrás de escena.

A diferencia de la masonería occidental que desempeñaba principalmente el papel de una lobby ideológico y político, la masonería rusa tenía sus propios rasgos característicos. Conservando todas las características de un lobby detrás de escena, la masonería rusa —debido a su dependencia de las órdenes masónicas extranjeras— era el foco de personas desprovistas de conciencia nacional y a menudo de orientación abiertamente anti-rusa.

Para muchos de ellos, la masonería era una forma de ruso-fobia: Odio al pueblo ruso, sus tradiciones, costumbres e ideales pisoteando los intereses nacionales del país. En la masonería, la intelectualidad rusa tiene un objetivo: “recrear” a la Rusia ortodoxa como una extensión del Occidente.

Lo principal, por supuesto, fue que la masonería rusa a partir del siglo XVIII, siempre ha sido sólo una rama de las órdenes masónicas de Europa occidental, siguiendo cuidadosamente todas las instrucciones de sus líderes obviamente occidentales.

Incluso en los breves momentos en que recibieron relativa autonomía, la vida interna de la masonería rusa estuvo completamente controlada por centros extranjeros. Esto se evidencia irrefutablemente en la correspondencia de los masones rusos con sus líderes extranjeros, así como los informes sobre el trabajo realizado.

Desde el extranjero, los masones rusos reciben instrucciones y cartas circulares, de las cuales queda absolutamente patente qué posición deben tomar los hermanos rusos. Los hermanos masónicos rusos no estaban avergonzados del absoluto por el hecho de que eran en esencia traidores y agentes de gobiernos extranjeros. Y siguiendo las instrucciones de los centros extranjeros, socavaban los intereses nacionales de Rusia.

La historia de la masonería en Rusia es la historia de una conspiración contra Rusia. Los datos de los archivos indican que prácticamente no hay un solo acontecimiento que sea importante para Rusia, en el que las órdenes masónicas no desempeñaron un papel especial, siempre negativo para el país.

La masonería fue la forma principal de la ocupación espiritual invisible de Rusia, una forma de implementación de los impulsos anti rusos del occidente y así contribuyeron a su debilitamiento, derrota en guerras, destrucción de ideales nacionales, tradiciones y costumbres.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

De hecho, el trabajo de las órdenes masónicas se llevó a cabo en paralelo con las actividades subversivas de los servicios de inteligencia extranjeros y a menudo entrelazados con ellos.

Hay muchos casos en que miembros de logias masónicas y agentes de inteligencia extranjera actúan como una sola persona. Por cierto, los servicios de inteligencia extranjeros siempre han visto a los masones como una reserva para reclutar personas en su lucha contra Rusia.

 

grados de la masonería

 

Los masones mismos siempre han tratado de presentar su organización criminal —porque es criminal— como una organización ideológica y sin embargo, no había una idea positiva en el razonamiento mental de los masones, sino sólo una sed satánica del dominio sobre otras personas.

La ideología de la masonería es una ideología que presupone el dominio sobre la humanidad. El objetivo de los masones es establecer un orden mundial en el que tendrán un papel dominante.

En la literatura masónica esto se representa simbólicamente como la construcción de un templo del cual los constructores son los masones. Consideran como su padre a Adonhiram, a quien Salomón confió la construcción del templo.

El sistema masónico promete a cada constructor del templo de Salomón una recompensa basada en la contribución realizada. Y con esta promesa de recompensa comienza realmente la doctrina masónica que describe en detalle el soborno de cada uno.

Para establecer un nuevo orden mundial, las autoridades masónicas forman un gobierno mundial secreto entre ellos, que en diferentes momentos existió de diferentes formas, pero siempre bajo el control de los líderes judíos.

En los siglos XVIII-XX emigró de Inglaterra a la Alemania de los Rothschild y después otra vez a Inglaterra y de ahí a Francia; y después, en el siglo XX, se mudó a los Estados Unidos.

Hoy, los órganos de trabajo de esta organización son el Cuerpo Gobernante de la Logia Masónica judía mundial B’nai B’rith, el Consejo de Relaciones Exteriores, la Comisión Trilateral, el Club Bilderberg, el Banco Mundial y muchas otras organizaciones.

La Iglesia Rusa siempre ha condenado la masonería, considerándola —con razón— una manifestación de satanismo. Si en los peldaños más bajos de la iniciación a veces había personas religiosas, entonces los masones de los grados más altos eran ateos, militantes y enemigos de la Iglesia. Aunque hay que admitir que no todos, y también ha habido seres verdaderamente iluminados con bondad dentro de la masonería. Pero son muy contadas excepciones.

La destrucción de la Iglesia fue considerada una de las principales tareas de la masonería como organización ideológica. Hoy en día, el Vaticano está absolutamente bajo control de la masonería mundial.
De hecho, Benedicto XVI dejó de ser papa por el miedo a ser asesinado por los masones.

Para la masonería, el cristianismo y la masonería son absolutamente incompatibles. Para los masones, el triángulo con el ojo del diablo reemplaza a la cruz, y la orden al templo de Dios.

La masonería rechazó todo lo que da sentido a la vida en el seno de la sociedad, desde el complejo sistema de vida asociado con los conceptos de patria y también de la ortodoxia. Se alejó de las tradiciones religiosas, estatales y patrimoniales rusas, e intentó reemplazarlas con abstracciones cosmopolitas —justo lo que estamos viendo hoy en día, no sólo en Rusia, sino a nivel planetario.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

No fue la gente quien decidió volverse tolerante y cosmopolita un buen día, sino la Masonería planetaria llevando a cabo su plan maléfico del control de la sociedad sin principios.

Los masones intentaron no sólo destruir la iglesia rusa y el estado ruso, sino también reconstruir espiritualmente al hombre ruso, convirtiéndolo en un cosmopolita.

El trabajo interno para mejorar la piedra salvaje del alma rusa fue la dirección principal de todo el trabajo masónico y contribuyó a la creación del etno-tipo europeoide (digamos que durante mucho tiempo ganó importancia en la sociedad noble rusa —sobre todo del siglo XIX).

A los masones rusos les gustaba hablar sobre la lucha contra el mal en el mundo, sobre subir una escalera misteriosa o sobre una cadena que conecta el mundo de la tierra y la corrupción con el mundo del espíritu.

Hay muchos escalones en esta escalera, hay muchos eslabones en la cadena, pero el más importante de ellos es el autoconocimiento, el arrepentimiento, la estructura del templo interior, la visión más elevada para algunos buscadores, es decir, éxtasis para otros, gran contemplación silenciosa. En la práctica, sin embargo, la participación real en el trabajo masónico es un servicio consciente a las fuerzas oscuras del satanismo.

Entre los símbolos que explican la terrible esencia de la masonería, la imagen de Satanás es la más precisa y definitoria en un profundo secreto. Es, mejor dicho, un profundo secreto y también oscuridad. Llegó a la tierra rusa para destruir nuestras o sus reliquias y valores espirituales, para saquear nuestras riquezas y esclavizar a nuestra gente.

Rusia, el gran imperio de 1000 años de existencia que ocupaba una sexta parte del mundo, vivía por su propio trabajo. Existía completamente independiente del resto del mundo. No sólo era un sabroso bocado para los parásitos internacionales, sino también un profundo reproche a la política y explotación de los masones, dirigida al saqueo y la esclavización colonial de otros pueblos.

En el siglo XVIII, finalmente cristalizaron los principales valores de la civilización occidental, cuyo núcleo eran los ideales masónicos y derechos especiales para gobernar sobre la mayoría borrega de la humanidad, que a su vez surgieron de las enseñanzas del judaísmo, la Torah y obviamente el cabalismo —es decir, el plan para convertirse en los pastores del ganado humano, el objetivo del plan de 3000 años de Salomón como un proyecto global.

A finales del siglo XVIII, la comunidad de países pertenecientes a la civilización occidental llevó a cabo un robo a gran escala de decenas de millones de personas en Asía, en America y en África; y debido al sufrimiento de estas personas, aseguró la vida próspera de muchos habitantes de Europa occidental.

En tales condiciones, la unificación de los habitantes occidentales en logias masónicas secretas fue el apoyo organizativo y también ideológico para el sistema del parasitismo y explotación de otros pueblos por parte de los países occidentales.

Los proyectiles místicos de rituales externos eran sólo una pantalla detrás de la cual, de hecho, se escondía un partido político secreto del mundo occidental que proclamaba su elección y el derecho a explotar el resto de la humanidad.

No es de extrañar que los masones a menudo se auto-declaren como los sucesores del antiguo orden del templo de Salomón, es decir, los templarios. Cabe recordar que la orden de los Caballeros Templarios fue famosa por sus robos, asesinatos y villanos durante la era de las Cruzadas. Después de pasar por alto todos los convenios cristianos, los Templarios se sintieron superiores a los demás. Consideraron posible participar en la brujería y también en diversas manipulaciones místicas, consideradas desde la Edad Media como relaciones sexuales con el diablo. Como resultado, se expusieron los numerosos crímenes de la orden del Templo de Salomón, se ejecutó a sus líderes, y se envió a muchos de los templarios a prisión.

Por supuesto, en su esencia, las logias masónicas sirvieron para encubrir las actividades aún más secretas de sectas judías, de superioridad racial y profundamente conspirativas, cuya activación a partir de la segunda mitad del siglo XVIII estuvo particularmente asociada con las actividades de los banqueros de la Familia Rothschild.

El lado ritual y simbólico de la masonería tenía un núcleo de las creencias judías, la creación de condiciones de vida excepcionalmente buenas en detrimento de todos los extraños —o lo que los judíos llaman “goyim”.

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

El Talmud, un libro sagrado judío que promueve la pedofilia, el odio y el rencor contra el hombre

Detrás de las complejidades de las fórmulas judías cabalísticas no había un movimiento para comprender el Espíritu Santo, sino, por el contrario, un movimiento bien dirigido hacia formas de vida que presuponen deleitarse en los placeres terrenales y buscar beneficios para sí mismo a cualquier costo, a expensas de otras personas.

Las virtudes cristianas se descartaron de la manera más demostrativa. Por ejemplo, en el año 1936, en una de las logias del Gran Oriente de Francia, se hizo un informe que cuestionaba: ¿Es justo responder con la bondad a la maldad? Y da como respuesta que: “No, eso es injusto. El mal debe ser respondido con el mal”. Y para el masón, el mal es todo lo que es contrario a sus intereses —de ahí la lucha contra toda la humanidad. Así que, en general, el principio judío del “ojo por ojo, diente por diente” es multiplicado por el egoísmo de un ateo militante en la masonería.

Y sin embargo, el lado ritual prácticamente no tuvo efecto en las tareas políticas o comerciales que se resolvieron dentro de las organizaciones masónicas. No en vano, ya en el siglo XVIII, las mismas logias pasaron de un sistema al otro. El mismo masón podía ser miembro del rito escocés y al mismo tiempo ser Rosacruz o Martinista.

Como admitió un famoso francmasón ruso-francés: “En la masonería, cada ritual siempre corresponde a una necesidad política o filosófica”. Y cuando esto no era necesario, los masones abandonan cualquier ritual revelando su esencia puramente política. Porque la filosofía de la masonería es la base de la política de egoísmo grupal.

Esto fue característico durante los años de la primera revolución anti rusa de 1905-1907. De hecho, el rito masónico era una cortina de humo para los no iniciados, una especie de intento de imaginar que un rito exteriormente hermoso y complejo es seguido por hechos sobresalientes.

La metodología de los asuntos secretos de la masonería se revela al examinar más de cerca el sistema de sus iniciaciones que en diferentes órdenes masónicos expresan el patrón general de disciplina y también obediencia incuestionable. Los grados más altos de iniciación cumplen funciones puramente políticas y son el núcleo de los sistemas del gobierno de todos los países occidentales. Estas partes de la masonería determinan la política de los estados, desarrollan las perspectivas para el desarrollo mundial, capacitan y también promueven a los grados más altos a personas de ideas afines —a veces ni siquiera masones.

Para estos grados, el ritual es irrelevante. Los casos de los grados más altos se mantienen en secreto profundo para los de abajo.

Los grados medios de iniciación, por ejemplo, desempeñan funciones políticas, pero a un nivel regional más estrecho y obviamente mucho más frecuente, y están más involucrados en la capacitación del personal del cierto tipo (…) y en la clandestinidad masónica. Siempre actúan bajo estricto control y de acuerdo con ciertas instrucciones de los líderes de los más altos grados de iniciación.

El ritual para estos grados es puramente condicional y todas sus actividades también están ocultas para los inferiores. Los grados masónicos, superiores y secundarios a partir del tercer grado, otorgaron a sus portadores el derecho secreto de cometer cualquier delito y el derecho a mentir por una causa masónica general.

La liberación de las “obligaciones”, mentir para “salvarse”, era un privilegio especial de la parte abrumadora de la masonería satánica.

Los grados más bajos de iniciación fueron formaciones complejas de varias capas de las personas, digamos, más diversas. Este es un tipo de reserva de personal de la masonería, parte de la cual se elimina del contenido y parte de la cual ni siquiera se eleva de un grado promedio.

Estos últimos suelen ser personas que en general, no podemos ni siquiera atribuirlos a los masones. Son principalmente personas espiritual y moralmente desorientadas, desconcertadas por las declaraciones pseudo idealistas o pseudo románticas de las órdenes masónicas.

Estas personas a menudo aceptan juegos rituales a pie de la letra y participan voluntariamente en ellos. Pero es ésta parte de los masones del grado más bajo, la que tiene una importancia práctica particular para las órdenes masónicas. ¿Por qué? Bueno, porque sirve a los intereses de crear una imagen positiva de esta organización criminal, presentándola como una colección inofensiva de excéntricos románticos que sueñan con mejorar la humanidad.

A menudo, esto es sólo un cebo para la entrada en el orden de personas famosas de la literatura, el arte, etcétera. Llamemos a estas personas “masones para desviar los ojos de los demás”, pues sirven como una tapadera involuntaria para ocultar los crímenes masónicos y asuntos clandestinos, aunque ellos mismos no son conscientes de ellos.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Aprovechando el elevado estado de ánimo romántico de estas personas, los conspiradores masónicos les prometieron abrir horizontes interminables para la mejora del alma y la superación personal. Por supuesto, todo esto es un engaño, porque los estafadores no pudieron darles nada positivo, pero recibieron sus gloriosos nombres para usar en sus especulaciones.

Los masones ni siquiera dudaron en atribuir a sus filas personas que no tienen ninguna relación ni pertenencia a la masonería en absoluto, o que no participaban en ningún trabajo masónico. (…) Para aumentar el prestigio de su organización. Los masones atribuyeron a su grupo al mismísimo Pedro Grande y muchos de sus asociados. Por ejemplo, el poeta Bukowsky, los generales ganadores de la guerra napoleónica, o incluso al mismísimo Zar Nicolás II. La leyenda sobre la afiliación masónica (…) de Suvorov, el gran general del Ejército ruso, es un vívido ejemplo de engaño que los masones utilizaron para exaltarse y ocultar su naturaleza criminal.

También hubo participación accidental y episódica en las logias masónicas, por ejemplo, del poeta más grande de la historia de Rusia, Alexander Pushkin, o del escritor e historiador ruso Nikolay Karamzin, o el compositor y diplomático Alexander Griboyedov.

Los masones todavía los citan como un ejemplo de sus hermanos ejemplares con fines publicitarios. Por ejemplo, Pushkin se apuntó a la masonería a mediados de 1821, cuando tenía 20 años, y al final del mismo año la logia se desintegró sin comenzar a trabajar. Por supuesto, más tarde, los masones intentaron traer al poeta ruso más grande de todos los tiempos a sus filas de todas las formas posibles, pero estaban profundamente disgustados (…), con el espíritu de intriga que olía a alta traición, y sus intentos no tuvieron éxito. Pushkin les dijo que no. Más tarde, los masones jugaron un papel trágico en el destino de Pushkin. Como han demostrado los estudios científicos en la década de 1920, el francmasón y príncipe ruso Dolgorukov elaboró lo que se llama el diploma de cornudo, que se convirtió en una de las principales razones del duelo y la muerte del poeta.Esta conclusión se confirmó mediante exámenes grafológicos.

A partir del siglo XIX, las organizaciones masónicas se convirtieron en un movimiento político masivo para la ayuda mutua de personas inmorales que dividieron el mundo en amigos y enemigos. Según ellos, puedes hacer lo que quieras con los tuyos; los extraños deben ser manipulados y guiados hábilmente desde detrás de escena; cualquier extraño que se atreve a invadir por su cuenta está sujeto a una prisión invisible; está permitido usar cualquier método contra él —intimidación, calumnia, asesinato moral o asesinato físico.

El ejemplo más típico de una organización masónica primaria son los llamados clubes como Rotario o Club de los Leones, asociaciones de la élite para asistencia y el apoyo mutuo en un área digamos particular de la vida. Una persona que ha entrado en el círculo de cierto grupo de amigos, recibe muchas ventajas y la ayuda de sus compañeros. Es cierto que sus compañeros también le exigen apoyo y participación constante en la organización y ejecución del orden desde la cima.

 

Paul Kindlon: Los orígenes de la masonería rusa

 

Fuente:

Daniel Estulin / Angel Metropolitano — Masonería secreta en la historia de Rusia.

Te puede interesar

Contenidos

  Videoconferencia semanal del Instituto Schiller con Helga Zepp-LaRouche, miércoles, 16 de septiembre de 2020. En el diálogo semanal con Helga Zepp-LaRouche, en la...

Contenidos

La situación actual entre Trump y los halcones de guerra en su Administración con respecto ala política de guerras perpetuas coordinada desde Londres es...

Contenidos

Fuente: Código Estulin — Manipulación y Censura como medio de control social — Cara a Cara: Miguel Bosé y Daniel Estulin.  

Ciencia y Tecnología

La vacuna británica AstraZeneca tuvo un fuerte tropiezo en la fase 3 cuando ya había mostrado su fracaso con los monos y ahora fue...

Publicidad comprar oro
Publicidad Que es LBRY

Archivos

Facebook

Publicidad servicio de VPN

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon

© Mente Alternativa · Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.