Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Cómo el imperio británico intenta sabotear otra posible cumbre entre Trump y Putin

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



El laboratorio británico secreto de armas químicas en Porton Down ha “confirmado” que la figura de la oposición rusa, Navalny, fue envenenada por Novichok, del mismo modo que “determinó” que el doble agente ruso Sergei Skripal había sido envenenado por Putin, y de la misma forma en que insistió que los “Cascos Blancos” —cuyo cofundador fue un “ex” agente del MI6— descubrieron que el gobierno de Assad estaba usando armas químicas ¡contra sus propios ciudadanos! Lo que cada una de estas mentiras tiene en común, afirma Harley Scglanger, es un papel destacado desempeñado por la inteligencia británica, como el caso del “ex” operativo del MI6 Christopher Steele, en la fabricación de la farsa sobre la intromisión de Rusia en la elección de Donald Trump, a.k.a. Russiagate. ¿Realmente creen los británicos que la gente es tan estúpida como para seguir creyéndose mentiras como estas? ¿Acaso creen que no nos daremos cuenta de que estas historias siempre se dan en torno a las cumbres entre Trump y Putin, o Trump y Xi, para sabotear el potencial de colaboración de las grandes potencias?

 

 

Por Harley Schlanger

El tema de hoy es cuán estúpidos creen que somos. Una vez más, estamos viendo a la inteligencia británica intervenir en un momento en el que hay un potencial de cambio, pero interviniendo en nombre de las fuerzas que están promoviendo una guerra entre los Estados Unidos y Rusia. Estoy hablando del informe que salió ayer de que la supuesta opositora rusa Alexandra Navalny fue envenenada por Novichok.

¿Y cómo sabemos esto? Bueno, The Guardian informó que los médicos del hospital Charité de Berlín consultaron nada menos que a los “expertos” del laboratorio secreto británico para la investigación de armas químicas y biológicas:

“Según la revista de noticias alemana Der Spiegel, los expertos de la Charité pidieron consejo a Porton Down, el laboratorio secreto británico para la investigación de armas químicas y biológicas, debido a las posibles similitudes de ese caso con el del ataque a Skripal en 2018”.

 

Estos expertos de la mentira son los mismos que afirmaron que Rusia usó a Novichok contra Skripal en 2018. Y según The Guardian, The Daily Telegraph y otros, esto prueba que Putin está detrás del intento de envenenar a la figura de la oposición, Navalny.

Insisto, esta es una más de esas historias que hay que analizar en contexto. ¿Y cuál es el contexto?

Se acaba de anunciar que el Presidente Putin hablará ante la Asamblea General de las Naciones Unidas el 22 de septiembre. Y el Presidente Trump también hablará en la reunión de la Asamblea General de la ONU.

Se ha hablado de una cumbre entre Putin y Trump. También se ha hablado de la propuesta de Putin de que haya una reunión de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña y Francia, para discutir las preocupaciones estratégicas globales, la pandemia, la crisis financiera, el peligro de guerra y otros asuntos.

Así que justo antes de que algo así suceda, los británicos empiezan a hablar sobre el uso de armas químicas por parte de Rusia contra una figura de la oposición.

Veamos el trasfondo de todo esto. Volvamos al envenenamiento de Skripal. ¿Quién es Sergei Skripal? Él fue un agente doble que había sido reclutado por un operativo del MI6 británico llamado Pablo Miller, que era muy cercano a Christopher Steele —el autor del dossier que trató de incriminar al Presidente Trump.

Este expediente de Steele fue usado por el FBI para sacar a Lawrence del tribunal de la FISA para espiar la campaña de Trump. Steele fue un operativo del MI6 en la sección de Rusia. Y uno de sus subordinados, Pablo Miller, quien por cierto sigue trabajando con Steele a través de su compañía Orbis, fue el oficial de reclutamiento de Sergei Skripal. Después del llamado “envenenamiento” de Skripal, desapareció, probablemente bajo algún equivalente del programa federal británico de protección de testigos. Así que no volveremos a saber de él ni de su hija.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Esto se hizo no para envenenar a Skripal, sino para envenenar el proceso de discusión que estaba en marcha entre Trump y Putin en ese momento.

¿Cuándo más ocurrió esto? En la reivindicación del uso de armas químicas por Siria contra su propio pueblo, certificada por los llamados cascos blancos. Tal vez ustedes no lo sepan, pero los cascos blancos fueron cofundados por un antiguo operativo del MI6. Los cascos blancos operan desde Gran Bretaña. Fueron ellos quienes afirmaron repetidamente que el gobierno sirio usaba armas químicas contra su propia población. Esto ha sido refutado una y otra vez. La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) ha publicado documentos que fueron suprimidos. Se trata de documentos publicados por un denunciante que muestran que no hay evidencia de que se haya usado ningún arma química. Y en algunos casos en los que se llegó a utilizar armas químicas, estas fueron usadas por la oposición, que ha estado financiada y apoyada por la CIA, los británicos y otras agencias de inteligencia occidentales.

Así vemos cómo una y otra vez se repite la misma historia. ¿Cuándo más ha ocurrido esto? Bueno, se usó la misma estrategia para tratar de interrumpir las conversaciones entre Donald Trump y el presidente Xi Jinping de China cuando Xi visitó a Trump en Mar-A-Lago, Florida, en diciembre de 2017. Tal vez recuerden que mientras estaban cenando se informó sobre un ataque de EE.UU. contra las fuerzas sirias, supuestamente debido al despliegue de un arma química siria.

Así, ante la intensificación del proceso de diálogo entre Trump y Putin en los últimos meses, vimos salir a la luz historia sobre la “recompensa rusa” (Russian Bounty). El New York Times afirmó que había inteligencia procedente de fuentes estadounidenses que indicaba que los rusos estaban pagando una recompensa a los talibanes por disparar y matar a soldados estadounidenses en Afganistán.

¿Y la evidencia? Nunca se presentó ninguna evidencia, y sin embargo Trump fue atacado por demócratas y republicanos por no defender a las tropas de EE.UU. de los ataques lanzados contra ellos por “el Putin, el amigo de Trump”.

Todas estas historias de ataques con armas químicas en Siria, el asunto Skripal, la recompensa pagada a los talibanes, todas estas mentiras provienen de las mismas fuentes de inteligencia: fuentes estadounidenses vinculadas a los británicos, y directamente fuentes británicas, las mismas personas responsables de la farsa del Russiagate.

 

William Binney sobre el Rusiagate: Hay evidencia de que no hubo ‘hackeo ruso’

 

Por eso pregunté al principio: ¿Qué tan estúpidos se creen que somos?

La historia del Russiagate ha sido expuesta a fondo como una mentira inventada inicialmente por el GCHQ británico en colaboración con el MI6 y su ex-operativo Christopher Steele; lavada a través de los Servicios de Inteligencia de los Estados Unidos, a saber John Brennan —antiguo director de la CIA—, Clapper —antiguo Director de Inteligencia Nacional—; y recogida por Comey y funcionarios corruptos del FBI.

¿Con qué propósito? Para evitar que el Presidente Trump se reúna y colabore con Vladimir Putin, el presidente de Rusia.

Así que una y otra vez, caso tras caso, vemos cómo estas historias sin fuentes, estas fuentes anónimas son presentadas como pruebas. Ellos dicen “tenemos las pruebas”, “tenemos documentación concluyente”. ¿Y cuándo muestran la documentación? ¿Cuándo vemos las pruebas? Nunca, porque argumentan que son “clasificadas”.

Es así que nos encontramos en otro momento crucial de la historia, con aviones rusos y estadounidenses interceptándose mutuamente en zonas de guerra potencial, sobre el Mar Báltico y sobre el Mar Negro; con barcos estadounidenses y chinos casi chocando en el Ártico, en el Mar de la China Meridional y en el Estrecho de Taiwán; con intrigas y contra-intrigas, como las de Mike Pompeo al decir locuras como la de que “cada chino en los Estados Unidos es un espía potencial, así que tenemos que cerrar la entrada de chinos a los Estados Unidos y expulsar a los estudiantes chinos de nuestras universidades”.

Así que tenemos un contexto de guerra que se está construyendo. La imagen enemiga es que Rusia y China interfieren en nuestras elecciones, interfieren en nuestro comercio, roban nuestros secretos, nuestra inteligencia, roban secretos corporativos, propiedad intelectual, etc.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

¿Y dónde están las pruebas? No hay pruebas. ¿Entonces cuál es el objetivo de todo esto? Continuar con la idea de que los Estados Unidos deben ser el poder unilateral que determina la política. ¿La política para quién? ¿Para el pueblo estadounidense? No. Para los cárteles corporativos que se coordinan a través de la Ciudad de Londres y Wall Street, los que desindustrializaron a los Estados Unidos, los que apoyan la guerra permanente, los que se benefician de la guerra permanente, es decir, lo que el Presidente Eisenhower llamó: el establishment industrial militar. Ellos son los que siguen esparciendo todas estas mentiras.

Les insto a que no sólo reconozcan que son mentiras, sino que trabajen con nosotros, para desarraigar las redes que hay detrás, para exponerlas, para mostrar la intención que hay detrás del Russiagate, la intención que hay detrás de estas continuas mentiras, para que en su lugar podamos tener una política basada en el diálogo y la cumbre, que es lo que el Presidente Trump dijo que quería.

Así que este fin de semana, sábado y domingo, el Instituto Schiller está patrocinando una conferencia donde estos temas serán discutidos en profundidad. Pueden registrarse desde este enlace. Estamos pidiendo que se registren para que puedan tener acceso a la discusión completa en la que podrán participar si así lo desean. Habrá traducción simultánea a al menos otros cinco idiomas.

Tenemos un extraordinario panel de oradores que hablarán sobre geopolítica, ciencia, sobre la Iniciativa del Cinturón y la Ruta, y sobre cómo acabar con la cultura degenerada que fue creada por los británicos para debilitar el pensamiento crítico de los estadounidenses y de los occidentales en general, para creer y caer provocaciones constantes. Así que únase a nosotros este fin de semana, y por el amor de Dios, no se deje engañar por otro caso de manipulación británica al pueblo estadounidense.

 

 

Guerra nuclear vs. Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda: por qué China prevalecerá

 

 

Fuente:

Harley Schlanger / LaRouche PAC — Just How Stupid Do They Think We Are?

Te puede interesar

Contenidos

Como realista pragmático, Vladimir Putin cree que, dado que Estados Unidos y sus aliados europeos han roto sus promesas, Rusia tiene el derecho natural...

Contenidos

[Nota del editor: Un artículo reciente publicado en The Guardian exige abiertamente que el Departamento de Justicia “acuse y condene a Trump” rápidamente, porque...

Contenidos

Por EIRNS 9 de agosto de 2022 (EIRNS)- La “OTAN global” está avanzando en su empeño por controlar “la narrativa” en todo el mundo....

Ciencia y Tecnología

Los días 7 y 8 de agosto, dos trenes de mercancías China-Europa partieron del puerto de Horgos, en la región autónoma de Xinjiang, en...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY