Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Apartheid legalizado: el Tribunal Supremo israelí acaba de consolidar el supremacismo judío en la ley

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



Con sólo unos pocos años de vida, la ley del Estado-nación ya ha demostrado que puede servir como herramienta legal para la discriminación, la segregación racial y el apartheid absoluto.

 

Por Jessica Buxbaum

JERUSALÉN – En noviembre del año pasado, un juez israelí invocó la controvertida Ley Básica del Estado-Nación judío al rechazar una demanda contra la ciudad de Karmiel por la financiación del transporte de dos estudiantes palestinos.

En su sentencia, el secretario jefe del Tribunal de Magistrados de Krayot, Yaniv Luzon, dijo que establecer una escuela de lengua árabe en Karmiel o financiar el transporte de estudiantes árabes palestinos “dañaría el carácter judío de la ciudad” y podría animar a los ciudadanos palestinos de Israel a trasladarse a las ciudades judías, “alterando así el equilibrio demográfico”.

Luzón citó la Sección 7 de la Ley del Estado-Nación Judío de Israel, escribiendo que:

El desarrollo y el establecimiento de asentamientos judíos es un valor nacional consagrado en la Ley Básica y es una consideración digna y prominente en la toma de decisiones municipales, incluyendo el establecimiento de escuelas y la determinación de las políticas relativas a la financiación del transporte [escolar] en autobús [de estudiantes] de fuera de la ciudad.

El padre de los alumnos, Kasem Bakri, dijo sobre la decisión del juez: “El municipio trata a mis hijos como huéspedes en los mejores momentos y como enemigos en los peores”. La familia fue multada con 2.000 shekels (unos 600 dólares) y se le ordenó pagar todos los gastos del tribunal.

El fallo del tribunal se produjo justo antes de una audiencia del Tribunal Supremo sobre 15 peticiones presentadas por organizaciones de derechos humanos y líderes políticos palestinos que impugnaban la Ley del Estado-Nación en diciembre. Tras un único debate sobre la ley, el alto tribunal rechazó la semana pasada las peticiones y mantuvo la ley de 2018 en una decisión de 10 a 1. La única opinión disidente fue la del único juez palestino del tribunal, el juez George Kara.

 

Rápida condena de la decisión del Tribunal Supremo

“El Tribunal Supremo de Israel aprobó una ley que establece una identidad constitucional que excluye completamente a quienes no pertenecen al grupo mayoritario. Esta ley es ilegítima y viola las prohibiciones absolutas del derecho internacional”, escribió Adalah – El Centro Legal para los Derechos de las Minorías Árabes en Israel en un comunicado de prensa. Adalah, uno de los peticionarios de la ley, consideró que esta pieza legislativa es “una ley que muestra claramente que el régimen israelí es colonial, con claras características de apartheid”.

“El Tribunal Supremo se abstuvo de hacer lo que era esencial: defender el derecho básico a la igualdad”, dijo en un comunicado el Dr. Yousef Jabareen, presidente del Foro de Derechos Humanos en el Comité de Alto Seguimiento para los Ciudadanos Árabes de Israel y antiguo miembro de la Knesset, y añadió:

“La llamada ley del “Estado-nación judío” formaliza en la legislación constitucional israelí la superioridad de derechos y privilegios de que gozan los ciudadanos judíos del Estado sobre su minoría autóctona palestina, que constituye aproximadamente el 20% de la población”.

 

Qué es la ley del Estado-nación judío?

En 2018, la Knesset votó para aprobar la ley del estado-nación por 62 a 55. La ley básica esencialmente legaliza la naturaleza de apartheid de Israel y establece lo siguiente:

  • El ejercicio del derecho a la autodeterminación nacional en el Estado de Israel es exclusivo del pueblo judío.
  • El nombre del Estado es “Israel”.
  • Una Jerusalén más grande y unida es la capital de Israel.

El director de la unidad de derechos territoriales y urbanísticos de Adalah, el abogado Suhad Bishara, ayudó a formular la petición de Adalah contra la ley del Estado-nación. “El objetivo primordial de la ley básica es violar tanto el derecho a la igualdad como el derecho a la dignidad de los ciudadanos árabes de Israel”, dijo.

Además, la ley promueve el asentamiento judío y lo considera un valor nacional. También degrada el árabe de una de las dos lenguas oficiales a un “estatus especial”. Con los principios básicos de la ley del Estado-nación, la historia y la identidad palestinas quedan efectivamente borradas de la Tierra.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Haciendo hincapié en la noción de asentamiento judío de la ley y en la degradación del árabe, Amnon Be’eri-Sulitzeanu – codirector de Abraham Initiatives, una organización israelí sin ánimo de lucro centrada en la colaboración entre judíos y árabes – dijo que la legislación institucionaliza la desigualdad entre los judíos israelíes y los ciudadanos palestinos de Israel. “Está creando una situación en la que, según nuestras leyes básicas, hay un sector de la sociedad que no es igualitario”, dijo Be’eri-Sulitzeanu a MintPress News. “Esto es algo que ninguna democracia puede permitir”.

En un tuit, Abraham Initiatives abogó por la derogación de la ley, escribiendo que “establece el estatus de los ciudadanos árabes en Israel como ciudadanos de segunda clase.”

 

El impacto de la ley del Estado-nación

La ley del Estado-nación, que sólo tiene unos pocos años, ya ha demostrado que puede servir como herramienta legal para la discriminación y la segregación racial.

La familia Bakri de Karmiel demandó al ayuntamiento por los gastos de transporte escolar. Como no hay una escuela de lengua árabe en Karmiel, los niños Bakri se vieron obligados a viajar casi seis kilómetros hasta la ciudad de Rameh para recibir su educación. Según los Bakri, el tráfico a menudo hacía que el viaje fuera de más de 30 minutos y costaba a la familia 1.500 shekels (unos 460 dólares) cada mes. La demanda de la familia solicitaba el reembolso de los gastos de transporte por un total de 25.000 shekels (unos 7.683 dólares).

Nizar Bakri, tío de los niños y abogado que presentó la demanda, condenó la desestimación de la demanda por parte del tribunal de primera instancia, diciendo: “La decisión del tribunal no se basó en la ley; se basó en la existencia judía”. Tras la sentencia, Nizar Bakri presentó un recurso ante el Tribunal de Distrito de Haifa. El tribunal de distrito denegó el recurso de los Bakris en febrero, pero determinó que el recurso del tribunal inferior a la ley del Estado-nación era “fundamentalmente erróneo” y “susceptible de dañar la confianza del público en los tribunales”.

“Puede que el tribunal haya dictaminado inequívocamente que el secretario del Tribunal de Magistrados de Krayot cometió un error en el uso de la ley del Estado-nación y su conexión con este caso, pero este fallo no debería satisfacer a los opositores y a las víctimas de la ley del Estado-nación”, dijo Nizar Bakri a Haaretz.

Para Bishara, de Adalah, la oposición del tribunal de distrito al uso de la ley del Estado-nación por parte del tribunal de primera instancia es irrelevante cuando se trata de futuras decisiones judiciales, ya que los motivos de discriminación están oficialmente incorporados a la ley. Explicó:

“Realmente no importa si se menciona explícitamente o no, porque es el marco legal y constitucional el que establece los principios básicos de la supremacía y del derecho a la autodeterminación sólo para un grupo étnico nacional en el Estado. Esto envía un mensaje muy claro a todas las autoridades de que no sólo pueden seguir con lo que han estado haciendo hasta ahora en cuanto a la violación de los derechos de los ciudadanos palestinos como individuos y como grupo, sino que esto sin duda les dará más respaldo para profundizar en estas políticas”.

Bishara dijo a MintPress que anticipa que la legislación añadirá otra dimensión a la actual discriminación de Israel y tendrá enormes implicaciones para los palestinos de ambos lados de la Línea Verde, no sólo de la Palestina ocupada en 1948. “Dado que habla de la tierra de Israel como la tierra histórica del pueblo judío y de los asentamientos judíos como un valor constitucional, esta combinación de ambos se vuelve muy problemática tanto en Israel propiamente dicho como en los Territorios Ocupados”, dijo.

 

La larga lista de leyes discriminatorias de Israel

A nivel mundial, el Estado de Israel se promociona como la “única democracia de Oriente Medio”, pero el Dr. Jabareen dijo que la ley del Estado-nación “prioriza el carácter judío del Estado sobre su carácter democrático”, concretamente al “omitir cualquier referencia a la democracia o la igualdad”. Añadió:

“La ley del Estado-nación margina aún más a la comunidad árabe-palestina y afianza el régimen de discriminación racial de Israel y su deterioro hasta el apartheid. Dará lugar a más leyes racistas y antidemocráticas, que se sumarán a las más de 50 leyes que ya existen y que perjudican a los ciudadanos no judíos”.

Según una base de datos de Adalah, Israel tiene más de 65 leyes que discriminan a los ciudadanos palestinos de Israel y a los palestinos de los Territorios Palestinos Ocupados (TPO). Estas leyes abarcan casi todas las facetas de la vida cotidiana, desde los derechos de propiedad y vivienda hasta la ciudadanía y las finanzas. Los siguientes son sólo algunos ejemplos notables:

  • La Ley de los Comités de Admisión, que permite a las ciudades construidas en suelo estatal denegar viviendas a los palestinos basándose en el criterio de “idoneidad social”.
  • La Ley de la Nakba, que prohíbe a los grupos o escuelas que reciben financiación del gobierno conmemorar la campaña de limpieza étnica de Israel de 1948 contra los palestinos durante la fundación del Estado (conocida como la Nakba o Catástrofe).
  • La Ley de Boicot, que prohíbe los llamamientos a boicotear a Israel. Esta legislación prohíbe efectivamente el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) liderado por los palestinos.
  • La Ley de Propiedad de los Ausentes, que clasifica a las personas que fueron expulsadas o huyeron de sus propiedades después de noviembre de 1947 como ausentes y, por tanto, no tienen derecho a la propiedad de sus bienes. Sin embargo, a los judíos que perdieron sus propiedades durante esta época se les permite reclamar sus tierras a través de la Ley de Asuntos Jurídicos y Administrativos. Estas leyes se utilizan a menudo para desplazar a las comunidades palestinas, como se ha visto en los barrios ocupados de Jerusalén Este de Sheikh Jarrah y Silwan.
  • La Ley del Retorno, que garantiza la ciudadanía a todos los judíos. No existe ninguna ley que garantice a los palestinos el derecho a la ciudadanía, aunque hayan nacido en lo que hoy se considera Israel.
  • La Ley de Ciudadanía, que prohíbe los derechos de ciudadanía a los palestinos que viven en los TPO y están casados con ciudadanos israelíes. Los colonos que viven en la Cisjordania ocupada están exentos. El nuevo gobierno de Israel no ha prorrogado la ley este mes, pero la reunificación sigue siendo un problema importante para muchas familias palestinas.

 

Codificación del apartheid en la ley

Aunque los principios esbozados en la ley del Estado-nación siempre han formado parte de los fundamentos y la forma de gobernar de Israel, la promulgación de esta legislación convierte estos conceptos de facto en de jure y abre las puertas a una mayor desigualdad.

“Esta ley del Estado-nación está validando el comportamiento racista contra los árabes palestinos”, dijo Kasem Bakri.

A pesar de que la polémica legislación sigue vigente, Kasem Bakri se mantiene firme. “Yo existo aquí como persona árabe y tengo derecho a estar aquí”, dijo. “Los palestinos existen aquí como los cactus y los olivos. Nunca nos iremos de aquí”.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

El secreto de Israel

 

Fuente:

Jessica Buxbaum, en Mint Press News: Legalized Apartheid: The Israeli Supreme Court Just Cemented Jewish Supremacy into Law.

Te puede interesar

Contenidos

“No hay ninguna justificación médica o epidemiológica para el pasaporte Covid (pase verde), sólo se busca presionar a los no vacunados para que se...

Ciencia y Tecnología

  El Dr. Vladimir Zelenko ante la Corte Rabínica de Jerusalén da su visión sobre los inmensos perjuicios, ya visibles, de la vacunación masiva...

Contenidos

El Pentágono acaba de hacer efectivo el traslado de Israel del mando militar estadounidense para ‎Europa (EuCom) a otro mando militar estadounidense, el CentCom,...

Ciencia y Tecnología

Por The Daily Expose Hace apenas unos meses, los principales medios de comunicación elogiaron a Israel por su campaña de vacunación “para acabar con...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon