Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

La nueva hoja de ruta rusa hacia la multipolaridad se establece en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo

El Foro Económico Internacional de San Petersburgo es una plataforma destacada para debatir asuntos económicos y geoeconómicos relacionados con Rusia y Eurasia en general. Es un microcosmos de la multipolaridad en acción, donde se exploran las tendencias pasadas, presentes y futuras. El programa de negocios es amplio y estimulante, con debates sobre la economía rusa, la desdolarización, el futuro de Rusia y la colaboración entre organizaciones como la OCS, la UEEA, la ASEAN, el INSTC y los BRICS. Se discuten temas como la integración económica, el desarrollo de infraestructuras, la sostenibilidad socioeconómica y la creación de un nuevo mundo multipolar.

 

Por Pepe Escobar

El Foro Económico Internacional de San Petersburgo no es sólo la principal plataforma para debatir todo lo que importa en materia de negocios y geoeconomía en relación con Rusia y Eurasia en general.

Es un espacio privilegiado donde se exploran en detalle las tendencias del pasado, presente y futuro: un microcosmos de la multipolaridad en acción.

El programa de negocios suele ser un festín intelectual. Es imposible transmitir su amplitud y alcance en unas pocas líneas, por no hablar del estimulante ambiente que se respira al saltar de una sala a otra en busca de la exposición perfecta.

Lo que sigue podría considerarse una especie de Grandes Éxitos incompletos de las sesiones del jueves 15 de junio, con la suficiente fuerza como para impulsar los debates sobre la multipolaridad durante semanas, si no meses.

En el panel Cómo evolucionará la economía rusa participaron Elvira Nabiullina, Gobernadora del Banco Central de Rusia, Anton Siluanov, Ministro de Finanzas, y Maksim Oreshkin, alto asesor de Putin.

La imperturbable Nabiullina subrayó que ahora la “interoperabilidad” ayudará a que “el sistema de pago ruso se integre en el sistema global”. Sigue siendo partidaria de una “privatización selectiva”, de mantener “la confianza en los mercados de capitales” y de una inflación baja.

Siluanov se mostró entusiasmado con la “necesidad de cambiar el paradigma”; la importancia de que el Estado cree demanda; y la necesidad de reducir las subvenciones. La macroestabilidad es importante, “pero no debemos excedernos”. Oreshkin está de acuerdo: el gobierno debe deshacerse de activos “que realmente no necesita”.

Un panel sobre la desdolarización debatió la plausibilidad de la transición del dólar estadounidense hacia una “moneda supranacional fundamentalmente nueva, supervisada por un amplio consorcio de Estados que operen según principios de asociación”. Esto es esencialmente lo que se está debatiendo en el seno de la Unión Económica Euroasiática (UEEA) y de los BRICS.

El futuro de Rusia centró el debate de Horizonte 2040. Andrey Bezrukov, presidente de la Asociación de Exportadores de Soberanía Tecnológica y profesor de MGIMO, subrayó cómo en 2024 Rusia ostentará la presidencia de los BRICS: es el momento, ahora mismo, de “convertirla no sólo en una alianza de socios iguales, sino también en una fuerza financiera, tecnológica y económica”.

Alexander Dugin hizo una presentación asombrosa, explicando las vías hacia el desarrollo en paralelo a cómo los rusos deben entender la identidad.
Eso llevó a una inevitable crítica del etnocentrismo: “Occidente se elige a sí mismo como único sujeto. Sostiene un sistema de valores considerado universal, que todos los demás deben seguir”. Es decir, “Occidente como la totalidad de la humanidad”, unido a un afán por “desubjetivar al resto”. La subjetividad global de Occidente está incorporada”. Dugin la describió como “un virus”, desarrollado “durante siglos”.

La integración en el Occidente global, según Dugin, “deja a Rusia sin futuro”. Por el contrario, Rusia debería declarar que Occidente es “una fuerza entre varias. No una amenaza existencial”. Rusia puede “proclamarse como Estado soberano”. Ejercer una “descolonización mental de la sociedad”. Así es como debe actuar un “Estado civilizado que define sus propios objetivos”.

Mostrando un diagrama en tres pasos, “entre el rojo y el lila”, Dugin ilustró cómo Rusia puede realizar la transición de “entenderse a sí misma en el mundo occidental” hacia el “desarrollo soberano”.

 

 

Todo sobre la OCS, la UEEA, la ASEAN, el INSTC y los BRICS

Zhang Ming, secretario general de la OCS, y Bakhtiyer Khakimov, representante especial de Putin en la OCS, fueron de especial ayuda en un panel en el que se planteó un cambio de juego: al igual que los BRICS, con su Nuevo Banco de Desarrollo (NDB), la OCS también está trabajando para crear un banco de desarrollo, integrado en una “economía mundial abierta” contra las sanciones.

La secretaría de la OCS en Tashkent ya funciona como un foro para los gobiernos locales y de Asia Central. Se trata de una verdadera organización multilateral cuyos miembros ya son responsables de nada menos que 2/3 del volumen de negocio mundial de la carga comercial.

Sergey Pavlov, Primer Subdirector General de Ferrocarriles Rusos, hizo una conexión clave: SCO-INSTC. El potencial del Corredor Internacional de Transporte Norte-Sur, dijo, es “increíble”. Recordó que Rusia ha firmado recientemente un acuerdo para construir la “parte que falta del INSTC en Irán”. Y subrayó cómo la estratégica frontera entre Kazajstán y China, en el puerto seco de Khorgos, está lista para un auge de las exportaciones.

En un esperado debate de los BRICS se examinó cómo distintos mecanismos pueden mejorar la sostenibilidad socioeconómica. La Zona Continental Africana de Libre Comercio tiene un enorme potencial por explorar: 1.300 millones de personas, en su inmensa mayoría jóvenes.

Alexander Isaev, experto de la Dirección de Corredores Internacionales de Transporte, subrayó la importancia de “cadenas logísticas de buena calidad”. Dado que el comercio exterior se basa fundamentalmente en el transporte marítimo, los BRICS y los futuros miembros del BRICS+ tendrán que hacer sus deberes en materia de “infraestructuras portuarias y mejora de las carreteras”. Por no hablar de reducir la burocracia: “Las empresas emplean el 50% del tiempo total en el envío en tránsito. Tenemos que acelerar el proceso de cruce de fronteras”.

Se planteó una pregunta clave: ¿cuándo habrá un “Made in BRICS”? No antes de que se “armonicen los reglamentos técnicos”, como ya está ocurriendo con “varios grupos” que trabajan entre China y Rusia.

Una importantísima mesa redonda se centró en el INSTC, con representantes de Irán, Pakistán y Azerbaiyán, así como Evgenii Moskvichev, presidente de un comité de la Duma y uno de los mayores expertos mundiales en transporte. El Ministro de Transportes iraní, Mehrdad Bazrpash, quiso subrayar que Irán posee “un enorme potencial logístico”.

La ASEAN participó en un panel crucial para celebrar el 5º aniversario de un memorando de entendimiento con la UEEA sobre cooperación económica, así como la asociación estratégica Rusia-ASEAN.

Esta interconexión entre Eurasia y el Sudeste Asiático encierra un inmenso potencial en transporte, logística, economía digital y, por supuesto, sistemas de pago que evitan el dólar estadounidense.
El imprescindible Sergey Glazyev, Ministro de Integración y Macroeconomía de la Comisión Económica de Eurasia, no podía faltar en el debate. Evgeny Zaganyov, representante de Rusia en la ASEAN (tienen una oficina en Yakarta), subrayó cómo ha llegado el momento de “convertir la ASEAN en un centro de crecimiento mundial”; trabajar por un “entorno fiscal conjunto”; e invertir en la conectividad de los transportes.

Todo ello en el marco crucial de “liquidaciones mutuas en monedas locales”. Filipinas, por su parte, se presenta como la puerta ideal para que la UEEA llegue a la ASEAN.

 

 

¿Desintegración?

El tradicional debate del Club Valdai trató de identificar concisamente el nuevo mundo ya en su título: “La nueva economía mundial: No global, sino interconectada”.

El Primer Viceprimer Ministro ruso, Andrey Belousov, hizo una breve y necesaria recapitulación, señalando cómo el “gran beneficiario de la globalización en la década de 1990 fue China, que duplicó su PIB”. Pero entonces, “en la segunda mitad de los 2000, los estadounidenses empezaron a desmantelar las normas”. El proteccionismo se convirtió en la norma.

Belousov no “cree que la OMC vuelva a la vida”. Prefiere centrarse en los “nuevos países” que serán protagonistas del nuevo orden mundial: Brasil, India, Indonesia, México.

Ve tres posibles escenarios por delante: una nueva “Pax Americana basada en la tecnología digital, proteccionista, un club occidental cerrado”, con el uso de la fuerza básicamente regimentado contra China; una “regionalización en torno a centros de desarrollo”, como China, India y Vietnam; o un “caos controlado”, sometido a la crisis alimentaria y de recursos hídricos.

Gong Jiong, de la Universidad de Negocios Internacionales y Economía (UIBE), se centró en lo que definió como “La Gran Reorientación”. China, por supuesto, está en el centro: su mayor socio comercial es, de hecho, la ASEAN. Paralelamente, el comercio de China con Rusia aumentó un 40% el año pasado y puede alcanzar “mucho más de 200.000 millones de dólares a finales de 2023”, con no menos del 70% -y subiendo- liquidado en yuanes y rublos. El Banco Central ruso ya posee el 40% de sus reservas en yuanes. Bienvenidos al mundo de las divisas multipolares.

Eldor Aripov, de Uzbekistán, ofreció una preciosa perspectiva centroasiática. El coste de las importaciones de alimentos es “considerable”; en muchos casos, “los camiones procedentes de Europa tardan dos meses y medio en llegar a Uzbekistán, con el doble de gastos de transporte”.

Aun así, Tashkent espera un fuerte crecimiento del 5,5% este año. Lo menos que se puede decir es que la predicción de los “Balcanes euroasiáticos” (del difunto Zbig Brzezinski) se ha venido abajo.

Uzbekistán se centra ahora en los corredores de transporte, a través de Afganistán hacia el sur de Asia, así como en el proyecto chino del ferrocarril China-Kirguistán-Uzbekistán.

Belousov, por su parte, señaló que Rusia puede utilizar nada menos que cuatro corredores básicos. Dos son operativos: el Corredor Oriental, desarrollado para el carbón y que ahora se está reestructurando para los fertilizantes, y el Corredor Meridional, a través del Mar Negro hasta Turquía.

Los dos corredores en desarrollo son la Ruta del Mar del Norte -más corta y rápida en dos semanas en comparación con Suez- y los tres ramales del INSTC: Este, a Kazajstán y Turkmenistán vía Irán; el Transcaspiano -con Astracán como puerto principal vía Irán al sur-; y el Corredor occidental, también un tránsito alternativo a Suez.

No es de extrañar que para que todo funcione, como un reloj, haga falta “mucha inversión y estabilidad política”.

Benedict Weerasena, del grupo de reflexión Bait al-Amanah de Malasia, introdujo un elemento juvenil, alegre y optimista en los debates, subrayando cómo el PIB per cápita de la ASEAN, que congrega a 690 millones de personas, es “muy superior a la media mundial”. Se explayó sobre el auge del Fondo Monetario de la ASEAN (FMA), subrayando que “los organismos regionales tienen que luchar contra la supremacía del FMI”. El FMA no es sólo un sueño”.

Arvind Gupta, de India, hizo una aguda crítica del armamentismo de la tecnología y los sistemas financieros, así como del armamentismo de las cadenas de suministro “que se imponen a las naciones”. Su formulación fue muy clara: “El sistema actual promueve la tecnología para el beneficio o para la vigilancia”. India intenta “promover la tecnología para el bien, para el desarrollo”.

Eso fue sólo una muestra de un día entero de debates en el foro. Nada remotamente parecido, y que profundice tanto, tiene lugar en ningún lugar del Occidente colectivo. Bienvenida sea San Petersburgo como verdadera capital del emergente mundo multipolar.

 

Elementos esenciales de LaRouche para transitar a un nuevo sistema financiero internacional

 

 

Fuente:

Pepe Escobar, en Sputnik: La nueva hoja de ruta rusa para un mundo multipolar. 16 de junio de 2023.

Contenidos

Por Mente Alternativa El 16 de mayo, Putin se reunió con líderes de la industria de defensa y comandantes militares, según informó Carl Osgood...

Contenidos

Por Chris Lewis y Jason Ross Como parte del 14º paquete de sanciones contra Rusia, la Unión Europea va a prohibir otros cuatro medios...

Contenidos

Por Mente Alternativa El intento de asesinato contra el Primer Ministro eslovaco, Robert Fico, tiene implicaciones internacionales, advierte Gretchen Small en una nota publicada...

Contenidos

Por Michael O. Billington Bajo el título «Se está produciendo una transformación masiva en Rusia, y Occidente no lo ve», un veterano militar y...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram