Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

La Curia romana cancela el viaje de su Papa verde a la ‘cumbre del clima’ COP28

Días después de que Jorge Bergolgio se viera obligado a reducir el ritmo de su agenda de trabajo debido a una “gripe”, “sus médicos” le aconsejaron que no viajara a la cumbre del clima COP28 en Dubai, a donde planeaba volar el viernes. El Papa Francisco ha hecho del activismo climático, manufacturado por el Club de Roma y continuado por el Foro Económico Mundial, un sello distintivo de su papado, que en realidad es el papado de los jesuitas y de la “quinta columna” anglo-veneciana enquistada en la Curia romana que creó e impulsa la teoría del cambio climático antropogénico que ha sido desmentida por premios nobel, científicos de alto nivel, y centros de pensamiento no alineados al establishment ultraglobalista. En este artículo se expone cómo la alianza de genocidas anglicanos y los “antiguos de Venecia” creó el nicho despoblacionista y anti-industrialista dentro de la burocracia vaticana, al que en mayor o menor medida hoy se oponen algunas de las naciones de la alianza multipolar que considera la descarbonización total como un suicidio innecesario.

 

 

Nadie duda que la temperatura aumenta en ciertas partes del mundo, y aunque premios nobel y científicos de alto nivel no vinculados al establishment ultraglobalista han desmentido que haya una emergencia climática, por el momento no existe una oposición formal a nivel Estados para contrarrestar la versión del fenómeno impuesta por las élites de la curia romana y la angloesfera a través del Club de Roma durante las últimas décadas.

Se rumora que, si se les permite, científicos de renombre podrían presentar una explicación alternativa al fenómeno en la COP28 de Dubai. Según el geoestratega Thierry Meyssan (1), esos científicos serían miembros de la Academia de Ciencias de Rusia.

“Si finalmente los científicos rusos logran hacerse escuchar en la COP28 es muy probable que los participantes se dividan en dos bandos, pero no en función de criterios científicos sino por razones políticas…Así que es posible que la COP28 se convierta en un enfrentamiento entre los aliados de los anglosajones y los defensores de Rusia, que representan a la enorme mayoría de la población mundial.”

Sin embargo, en octubre el presidente ruso, Vladimir Putin, firmó un decreto que aprueba la nueva Doctrina Climática de la Federación Rusa, cuyo objetivo clave a largo plazo es lograr la neutralidad de carbono a más tardar en 2060, informó la agencia TASS.

 

Jesuitas, anglicanos, el Club de Roma, y la ‘quinta columna’ del Vaticano han impulsado la teoría del cambio climático antropogénico

En un artículo de 1984 titulado “El Club de Roma intenta apoderarse del Vaticano”, la revista Executive Intelligence Review explica cómo en febrero de 1981 (2):

“el cabal maltusiano que está enquistado en la Iglesia Católica Romana, principalmente dentro de la orden de los jesuitas, y en el mundo no católico principalmente entre los anglicanos y el grupo pagano llamado la Internacional Humanista, hizo pública su intención de destruir la Iglesia. El punto en cuestión era la política demográfica, el nombre en clave desarrollado por el Club de Roma para eliminar a miles de millones de personas… con el fin de ‘salvar los recursos naturales.’”

El Club de Roma, fundado por una alianza de genocidas británicos, la nobleza negra italiana (“antiguos de Venecia”) y racistas rusos, se había creado un nicho dentro de la burocracia vaticana y estaba avanzando poco a poco en erosionar el compromiso del Vaticano con el carácter sagrado de la vida humana en cuestiones de progreso tecnológico, población e incluso eutanasia.

 

El Club de Roma, la agenda de despoblación mundial y la farsa del calentamiento global ‘provocado por el hombre’

 

La Curia romana es la base del gobierno papal, la estructura en la que se organiza y gobierna la Iglesia de Roma. Ahí está enquistada la burocracia vaticana, la quinta columna vaticana, o el Estado Profundo vaticano.

El 6 de agosto de 1967, Pablo VI reformó la Curia, con la constitución apostólica Regimini Ecclesiae Universae, transformándola en un organismo de dirección y control en contacto directo con el Papa. Una de las motivaciones más importantes de la reforma de Pablo VI fue limitar el poder de la oligarquía sobre el Vaticano, pues:

“De hecho, la nobleza se jacta de prerrogativas hereditarias muy reales: la familia Massimo, cuyo linaje se remonta al Imperio Romano, tiene el título hereditario de Superintendente de la Oficina de Correos del Vaticano, mientras que el cargo de Príncipe Asistente al Trono Pontificio el personaje singular que se encuentra a la derecha del Papa durante las ceremonias papales vistiendo pantalones de terciopelo negro, zapatos con hebilla y una espada, está por tradición confiado a un miembro de las familias Torlonia y Colonna. Además, es notorio el control de la ‘nobleza negra’ —las familias cuyos títulos son anteriores a la formación de Italia como nación— sobre las finanzas del Vaticano.” (3)

Más tarde, la iniciativa de los jesuitas, el Club de Roma y los anglicanos fue contrarrestada por el Papa Juan Pablo II a través de la encíclica Laborem Exercens, que

“atacó inequívocamente tanto las doctrinas ‘fascistas verdes’ (ambientalistas liberales) del fundador del Club de Roma, Aurelio Peccei, como la versión fascista (de derecha) del dogma de austeridad asociada con el profesor Milton Friedman, desde el punto de vista de la Principios positivos más fundamentales del cristianismo apostólico (EIR, 25 de noviembre de 1982).” (4)

Pero ni la reforma de Pablo VI ni la iniciativa de Juan Pablo II lograron impedir que la Curia continuara con su agenda. Un cardenal dijo a Executive Intelligence Review:

“El clima en la Curia es tan estático que lamentablemente sólo podemos concluir que ya no sería necesario matar al Papa [Juan Pablo II]; pues lo tienen en su puño. Cada vez que el Papa quiere presentar un nuevo nombramiento, la Secretaría de Estado le entrega una lista de candidatos que son todos peores que el que está siendo sustituido.” (5)

El Papa Francisco es un jesuita que ha hecho del activismo climático un sello distintivo de su papado. Y aunque su ausencia en la COP28 se debe a una gripe, también podría estar relacionada con una declaración reciente de la aristócrata anglo-estadounidense Lady Lynn Forester de Rothschild, quien en la Cumbre de Negocios “Bussines 20” (B20) advirtió la derrota del “Gobierno ambiental, social y corporativo (y sus criterios ESG)” ante el evidente respaldo de las naciones del nuevo orden multipolar hacia los combustibles fósiles.

Lady Lynn Forester de Rothschild, directora ejecutiva de E.L. Rothschild y copresidenta del Consejo para el Capitalismo Inclusivo, dijo a Menaka Doshi, de Bloomberg, que es hora de desechar el término “ESG” y centrarse en hacer que las empresas sean sostenibles.

Sin embargo, Lady de Rothschild también sugirió que se reemplazará el término ESG por otro que el público no conozca tanto. En otras palabras, todo indica que al notar la evidente oposición a su agenda, los maltusianos están redefiniendo sus conceptos para adecuarlos a la realidad del nuevo mundo multipolar, aunque seguirán buscando otros métodos para atrapar en su colmena a cuantos puedan.

 

En vísperas de la ‘cumbre del clima’ COP28: No olvidemos quiénes dirigen las políticas maltusianas del Foro Económico Mundial

 

Notas a pie de página:

1. Thierry Meyssan, en Red Voltaire: Calentamiento climático, el enfrentamiento de Occidente contra el mundo. 6 de junio de 2023.

2-5. Augustinus: The Club of Rome attempt to take over the Vatican. en EIR Volume 11, Number 8, February 28, 1984.

Contenidos

Cuatro grandes instituciones financieras estadounidenses, JPMorgan, BlackRock, State Street y Pimco, con billones de dólares en activos, han reducido o retirado su participación en...

Contenidos

Por Andrei Fursov El historiador francés Fernand Braudel dijo una vez: “En la historia, las cartas se reparten muy pocas veces, pero se siguen...

Ciencia y Tecnología

El 8 de febrero, The Wall Street Journal publicó un artículo en el que Benoît Morenne y Andrew Restuccia explican cómo “organizaciones benéficas verdes...

Contenidos

El problema de la inmigración en los Estados Unidos requiere un cambio en la política global más que un enfrentamiento entre los poderes estatales...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram