El título de este artículo podría hacer creer al público general que se trata de un artículo “antisemita”, pero como se expondrá a lo largo del mismo, eso no es posible. Pedimos al lector madurez, criterio analítico, y revisión de cada una de las fuentes bibliográficas y videográficas referidas a lo largo del artículo. ¿A quién se relaciona el pueblo judío de hoy? ¿Qué revela la ciencia genética del ADN humano acerca de quiénes son los verdaderos antepasados de los judíos contemporáneos? La respuesta a estas preguntas y a la historia del imperio judío ashkenazi o jázaro es sorprendente y, sin duda, pone en cuestionamiento todo lo que sabemos de los judíos modernos y el estado de Israel. En este artículo se presenta información innovadora que se basa en la ciencia de los hechos, no en la opinión de alguien, ni en lo que mal-informan los noticieros convencionales, ni lo que dicen los maestros cristianos ni los teóricos de la conspiración. Ahora, más que nunca, es necesario que la humanidad se hermane con los judíos verdaderos y de buena fe. Por ello es imprescindible que todas las culturas que hemos sido manipuladas por los medios de comunicación y cultura del entretenimiento sionista aprendamos a discernir la verdad acerca de quiénes son los actuales líderes de Israel, los judíos ashquenazíes que no son originarios de la tierra actual de Israel. Sólo así podremos liberarnos, judíos y no judíos, de la amenaza sionista y la agenda de deshumanización del Nuevo Orden Mundial, por mucho que esta aparentemente parece estar desvaneciéndose o al menos mutando a un modelo de Nueva Era que aparenta ser más benevolente con los seres humanos.

 

VIDEO: Alfredo Jalife: Jázaros, sionismo y nuevo orden mundial

 

Lista de científicos, investigadores e institutos JUDÍOS que dan testimonio sobre el pueblo Ashkenazi:

La investigación científica en ADN del Dr. Eran Elhaik (un judío) y asociados del Instituto McKusick-Nathans de Medicina Genética de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, han confirmado que “el 97% de los 17 millones de judíos del mundo NO son descendientes de Abraham.”

El Dr. Dan Graur, un genetista judío de fama mundial que sirvió en la facultad de la Universidad de Tel Aviv durante 22 años y ahora se encuentra en la Universidad de Houston, sonríe ante la angustia de los sionistas. La investigación del Dr. Elhaik es, según sus propias palabras, “muy honesta”. Graur recibió el prestigioso Premio Humboldt, otorgado al mejor científico biológico del mundo.

En 2001, la investigación genética de la Dra. Ariella Oppenheim de la Universidad Hebrea de Tel Aviv produjo básicamente los mismos resultados que la investigación del Dr. Elhaik. El estudio de Oppenheim también encontró que los orígenes judíos están en Khazaria, y que son de origen turco. También informó que algunos palestinos tienen el cromosoma en la sangre que indica que son cohanim e israelitas.

En 1867, el gran erudito judío Abraham Harkavy, en “Los judíos y las lenguas de los eslavos”, dijo que el idioma jídish/yídish judío proviene de los jázaros, no de los hebreos.

En 1905, la Enciclopedia Judía (Jewish Encyclopedia Vol. XI p 533), declaró que “probablemente el 95% de las personas que se estima conforman las poblaciones judías, son ashkenazi (Ashkenazim).”

La Enciclopedia Judaica (1972) registra, “Los jázaros (Khazars), son un grupo nacional del tipo turco general, independiente y soberano en Europa del Este entre los siglos VII y X d.C. Durante parte de este tiempo, los líderes jázaros profesaron el judaísmo… A pesar de la información insignificante de naturaleza arqueológica, la presencia de grupos judíos y el impacto de las ideas judías en Europa del Este son considerables durante la Edad Media. Los grupos que han sido mencionados como migrantes a Europa Central desde el este, a menudo han sido llamados jázaros, lo que hace imposible pasar por alto la posibilidad de que se originaron con el antiguo Imperio jázaro.”

La Enciclopedia Judía de 1973 documenta que aproximadamente el 90% de los llamados judíos del mundo son jázaros.

A. N. Poliak, profesor de historia judía medieval en la Universidad de Tel Aviv, afirma que la mayoría de los judíos de Europa oriental son de origen jázaro y jafético, más no semita. Las estadísticas de inmigración indican que aproximadamente el 90% de los llamados “judíos” del mundo que viven en 42 países son judíos jázaros emigrantes de Europa Oriental.

En 1976, un judío prominente llamado Arthur Koestler publicó un libro titulado “La decimotercera tribu: El imperio de Kazar y su herencia.” Ahí escribió que: “La gran mayoría de los judíos después de la Segunda Guerra Mundial en el mundo, eran de origen oriental, y por lo tanto tal vez principalmente de origen jázaro. Si es así, esto significaría que sus antepasados no vinieron del Jordán, sino del Volga; no de Canaán, sino del Cáucaso, que alguna vez se creyó que fue la cuna de la raza aria. Genéticamente, están más estrechamente relacionados con las tribus de los hunos, Uigur y Magyar que con la simiente de Abraham, Isaac y Jacob.”

En 2007, el maestro de historia de la Universidad de Tel Aviv, Schlomo Sand, verificó su herencia turco-mongola en su libro llamado “Invención del pueblo judío”. Él dice que “los judíos no son una raza y no tienen conexión israelita.”

Los judíos rabínicos de la Torá protestan contra el estado sionista de Israel y dicen que es ilegítimo a los ojos de Dios y que NO representa a los judíos ni al judaísmo. ¡Ellos creen que los judíos asquenazíes se han apoderado ilegítimamente del nombre “Israel” y no tienen derecho a hablar en nombre del pueblo judío!

 

Entonces, ¿cómo puede haber millones de personas llamadas judíos en un estado llamado Israel?

Comencemos con el entendimiento de que una persona puede convertirse a la religión del judaísmo y llamarse a sí misma un “judío”, a pesar de que no es un descendiente real de Abraham.

Con esto en mente, resulta sorprendente darse cuenta que las investigaciones en
ciencia genética del ADN humano más recientes del Dr. Eran Elhaik y asociados del Instituto McKusick-Nathans de Medicina Genética, de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, han confirmado que:

 

El 97% de los 17 millones de judíos del mundo NO SON descendientes de Abraham.

Los diversos grupos de judíos en el mundo de hoy NO comparten un origen genético común, y su genoma es en gran parte jázaro.

De hecho, la investigación del ADN humano muestra que los palestinos en realidad tienen más sangre israelita que los ‘judíos’ jázaros.

Hoy se les llama judíos Ashkenazi, pero son judíos por religión, no por sangre. La mayoría tiene ADN turco-mongol.

La enfermedad de Tay-Sachs afecta a los judíos asquenazíes, pero no a los judíos semíticos.

La enfermedad de Tay-Sachs es un trastorno genético causado por la falta de una enzima que resulta en la acumulación de una sustancia grasa en el sistema nervioso; que afecta principalmente a los judíos asquenazíes.

¿Qué prueba esto? ¡Las personas semíticas nunca sufren la enfermedad de Tay-Sachs! Solo los judíos Ashkenazi lo hacen, demostrando que no son semitas.

Los Ashkenazíes descienden de Jafet y Gomer, no de Shem, por lo que no son semitas. Abram (Abraham) descendió de Shem, el Ashkenazi no.

Génesis 10: 3 Los hijos de Gomer fueron Askenaz, Rifat y Togarma.

La herencia jázara de los judíos asquenazíes es un hecho histórico, y por lo tanto pierde su derecho bíblico a Palestina, que a menudo es citado por líderes israelíes y sus partidarios cristianos fundamentales.

 

¿Entonces quiénes son los judíos jázaros?

Desde el año 652-1016 d. C., hubo un reino medieval de Jázaria que incluía parte de la Rusia moderna, Ucrania y una pequeña porción de lo que ahora es Kazajistán.

Eran guerreros que adoraban a muchos dioses falsos, que los inspiraban a la invasión.
Estaban siendo presionados por el Sacro Imperio Romano en Occidente, los cristianos ortodoxos rusos en el norte y del Califato islámico en el este. El príncipe ruso Vladimir obligaría a las personas a hacerse cristianas, o les cortaría la cabeza.

En el siglo VIII, bajo el reinado del rey Bulan, adoptaron el judaísmo como su religión. Y cuando el rey se convirtió, todos se convirtieron a la nueva fe.

Esta no fue una elección espiritual, solo una forma de evitar conflictos con otros países.

Los Rabinos Talmúdicos fueron traídos desde Babilonia para enseñar a la gente jázara las tradiciones judías.

Después de unos cientos de años, las personas se convirtieron completamente a sus creencias. Estaban inmersos en los rituales del judaísmo y se convirtieron en judíos “con estilo propio” con sus propias vestimentas, barbas, cabello largo en el costado, etc.

El Imperio jázaro era un pueblo guerrero, su gente que solía ser contratada por otros países como mercenarios para las batallas, por lo que ya eran muy dominantes.

El Talmud judío de Babilonia les dijo que podían gobernar el mundo y tener toda la riqueza, por lo que desde entonces adoptaron la visión de dominación global del Talmud.

El Príncipe Vladimer de Rusia atacó a Khazaria, lo que provocó que los judíos de Khazar huyeran. Entonces Genghis Khan conquistó la tierra y el resto huyó.

Entonces los judíos jázaros se establecieron en Rusia (fingieron ser cristianos para esconderse allí), Hungría, Polonia, Alemania y otras partes de Europa del Este.

jazaria

 

La historia del pueblo judío Ashkenazi es una historia de dominación

A lo largo de la historia, los judíos jázaros ashkenazíes se infiltrarton en instituciones gubernamentales y financieras para tomar el control mediante acciones no éticas, lo que provocaría que los países aprobaran leyes para echarlos.

Aquí hay una lista parcial de todos los países/ciudades (y años correspondientes) de los cuales los judíos han sido desterrados legalmente durante los últimos mil años:

Francia (1182, 1306, 1322, 1394);  Alta Bavaria (1276, 1442);  Inglaterra (1276);   Sajonia (1349);  Hungría (1360, 1582);  Bélgica (1370);  Eslovaquia (1380); Austria (1420);   Colonia (1424);  Augsburgo (1438);  Holanda (1444);  Brandenburgo (1446, 1510);  Varsovia (1483);  España (1492);  Italia (1492, 1540);  Lituania (1495);  Portugal (1496);  Nápoles (1496, 1533, 1541);  Prusia (1510); Bavaria (1551);  Praga (1541, 1557);  Hamburgo (1649);  Viena (1669);  Eslovaquia (1744);  Bohemia (1774); Moscú (1891).

Luego, debido a la persecución en Alemania y otros países, fueron presionados para emigrar a Palestina, que se convirtió en el estado moderno de Israel.

Sin ánimo de disminuir la tragedia de tantas personas que murieron en el Holocausto a manos de los alemanes, los judíos asquenazíes debieron haber sido reubicados en una patria creada especialmente para ellos en su antigua tierra de Khazaria, más no en Palestina, pues no son los descendientes de Abraham.

Muchos de ellos también huyeron a los Estados Unidos. Hoy en día, hay aproximadamente 7 millones de judíos Ashkenazi en los Estados Unidos, 6 millones en Israel y 4 millones en todo el mundo.

 

La décimotercera tribu

En 1976, un judío prominente llamado Arthur Koestler publicó un libro titulado “La d écimotercera tribu: El imperio de Kazar y su herencia”, que fue una bomba editorial. Aunque estaba escrito para ser una refutación de Hitler y los nazis, tuvo increíbles consecuencias no intencionadas.

Koestler escribió en este libro: “La gran mayoría de los judíos después de la Segunda Guerra Mundial en el mundo, eran de origen oriental, y tal vez principalmente de origen jázaro. Si es así, esto significaría que sus antepasados no vinieron del Jordán, sino del Volga; no de Canaán, sino del Cáucaso, que alguna vez se creyó fue la cuna de la raza aria.”

Genéticamente, los judios están más estrechamente relacionados con las tribus de los hunos, Uigur y Magyar que con la simiente de Abraham, Isaac y Jacob. Si este fuera el caso, entonces el término antisemita estaría VACÍO DE SIGNIFICADO, basado en una EQUIVOCACIÓN compartida tanto por asesinos como por víctimas. La historia del Imperio jázaro, que emerge lentamente del pasado, comienza a parecerse a la MENTIRA más cruel que la historia haya perpetrado jamás.”

En 1999, Kevin Brooks escribió el libro, “Los judíos de Khazaria”, que proporciona información histórica sobre la cultura jázara y su conversión al judaísmo.

En 2007, el maestro de historia de la Universidad de Tel Aviv, Schlomo Sand, verificó su herencia turco-mongola en su libro llamado “Invención del pueblo judío”. Ahí afirma que “los judíos no son una raza y no tienen conexión israelita.”

 

 

La investigación del ADN confirma que el 97% de los ‘judíos’ NO son descendientes de Abraham

En 2001, la Dra. Ariella Oppenheim, bióloga de la Universidad Hebrea, publicó el primer estudio extenso sobre el ADN y el origen de los judíos. Su investigación descubrió que prácticamente todos los judíos procedían de la sangre jázara.

Ella también confirmó que los palestinos, las mismas personas a quienes los judíos han estado persiguiendo desde 1948, tenían más sangre israelita que los judíos.

El Dr. Eran Elhaik y asociados del Instituto de Medicina Genética McKusick-Nathans, de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, demostraron a través de la ciencia del ADN que los judíos actuales no están relacionados con Abraham, pero descendieron de los jázaros.

Su estudio, titulado, “El eslabón perdido de la ascendencia europea judía: contrastando las hipótesis de Rhineland y Khazarian” (publicado por el Oxford Journal en nombre de la Society for Molecular Biology and Evolution), confirma la investigación de Oppenheim y los numerosos libros académicos.

Entonces ¿qué es exactamente la “hipótesis del jázaro”? En pocas palabras, la hipótesis que sostiene que el genoma de los judíos es un mosaico de ascendencias que surgen principalmente de los jázaros.

 

Jesús dijo que Jerusalén sería pisoteada por los gentiles hasta que se cumpla el ‘tiempo de los gentiles’

Si fuera verdad que los verdaderos judíos son los que controlan Jerusalén, Jesús se habría equivocado dado que el “tiempo de los gentiles” aún no se ha cumplido.

Pero sabemos que estos judíos asquenazíes, incluido todo primer ministro israelí, son “gentiles” (goyim) que han tomado ilegítimamente el control de la tierra de Israel.

 

VIDEO: Judíos talmudistas dicen que los no-judíos ‘son bestias destinadas a servirnos como esclavos

 

Saber identificar quiénes son los judíos y quiénes no son los judíos de la Biblia, debe ser de conocimiento común

¿Por qué estas noticias innovadoras no han sido reveladas al mundo?

Porque los judíos Ashkenazi, controlados por los jesuitas, pueden suprimir los libros de investigación y hallazgos de ADN, pues poseen y controlan:

▪ La Prensa Asociada y Reuters, que ofrece las noticias a los medios de comunicación del mundo.
Fox News, ABC, NBC, CBS, MSN y todos los demás canales de noticias importantes.
▪ La mayoría de las estaciones de radio, los principales periódicos y las principales revistas.

Del mismo modo que invadieron países a lo largo de la historia, los judíos se han infiltrado en el gobierno, las instituciones financieras y las empresas de los EE.UU. para tomar el control. Este tema está ampliamente documentado.

Figuras de “oposición controlada” como Sean Hannity, Bill O’Reilly, Glenn Beck, Rush Limbaugh, etc., son controlados por ellos. Los jesuitas les permiten darle a lagebte algo de la verdad (para hacerles pensar que los están defendiendo), pero nunca dan la verdad completa.

 

Los judíos rabínicos de la Torá creen que el estado sionista de Israel es ilegítimo a los ojos de Dios y que NO representa a los judíos ni al judaísmo

Los judíos de la Torá estudian la Torá de Dios solamente, no la Cábala egipcia satánica o el Talmud babilónico que los líderes judíos asquenazíes estudian y veneran.

¡Ellos creen que el mundo debe saber que los judíos asquenazíes se han apoderado ilegítimamente del nombre “Israel” y no tienen derecho a hablar en nombre del pueblo judío!

Creen que la soberanía contemporánea sobre Tierra Santa pertenece a aquellos que han vivido allí durante siglos, los palestinos. Desean vivir en paz y armonía con sus Hermanos Musulmanes, como lo hicieron sus antepasados.

Se puede leer más sobre ellos en estos sitios web:

True Torah Jews.
Judíos Unidos contra el Sionismo.

 

 

¿Cuáles son las implicaciones de estos hallazgos de ADN sobre el control de Israel?

Como no son de ascendencia de Abraham, los judíos no tienen derecho a la tierra de Israel ni a perseguir a los palestinos, a quienes expulsaron de su tierra.

En otro artículo, mostraremos cómo el estado de Israel fue creado por los jesuitas a través de la familia Rothchild, y cuáles son sus planes para el fin de los tiempos.

Por ahora, es importante darse cuenta que las tres religiones principales (cristianismo, judaísmo e islam) miran a Jerusalén como su lugar sagrado, de modo que cuando los jesuitas lleven a la humanidad hacia un Nuevo Orden Mundial, usarán a Jerusalén como sede mundial, aunque es cada vez es menos probable que la agenda sionista se lleve a fin al 100%.

Para hacer eso, primero tuvieron que tomar el control del territorio.

Esto también les ayuda a engañar a los cristianos acerca de la profecía de los últimos tiempos, ya que han condicionado a la gente a mirar hacia el estado de Israel.

 

 

 

Fuentes:

1. End Times Deceptions – Who are Jews?

2. Arthur Koestler – La décimotercera tribu.

3. The Scientist – Genetic Roots of the Ashkenazi Jews.

4. Texe Marrs – DNA Science and the Jewish Bloodline.

5. Shlomo Sand – The Invention of the Jewish People.

6. Alfredo Jalife – Jázaros, Sionismo y Nuevo Orden Mundial.

7. Rabino Yosef Tzvi ben Porat – ¿Por qué Hitler odiaba a los Judíos?

8. Revelación Humana – Los judíos.

9. David Icke – The Cruellest Hoax, Israel’s Fake History (Feb 06, 2018).

10. Mente Alternativa – Historia prohibida del sionismo judío: un rabino dice que ‘Hitler tenía razón’.