Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

El Foro Económico Oriental acelera una gran estrategia de cooperación beneficiosa para todos

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes nos afecta mucho. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Por Matthew Ehret

(10 de septiembre de 2021). Las líneas de batalla para el futuro de la humanidad quedaron explícitamente claras durante el Foro Económico Oriental celebrado esta semana en Vladivostok bajo el lema “Oportunidades para el Extremo Oriente en un mundo en transformación”.

El Presidente Putin marcó el tono del evento al señalar:

“El vector estratégico para el desarrollo del Extremo Oriente es hacia una nueva economía, aquellas áreas de desarrollo económico, científico y tecnológico que dan forma al futuro, marcan tendencias a largo plazo en industrias, países y regiones enteras del mundo. Aquí se abre un amplio abanico de oportunidades para la cooperación internacional, así como la posibilidad de examinar realmente el desarrollo de los sectores y ramas tradicionales de la economía.

A lo largo de los tres días que duró el evento, se firmaron 380 acuerdos por un total de 3,5 billones de rublos vectorizados en torno a una estrategia de crecimiento a largo plazo para el subdesarrollado noreste de Rusia, que. Estos acuerdos reúnen a decenas de naciones e intereses privados en un nuevo marco estratégico a largo plazo que no sólo está abriendo una de las últimas fronteras no desarrolladas de la Tierra, sino que también vincula el destino de Moscú cada vez más firmemente al Pacífico asiático. No es de extrañar, ya que el modelo de crecimiento de China ha marcado la pauta de un orden político-económico alternativo y la relación de Rusia con ese nuevo orden es una de las máximas prioridades para cualquier persona en Rusia comprometida con la supervivencia.

A diferencia de los Estados occidentales encerrados en un barco unipolar que se hunde y que han olvidado cómo pensar a largo plazo, o incluso cómo hacer negocios desde una perspectiva honesta de cooperación en la que todos ganen, Rusia anunció la creación acelerada de cinco modernas ciudades árticas que albergarán entre 300 mil y 1,5 millones de ciudadanos en los próximos años. Además, el Primer Ministro Mikhail Mishustin firmó un decreto para la firma de acuerdos de financiación a 10 años por valor de 500.000 millones de rublos “para construir nuevas carreteras, infraestructuras comunales e instalaciones energéticas e industriales”.

La Estrategia Energética 2035 de Rusia (presentada por primera vez en 2015) avanzó a pasos agigantados con acuerdos para aumentar el sistema de distribución de gas del 68,6% al 82,9% en 14 años, y para ampliar enormemente el desarrollo de la energía del hidrógeno hasta 200.000 toneladas en 2024, antes de llegar a 2.000.000 de toneladas en 2035. Durante la cumbre se estableció un plan para la creación de tres clusters de producción de hidrógeno: 1) un conjunto de clusters en el noroeste para atender las crecientes necesidades de Europa, 2) un conjunto de clusters en el este para exportar hidrógeno a Asia y, por último, 3) un conjunto de clusters en el Ártico que será un motor clave para la apertura y modernización del norte de Rusia.

Aunque hay varias vías para crear combustible de hidrógeno, la opción más efectiva que Rusia ha seleccionado en su modelo actual utiliza la tecnología de captura de carbono por electrólisis a partir del gas natural. Sin embargo, Rosatom ha anunciado un enfoque aún más sólido para el desarrollo del hidrógeno en forma de reactores nucleares que no sólo proporcionan energía fiable y de alta calidad para alimentar las necesidades industriales y residenciales de una nación, sino que también generan cantidades masivas de hidrógeno como subproducto libre de carbono.

En la inauguración en junio de 2020 de un prototipo de reactor diseñado para producir hidrógeno en la central nuclear de Kola, un representante de Rosatom dijo

“El objetivo del Centro de Competencia será la validación de la tecnología de producción, almacenamiento y transporte de hidrógeno electrolítico. Nos encontramos en el inicio de un largo viaje”.

La necesidad estratégica del hidrógeno y también de la energía nuclear ha golpeado por fin a muchas naciones que han despertado a la realidad de que las tonterías de los molinos de viento y los paneles solares que los tecnócratas que gestionan un Nuevo Acuerdo Verde Global han estado impulsando pueden parecer bonitas en los modelos informáticos, pero son completamente disfuncionales cuando se miden con respecto a las necesidades productivas reales de la humanidad.

En su intervención en la cumbre, el Presidente Putin señaló que el Ártico alberga una serie de recursos minerales y energéticos que no sólo servirán para las próximas décadas, sino para los siglos venideros, con depósitos de petróleo en el Ártico que ascienden a 15.000 millones de toneladas y 100 billones de metros cúbicos de gas. Se seguirán construyendo y modernizando nuevos puertos, mientras que la línea ferroviaria transiberiana rusa (y la línea ferroviaria asociada de 4.300 km Baikal-Amur Mainland) se modernizará ampliamente para dar cabida a un aumento del tráfico de los actuales 120 millones de toneladas anuales a 180 millones de toneladas en 2024.

Al describir la Ruta Marítima Septentrional, que reducirá en más de 10 días el transporte de mercancías por barco entre China y Europa (descongestionando al mismo tiempo el Estrecho de Malaca y el Canal de Suez), Putin declaró:

“Me gustaría señalar que en los últimos 10 años, el volumen de transporte de mercancías por esta ruta ha aumentado en un orden de magnitud. Creo que tengo las cifras correctas; en 1986 se enviaron algo más de 7 millones de toneladas, el año pasado fueron 33 millones de toneladas, y para 2024, esta cifra debería ser de 80 millones de toneladas. Estoy seguro de que estas no son las cifras definitivas”.

Para fomentar la inversión a largo plazo y la construcción de la civilización (en lugar de las prácticas de despojo de recursos dominantes bajo la globalización), Putin anunció una amplia gama de incentivos fiscales y primas de seguro reducidas para las empresas dispuestas a construir infraestructuras vitales y centros industriales para programas de automoción, agricultura y minería en las zonas árticas. Previniendo a los financieros taimados que se relamían ante las nuevas oportunidades de los paraísos fiscales, el líder ruso también hizo hincapié en que sólo las empresas dedicadas a trabajos directamente productivos se beneficiarían de estas ventajas.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Con la intención de invertir las devastadoras tendencias de crecimiento negativo de la población que Rusia sufrió durante los oscuros años de la Perestroika y que nunca se han recuperado adecuadamente, Rusia ha dado a conocer una forma moderna de programa de viviendas que ofrece tierras, préstamos fáciles y otros incentivos financieros para las familias que deseen emigrar a estas regiones de alta prioridad. En este programa se incluyen amplias oportunidades de escuelas de comercio con empleos bien remunerados para los jóvenes y también para los emigrantes.

Proporcionando un brillante remedio estratégico a la acumulación de cercos militares de dominio total en el Pacífico, Rusia ha puesto un gran énfasis en el desarrollo económico de las islas Kuriles como foco principal de la agenda de crecimiento oriental. En su discurso, Putin se aseguró de hacer hincapié en los beneficios que obtendría Japón si se asociara a estas iniciativas, que se alejan de la doctrina de seguridad del cuadrilátero asiático que ciertos personajes al estilo de Strangelove preferirían que definiera la planificación militar asiática.

Tanto en las mejoras ferroviarias, como en los nuevos corredores energéticos, los flujos migratorios, las nuevas ciudades y el transporte marítimo en el Ártico, la relación de Rusia con la Iniciativa del Cinturón y la Ruta de China es enorme.

Sin que esta relación haya alcanzado un nivel maduro de armonización como una poderosa asociación intercivilizacional, es difícil imaginar qué zona de desastre desesperada sería en este momento gran parte de las economías de Europa Central, Asia y Oriente Medio.

Con el Corredor Internacional de Transporte Norte-Sur iniciado en 2002 que se extiende desde Rusia hasta la India con rutas marítimas y terrestres que tocan a docenas de países y que ahora cobra nueva vida como un diseño en el que todos ganan en total sinergia con el corredor Este-Oeste de la Nueva Ruta de la Seda, no se puede exagerar la importancia de la integración de la Unión Económica Euroasiática con el marco de la BRI.

Por ejemplo, no sólo el reciente acuerdo de 400.000 millones de dólares entre China e Irán transformó la Gran Asociación Euroasiática en torno a una nueva química de acuerdos de energía, transporte y seguridad, sino que Rusia e Irán han avanzado juntos en la armonización de sus redes eléctricas en torno a dos rutas: 1) a través de Azerbaiyán y 2) a través de Armenia y Georgia. Además, este verano, Rusia e Irán firmaron un acuerdo de 20 años que abarca la cooperación política, económica, de seguridad, militar y de defensa.

Con estos nuevos programas a favor del desarrollo, se está configurando rápidamente un nuevo entorno al margen del cada vez más difunto “orden basado en normas”. Este sistema alternativo está llevando la esperanza a Afganistán, Siria y cualquier otra nación atrapada en el fuego del imperio. Como reflejo de esta nueva esperanza, el portavoz talibán Zabiullah Mujahid ha declarado

“La ayuda china será la base del desarrollo afgano. Un Cinturón, una Ruta revivirá la antigua Ruta de la Seda. China será nuestra puerta de entrada a los mercados internacionales”.

Con la Cumbre de los BRICS a la vuelta de la esquina y el Banco de Desarrollo de los BRICS a punto de cobrar nueva vida como fuerza motriz del desarrollo a largo plazo junto con el Banco Asiático de Desarrollo de Infraestructuras, sólo cabe esperar que las fuerzas más sabias entre las naciones de Occidente (y las del Sur global que tratan de operar tontamente dentro de dos mundos opuestos) reconozcan cuál es el futuro en el que merece la pena vivir.

 

Matthew Ehret: El verdadero EEUU es compatible con la Iniciativa del Camino y Ruta de la Seda china

 

Fuente:

Matthew Ehret: The Eastern Economic Forum Accelerates a Grand Strategy of Win-Win Cooperation.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Te puede interesar

Contenidos

Por Eric Zuesse China ha anunciado ahora públicamente que, a menos que el Gobierno de Estados Unidos retire sin demora de la provincia china...

Contenidos

La cumbre del 20º aniversario de la Organización de Cooperación de Shanghai anunció el inicio de un nuevo orden geopolítico y geoeconómico. Glenn Diesen,...

Ciencia y Tecnología

Por Harley Schlanger Mientras que el Gran Reseteo/Nuevo Trato Verde anglo-veneciano está preparado para un colapso sin gloria, hay un “reseteo” diferente en marcha,...

Ciencia y Tecnología

¿Cómo fue que Estados Unidos, la tierra de la libertad, renunció voluntariamente a sus instituciones democráticas en favor de un nuevo sistema de gobierno...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon