Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Argentina y América Latina, en su hora crítica

El viraje de Argentina hacia el comercio con China es crucial debido a su dependencia del comercio con Estados Unidos y Europa como país del Atlántico. El presidente Alberto Fernández comparte políticas similares con el presidente brasileño Ignacio Lula da Silva, quienes respaldan la incorporación de Argentina a los BRICS Plus como una posible solución a corto plazo. Sin embargo, esta transición enfrenta dificultades significativas debido a la oposición geopolítica del bloque del Atlántico, encabezado por Londres y Washington, en su confrontación con China y Rusia, dos países clave del bloque BRICS. De ahí que, como afirma Manuel Hidalgo en este artículo, el tratamiento a Argentina es el tratamiento que puede esperar América Latina.

 

 

Por Manuel Hidalgo

Argentina tiene hoy severos problemas de inflación, devaluación, recesión y deficit presupuestal. Efectivamente, junto a un sistema de protección social y productiva por parte del Estado que representa gastos fijos muy grandes, ha tocado a Argentina una sequía cuyas consecuencias en las exportaciones –y por tanto en el influjo de dólares– y en el abastecimiento interno — por tanto en los niveles de precios- – han sido inmediatas.

Estas son muy malas noticias para los países vecinos, varios de los cuales se encuentran también en situaciones críticas, como es el caso más saltante el de Venezuela, Bolivia, y en cierto nivel Ecuador, Perú y Chile. Solamente las visiones ideologizadas –ultraliberales, en este caso— pueden encontrar una “oportunidad “ en esta situación crítica para un país vecino, con quien nos ha unido en la mayor parte del tiempo lazos históricos, a pesar de las veleidades ideológicas de algunos líderes de turno.

Se presenta a Argentina la supuesta “alternativa” al escasez de dólares (y deficit presupuestal ) con un préstamo contingente del FMI, condicionado a sus consabidas “terapias de choque”, que ya experimentó Argentina al final del Gobierno de crisis del ultraliberal Mauricio Macri, y también a posterioridad de la gran crisis de 2001 – 02; bajo la presidencia ultraliberal de Carlos Ménem. En general, las políticas de choque son severamente contractivas, y llevan a acrecentar la recesión, siendo “exitosas”, por así decirlo, solo con la presencia de otros factores diferentes excepcionales, como por ejemplo un crecimiento excepcional de las exportaciones, o un aumento externo del precio de las mismas. Pero los argentinos no creen más en una “terapia” de choque que ha matado a mas “pacientes” de los que ha “curado”.

Argentina, por el contrario, está buscando una alternativa real, con la integración comercial con el bloque de los BRICS (Brasil-Rusia- India- China y Sudáfrica), al cual ha solicitado unirse; y con el nuevo Banco de desarrollo de los BRICS, al cual están solicitando el préstamo en divisas que les es tan necesario. Argentina se unió ya a la mega iniciativa china de Una Franja Una Ruta. Aún cuando la situación no es fácil, son varias situaciones que se están barajando. Una de ellas ha sido la de apostar por el comercio en yuanes con China,(reemplazando el dólar) con el fin de reducir la dependencia de la tenencia de dólares norteamericanos. Argentina, como un país del Atlántico, tiene mucha más dependencia del comercio con Estados Unidos y Europa, por lo cual, el viraje al comercio con China resulta crítico. Respecto a utilizar los yuanes como medio de pago, las políticas del presidente Alberto Fernández coinciden con las del presidente de Brasil Ignacio Lula da Silva, quien también está apoyando el ingreso de Argentina a los BRICS Plus, que también apuntaría una solución a corto plazo.

Esta salida es fácil de decir, pero difícil de hacer, pues presenta muchas dificultades, en especial por la oposición del bloque del Atlántico — Londres y Washington– que están poniendo por delante el aspecto geopolítico, en su enfrentamiento a dos de los países centrales del bloque BRICS, China y Rusia. Lamentablemente, la política de Washington está más cerca del remedo del imperio britanico, del “gran garrote” de Theodore Roosevelt, que a la cooperación del hemisferio occidental de las repúblicas que concebía el asesinado presidente William McKinley.

El tratamiento a Argentina es el tratamiento que puede esperar América Latina.

Pero, adonde vaya la economía argentina será un indicio de adonde irá la economía del resto de Sudamérica. Estas son semanas cruciales, en el contexto además de un peligro global, nuclear y financiero, Es el momento de la solidaridad práctica de América latina.

 

Von der Leyen viaja a América Latina para promover el fanatismo verde y contrarrestar la influencia de China en la región

 

Fuente:

Manuel Hidalgo, en Cómo financiar el desarrollo: Argentina y América Latina, en su hora crítica. 12 de junio de 2023.

Contenidos

En su intervención ante la Corte Internacional de Justicia el 22 de febrero, el representante chino Ma Xinmin, asesor jurídico del Ministerio de Asuntos...

Contenidos

Los días 21 y 22 de febrero, el Consejo Atlántico, brazo político del complejo militar-industrial, copatrocinó una conferencia titulada “China en el Sur Global:...

Contenidos

En un artículo titulado “La oportunidad perdida de Estados Unidos en América Latina” (1), Foreign Affairs, la publicación del Consejo de Relaciones Exteriores, el...

Contenidos

La razón por la que la mayoría de los “expertos” occidentales siempre se equivocan sobre China, afirma el bloguero británico Jerry Grey, es porque...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram