Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Un mar pintado de negro-OTAN

Por Pepe Escobar

Bienvenido al último espectáculo de la OTAN: la Brisa del Mar, o Sea Breeze, comienza hoy y se prolonga hasta el 23 de julio. Los coanfitriones son la Sexta Flota de Estados Unidos y la Armada de Ucrania. El principal protagonista es el Grupo Marítimo Permanente 2 de la OTAN.

El espectáculo, en lenguaje novilés otánico, es sólo una pequeña muestra de “fortalecimiento de la disuasión y la defensa”. La narración de la OTAN nos dice que el ejercicio ha ido “creciendo en popularidad” y ahora cuenta con más de 30 países “de seis continentes”, movilizando 5.000 tropas, 32 barcos, 40 aviones y “18 equipos de operaciones especiales y de buceo”. Todos ellos comprometidos con la implantación y mejora de ese concepto mágico de la OTAN: la “interoperabilidad”.

Bien, despejando la niebla y llegando al meollo de la cuestión: la OTAN ha estado proyectando la impresión de que se apodera de zonas específicas del Mar Negro en nombre de la “paz”. Los artículos de fe supremos de la OTAN, reiterados en la última cumbre, son “la anexión ilegal de Crimea por parte de Rusia” y el “apoyo a la soberanía de Ucrania.” Así que, para la OTAN, Rusia es un enemigo de la “paz”. Todo lo demás son brumas de la guerra híbrida.

La OTAN no sólo “no reconoce ni reconocerá nunca la anexión ilegal e ilegítima de Crimea”, sino que denuncia su “ocupación temporal” Este guión, redactado en Washington, es recitado por Kiev y prácticamente toda la Unión Europea.

La OTAN se describe a sí misma como comprometida con la “unidad transatlántica”. La geografía nos dice que el Mar Negro no se ha anexionado al Atlántico. Pero eso no es impedimento para la buena voluntad de la OTAN, que, como demuestran los registros, ha convertido a Libia, en el norte de África, en un páramo gobernado por las milicias. En cuanto a la intersección de Asia Central y del Sur, el culo colectivo de la OTAN fue pateado sin contemplaciones por un puñado de pashtunes harapientos armados con Kalashnikovs falsos.

 

 

Presentación de los 9 de Bocarest

La Casa Blanca define a sus aliados del flanco oriental de la OTAN como los 9 de Bucarest.

Los 9 de Bucarest incluyen a miembros de los Cuatro de Visegrado (República Checa, Hungría, Polonia y Eslovaquia); el Trío Báltico (Estonia, Letonia y Lituania); y dos vecinos del Mar Negro (Bulgaria y Rumanía). Ucrania no está en el grupo —al menos no todavía.

Cuando la Casa Blanca habla de “fortalecer las relaciones transatlánticas”, el verdadero significado es, sobre todo, “una cooperación más estrecha con nuestros 9 aliados de Europa Central, el Báltico y la región del Mar Negro en todo el espectro de desafíos”. Traducción: “todo el espectro de desafíos” significa Rusia.

Bienvenido, pues, al giro de Intermarium, o “entre mares”, principalmente el Báltico y el Negro, con el Adriático como atracción secundaria.

Después de la Primera Guerra Mundial, la iniciativa de algo que quizás se convertiría en una alianza geopolítica incluía a los tres países bálticos, Yugoslavia, Checoslovaquia, Hungría, Rumanía, Bielorrusia y Ucrania. Todo el complot se gestó en Polonia.

Ahora, bajo el Hegemón y su brazo armado de la OTAN, se está creando una nueva versión del Intermario Báltico-Mar Negro para ser el Nuevo Telón de Acero de la Guerra Fría 2.0 contra Rusia. Por eso, la incorporación definitiva de Ucrania a la OTAN es tan importante para Washington, al igual que la solidificación definitiva del Intermarium.

 

 

Monty Python como 007

El prólogo de Sea Breeze tuvo lugar la semana pasada, con una farsa de Britannia Rules The Waves, escenificada como un sketch de los Monty Python, pero con matices potencialmente explosivos.

Imagina que esperas en una parada de autobús en algún lugar de Kent y encuentras en una papelera una masa empapada -casi 50 páginas- de documentos secretos que detallan las elaboraciones del Ministerio de Justicia sobre el empleo explícitamente provocativo del destructor Defender frente a la costa de Sebastopol en Crimea.

Incluso el periodista de la BBC asignado para cubrir el asunto del destructor refutó la versión de Londres, que afirmaba que se trataba de un simple “desvío inocente”. Además, el armamento del Defender estaba cargado cuando el buque avanzó dos millas náuticas hacia aguas rusas. Moscú publicó un vídeo que documenta todo el episodio.

Y aún hay más. La masa empapada encontrada en Kent reveló no sólo las discusiones sobre la posible reacción rusa al “paseo inocente”, sino también las especulaciones sobre la posibilidad de que los británicos, “alentados” por los estadounidenses, dejen atrás algunos comandos tras la retirada de las tropas de Afganistán el próximo 11 de septiembre.

El hecho constituye una prueba más de que el combo anglo-estadounidense-OTAN no “abandonará” Afganistán.
Un impreciso “ciudadano de a pie” se puso en contacto con la BBC cuando encontró el material geopolíticamente radiactivo.

Nadie sabe si la filtración fue un montaje o un error tonto. Si este “ciudadano de a pie” fuera un verdadero denunciante, habría entregado el material a Wikileaks, no a la BBC.
Este “paso inocente” se produjo apenas horas después de que Londres y Kiev firmaran un acuerdo para “aumentar las capacidades navales ucranianas”.

En el frente ruso, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Maria Zakharova, resumió todo el asunto: “Londres ha mostrado otro acto de provocación, seguido de una sarta de mentiras para encubrirlo. Los agentes del 007 ya no son los mismos”.

Mientras tanto, en el frente mediterráneo, que la OTAN considera su Mare Nostrum, la semana pasada se enviaron a Siria dos cazas rusos Mig-31k, capaces de transportar misiles hipersónicos Khinzal. El área de distribución del Khinzal abarca todo el Mediterráneo, de este a oeste.

En el Sur Global, la OTAN que promueve la “paz global” en el puerto de Odessa en el Mar Negro evocará fatalmente matices libios mezclados con matices afganos. Austin Powers, el autodenominado Agente Doble ¡Oh! Compórtate! encajaría perfectamente en la trama de los “documentos secretos” del cubo de basura de Kent. “¡Compórtate!” se aplica perfectamente a Sea Breeze. Si no, puede surgir la oportunidad de saludar al Sr. Kinzhal.

 

A un disparo de la guerra: Reino Unido provoca a Rusia en el Mar Negro y divulga una versión falsificada de los hechos

 

Fuente:

Pepe Escobar, en Brasil 247: Um mar pintado de negro-OTAN.

Contenidos

El historiador revisionista Michael Hoffman analiza la ley de negación del genocidio aplicada sólo a un pueblo, el engaño de la «Ley Noájida» y...

Contenidos

Por Mente Alternativa El 16 de mayo, Putin se reunió con líderes de la industria de defensa y comandantes militares, según informó Carl Osgood...

Contenidos

Por Mente Alternativa En un informe publicado a finales de febrero por el centro de pensamiento estadounidense RAND Corporation, titulado “Teorías militares estadounidenses sobre...

Contenidos

Por Chris Lewis y Jason Ross Como parte del 14º paquete de sanciones contra Rusia, la Unión Europea va a prohibir otros cuatro medios...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram