Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Trump ‘abandonó la lucha’ al verse presionado por el aparato de inteligencia, afirma exfuncionario de su administración

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



El aparato de Inteligencia de los Cinco Ojos, controlado desde Londres, es decir, lo que se conoce como el EstadoProfundo en EE.UU., que en realidad es un tentáculo del Nuevo Imperio Anglo-veneciano, “obligó al todavía presidente Trump a abandonar la lucha”, según explica Kash Patel, quien se desempeñó como jefe de personal del Secretario de Defensa de los Estados Unidos en funciones bajo la administración Trump.

 

Por Aaron Maté

Después de cuatro años de despotricar contra los actores del “Estado Profundo” que, según él, trataron de socavar su presidencia, Donald Trump cedió ante los líderes de la inteligencia de Estados Unidos en sus últimos días en el cargo, permitiéndoles bloquear la publicación de material crítico en la investigación de Rusia, según un ex investigador de alto nivel del Congreso que luego se unió a la administración Trump.

Kash Patel, cuyo trabajo en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes ayudó a desvelar las malas prácticas de los servicios de inteligencia de Estados Unidos durante la investigación del FBI sobre el Huracán Crossfire, dijo que no sabe por qué Trump no forzó la publicación de los documentos que expondrían más irregularidades. Pero dijo que los altos funcionarios de inteligencia “impidieron continuamente” su liberación —por lo general por la lentitud de sus revisiones del material. Patel dijo que la directora de la CIA de Trump, Gina Haspel, fue fundamental para bloquear uno de los documentos más críticos.

Patel, que ha visto la inteligencia subyacente de la sonda de Rusia y coescribió informes críticos que aún no han sido desclasificados, dijo que las nuevas revelaciones expondrían una mala conducta adicional y agujeros probatorios en el trabajo de la CIA y el FBI.

“Creo que hubo personas dentro de la CI [Comunidad de Inteligencia], jefes de ciertas agencias de inteligencia, que no querían que sus actividades llamaran la atención, a pesar de que ocurrieron en una administración anterior, pues eso no seria bien visto en la propia agencia”, dijo Patel a RealClearInvestigations en su primera entrevista en profundidad desde que dejó el gobierno al final del mandato de Trump el mes pasado, habiendo servido en varios roles de inteligencia y defensa (entrevista completa aquí).

 

 

Trump no respondió a las solicitudes de comentarios enviadas a los intermediarios.

Aunque un informe del inspector general del Departamento de Justicia en diciembre de 2019 expuso importantes fallos y malas prácticas de inteligencia, Patel dijo que aún se mantiene en secreto más información condenatoria. Y a pesar de una investigación en curso por parte del abogado especial John Durham sobre la conducta de los funcionarios que llevaron a cabo la investigación Trump-Rusia, no está claro si los documentos clave alguna vez verán la luz.

Patel no sugirió que se esté ocultando al público una pistola humeante que cambie el juego. Se han expuesto fallos fundamentales de inteligencia, especialmente en lo que respecta a la confianza del FBI en el expediente, ahora desacreditado, de Christopher Steele para obtener las órdenes de la FISA utilizadas para vigilar al asesor de la campaña de Trump, Carter Page. Pero dijo que el material retenido revelaría más mala conducta, así como problemas importantes con la evaluación de la CIA de que Rusia, bajo las órdenes de Vladimir Putin, ordenó una interferencia amplia y sistemática en la campaña de 2016 para elegir a Trump. Patel fue cauteloso a la hora de entrar en detalles sobre cualquier información sensible que aún no haya sido desclasificada.

El trabajo de Patel en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, bajo el liderazgo de su ex presidente republicano, Devin Nunes, es ampliamente acreditado por exponer la confianza del FBI en Steele y las declaraciones falsas al tribunal de la FISA. Sin embargo, los demócratas del Congreso y los principales medios de comunicación lo retrataron como un saboteador entre bastidores que buscaba “desacreditar” la investigación sobre Rusia.

El vitriolo de los medios de comunicación desconcertó a Patel, que anteriormente había servido como funcionario de seguridad nacional en el Departamento de Justicia y el Pentágono de la era de Obama, un mandato que supera su tiempo de trabajo bajo Trump. Patel dice que garantizar la divulgación pública de información crítica en una investigación de seguridad nacional tan trascendental le motivó a aceptar el trabajo en un principio.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Sobre “el acuerdo al que llegué con Devin, yo le dije: ‘Está bien, realmente no quiero ir al Capitolio, pero haré el trabajo sobre una base: responsabilidad y divulgación’, dijo Patel. ‘Todo lo que encontremos, no me importa si es bueno o malo o lo que sea, desde su perspectiva política, lo publicaremos’. Para que el público estadounidense pueda leerlo por sí mismo, con algunas protecciones aquí y allá para algunas medidas de seguridad nacional, pero son redacciones mínimas”.

Esa tarea resultó difícil. Los esfuerzos de divulgación del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, dijo Patel, “fueron continuamente obstaculizados por los propios miembros de la comunidad de inteligencia, con los mismos epítetos singulares de que si se hacía se perjudicaría a las fuentes y los métodos. … Y lo subrayo, porque no perdimos ni una sola fuente. No perdimos ni una sola relación, y nadie murió por las revelaciones públicas que hicimos porque lo hicimos de forma sistemática y profesional.”

“Pero cada vez que les obligamos a presentar [documentos]”, añadió Patel, “sólo se demostró su encubrimiento y su vergüenza”. Estas revelaciones clave que se ayudó a exponer incluyen la admisión del funcionario de Justicia Bruce Ohr de que actuó como enlace con Steele incluso después de que el FBI lo despidiera oficialmente; las falsas declaraciones del ex subdirector del FBI Andrew McCabe sobre las filtraciones relacionadas con la investigación de los correos electrónicos de Hillary Clinton; y la confianza del FBI en el dossier Steele para espiar a Page. “En realidad hay una ley que impide que el FBI y el Departamento de Justicia no revelen material a un tribunal solo para ocultar una vergüenza o un error, y surgió durante nuestra investigación. Nos ayudó a obligar a la divulgación”.

Para Patel, un documento clave que permanece oculto al público es el informe completo que él ayudó a preparar y que Trump decidió no desclasificar tras la presión de la comunidad de inteligencia: El informe del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes sobre la Intelligence Community Assessment (ICA) de enero de 2017.

El ICA es un documento fundacional del Rusiagate. Publicado apenas dos semanas antes de la toma de posesión de Trump, afirmaba que Rusia llevó a cabo una campaña de injerencia para ayudar a derrotar a Hillary Clinton. A pesar de que los medios de comunicación afirman que la ICA reflejó la opinión consensuada de las 17 agencias de inteligencia de Estados Unidos, fue un trabajo apresurado completado en pocas semanas por un pequeño grupo de analistas de la CIA dirigido por el entonces director de la CIA, John Brennan, que se limitó a consultar con sus homólogos del FBI y la NSA. La NSA incluso disintió de un juicio clave de que Rusia y Putin tenían como objetivo específico ayudar a instalar a Trump, expresando sólo una “confianza moderada.”

El informe de la Cámara de marzo de 2018 encontró que la producción de la ICA “se desvió de la práctica establecida de la CIA.” Y el juicio central de que Putin buscó ayudar a Trump, el informe de la Cámara encontró, fue el resultado de “fallas significativas en el comercio de inteligencia que socavan la confianza en los juicios de la ICA.”

Junto con ese informe de marzo de 2018, Patel y sus colegas del comité de inteligencia produjeron un documento aún clasificado que dio cuerpo a las “fallas de tradecraft” de la ICA en mayor detalle.

“Fuimos y lo examinamos [el ICA], y miramos las pruebas y los cables subyacentes, y hablamos con las personas que lo hicieron”, dice Patel. Según Patel, los defectos de la ICA comienzan con el corto espacio de tiempo sin precedentes en el que se produjo durante los últimos días de la Casa Blanca de Obama. “En dos o tres semanas no se puede tener una investigación exhaustiva de nada, en términos de interferencia y asuntos de ciberseguridad”.

Patel dijo que la información aún clasificada socava otra afirmación clave: que Rusia ordenó una campaña de ciberhackeo para ayudar a Trump. El informe de la Cámara de marzo de 2018 señaló que los juicios de la ICA, “particularmente en las secciones de intrusión cibernética, emplearon advertencias apropiadas sobre las fuentes y las suposiciones identificadas”, pero estas fueron ahogadas por la insistencia partidista de que Rusia era la culpable.

Con la restricción de discutir el material, Patel dijo que su publicación “daría mucha credibilidad” al escepticismo sobre la afirmación del informe de Mueller de que Rusia llevó a cabo una campaña de interferencia “amplia y sistemática” para instalar a Trump.

Ese escepticismo se vio reforzado en julio de 2019 cuando el equipo de Mueller fue reprendido por un juez de distrito de Estados Unidos por sugerir falsamente en su informe final que una empresa rusa de medios sociales actuó en concierto con el Kremlin. (Los fiscales de Mueller retiraron después el caso contra el conjunto).

“Teníamos múltiples versiones, con redacciones, en diferentes niveles de clasificación que estábamos dispuestos a publicar”, dijo Patel, “pero ese fue, por desgracia, el único informe, que habla directamente de [una ausencia de pruebas concretas] que todavía está sentado en una caja fuerte, clasificada. Y, por desgracia, el público estadounidense -a menos que Biden actúe- no lo verá”.

Confirmando informes anteriores de los medios de comunicación de finales del año pasado, Patel dice que fue la directora de la CIA de Trump, Gina Haspel, quien frustró personalmente la publicación del informe de la Cámara. El informe se encuentra en una caja fuerte en la sede de la CIA en Langley. “La CIA lo tiene en su poder y POTUS decidió no sacarlo a la luz”, dice Patel. No sabe por qué.

Otro conjunto de documentos clave que el público aún no ha visto son los informes del cibercontratista del Comité Nacional Demócrata CrowdStrike, informes en los que el FBI se basó para acusar a Rusia de hackear el DNC. El FBI se plegó a la negativa del DNC de entregar sus servidores para su análisis, una decisión que Patel considera “indignante”.

“El FBI, que es el experto en mirar los servidores y explotar esta información para que la comunidad de inteligencia pueda digerirla y entender lo que pasó, no tuvo acceso a los servidores del DNC en su totalidad”, dijo Patel. “Por alguna escandalosa razón el FBI aceptó que CrowdStrike fuera el árbitro de lo que podía y no podía explotar, y podía y no podía mirar”.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Según Patel, el director general de Crowdstrike, Shawn Henry, un ex alto funcionario del FBI bajo el mando de Mueller, “se aprovechó totalmente de la situación para desgracia del público estadounidense.”

La credibilidad de CrowdStrike sufrió un gran golpe en mayo de 2020 con la revelación de una admisión explosiva de Henry que se había mantenido en secreto durante casi tres años. En diciembre de 2017, un testimonio ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes demostró que había reconocido que su firma “no tenía pruebas concretas” de que los hackers rusos eliminaran cualquier dato, incluidos los correos electrónicos privados, de los servidores del DNC.

“Queríamos que esas declaraciones se desclasificaran inmediatamente después de tomarlas”, recordó Patel. Pero el comité fue “frustrado”, dice, por la Oficina del Director de Inteligencia Nacional bajo el mando de Dan Coats, y más tarde por el representante demócrata Adam Schiff una vez que los demócratas tomaron el control del Congreso en enero de 2018. Según Patel, Schiff “no quería que algunas de estas transcripciones salieran a la luz. Y eso fue extremadamente frustrante”. Trabajando con el sucesor de Coats, Richard Grenell, Patel finalmente forzó la publicación de la transcripción de Henry y docenas de otras el año pasado.

Sin embargo, los informes completos de CrowdStrike en los que se basan el FBI, el abogado especial Robert Mueller y el Comité de Inteligencia del Senado siguen siendo clasificados. Patel dijo que su publicación subrayaría la admisión de Henry, al tiempo que plantearía nuevas preguntas sobre por qué el gobierno utilizó informes de contratistas del DNC -el otro es el dossier Steele de Fusion GPS- para un caso de seguridad nacional de gran importancia que involucra a una campaña republicana rival.

La CIA se basó en otra fuente cuestionable para su afirmación de que Putin ordenó y orquestó personalmente una campaña de interferencia para elegir a Trump: un supuesto topo dentro del Kremlin. El topo ha salido a la luz como Oleg Smolenkov, un funcionario de nivel medio del Kremlin que huyó de Rusia en 2017 hacia Estados Unidos, donde vive con su propio nombre. Según el New York Times, algunos funcionarios de la CIA albergaban dudas sobre la “fiabilidad” de Smolenkov.

Patel dijo que no podía comentar si cree que Smolenkov transmitió información creíble a la CIA. “Estoy en una especie de aprieto en este caso, todavía, con toda la información clasificada que miré, y las desclasificaciones que hemos solicitado, pero que aún no se han concedido”.

Patel sugirió, sin embargo, que quienes han planteado su escepticismo sobre la confianza de la CIA en Smolenkov están tratando “con razón” de “llegar al fondo” de la historia. “Pero hasta que ese producto de la CIA que creamos, y algunos de los otros documentos sean finalmente revelados – si empiezo a hablar de ellos, entonces probablemente voy a conseguir que el FBI llame a mi puerta”.

En su último día completo en el cargo, el presidente Trump ordenó la desclasificación de una carpeta adicional de material de la investigación inicial del FBI sobre Trump y Rusia, Crossfire Hurricane. Una fuente familiarizada con los documentos cubiertos por la orden de desclasificación confirmó a RealClearInvestigations que no contiene la evaluación del comité de la Cámara de Representantes de enero de 2017 que Patel quiere que se publique. Tampoco contiene ninguno de los informes de CrowdStrike utilizados por el FBI.

Además de esos documentos estrechamente guardados, Patel cree que hay aún más que aprender sobre las órdenes de vigilancia fraudulentas sobre Carter Page. El público debería ver “toda la parte del asunto” de la orden FISA final de Carter Page, dijo Patel, así como “el informe de verificación de la fuente subyacente” en el que el FBI trató de justificarla, a pesar de basarse en el dossier Steele. Al leer lo que el FBI “utilizó para apuntalar esa FISA, el público estadounidense puede ver el montón de tonterías en las que se basaron”, añadió Patel. “El público estadounidense tiene que conocer y leer por sí mismo y tomar su propia determinación de por qué su gobierno permitió que esto sucediera. A sabiendas”.

“Y eso no es castigar a toda una agencia. No estamos desprestigiando a todo el FBI por Peter Strzok [el agente del FBI despedido, en parte, por su sesgo anti-Trump] y su pandilla de malhechores. Lo mismo ocurre con la comunidad de inteligencia. Si hicieron alguna chapuza, el público estadounidense tiene derecho a saberlo en una investigación que implica la elección presidencial.”

 

Los Cinco Ojos: La red global de espionaje del imperio británico que nos controla a todos

 

 

Fuentes:

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

The Grayzone — Hidden Russiagate docs expose more misconduct, evidentiary holes: ex-investigator.

Aaron Maté — In Final Days, Trump Gave Up on Forcing Release of Russiagate Files, Nunes Prober Says.

Te puede interesar

Contenidos

Un director técnico de CNN confesó ante periodistas encubiertos que la cadena practica el “arte de la manipulación” para “cambiar el mundo” a través...

Contenidos

MEMORANDO PARA: El Presidente DE: Veteran Intelligence Professionals for Sanity (VIPS) ASUNTO: Evitar la guerra en Ucrania Estimado Presidente Biden, La última vez que...

Contenidos

Los políticos centroamericanos de derechas aplauden el Plan Biden, una estrategia estadounidense que promete inversiones empresariales a cambio de reformas neoliberales. Prometen permanecer en...

Contenidos

La Guerra Desconocida (1979) se realizó como contrapartida a las distorsiones deliberadas de la serie angloamericana The World At War que optó por dar...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon